¿Una oportunidad para un “Concejo Visible” en Barranquilla?

El Concejo Distrital de Barranquilla es el reflejo de la poca discusión pública de la ciudad. La democracia es por excelencia un modelo político basado en el equilibrio de poderes y la deliberación. En Barranquilla hay una escasez crónica de ambas características. Con los nuevos actores en el cabildo, hay una oportunidad para que haya más debate y menos pupitrazos?

Diogenes Rosero
Diogenes Rosero
Director de Foro Costa Atlántica.
97 Seguidores1 Siguiendo

0 Debates

15 Columnas

Columna

133

0

01 de Noviembre de 2017

El Concejo Distrital de Barranquilla es el reflejo de la poca discusión pública de la ciudad En un de la Silla Vacía, se evidencia la poca discusión y el retroceso que ha vivido el cabildo en los últimos años en lo que respecta a cantidad y calidad del debate.   

La democracia es por excelencia un modelo político basado en el equilibrio de poderes y la deliberación. En Barranquilla hay una escasez crónica de ambas características. Proyectos tan importantes como el operador de economía mixta para el sistema de salud, los cupos de endeudamiento para acometer obras y la utilización de vigencias futuras (en este periodo se aprobaría un nuevo cupo de $ 17, 468, 749,999 millones), pasan sin pena ni gloria por el cabildo.

Garantizar la gobernabilidad para el correcto funcionamiento de lo público, es positivo para la ciudad, pero el escaso o nulo debate sobre los proyectos en cuanto a su diseño, consistencia urbanística, costos, impactos ambientales, entre otros, puede ocasionar problemáticas sociales externas o detrimentos patrimoniales futuros.

En esa dirección, tres noticias políticas recientes podrían recuperar la democracia perdida en el concejo.

La llegada del excandidato a la alcaldía del Polo Democrático, Antonio Bohórquez, producto del proceso judicial que se le sigue al suspendido concejal Recer Lee Pérez.

La posible toma de posesión de Ignacio “Chacho” Carbó, un reconocido líder alternativo de la ciudad, que perdió la curul con el expresidente del cabildo José Cadena, en un bochornoso episodio de definición política al azar.

Y la presidencia de Óscar David Galán. Aunque no tan independiente como los anteriores, su juventud y carrera política en ascenso, puede representar una esperanza para recobrar el liderazgo del Concejo en la discusión de los temas de ciudad.

Un elemento trascendental para la inclusión ciudadana en la vigilancia y control de lo público, es la garantía de mantener representantes en los cuerpos colegiados que propongan opciones políticas contrarias o alternativas (Przeworski).

Desde que el Observatorio Concejo Visible quedó inactivo, la Corporación dejó de estar en el radar ciudadano. La discusión sobre el proyecto de presupuesto del 2018 puede ser el momento ideal para recuperar el necesario rol de esta importante institución para la ciudad. En esa tarea, puede ser importante la necesaria articulación con la sociedad civil organizada. Con una acción conjunta, podemos tener más deliberación y menos pupitrazos.