Santos Vs. Maduro

¿Qué papel jugará Santos en este nuevo enfoque de las relaciones con Venezuela?

Jacobo Solano
Jacobo Solano
Escritor
67 Seguidores0 Siguiendo

25 Debates

61 Artículos

Artículo

300

0

28 de Marzo de 2017

La semana que acaba de terminar fue de mucha tensión por la invasión de soldados venezolanos a territorio de Arauquita, donde acamparon y hasta izaron su bandera; lo que repercutió, quizás en el mayor encontrón que hayan tenido Santos y Maduro en lo que va corrido de ambos gobiernos; el jueves, Santos, quien siempre se había mostrado cauto y prudente, le colgó el teléfono, ante los gritos y los insultos de Maduro no le quedó de otra.

Es indudable que Venezuela afronta su peor momento desde que se desencadenó esta crisis humanitaria, la situación interna del país es verdaderamente lamentable; venezolanos escarbando en la basura, colas hasta en las estaciones de gasolina. (Algo insólito por tratarse de uno de los países con mayores reservas petroleras del mundo), éxodo de venezolanos desesperados a cualquier país, ingobernabilidad total de Maduro, el chavismo fracturado por dentro y un vicepresidente acusado de traqueto.

¿Qué papel jugará Santos en este nuevo enfoque de las relaciones con Venezuela? Si lo miramos por su reacción después de colgarle a Maduro, que fue llamar al departamento de Estado de los EEUU, es claro que como buen jugador de póker tratará de hacer una jugada que lo beneficie en este momento, en medio del escándalo Odebrecht, tiene en sus manos una oportunidad de oro para reinventarse y de paso ayudar a Venezuela, tan necesitada de un impulso de la comunidad internacional, que desencadene un efecto dominó, que propicie un cambio en Venezuela y por fin salir de la pesadilla que han sido estos años de relaciones, primero con Chávez y ahora con Maduro, qué mejor que mirar a Washington para trabajar con Trump y al tiempo bajarle presión al tema de los cultivos de coca que tiene tan preocupados los americanos.

Para Trump, sí es estratégico sacar a Maduro, la reunión con Lilian Tintori es una clara señal de que va por él, solo es cuestión de tiempo, en Venezuela la crisis no da espera.

Ojalá el Presidente Santos entienda que lo que viven los venezolanos no es solo cosa de ellos, como argumenta el expresidente Samper, que por mantener su cargo en UNASUR nuca dijo nada. El apoyo de Colombia a Luis Almagro en la OEA, a punto de activar la carta democrática, puede ser el detonante para que Maduro busque un enfrentamiento con un vecino y llamar así al nacionalismo, una manera muy común de los dictadores, con tal de mantener el poder y así, tratar de disipar una situación que ya no tiene reversa, cada día cuesta vidas en su país y marcará un destino siniestro para varias generaciones frustradas, mal alimentadas y por consiguiente, sin futuro.

Se está formando en Venezuela la tormenta perfecta, que finalmente acabe la pesadilla llamada socialismo del siglo XXI, que ha llevado al país a la peor crisis de la historia, para retomar un nuevo orden democrático, pero depende mucho de la comunidad internacional que será liderada por EEUU, con quien Santos siempre quiere tener buenas relaciones y más ahora que inicia un nuevo gobierno y se está apenas estructurando una nueva agenda.

 

 

 

Comentarios