Rechifla a Samper en Valledupar

Samper siempre se ha paseado como Pedro por su casa en Valledupar, sin ningún tipo de sanción social.

Jacobo Solano
Jacobo Solano
Escritor
83 Seguidores0 Siguiendo

25 Debates

72 Columnas

Columna

1150

0

01 de Mayo de 2017

De nuevo, Ernesto Samper se convirtió en personaje del Festival Vallenato.

Pero no por sus chistes en parranda, ni por las fotos que le gusta tomarse a algunos vallenatos con el expresidente para exhibirás como gran trofeo, esta vez, fue por una sonora chiflada en la plaza Alfonso López, más de 10.000 personas que al unísono gritaban ¡8000! ¡Elefante! ¿Por qué pasó algo tan terrible? preguntaría el Representante Chichí Quintero.

Samper siempre se ha paseado como Pedro por su casa en Valledupar. Sin ningún tipo de sanción social, a pesar de haber estado involucrado en el mayor escándalo de la política colombiana, al comprobarse que el cartel de Cali financió su campaña.

Varios factores influyeron en este bochornoso incidente. Muestra que la gente está aburrida de la clase política por la situación del país y el manejo errático de las políticas públicas, además de todos los casos de corrupción y la cascada de impuestos.

No se entiende como Samper, un "gallo jugao" en estrategias no tan santas, dejó ver que no lo es tanto. 

Por pretender protagonismo, cayó en una celada que el mismo se tendió y terminó dándole papaya al enardecido público. El retraso de 2 horas del concurso de Reyes acordeoneros por un evento politiquero, tenía muy molestos a los asistentes; el ministro David Luna, que llegó en representación del gobierno Santos con puntos WiFi gratis, acompañado por el Gobernador, Franco Ovalle y el Alcalde, Tuto Uhía, querían, como siempre, un show. El mismo que hacen con cualquier cosa que entregan, por mínima que sea.

Pero no toda la culpa fue de Samper, la gente también se desahogó por el trato que Santos le ha dado al Cesar y en especial al Festival. Lleva varios años consecutivos sin venir, no se atreve por temor a una chiflada reprimida en el Parque de la Leyenda, por eso envía a sus subalternos a que lean una nota o manda un discurso en video que debió ser suspendido, esta vez fue David Luna con su WiFi

¿Será este un gran anuncio para un departamento donde Santos arrasó con votos? Sin restarle mérito a los puntos WiFi, que son muy buenos, el Cesar necesita más que eso: un Presidente comprometido con obras de gran impacto, pero a Santos, quien vive su peor momento de favorabiliad, 14%, no le da la gana y como no tenemos liderazgo político, nos manosea y nos irrespeta cada vez que quiere. 

Conclusión, todo salió mal. Un acto proyectado para discursos, corte de cinta, fotos y aplausos del pueblo, terminó en una función de circo malo que saco a los actores principales corriendo por la rechifla de la gente, molesta y con razón.

El más perjudicado, Ernesto Samper, el expresidente abucheado.

Fue noticia en todos los periódicos y tendencia en las redes, el medio que está revolucionando la comunicación en el mundo actual. Me imagino que los cepilleros de siempre, desde ya, estarán tramitando un acto de desagravio para el expresidente el año entrante. Lo que sí queda claro es que Valledupar se ha convertido en un termómetro para los políticos; en cuanto a Samper, habrá podido evadir la justicia con el tema del 8.000, pero esta censura quedará en la historia, la condena de una Colombia que aunque parece ingenua, no olvida.