¿Le tocará renunciar a Santos?

Mientras en otros países se ven resultados con expresidentes y funcionarios presos, en Colombia no pasa nada.

Jacobo Solano
Jacobo Solano
Escritor
76 Seguidores0 Siguiendo

25 Debates

68 Columnas

Columna

436

0

13 de Marzo de 2017

El escándalo Odebrecht pica y se extiende, no hay duda, las dos campañas presidenciales fueron penetradas, es un escándalo con la marca Uribe-Santos, ninguno de los dos puede decir nada y ambos tienen que responder. En cuanto al Centro Democrático, ya le costó la cabeza a Oscar Iván Zuluaga, quien por lo menos puso la cara y prácticamente renunció ¿Y lo que le atañe al Presidente de todos los colombianos, al ilustre premio Nobel qué? ¿Seguirá pasando de agache con esta situación que sale a cuentagotas? Primero el millón de dólares de Otto Bula, luego otro millón a la agencia de publicidad Sancho, que manejó la campaña dizque para una encuesta (la encuesta más cara del mundo), ahora unos afiches (los más caros del mundo) por 400.000 dólares en 2010 del entonces candidato de Uribe, surge entonces otra pregunta ¿Sería para pagar la adjudicación de la Ruta del Sol? Y quedan más cabos sueltos, la reunión de los hijos de Uribe en Panamá con Odebrecht; más lo que dijo Miguel Nule, que a ellos los sacaron de forma sucia; más lo que dijo el Contralor Maya en el foro de El Pilón “Esto apenas comienza” ¿Qué saldrá esta semana? Sabrá Mandrake.

Mientras en otros países se ven resultados con expresidentes y funcionarios presos, en Colombia no pasa nada, a pesar de que la bola de nieve vienecon mucha más fuerza. Y Santos sigue empeñado en tapar el sol (la Ruta del Sol) con las manos, explicando que su gobierno fue objeto de intentos de “acercamientos” de esta empresa, pero que no lo lograron ¡No, que va! Están ahogados hasta el cuello. Qué tal la adición de 900.000 millones de las ministras Cecilia Álvarez y Gina Parody, ¿Será que no piensan responder? ¿Y el préstamo del Banco Agrario de 120.000 millones a Navelena- Odebrecht? Sí, señor Presidente, su campaña y su gobierno están untados y tiene que responder; Odebrecht es una máquina siniestra de corrupción que salpicó a todos los estamentos del Estado, funcionarios del más alto nivel; congresistas, ya van 10 en la lista que la Fiscalía pidió a la CSJ investigar, encabezada por el famoso ‘Ñoño’ Elías y el Cesar no podía quedarse atrás, tiene dos mencionados el senador José Alfredo Gnecco y Alfredo ‘Ape’ Cuello. Mientras tanto, el gobierno y el ministro Cristo, también salpicado, tratando de tender cortinas de humo, la semana pasada fue una tal reforma política ¿Cuál se inventarán en estapara evadir responsabilidades? Así mismo, Roberto Prieto, gerente de las dos campañas Santos y cerebro de toda esta podredumbre, ni siquiera se ha dignado a salir a los medios a decir cualquier mentira, aunque sí se nota preocupado y comienza a sumar responsables, ya sindicó a Juan Meza Zuleta, un personaje que en la última era de la siniestra política colombiana, ha estado en altos cargos, desde Samper hasta el escándalo de la FIFA con Bedoya, y eso que son de la alta alcurnia bogotana, donde no existe la corrupción.

En cualquier país civilizado, un presidente metido en semejante lío ya se hubiese ido. Pero estamos en Colombia y si se salvó Samper, con pruebas y testimonios más comprometedores ¿Qué puede esperarse de Santos? Lo mismo, porque en Colombia la legislación está para salvar a los presidentes. Lo único que nos queda, es castigarlos en las próximas elecciones.