Las Mujeres de las Farc y el Twitter

Las mujeres de las Farc quieren la Paz

Kathy Porto
Kathy Porto
Escritora.
98 Seguidores4 Siguiendo

0 Debates

26 Columnas

Columna

541

0

19 de Junio de 2016

Las Mujeres de las Farc y el Twitter

 

Quiero imaginar, como poetisa, que las Mujeres de las Farc son inteligentes, creativas, sensatas, de buen corazón, bellas.

 

La belleza de una mujer que piensa es seductora, sin importar su credo.

 

Todas las mujeres de las Farc tienen Twitter y lo usan con estilo, de elegante manera, sin palabras ofensivas, discriminatorias, prejuiciadas.

 

Ellas quieren reflexionar y acortar distancias al odio, la intolerancia, el estereotipo, el epíteto, la rabia y el dolor.

 

Por lo que les he leído, percibo que quieren abandonar el caos y la Violencia y emprender sendas de Reconciliación.

 

Sueñan, leen, bosquejan una Colombia justa e incluyente.

 

Sus mensajes por Twitter son más interesantes que los de las Mujeres del uribismo: los de una Paloma Valencia o una María Fernanda Cabal.

 

Estas se han vuelto tan monotemáticas que agotan el significado, atacan con libelos y repiten el credo uribista hasta llegar al dogma y el fanatismo.

 

Desde que sigo a , no le he leído consignas comunistoides ya en desuso, como proletario, burgués, imperialismo, régimen, capitalismo asesino...

 

Los mensajes de Yira Castro, comandante de línea dura de las Farc, son sensitivos, precisos, con dominio del lenguaje, la frase pausada, el contenido evocador. Son los mensajes de una mujer diferente a las uribistas, pero no de una Mujer cualquiera.

 

Cita poemas, autores griegos como Esquilo, y, sin duda, se sumerge de manera consciente y profunda en la lectura. Su curiosidad es infinita y su verbo conecta de inmediato y obliga al análisis.

 

María Fernanda Cabal y Paloma Valencia, que de Paloma nada tiene, con su ser pillo paga, régimen castrochavista, Santos narcoterrorista, se tornan reiterativas, extenuantes, agotadoras.

 

¿Estas uribistas pura sangre creen que descalificando conseguirán seducir un electorado?

 

Colombia, a pesar de su Tragedia, tiene gente que sabe pensar y distinguir. El pueblo, a quienes ellas subestiman, sabe razonar. Y no precisamente por twitter, sino en la tienda de barrio, en una esquina o en el mercado público.

 

Todos estamos cansados del Odio, de la guerra, de las minas quiebrapatas que nos impiden conocer las hermosas veredas colombianas.

 

Convido a las Mujeres uribistas a que, en vez de una "histérica" resistencia civil a la paz con las Farc, se sienten a dialogar con las inteligentes y lectoras Mujeres de las Farc. De mujer a mujer, con gran contenido de nuevas ideas que lideren una Colombia más justa, incluyente y moderna.

 

Seguro que saldrán liberadas de prejuicios y, en especial, de "cantaletas".

 

Si los Hombres del Poder, incluidos los Hombres de las Farc, no han hecho nada grandioso o relevante por Colombia, sino destruirla, empobrecerla, sembrarla de odio y rencor, ¿por qué las mujeres colombianas, todas, no enderezamos el Destino al que nos han sometido y les enseñamos que Sí se puede Abandonar el crimen y la violencia?

 

La mujer colombiana empieza a reescribir una nueva Historia de Colombia.

Kathy Porto Fadul