Francisco Miranda en la Red Cachaca

- 19 de Marzo

195 Seguidores

Buenos días, miembros de la...

Buenos días, miembros de la red La Silla Cachaca. Informados de la decisión de la Corte Constitucional de revivir el proceso de revocatoria de mandato del alcalde Gustavo Petro, ¿qué opinan de la eventualidad de esa convocatoria a urnas en medio de la actual campaña a la alcaldía para octubre?
Este es mi aporte: la democracia participativa, bien escasa y poco efectiva en Colombia, debe primar sobre los válidos argumentos de conveniencia política, recursos financieros y timing.

Debate

Jaime Castro en la Red Cachaca

Ex alcalde de Bogotá, ex congresista y ex constituyente

- 17 de Marzo

188 Seguidores

Cada cosa en su momento

Deben distinguirse las elecciones nacionales (Presidente y Congreso), de las territoriales (alcaldes y gobernadores), porque son diferentes su contenido y alcances. En las primeras se debaten y definen temas comunes a todo el país (relaciones internacionales, políticas económicas, conservación del orden público) y en las segundas, asuntos de carácter regional o local que inciden de manera directa en las condiciones y calidad de vida de quienes habitan determinado municipio o departamento (servicios públicos domiciliarios, saneamiento básico, transporte urbano).
Además, en todas partes la ciudadanía suele repartir territorialmente el poder: vota nacionalmente por una corriente o partido y localmente por corriente o partido distinto. Con otras palabras, evita la concentración del  poder y genera la convivencia o cohabitación de diferentes fuerzas políticas.
Para evitar que las elecciones nacionales ahoguen las territoriales y que los hombres nacionales por su prestigio y los recursos nacionales por su volumen, anulen el debate de los temas locales y regionales, nuestra Constitución, art. 262, dispone que “la elección de Presidente y Vicepresidente no podrá coincidir con otra elección” y que “la de congreso se hará en fecha separada de la elección de autoridades departamentales y municipales”.
Sin embargo, hay quienes buscan nacionalizar y presidencializar las elecciones de octubre.  Pretenden volverlas la tercera vuelta de las pasadas presidenciales y las primarias de las del 2018. Lo hacen porque no tienen propuestas sobre los temas territoriales. Solo les interesa elegir alcaldes y gobernadores que les ayuden electoralmente en sus campañas al congreso y a las presidenciales del 2018.
Al sistema político y a la ciudadanía conviene exigir que ahora se debatan los temas territoriales y no los nacionales. Sobre estos últimos la ciudadanía se ocupará  la ciudadanía cuando sea convocada a debatirlos y definirlos.

Debate

Mario Noriega en la Red Cachaca

Gerente MN+A y Profesor universitario

- 15 de Marzo

195 Seguidores

El decreto de los “rascacielos”

 Los proyectos urbanísticos de importancia en el mundo, como podría ser la renovación de algún sector de la ciudad, resultan de combinar por lo menos dos cosas. Primero,  la expedición de las normas urbanísticas que orienten las intervenciones que se deben realizar.  Segundo, las intervenciones  físicas como construcción de vías,  sistemas de transporte, equipamientos  comunitarios y redes de servicios públicos. Unas las desarrolla el sector público, otras el sector privado. En el caso actual de Bogotá sólo se expiden las normas urbanísticas.
Un  ejemplo reciente y arriesgado, porque espera que el desarrollo de la ciudad dependa de la aplicación de la norma, y de la buena voluntad de promotores inmobiliarios y constructores,  es la expedición del decreto 562 de 2014, "Por el cual se reglamentan las condiciones urbanísticas para el tratamiento de renovación urbana, se incorporan áreas a dicho tratamiento, se adoptan las fichas normativas de los sectores con este tratamiento y se dictan otras disposiciones. "
El decreto afecta la mayoría de las zonas residenciales  de Bogotá entre la calle 127 y  calle 6, y la Avenida de los Cerros (Circunvalar) y la Avenida Longitudinal de Occidente (carrera 96).  Esto es una porción gigantesca de la ciudad en la que pueden aparecer en cualquier sitio edificios de cuarenta o más pisos.   
Mi hipótesis, que quiero someter al análisis de los participantes de la Silla Cachaca,  es que los efectos  desastrosos de este decreto no han sido medidos ni siquiera por la Administración Distrital.  Y me refiero, por ejemplo,  al impacto negativo de la densificación incontrolada sobre el tráfico vehicular  y la demanda de servicios públicos; y al deterioro irreversible del espacio urbano que se genera con “rascacielos” construidos en cualquier lugar. Si hubiera conciencia sobre lo que va a pasar no se hubiera expedido este decreto.
Con este decreto, que es un POT (Plan de Ordenamiento Territorial) disfrazado, planteado a última hora por la Administración Distrital para congraciarse con constructores y promotores inmobiliarios, se ha generado probablemente la norma más permisiva que  ha visto la ciudad en su historia reciente.  Ahora el promotor inmobiliario, a cambio de un pago mínimo, logra una utilidad inmensa construyendo lo que más pueda.  El límite máximo de altura y edificabilidad lo espera manejar la Administración Distrital utilizando la copia de una norma de aislamientos contra las construcciones vecinas “tipo ponqué” que se adoptó en Nueva York en 1916 y  ya no se utiliza (ver Galería).
Si esta discusión avanza podremos ir explorando varios temas: ¿hasta dónde es eficiente densificar la ciudad? ¿la densificación genera más espacio público por persona? ¿es posible hacer renovación urbana sólo con decretos? ¿porqué ningún candidato se ha manifestado sobre este tema , si el decreto fue expedido hace tres meses? ¿qué opina la Sociedad Colombiana de Arquitectos? ¿y Camacol?...etc, etc.

Debate

Diego Laserna en la Red Cachaca

Activista del Combo2600

- 12 de Marzo

335 Seguidores

La Silla ¿Cachaca?

Me encanta la idea de tener una cantidad de apasionados por Bogotá discutiendo sobre cómo la ciudad puede funcionar mejor. Con ese objetivo arrancamos hace tres años el Combo2600 y estoy muy agradecido que me hayan invitado a participar en este espacio. Pero hay algo que me molesta de la palabra “cachaca”. Primero no sé cuántos de los casi ocho millones de personas que viven en Bogotá se sientan identificadas por esa palabra. Muchos son nacidos en otros sitios de Colombia y llegaron a Bogotá en busca de oportunidades. La palabra “cachaco” los excluye de tajo de la discusión y parece sugerir que encontrarle el camino a Bogotá es problema solo de los que llevan muchas generaciones acá (que son muy muy pocos). Porque “cachacos” adoptivos no hay. Segundo, no nos digamos mentiras. El uso más vigente del termino “cachaco” no es en Bogotá, es en la costa y pinta un tipo blaaaanco, embadurnado en bronceador y con medias en la playa, es decir, fuera de lugar. Una imagen de la cual es difícil estar orgulloso. Bogotá es hoy una ciudad muy diferente a la ciudad que representa el cachaco. Es una ciudad prospera, vibrante y multicultural. Tal vez el unico lugar de Colombia donde confluyen personas de todos los rincones del país. Esos son los atributos de los cuales toca estar orgulloso y que toca rescatar. El cachaco, como el dodo, se extinguió y es hora de que todos los que vivimos acá empecemos a reconocernos como bogotanos independiente de donde hayamos nacido.

Debate

Francisco Miranda en la Red Cachaca

- 11 de Marzo

195 Seguidores

¡Empecemos la conversación!

Hola a todos. En primer lugar quiero agradecer a Juanita León y el equipo de La Silla Cachaca por incluirme en este grupo. Un saludo a todos los demás miembros de esta red, con muchos de los cuales ya me conozco en la "vida real". Quiero poner un tema sobre esta mesa virtual- perdón, silla- y se trata de las elecciones de octubre próximo. Hace unas dos semanas, con 17 minutos de diferencia, Rafael Pardo y Clara López, aspirantes a la Alcaldía capitalina, escribieron en su cuenta de twitter un mensaje casi idéntico: "Bogotá será la capital de la paz". Ayer el presidente Santos incluyó a López en la Comisión Asesora de Paz. Veo que surge una especie de "primarias por la paz" entre Pardo y López sobre quién aprovechará esa agenda- si es de aprovechar- para los comicios futuros. Le pregunto a la red: ¿le ven algún sentido a este pulso por la paz y quién lo iría ganando? y en segundo término: ¿la agenda de paz terminará por ahogar otras agendas quizás más importantes desed el punto de vista urbano? Saludos de nuevo a todos.

 

Debate

Juanita León en la Red Cachaca

periodista

- 10 de Marzo

560 Seguidores

El turno es ahora para Bogotá

La Silla Cachaca es una plataforma virtual de diálogo alojada en La Silla Llena que busca promover discusiones plurales, fundamentadas e informadas sobre cómo podemos mejorar la calidad de vida en Bogotá.

Con esta iniciativa, concebida bajo un modelo de alianza entre La Silla Vacía y Bancolombia, pretendemos que aquellos que han dedicado su vida a pensar la ciudad, sus problemas y las soluciones posibles y aquellos que mayor capacidad tienen de transformarla se reúnan y pongan en común pensamientos y acciones para mejorar la calidad de vida en la ciudad.

Columna