¡Que gracias, patos!

El tema de colados en TransMilenio se salió de control, ya hay un grupo (demasiado grande) que lo hace y justifica. Pueden ser más de 250,000 colados al día, 10-15 en cada bus lleno, que nos quitan a los demas $200 pesos de cada pasaje. Bienvenida la campaña "TodosPagamosElPato", que debe ir acompañada de mejoras en el servicio y control policial..  

Dario Hidalgo
Dario Hidalgo
Director de la Práctica de Transporte - Centro WRI Ross de Ciudades Sostenibles
157 Seguidores129 Siguiendo

3 Debates

20 Columnas

Columna

1043

0

20 de Abril de 2017

Al deterioro del servicio de TransMilenio, continuo por varios años, se suma la espiral creciente y perversa de los colados.  Hoy vimos el lanzamiento de la campaña #TodosPagamosElPato, donde un Donald criollo (amarillo rechinante y con ojos de loco) se convierte en el símbolo de 250,000 o más colados que diariamente abusan de nuestro sistema de transporte masivo, de sus usuarios y del resto de contribuyentes bogotanos.

Una colección (pequeña) de trinos-respuesta:

--“En realidad los únicos que se perjudican es a los dueños porque así se colen o no siempre nos meten en un cajón con ruedas a punto de dañarse”

--“Pff todos los días se paga el pato con mal servicio, robo, buses rotos… que no es peor que eso? Sean lógicos por favor!

Y así… múltiples justificaciones basadas principalmente en que el servicio es deficiente, la operación es privada, los pasajes subieron y son caros. Así se ve todo junto:  

Nube de Palabras con

 

Algunas lecciones del intercambio tuitero:

1. La campaña me parece ingeniosa, genera reacción inmediata y recordación. Colados son patos, y el pato lo pagamos entre todos (peor servicio, menos ingresos, deterioro de las estaciones, creciente subsidio desde nuestros impuestos).  Sigue la tradición de cultura ciudadana de Mockus, que tanto efecto positivo tuvo en el cambio de milenio.

2.La mejora del servicio es urgente. Lo que se ha hecho (cambios de rutas, eliminación de algunas, desbloqueo de intersecciones, tapada de lozas rotas) parece insuficiente.  La lista de cosas por hacer es clara (Ver). Seguirá siendo difícil controlar colados, ladrones, abusadores de mujeres y vendedores ambulantes, en un sistema que no ofrece el servicio que las personas merecemos. Hay inversiones en preparación y otros procesos en marcha (Metro, más troncales, extensiones, ampliaciones), que seguro mejorarán las cosas en el tiempo, pero también necesitamos cosas urgentes.   

3.Toca acompañar el impacto del pato, con medidas específicas de control, desde infraestructura (barreras, torniquetes altos, puertas más aguantadoras), policía (retención de colados para cursos pedagógicos y multas, aunque sean de difícil cobro), y solidaridad, porque el pato lo pagamos todos.

A todos los que justifican colarse ¡Que gracias, patos!