Novena Semana de la Bici – Un Balance

La Novena Semana de la Bici estuvo llena de actividades de todo tipo, desde ciclo-paseos hasta eventos académicos.  Nos dio la oportunidad de reconocer, una vez más, la importancia de la bicicleta como medio de transporte, de recreación, de salud y de construcción de una ciudad más equitativa, solidaria y feliz.  También de recordar que tenemos muchos retos.

Dario Hidalgo
Dario Hidalgo
Director de la Práctica de Transporte - Centro WRI Ross de Ciudades Sostenibles
191 Seguidores129 Siguiendo

3 Debates

28 Columnas

Columna

145

0

14 de Noviembre de 2016

“La bici es un arma de construcción masiva” , autor de Biciosos

La estuvo llena de actividades de todo tipo, desde ciclo-paseos hasta eventos académicos.  Nos dio la oportunidad de reconocer, una vez más, la importancia de la bicicleta como medio de transporte, de recreación, de salud y de construcción de una ciudad más equitativa, solidaria y feliz.  También de recordar que tenemos muchos retos, en mejora de la seguridad, la infraestructura, la cultura ciudadana, para seguir creciendo y disfrutando este aparato, que tiene más de cien años y es el vehículo del presente y el futuro de la movilidad sostenible.

Reporto aquí algunas de las cosas que pasaron, con la intención de documentar un poco las reflexiones y necesidades. Sé que es muy incompleto; invito a complementarlo con sus comentarios.

Ciclopaseos

La felicidad de recorrer la ciudad en grupos numerosos y hacer “masa crítica” se dio en la ahora reconocida “”, el Lunes 7 de Noviembre.  Un invento del historiador Miguel Olaya () y sus amigos, nos permitió dar una vuelta de 65 kilómetros por varias plazas fundacionales: desde la Plaza de Bolívar, Bosa, Fontibón, Engativá, Suba y Usaquén.  Partimos más de 60 personas (terminaron 30) a través de la ciclovía y ciclo-rutas (casi todo el tiempo) con apoyo de la Secretaría de Movilidad, el IDRD y la Secretaria de Cultura (que nos envió unos buenos guías que nos contaron algo más de la historia de Bogotá y de los municipios anexados en ).

()

Para alguien que no recorre esos pasos de la ciudad de forma frecuente fue muy gratificante ver que la ciudad ofrece mucha infraestructura protegida para los usuarios de bicicleta, y ver tanta gente usando esa infraestructura.  La NQS (Autopista Sur), la Avenida Bosa, la Avenida Ciudad de Cali (en el sur y en el norte), la Avenida José Celestino Mutis (Calle 63 al norte del Aeropuerto), la Transversal de Suba, cuentan con buenas ciclo-rutas y en la mayoría de los sitios no compiten con el espacio del peatón.  Más impresionantes aún son la Alamedas El Porvenir (17 km de espacio público sólo para peatones y bicis conectando Bosa, Kennedy y Fontibón) y la Alameda del Rio Bogotá que conecta el Parque de la Florida (lleno de gente en festivo) con el Puente de Guadua.   También muy chévere el recorrido alrededor del Humedal de Juan Amarillo, en una ciclovía-parque lineal que sigue hasta los cerros (conexión del Canal Rio Negro con el Parque del Virrey). 

El recorrido estuvo lleno de sol, hasta las 3pm cuando se soltó un aguacero propio de esta temporada invernal y nos espantó a varios.  Pero el grupo (reducido) terminó feliz la vuelta Cabeza de Marrano en Usaquén, y seguro repetirá en nuevas ocasiones.  Para llamar la atención: la falta de pensar realmente en el usuario ciclista en los cruces.  Los puentes peatonales son largos y obligan a subir y bajar de la bici.  Tal vez de día de paseo este bien, pero para quienes la usan a diario (ya más de 6% de los viajes en la ciudad) resultan incómodos.  También hay problemas de mantenimiento y señalización en algunas partes.  Las barandas de la ciclorruta de la Avenida Bosa están en muy mal estado y tramos de las ciclorrutas que construyó el Acueducto hace 16 años tienen muchas grietas.  Por último, el paso por el Cementerio El Apogeo es muy difícil, con el espacio público invadido de ventas de flores y demasiado conflicto entre peatones y ciclistas.

Con mucha más concurrencia que esta vuelta larga, se hicieron varios ciclo-paseos adicionales.  Se destaca el CPM que remató el evento académico Ruada Lab (ver abajo) y el organizado por el (festivo). El Ciclopaseo nocturno reconoció también la lucha contra la diabetes, en que la bici tiene un buen papel preventivo al ayudarnos a cumplir las recomendaciones de actividad física que nos dan los médicos (y que recoge la Organización Mundial de la Salud).  Lo terminaron armando una bicicleta gigante, con más de 300 personas. 

Foto: Ciclopaseo de los Miercoles, Andrés Felipe Vergara

Cabe recordar que los colectivos ciclistas, como , , , y el CPM, entre otros, organizan semanal o quincenalmente recorridos para animar a más personas a usar la bici.  Esto ha sido uno de los factores más efectivos en el crecimiento del uso de la bicicleta entre los bogotanos y merece reconocimiento. Los colectivos también han sido efectivos en llamar la atención al Concejo y a la Administración sobre las necesidades de los bici-usuarios.  En los últimos años, además de solicitudes de infraestructura han sido muy vocales en el tema de seguridad personal (incremento grave de robo de bicicletas).  Allí hay mucho por hacer.

Actividades Académicas

Destaco cuatro eventos: la conferencia , la , el y la agenda académica de . No estuve en todas, pero si pendiente de algunas de las discusiones. 

RuedaLab, apoyado por el , la , entre otros, busca ser el principal encuentro de investigación en el tema de la bicicleta en América Latina.  Hizo una convocatoria abierta de ponencias y recibió contribuciones de toda la región.  Participaron como invitados especiales el investigador ; , , y , además de ponentes de toda la región.  Un esfuerzo inicial valioso, que complementa otros encuentros de activistas como el y el

El debate más interesante, desde mi punto de vista, estuvo alrededor del papel de la ciclovía dominical en la construcción de movilidad sostenible. Julio Dávila nos sorprendió con la frase “” y le siguió la idea hablando del . Una consulta informal en -twitter arrojó el siguiente resultado

Al día siguiente, la Dra. Olga Lucía Sarmiento nos mostró en la salud, en la construcción de capital humano, e incluso en el impulso al uso de la bici cotidiano.  De una forma u otra todos los usuarios de bici de hoy tuvimos acceso a la ciclovía y muchos seguimos siendo usuarios frecuentes.

Fue también interesante ver la investigación sobre bicicleta y género en Bogotá. Mientras 23% de las usuarias de bici son mujeres entre nosotros, 52% son usuarias en Holanda, donde es “tan normal como caminar y muy seguro (sin casco)” en palabras de Natalia Piñeres de la Embajada de los Países Bajos. De acuerdo con las investigadoras Maria Daniela Pinillos y Lenor Cruz de la , mujeres no usan tanto la bici en Bogotá por miedo a la inseguridad y falta consideración de sus necesidades especiales de viaje.

Por su parte la reunión de , apoyada por la Organización Panamericana de la Salud, mostró el avance de estos programas en distintas ciudades de la región, resaltando el liderazgo de Bogotá (el programa más grande, con más participación e influencia).  Durante el evento se anunció la buena noticia de ¡Muy bien!  Ojalá también consideren ampliación de horario, aunque sea difícil por el tema de los turnos de los voluntarios, policías bachilleres y guardianes de la ciclovía.

En el , organizado por el Instituto Distrital de Participación Comunitaria, se destacó el papel de la bici en la construcción de comunidad. Se insistió en la necesidad de mejora de las condiciones de seguridad, continuidad de infraestructura, y oportunidad para crecer el uso de bicicletas por mujeres. El evento destacó a las heroínas urbanas, como y .

Y en Expobike se realizó el evento apoyado por la y con participación del Ministerio de Transporte y el Área Metropolitana del Valle de la Aburrá, entre otros.  Interesantes debates, por ejemplo: , con participación de su gestora ; bicicletas públicas, con la participación de de la AMVA; y ciclomotores, con puntos de vista de y Mintransporte.

De esta rica agenda académica me queda el buen sabor de un creciente debate en torno a la movilidad sostenible y el uso de la bici, pero siento que hablamos mucho entre nosotros y no hay suficiente intercambio con tomadores de decisión y la comunidad más amplia.  De hecho, los asistentes estas actividades son apenas una pequeña fracción de los visitantes al Salón del Automóvil (a pesar que tenemos más de la mitad de viajes en bici que en carro).  

Otros cuentos

La Secretaría de Movilidad destacó en sus comunicaciones durante la semana la , el para Estacionamientos y el .  La carrera “oficial” fue ganada nuevamente la bicicleta; una semana antes había quedado cuarta en la (donde un carro eléctrico se impuso, seguida por un taxi y una patineta motorizada). En ambos casos se vieron mal TransMilenio y el SITP, denotando la importancia de mejorar sus condiciones de servicio al seguir siendo los principales modos de viaje de los bogotanos.

El Sello Calidad Bici para Estacionamientos destaca los negocios que ofrecen facilidades especiales para el deposito seguro de bicicletas, más allá de la norma legal.  Muestra un trabajo conjunto del sector privado con la administración.  Algunos destacados son Colpatria, Bavaria y CityParking.  Queda mucho por trabajar para que aumentemos la oferta (o por lo menos se cumpla el acuerdo x del Concejo sobre obligatoriedad de estacionamiento de bicis en parqueaderos públicos).

Por último, el Juego de Roles ayuda a mejorar las condiciones de seguridad de los usuarios de bicicleta al hacer que conductores de buses del SITP vivan su experiencia. Muy interesante ejercicio que deja huella en los participantes; espero mayor conciencia y cumplimento de la norma de sobrepaso a 1.5 metros. 

Epílogo  

La semana deja muchas , presentaciones y alguna huella en medios.  En el .  Eso puede seguir ayudando a la promoción, entendimiento de los temas faltantes, y celebración de la bici. Muy importante el rol de los colectivos, que, desde el voluntariado y la goma, impulsan el pedaleo.  Pero también muy importante que salgamos del círculo de académicos, activistas y funcionarios y lleguemos a una población más amplia y a los tomadores de decisión. 

Siento que se ha hecho un gran avance en el reconocimiento de la bici como modo de transporte (incluso ya tenemos ), de sus bondades para recreación, construcción de capital humano, salud y medio ambiente, y de los problemas que afrontamos en seguridad vial, seguridad personal, uso por mujeres y niñas, y falta de reglamentación de ciclomotores y ciclo-taxismo.  Tuvimos una buena semana, que sean muchas más.