Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

¿Qué puede esperar Bogotá de Duque?

El nuevo presidente tendrá retos en temas como la infraestructura, la política ambiental, movilidad, seguridad, entre otros. Expertos de la Red Cachaca hablan sobre las expectativas.

Debate

1747

9

09 de Agosto de 2018

La Silla Llena
La Silla Llena
La Red de Voces Informadas de La Silla Vacía
66 Seguidores0 Siguiendo

16 Debates

77 Columnas

Respuestas al Debate (9)

Diego Laserna

08 de Agosto

429 Seguidores

Iván Duque no parece tener posiciones propias sobre Bogotá. Lo que va a hacer es apoyar a Peñalosa en sus iniciativas más grandes, como el metro, las Alianzas Público Privadas para construir las obras en las entradas a Bogotá, el Regiotram, entre otros.

También se puede esperar que apoye con especial énfasis la agenda que ha promovido Probogotá, que es una organización financiada por grandes empresas de la ciudad, dentro de la que se incluyen propuestas como la segunda vuelta en las elecciones de la Alcaldía y el aumento del número de policías.

Sin embargo, lo más probable es que Bogotá no sea uno de los ejes centrales del gobierno Duque, pues no ha mostrado que haya estudiado a fondo los problemas de la ciudad.

Iván Duque no parece tener posiciones propias sobre Bogotá. Lo que va a hacer es apoyar a Peñalosa en sus iniciativas más grandes, como el metro, las Alianzas Público Privadas para construir las obras en las entradas a Bogotá, el Regiotram, entre otros.

También se puede esperar que apoye con especial énfasis la agenda que ha promovido Probogotá, que es una organización financiada por grandes empresas de la ciudad, dentro de la que se incluyen propuestas como la segunda vuelta en las elecciones de la Alcaldía y el aumento del número de policías.

Sin embargo, lo más probable es que Bogotá no sea uno de los ejes centrales del gobierno Duque, pues no ha mostrado que haya estudiado a fondo los problemas de la ciudad.

Omar Oróstegui Restrepo

08 de Agosto

197 Seguidores

Hasta que no se presente el Plan de Desarrollo y se asegure la financiación es difícil establecer qué puede esperar la ciudad del nuevo gobierno. Sin embargo, hay ciertos temas en los que es importante que éste ayude a Bogotá.

En seguridad no sólo se necesitan nuevos policías, sino hacer una inversión importante en equipamiento tecnológico y construcción de infraestructura, fortalecer los servicios de inteligencia, así como los servicios de justicia. También se necesita mejorar la infraestructura carcelaria, y saber si el nuevo Gobierno apoyará el modelo de cárceles distritales. También se debe buscar que existan nuevas herramientas para combatir los hurtos a person...+ ver más

Hasta que no se presente el Plan de Desarrollo y se asegure la financiación es difícil establecer qué puede esperar la ciudad del nuevo gobierno. Sin embargo, hay ciertos temas en los que es importante que éste ayude a Bogotá.

En seguridad no sólo se necesitan nuevos policías, sino hacer una inversión importante en equipamiento tecnológico y construcción de infraestructura, fortalecer los servicios de inteligencia, así como los servicios de justicia. También se necesita mejorar la infraestructura carcelaria, y saber si el nuevo Gobierno apoyará el modelo de cárceles distritales. También se debe buscar que existan nuevas herramientas para combatir los hurtos a personas. Este tema va más allá de la ciudad.

En movilidad es importante que, además de infraestructura aeroportuaria y vial, la nación se involucre en ayudar a resolver los problemas financieros del SITP y el desbalance económico que hay entre la tarifa técnica y la tarifa al usuario. También es necesario que continúe apoyando con recursos la apuesta por el metro y se involucre en el tema de logística y carga Bogotá-Región.

Se debe comenzar la discusión sobre la sostenibilidad ambiental de la ciudad y con ello el crecimiento del parque automotor. El gobierno nacional debe promover un marco regulatorio que incluya herramientas para controlarlo o transformarlo hacia un modelo sostenible.

En educación, el Ministerio expidió una resolución que establece nuevos parámetros de jornada única, entre los que se hacen nuevas exigencias con impactos financieros a la ciudad. Es importante que el nuevo Gobierno revise esta política.

En lo ambiental, es necesario desarrollar incentivos tributarios y una política definida que permitan que la ciudad transite hacia tecnologías limpias. Esto es un asunto del Congreso, por lo que se necesita la iniciativa del Presidente.

Mario Noriega

08 de Agosto

243 Seguidores

El gran reto para la Bogotá de Iván Duque va a ser Bogotá Región. Para Duque la perspectiva debe ser regional. Es necesario que se organice el crecimiento de la ciudad y los municipios aledaños, evitando que la primera crezca mientras los segundos decrecen.

En eso, Duque tiene que establecer una posición sobre si va a irse con la visión que tiene el alcalde Enrique Peñalosa de que Bogotá debe andar por su cuenta, o si va a proponer una nueva perspectiva que promueva la integración.

Además, el Presidente debe tomarse el tiempo de evaluar el proyecto del Metro y de Transmilenio por la Séptima, en tanto estos no cuentan con estudios detallados y suficientes.

El gran reto para la Bogotá de Iván Duque va a ser Bogotá Región. Para Duque la perspectiva debe ser regional. Es necesario que se organice el crecimiento de la ciudad y los municipios aledaños, evitando que la primera crezca mientras los segundos decrecen.

En eso, Duque tiene que establecer una posición sobre si va a irse con la visión que tiene el alcalde Enrique Peñalosa de que Bogotá debe andar por su cuenta, o si va a proponer una nueva perspectiva que promueva la integración.

Además, el Presidente debe tomarse el tiempo de evaluar el proyecto del Metro y de Transmilenio por la Séptima, en tanto estos no cuentan con estudios detallados y suficientes.

Dario Hidalgo

08 de Agosto

260 Seguidores

Iván Duque dará continuidad al metro de acuerdo con el proceso en marcha. Eso es valioso en la medida que ya se han logrado firmar créditos para su financiamiento y el Distrito ha anunciado apertura de licitación al final de año. También puede darse continuidad al apoyo de troncales de Transmilenio para las que ya hay un documento Conpes de declaración de importancia estratégica: Av. 68 y Av. Cali.

Se puede esperar que el apoyo que anunció el Presidente a la transición a vehículos eléctricos implique financiamiento o exenciones tributarias a flotas de buses. Allí hay trabajo del Centro Democrático en Bogotá liderado por los concejales Diego Molano y por Ángela Garzón, que muy posiblemente reciba respaldo nacional.

Es importante que se aclare la política general de transporte urbano. Bogotá enfrenta un déficit del SITP que supera los $580 mil millones al año. El pasado plan de desarrollo autorizó cobros por congestión, contaminación y estacionamiento, pero el Concejo no los ha aprobado (CD y otros miembros de partidos que apoyan al Presidente, así como la oposición los ha rechazado). El déficit en Bogotá y el resto de ciudades requiere apoyo nacional, por ejemplo con incremento a la sobretasa a los combustibles o de impuestos de vehículos, que son impuestos nacionales de uso local. La afirmación general de menos impuestos que hacen el Presidente y su partido puede hacer esto difícil, pero el déficit hay que cubrirlo, al tiempo que se mejore calidad del transporte público y se reduzca la evasión.

Tampoco es claro si habrá apoyos a la bicicleta y movilidad peatonal; ni temas de seguridad vial urbana, donde la gestión de velocidad es fundamental dado el alto número de peatones, motociclistas y ciclistas que fallecieron en accidentes de tránsito. Queda el interrogante de si continuará la Visión Cero, promovida por Alejandro Maya en la Agencia Nacional de Seguridad Vial, como base de política de seguridad vial.

Iván Duque dará continuidad al metro de acuerdo con el proceso en marcha. Eso es valioso en la medida que ya se han logrado firmar créditos para su financiamiento y el Distrito ha anunciado apertura de licitación al final de año. También puede darse continuidad al apoyo de troncales de Transmilenio para las que ya hay un documento Conpes de declaración de importancia estratégica: Av. 68 y Av. Cali.

Se puede esperar que el apoyo que anunció el Presidente a la transición a vehículos eléctricos implique financiamiento o exenciones tributarias a flotas de buses. Allí hay trabajo del Centro Democrático en Bogotá liderado por los concejales Diego Molano y por Ángela Garzón, que muy posiblemente reciba respaldo nacional.

Es importante que se aclare la política general de transporte urbano. Bogotá enfrenta un déficit del SITP que supera los $580 mil millones al año. El pasado plan de desarrollo autorizó cobros por congestión, contaminación y estacionamiento, pero el Concejo no los ha aprobado (CD y otros miembros de partidos que apoyan al Presidente, así como la oposición los ha rechazado). El déficit en Bogotá y el resto de ciudades requiere apoyo nacional, por ejemplo con incremento a la sobretasa a los combustibles o de impuestos de vehículos, que son impuestos nacionales de uso local. La afirmación general de menos impuestos que hacen el Presidente y su partido puede hacer esto difícil, pero el déficit hay que cubrirlo, al tiempo que se mejore calidad del transporte público y se reduzca la evasión.

Tampoco es claro si habrá apoyos a la bicicleta y movilidad peatonal; ni temas de seguridad vial urbana, donde la gestión de velocidad es fundamental dado el alto número de peatones, motociclistas y ciclistas que fallecieron en accidentes de tránsito. Queda el interrogante de si continuará la Visión Cero, promovida por Alejandro Maya en la Agencia Nacional de Seguridad Vial, como base de política de seguridad vial.

Carlos Felipe Pardo

08 de Agosto

245 Seguidores

Desde el año 2000 la política de transporte en Bogotá ha sido esencialmente la misma, y no necesariamente ha sido mala. En esto se puede esperar una continuidad en el gobierno de Duque porque no hay razones para pensar que haga cambios sustanciales. Además, lo más probable es que apoye las políticas y proyectos de Enrique Peñalosa.

A eso se suma que en los últimos días se firmaron resoluciones sobre infraestructura y el tratamiento a formas de transporte como los bicitaxis. Dado que esos son temas ya firmados y discutidos, también se puede esperar continuidad.

Donde sí se puede esperar un cambio es en la política sobre plataformas digitales como Uber o Cabif...+ ver más

Desde el año 2000 la política de transporte en Bogotá ha sido esencialmente la misma, y no necesariamente ha sido mala. En esto se puede esperar una continuidad en el gobierno de Duque porque no hay razones para pensar que haga cambios sustanciales. Además, lo más probable es que apoye las políticas y proyectos de Enrique Peñalosa.

A eso se suma que en los últimos días se firmaron resoluciones sobre infraestructura y el tratamiento a formas de transporte como los bicitaxis. Dado que esos son temas ya firmados y discutidos, también se puede esperar continuidad.

Donde sí se puede esperar un cambio es en la política sobre plataformas digitales como Uber o Cabify. Lo que dejó Santos ha sido perjudicial para todos los actores: taxis, usuarios y gobierno. Se puede esperar que Duque reevalúe esas posiciones y haga políticas basadas en lo que se ha hecho en otros lugares del mundo.

Stefan Ortiz

08 de Agosto

283 Seguidores

De Iván Duque no se pueden esperar muchas cosas nuevas. El primer año de gobierno es más de empalme y de terminar proyectos dejados por el gobierno anterior, y en Bogotá coincidirá con el último año de Peñalosa. Lo único que se puede esperar es que avancen temas que ambos tienen en común, como la economía naranja y el metro.

Lo demás dependerá de quién llegue a la Alcaldía en el 2019. Si llega un gobierno de izquierda o de centroizquierda se presentará la oportunidad de que Duque materialice el mensaje de consensos que ha repetido. Será necesaria una mayor y mejor concertación en temas como la Reserva Van der Hammen.

Otro punto importante es sobre Suma...+ ver más

De Iván Duque no se pueden esperar muchas cosas nuevas. El primer año de gobierno es más de empalme y de terminar proyectos dejados por el gobierno anterior, y en Bogotá coincidirá con el último año de Peñalosa. Lo único que se puede esperar es que avancen temas que ambos tienen en común, como la economía naranja y el metro.

Lo demás dependerá de quién llegue a la Alcaldía en el 2019. Si llega un gobierno de izquierda o de centroizquierda se presentará la oportunidad de que Duque materialice el mensaje de consensos que ha repetido. Será necesaria una mayor y mejor concertación en temas como la Reserva Van der Hammen.

Otro punto importante es sobre Sumapaz. Esta es una localidad rural y el gobierno Santos dejó avanzado el proceso para declararla zona de reserva campesina. Sin embargo, el proceso se frenó con la victoria del Duque, y es posible que él no lo desbloquee por temas ideológicos de su partido. Esto es importante porque las zonas de reserva campesina permiten un equilibrio entre el desarrollo agrario y la conservación ambiental. Si Duque no avanza, Bogotá puede considerar esto como una oportunidad perdida.

Hugo Acero

09 de Agosto

473 Seguidores

Bogotá necesita que el gobierno Duque trabaje en equipo con los organismos encargados de la seguridad en la ciudad. Esto implica que haya un delegado de alto nivel permanente del Presidente (por lo menos un viceministro) en el Consejo de Seguridad Distrital.

Es necesario aumentar el pie de fuerza de la Policía. Esto va a ser difícil, pues hay varias ciudades pidiendo lo mismo y la producción de nuevos policías no da abasto. Sin embargo, también se debe esperar que el Gobierno no caiga en la tentación de años anteriores de formar policías rápido y de mala calidad.

Otro punto es que se construyan nuevas cárceles en conjunto con la ciudad y el la Gobernación d...+ ver más

Bogotá necesita que el gobierno Duque trabaje en equipo con los organismos encargados de la seguridad en la ciudad. Esto implica que haya un delegado de alto nivel permanente del Presidente (por lo menos un viceministro) en el Consejo de Seguridad Distrital.

Es necesario aumentar el pie de fuerza de la Policía. Esto va a ser difícil, pues hay varias ciudades pidiendo lo mismo y la producción de nuevos policías no da abasto. Sin embargo, también se debe esperar que el Gobierno no caiga en la tentación de años anteriores de formar policías rápido y de mala calidad.

Otro punto es que se construyan nuevas cárceles en conjunto con la ciudad y el la Gobernación de Cundinamarca, que permitan acabar el hacinamiento de La Picota, La Modelo y el Buen Pastor, pues Bogotá ya no tiene en dónde encarcerlar a más ciudadanos que incumplen la ley.

Finalmente, es necesario el fortalecimiento de las instituciones de inteligencia e investigación criminal para enfrentar las estructuras criminales organizadas.

juan manuel rodríguez. c.

09 de Agosto

0 Seguidores

El punto fuerte de los grandes ejes de las políticas del Presidente Iván Duque no son las regiones. Si bien en sus primeros días de trabajo seleccionó a San Andrés y a Tibú, ello no significa que previamente hayan existido estudios sistemáticos sobre los problemas de las grandes ciudades y de las regiones colombianas. Por cierto, en Bogotá y en el resto de las capitales que han sido convertidas en Distritos o que son capitales departamentales los problemas de delincuencia, ambientales, de falta de oportunidades lo mismo que la carencia de planeación estratégica y de grandes proyectos que puedan mostrarse ante la comunidad internacional, son asuntos que a lo largo de la historia n...+ ver más

El punto fuerte de los grandes ejes de las políticas del Presidente Iván Duque no son las regiones. Si bien en sus primeros días de trabajo seleccionó a San Andrés y a Tibú, ello no significa que previamente hayan existido estudios sistemáticos sobre los problemas de las grandes ciudades y de las regiones colombianas. Por cierto, en Bogotá y en el resto de las capitales que han sido convertidas en Distritos o que son capitales departamentales los problemas de delincuencia, ambientales, de falta de oportunidades lo mismo que la carencia de planeación estratégica y de grandes proyectos que puedan mostrarse ante la comunidad internacional, son asuntos que a lo largo de la historia nacional han copado la atención de expertos y de las entidades internacionales que han financiado algunos proyectos de los gobiernos seccionales.

Bogotá, por la complejidad que reviste empezar a solucionar los graves problemas de transporte; por el desorden y el caos ambiental que ha profundizado los niveles de polución y de notable incremento de la contaminación auditiva al igual que por la no significativa disminución de los actos delincuenciales, aunque se hable del no crecimiento de los homicidios, amerita atención especial de las autoridades nacionales.

Gilberto Ramirez Espinosa

12 de Agosto

229 Seguidores

Dadas las notables diferencias de los resultados electorales del presente año entre Cundinamarca y Bogotá, lo más probable es que busque fortalecer el trabajo en Cundinmarca y estabilizar Bogotá, en la medida claro en que apele a su partido para garantizar gobernabilidad. De acá a las elecciones de 2019 sabremos como se decanta el protagonismo de Duque en la región dependiendo de la estrategia del Centro Democrático para Cundinamarca y Bogotá.

Dadas las notables diferencias de los resultados electorales del presente año entre Cundinamarca y Bogotá, lo más probable es que busque fortalecer el trabajo en Cundinmarca y estabilizar Bogotá, en la medida claro en que apele a su partido para garantizar gobernabilidad. De acá a las elecciones de 2019 sabremos como se decanta el protagonismo de Duque en la región dependiendo de la estrategia del Centro Democrático para Cundinamarca y Bogotá.