¿Logrará Peñalosa firmar el metro?

El plan para firmar el metro elevado que propuso Peñalosa no es tan simple como parece. ¿Cree que al final de su administración, Peñalosa dejará contratadas las obras del metro?

Debate

356

4

30 de Enero de 2017

Eduardo Briceño Florez
Eduardo Briceño Florez
Coordinador de La Silla Llena
820 Seguidores922 Siguiendo

22 Debates

92 Columnas

Respuestas al Debate (4)

Edgar Enrique Sandoval

30 de Enero

159 Seguidores

¿Si no es Peñalosa entonces quién? No solo hay un compromiso con la ciudadanía que el Alcalde va a querer respetar y sabe como hacerlo técnicamen...+ ver más

¿Si no es Peñalosa entonces quién? No solo hay un compromiso con la ciudadanía que el Alcalde va a querer respetar y sabe como hacerlo técnicamente, sino que por el bien de la democracia Peñalosa debe entender que parte de la campaña presidencial con el enfoque populista y antiestablecimiento de su antecesor se basa en impedir que el Alcalde pueda hacer el Metro y les quite esa bandera compartida que nunca pudieron concretar ni Samuel, ni Clara, ni Petro.

Ahora, el camino no es fácil pues aún falta la estructuración legal y financiera que no logró Petro desarrollar; sobra decir en un escenario relativamente ilustrado como este que el discurso sobre que el metro subterráneo estaba listo para licitar es solamente un mito urbano.

Es decir, salvo la ingeniería avanzada del proyecto subterráneo, Peñalosa logró en un año poner en igual nivel de desarrollo el proyecto elevado a como estaba el subterráneo, y si para finales de este año el contrato integral de estructuración concluye con los componentes técnicos, legales y financieros, el proyecto si estaría listo para licitar en el 2018 y empezar en el 2019, con lo cual finalmente Peñalosa si lograría dejar contratadas las obras del metro.

Con una ventaja adicional a su favor, y es que el haber seleccionado el corredor de la Avenida Caracas le da un plus adicional a la viabilidad económica del proyecto, dado que es este el corredor de más carga de la ciudad; lo que concomitantemente debería llevar a mejorar también la operación de TM en la Caracas, en la medida en que los ajustes a este y el SITP en curso tengan un buen desempeño.

Dario Hidalgo

30 de Enero

176 Seguidores

Va a ser una carrera de obstáculos. Tiene a su favor el compromiso del Gobierno Nacional, el acompañamiento del Concejo, la presión de los medios y...+ ver más

Va a ser una carrera de obstáculos. Tiene a su favor el compromiso del Gobierno Nacional, el acompañamiento del Concejo, la presión de los medios y un buen Gerente.

En contra el tiempo (siempre corto), la dificultad propia de un proyecto complejo, costoso, el ruido de la oposición (que quiere obligar a punta de acciones legales sus propósitos).

Por el bien de mi ciudad, espero que la primera línea se contraté en el próximo año. Y que se haga bien hecha, al tiempo que se sigue expandiendo, mejorando e innovando TransMilenio.

Carlos Felipe Pardo

02 de Febrero

169 Seguidores

Creo que hay varias preguntas antes de la que plantean, en particular si realmente el Sr Alcalde quiere hacer el metro. Si yo fuera un alcalde de Bogo...+ ver más

Creo que hay varias preguntas antes de la que plantean, en particular si realmente el Sr Alcalde quiere hacer el metro. Si yo fuera un alcalde de Bogotá y no quisiera hacer el metro, haría casi lo mismo que está haciendo Peñalosa: comenzaría por cambiar de trazado (ligeramente, pero cambiarlo), daría argumentos relativamente flojos para justificarlo, y con varias afirmaciones intransigentes avivaría el debate cuando me critiquen (para aplazar todo). Atenta nota: dejaría que el proceso de la licitación más grande de la historia de la ciudad "avance", porque tendría super claro que las cosas como esta avanzan a paso de tortuga, y que así quisiera e hiciera todo el esfuerzo no lograría contratar absolutamente nada en cuatro años. Si esa fuera mi estrategia como alcalde, me serviría muchísimo para no hacer nada - y lo más importante es que no le pasaría a Peñalosa sino a cualquier alcalde de la ciudad (y le ha pasado, queriendo o sin querer, a todos los alcaldes y presidentes que han dicho "yo prometo el metro"- basta pasearse por los periódicos del país durante meses de campaña a la presidencia o a la alcaldía para ver que así ha sido siempre). Entonces la pregunta realmente debería ser si un solo alcalde puede comenzar y terminar de contratar una obra como el metro en una ciudad como Bogotá, donde nos gusta pensar y criticar pero (pocas veces) hacer. Y la siguiente pregunta es ¿cómo hacemos para que más de un alcalde se pongan de acuerdo con que este proyecto es crítico y no debe replantearse cada cuatro años? En resumen (que es el resumen de siempre, y no nos ayuda para nada): el transporte es un tema político, no técnico (ni jurídico).

Edgar Enrique Sandoval

02 de Febrero

159 Seguidores

Estimado Carlos, esta vez estamos en desacuerdo y creo que aunque su opinión atiende a un sentimiento muy difundido en la ciudad sobre la intención ...+ ver más

Estimado Carlos, esta vez estamos en desacuerdo y creo que aunque su opinión atiende a un sentimiento muy difundido en la ciudad sobre la intención del alcalde, realmente se basa en mitos sobre el proyecto metro y algo de desconocimiento de lo que se ha hecho en un año. Por ejemplo, el proyecto del metro subterráneo no estaba listo para contratar, como equivocadamente se ha difundido. El paso siguiente era la contratación de la estructuración técnica y legal, pero para esto era necesario que el Gobierno Nacional lo considerara viable financieramente y se pronunciará sobre el estudio de Beneficio-Costo. Si Peñalosa hubiera querido parar el proyecto, el camino mas fácil era dejar que el Gobierno Nacional dijera, como lo dijo pero sin mucho ruido, que el proyecto no era viable financieramente y que el estudio beneficio-costo arrojaba unos resultados tan cuestionables que sería bien difícil justificar socialmente invertir en el proyecto. Entonces lo que hizo el alcalde, fue evitar que el Gobierno se bajará del bus (en este caso del tren) y mas bien hacer rápidamente los ajustes necesarios para que el proyecto fuera viable financieramente y el beneficio-costo justificará la inversión. Eso llevó a muchos ajustes, siendo de pronto los más claves, el cambian del trazado, para que fuera por la vía que más lo podía necesitar para el beneficio de la ciudad, y estudiando la alternativa elevada. Si la idea era no hacer el proyecto y la excusa perfecta era dejar que el Gobierno Nacional cargara con el muerto, para qué se esforzó la alcaldía en lograr un proyecto viable? Pero el tema no paró ahí el año pasado se convocó, ahora si con un proyecto viable, a la estructuración técnica, legal y financiera para dar un pasó mas, frente a la cual se presentó un gran número de oferentes de muy alto nivel mundial; ya a al fecha la FDN adjudicó el contrato y esa siguiente etapa que debe terminar sus estudio este mismo año. La evidencia es claramente contraría a un proceso dilatorio, se está avanzando y a pasos agigantados. Se puede hacer esta estructuración en 8 meses o algo así, si el proyecto subterráneo se demoró 2 años y se pagó mas de dos veces mas? Primero, salvo por la parte técnica que si contempló el último estudio del metro subterraneo, el tema legal y financiero no se había abordado en los estudios previos y el tiempo planteado es normal para este tipo de proyectos. Ahora, sobre la parte técnica la pregunta debería ser al contrario: por qué el estudio del metro subterráneo se hizo tan extenso y se pagó la cifra que se pagó, si la experiencia internacional muestra que esos estudios no son tan largos, porque no hay que llegar a los diseños de detalle para licitar una concesión donde los riesgos se trasladan al constructor y, concomitantemente, los costos pagados son menores; es decir, no hay que confundir lo que se pagó por esos estudios con lo que le costaron a los contratistas... el que lo entendió lo entendió. Estimado Carlos, quien está mas acertado en estas opiniones solo lo sabremos en un par de años, ojalá que sea yo, pero si este nuevo contrato de estructuración se desarrolla en los tiempos normales para este tipo de estudios, realmente no hay muchas preocupaciones objetivas para pensar que al menos el próximo año se esté adjudicando la construcción de la PLMB.