¿Las ventas Peñalosa son un buen negocio para Bogotá?

Peñalosa propone vender la ETB y el 20 por ciento de la Empresa de Energía ¿es un buen negocio?

Debate

268

2

03 de Noviembre de 2016

Eduardo Briceño Florez
Eduardo Briceño Florez
Coordinador de La Silla Llena
913 Seguidores877 Siguiendo

24 Debates

103 Columnas

Respuestas al Debate (2)

Amaury Núñez González

03 de Noviembre

191 Seguidores

No es una buena idea. En el caso de la ETB la propuesta que se tramita en el Consejo Distrital viola el artículo 7 de la Ley 819 de 2003, en tanto la...+ ver más

No es una buena idea. En el caso de la ETB la propuesta que se tramita en el Consejo Distrital viola el artículo 7 de la Ley 819 de 2003, en tanto la fuente sustitutiva de los recursos que dejaría de percibir el Distrito por enajenar el 20% de las acciones, van de $300 mil a $682 mil millones. En el derecho penal esta conducta se denomina fraude procesal, y es a lo que queda expuesto Peñalosa en su afán neoliberal, que por lo visto se extenderá durante todo su mandato.

Rolf Perea Cuervo

03 de Noviembre

161 Seguidores

En el escenario local vivimos el dilema que ya se abordó en el país con la venta de Isagen. Si es por el enunciado de la pregunta y por los objetivo...+ ver más

En el escenario local vivimos el dilema que ya se abordó en el país con la venta de Isagen. Si es por el enunciado de la pregunta y por los objetivos planteados por la administración (construcción de más infraestructura vial, apalancamiento de las alianzas público-privadas) el primer impulso sería responder afirmativamente. Pero infortunadamente estamos en Colombia donde desde el Estado se envían mensajes como que no hay ninguna alternativa distinta para conseguir recursos que vender los pocos activos que funcionan y son exitosos en su operación. Por qué los gobiernos en vez de fortalecer y respetar los bienes públicos, los debilita (caso ETB) o sale de ellos con la cantinela de que no hay alternativa distinta para hacer obras. Es precisamente la EEB el ejemplo de cómo Bogotá sí pudo intervenir una empresa moribunda y sin futuro (cuando decidió escindir su operación) para convertirla (también con participación privada) en una compañía modelo en el sector y exitosa en su operación. Eso que suena muy atractivo en el corto plazo terminará afectando el futuro de todos los bogotanos y los colombianos. Nuevamente, ahí está el debate perdido sobre la venta de Isagen; dónde están las obras? Qué ha pasado con esos recursos? Infortunadamente, en este caso y en las otras ventas propuestas, la Administración pareciera no tener planes alternativos o ni siquiera se los ha planteado. Y tampoco pareciera querer aprender de los ejemplos de lo que le han dejado al país otros procesos similares.