Por Laura Ardila Arrieta · 31 de Agosto de 2017

Musa Besaile. Foto: tomada de semana.com

3584

2

La única persona que podría ratificar el explosivo testimonio del senador cordobés de La U Musa Besaile, quien sacudió al país al confesar que pagó dos mil millones de pesos para que le frenaran una orden de captura en la Corte Suprema, ya lo está haciendo. Se trata de su abogado Luis Ignacio Lyons España, quien fue intermediario de todas las reuniones que tuvo Besaile con el corrupto exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno y además fue el encargado de entregar el billete. 

 

Él tiene como particularidad ser el primo y mentor del cuestionado exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons Muskus, otro protagonista de este escándalo y también muy cercano a Musa. 

Según versiones de prensa, de hecho Lyons España rindió testimonio ante la Corte horas antes de que lo hiciera Musa Besaile y en el mismo sentido del Congresista: que la plata sí se pagó pero porque Besaile fue víctima de una extorsión.

Eso es clave porque, a mediados de agosto, la Fiscalía pidió a la Corte investigar a Musa y al también senador Hernán Andrade por supuestamente haber comprado magistrados para que no se les movieran sus procesos, un asunto muy distinto a presentarse ahora ante la justicia como una persona que actuó bajo presión.

La movida de Musa y su abogado podría leerse en el mismo sentido de la estrategia jurídica del exmandatario Alejandro Lyons Muskus, quien pasó de ser citado por la Fiscalía para imputarle 20 hechos delictivos por corrupción en Córdoba a estar a punto de convertirse en testigo estrella del ente acusador en este caso de presunta corrupción en la justicia.

Besaile y los parientes Lyons llevan años de alianzas y cercanía. De hecho, y según lo reconoció en su entrevista esta semana con la periodista Vicky Dávila, Musa conoció a Alejandro Lyons en la oficina de Luis Ignacio Lyons en el año 2002.

Alejandro Lyons, quien también es abogado, comenzó a ejercer esa carrera de la mano de su primo (exactamente, Lyons España es primo del papá de Alejandro, lo que quiere decir que es primo segundo del exgobernador) en una oficina en el parque de la 93 en Bogotá.

Allí ambos les atendieron procesos por parapolítica a varios personajes de Córdoba y Sucre, como por ejemplo el exgobernador sucreño Salvador Arana, condenado por asesinato y relaciones con el paramilitarismo.

Todo eso cambió cuando, para las regionales de 2011, Musa Besaile y los también caciques cordobeses Bernardo 'el Ñoño' Elías (senador de La U, hoy detenido dentro del escándalo Odebrecht) y Zulema Jattin (exsenadora de La U, investigada por parapolítica) no podían ponerse de acuerdo en un candidato para llevar a la Gobernación y decidieron 'ungir' a Alejandro Lyons Muskus.

Alejandro tenía cero experiencia en política pero era bien conocido por ellos vía su relación con Lyons España, quien ya era abogado de Musa.

Como lo contó el blogger de La Silla Carlos Suárez recientemente: "En el caso de Lyons, su salto de garrocha consistió en pasar de ser el mensajero con título de abogado de los parapolíticos cordobeses caídos en prisión, a convertirse en su candidato a la gobernación de Córdoba".

El resto es la historia que ya se conoce: Lyons fue elegido gobernador con el apoyo de los llamados "ñoños" (Musa y el Ñoño), pero una vez en el poder armó un grupo político propio y no los respaldó al Congreso.

Sin embargo, ese mandatario sí le mantuvo sus cuotas burocráticas a Musa y se volvió a juntar con él, con el Ñoño y con Zulema para las regionales de 2015, en las que todos llevaron como candidato a gobernador a Edwin Besaile, hermano de Musa Besaile y a la postre ganador.

Por eso el grupo Lyons tiene hoy la Secretaría de Educación de Córdoba.

Aunque en esas elecciones, como también lo reconoció Musa en la entrevista con Davila y ya lo habíamos contado en La Silla Caribe, Lyons Muskus también respaldó bajo cuerda al candidato a la Gobernación del vargasllerismo, Carlos Gómez, quien venía de ser el secretario general de su Administración.

Según dos fuentes cordobesas que conocen bien la movida en su departamento, el abogado Lyons España nunca ha dejado de tener relación con su primo Alejandro: trabajaron juntos hasta la elección del segundo y después se visitaban con frecuencia. 

Como contamos en La Silla Caribe, Lyons España fue abogado de Julio Cesar Cordero Hernández, candidato por el Partido Liberal a la Alcadía de San Carlos (Córdoba) en 2015, en una demanda que interpuso ese aspirante en contra de uno de sus rivales. Para esos comicios y pese a ser rojo, Cordero era visto como el candidato de Alejandro Lyons en el pueblo y de hecho iba financiado por un aliado del entonces gobernador, llamado Guillermo Pérez Ardila. 

Guillermo Pérez Ardila fue representante legal de una de las IPS que recibió millonarios pagos del Gobierno Lyons por pacientes hemofílicos que no existían. En abril pasado aceptó haber cometido concierto para delinquir y peculado por apropiación.

Ahora, los primos Lyons y su viejo aliado Musa Besaile vuelven a estar en la misma orilla: en la de los dueños del ventilador en uno de los peores escándalos que ha enfrentado la Corte Suprema de Justicia. 

Comentarios (2)

Denuncias Varia...

31 de Agosto

0 Seguidores

Musa cree que con esto el ahora es victima. ¡NO SEÑOR! Debe pagar todo lo que ha hecho.

Musa cree que con esto el ahora es victima. ¡NO SEÑOR! Debe pagar todo lo que ha hecho.

BERNARDOR

31 de Agosto

0 Seguidores

Ese tipo es un sinvergüenza bandido que hace en el Senado? Corrupto 

Ese tipo es un sinvergüenza bandido que hace en el Senado? Corrupto 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia