Por Jorge Cantillo Barrios · 18 de Septiembre de 2017

5656

0

El detenido alcalde de Cartagena Manolo Duque y José Julián Vásquez, su hermano y poder a la Sombra, repartieron puestos no solo para elegir a la contralora Nubia Fontalvo, en una vuelta que hoy los tiene en la cárcel, sino para garantizar en general tener mayorías en el Concejo. Para ello feriaron el sector salud.

Así lo evidencian las interceptaciones que la Fiscalía hizo en el caso de la elección de la Contralora al celular del concejal conservador Jorge Useche, también detenido por esos hechos, y del mismo Vásquez, en las que se habla de una repartición burocrática que ha pasado de agache en todo este escándalo y que se dió en el Dadis (Departamento Administrativo Distrital de Salud), la entidad que maneja la salud pública en La Heroica.

Según los audios, presentados por la Fiscalía durante las audiencias y dados a conocer por varios medios, de esa repartija participaron principalmente tres concejales conservadores: Useche, Zaith Adechine (hoy destituido por un fallo del Consejo de Estado al estar inhabilitado al momento de su elección) y Édgar Mendoza (vinculado a una investigación disciplinaria que adelanta la Procuraduría contra los concejales que votaron por la contralora Fontalvo en la que también están Useche y Adechine).

Esos tres concejales azules tienen en común que pasaron de apoyar al candidato conservador Quinto Guerra en las regionales de 2015 a integrar la coalición manolista en 2016.

 

Pero también recibieron puestos ahí, aunque con menos influencia, otros como Angélica Hodge, concejala de Alianza Verde (prófuga de la justicia en el mismo caso de Manolo) y un concejal de Cambio Radical, Luis Cassiani, quien también está siendo investigado por la Procuraduría en el caso de la elección ilegal de la contralora.

El Dadis es un departamento administrativo adscrito a la Alcaldía de Cartagena que hace las veces de Secretaría de Salud Distrital. Es la dependencia con el presupuesto más alto de toda la administración, que para el 2017 fue de 411 mil millones de pesos.

Además, por su capacidad de contratación es muy apetecida por los políticos, como nos dijo un senador bolivarense que conoce las movidas al interior de la Alcaldía. Solo en el 2016 el Dadis celebró 553 contratos por prestación de servicios con un valor total de 5.929 millones de pesos, de acuerdo con cifras aportadas a La Silla Caribe por Funcicar, fundación que hace veeduría a la administración distrital.

De esos contratos por prestación de servicios sólo fueron reportados en el portal de contratación pública SECOP, 137 contratos por un valor de 1.789 millones de pesos, lo cual le valió al Dadis la calificación más baja (25 por ciento) en el índice de transparencia que anualmente hace Funcicar a las dependencias de la Alcaldía de Cartagena.

Con la llegada de Manolo Duque a la Alcaldía en 2016, el Dadis pasó a ser dirigido por Adriana Meza Yepez, una funcionaria que pese a ser considerada como técnica por conocedores del sector de la salud, tiene ruidos políticos a su alrededor y vasos que la terminan comunicando con algunos concejales.

El hilo conductor que lleva a los concejales

Adriana Meza Yepez es una Médico Cirujano especialista en Gerencia de la salud que venía de estar 12 años como directora del Área Técnica en Salud de la EPS Coosalud.

Conocedores del sector Salud la definen como una técnica eficiente que tuvo un destacado desempeño durante su tiempo en Coosalud. Sin embargo, en la Cartagena política la asocian a los concejales conservadores Zaith Adechine y Jorge Useche.

Según siete fuentes, el vínculo entre Meza Yepez, Adechine y Useche viene por intermedio de Jaime González, presidente de Coosalud y exjefe de Meza Yepez, quien es muy cercano a Carmelo Adechine (padre de Zaith) y Jorge Correa (tío de Jorge Useche) ambos empresarios de la Salud. Ese dato nos lo dieron por aparte un veedor ciudadano, un exconcejal de Cartagena, un dirigente gremial, dos periodistas y dos congresistas.

Ellos nos dijeron que la recomendación de Meza la hizo su exjefe Jaime González a José Julián por intermedio de los concejales azules Adechine y Useche, con quienes los une vínculos de negocios con sus parientes. Para González sería provechoso tener una ficha en el Dadis porque esta entidad realiza pagos a las EPS del régimen subsidiado (como Coosalud), entre ellos los que sean por concepto de medicamentos y servicios No Pos.  

Nosotros indagamos y lo que logramos constatar es que Carmelo Adechine es dueño de la IPS Somedyt que funciona en la zona Suroriental de Cartagena, que contrata con Coosalud en temas de servicios de gestión de riesgo. Mientras, Jorge Correa fue gerente de la Clínica San Juan de Dios, director del Dadis durante la administración del difunto Campo Elías Terán y exgerente del Hospital de Bocagrande.

Jorge Correa y Carmelo Adechine también comparten otro vínculo y es que ambos están vinculados en un proceso de fraude electoral que adelanta la Fiscalía contra el detenido Jorge Useche, a quien se le señala de haber pagado 150 millones de pesos para garantizar su elección en los escrutinios de 2015.

Carmelo Adechine, según el ente acusador, habría sido una de las personas contactadas por Useche y su tío Jorge para financiar dicho fraude. Tanto a Jorge Correa y Carmelo Adechine les fueron imputados cargos por este hecho en diciembre del año pasado en un proceso que aún está en curso.

Con Adriana Meza intentamos comunicarnos para preguntarle si las versiones que nos dieron son ciertas, pero no respondió a nuestras llamadas.

Con el que sí hablamos fue con el presidente de Coosalud, Jaime González, quien reconoció que conocía a ambos empresarios de la salud desde hace muchos años y que con la IPS de Adechine efectivamente Coosalud tenía vínculos contractuales, así como con el Hospital Bocagrande cuando Correa era su director.

“Coosalud contrata con todas las clínicas de la ciudad y no nos podemos dar el lujo de no contratar con alguna”, afirmó.  

Sin embargo negó que él hubiera tenido que ver con la designación de Meza en la dirección del Dadis o que dicha designación estuviera mediada por intereses políticos.

“Ella trabajó con nosotros hasta el 31 de diciembre de 2015, me pidió que aceptara su renuncia porque le ofrecieron el puesto en el Dadis y sintió que era el paso correcto”, nos dijo González.

Pero a pesar de esa versión de González, todos estos vínculos de la directora del Dadis con los concejales se entienden aún más a la luz de los audios revelados por la Fiscalía en el caso de la elección de la contralora Fontalvo.

Lo que aparece en los audios

El manejo político al interior del Dadis se muestra como algo recurrente en las conversaciones interceptadas por la Fiscalía. En ellas se habla de burocracia en sus cargos directivos, repartijas en la contratación e incluso intentos de apropiarse de dineros de la salud provenientes del Sistema General de Participaciones (SGP) para contratar OPS.

La Silla Caribe las revisó. En una de las conversaciones interceptadas a Useche con la concejala verde Ángela Hodge, con fecha del 20 de enero de 2016, Hodge le dice a Useche: “Tenemos que hablar con ella...decírselo: ‘Adriana, ok, a ti te puso Zaith pero tú sabes que aquí estamos varias personas y el compromiso era que nos íbamos a reunir para decirle a Zaith que no había'”.

Se refiere Hodge a las contrataciones que se estaban haciedo desde el Dadis a personas que según ella, “no tenían ningún respaldo” político y manifiesta su molestia porque la directora Meza no le ha nombrado los puestos que esta concejala le ha pedido por intermedio de su hermana Kelly Hodge, quien es la directora de Planeación y Desarrollo de esa dependencia.

En otra conversación, esta vez entre Useche y Zaith Adechine, los dos concejales hablan de repartirse entre todos los que tienen cuotas en el Dadis los nombramientos de bacteriólogos que tiene que hacer la dependencia y menciona al concejal de Cambio Radical, Luis Cassiani, y al concejal conservador Édgar Mendoza Saleme. 

“Para que todos mundo tenga su partecita, pero obviamente nosotros”, dice Useche a Adechine.

Según la información revelada por la Fiscalía, en el Dadis le habrían repartido la dirección operativa de Salud al concejal Cassiani, y la dirección Operativa Administrativa y Financiera al concejal Mendoza.  Esos puestos fueron para Carmen Inés Martínez y Nancy Liliana Lastra Quijano, quien desde marzo pasado fue transferida a la dirección financiera de Distrtiseguridad.

En el caso de Cassiani y la Dirección Operativa de Salud Pública, ese cargo también aparece mencionado en una conversación entre Useche y su tío Correa en el que discuten sobre qué puesto pedirle a José Julián Vásquez para que les de en el Dadis. “Lo de salud pública lo tiene Cassiani y no se lo va a quitar a Cassiani para dárnoslo a nosotros”, dice en un momento el concejal azul, una frase que evidencia que el puesto es de Cassiani.

El poder de José Julián Vásquez en la administración de Manolo y su interés en el Dadis también se puede evidenciar en los audios interceptados a su celular en los que habla con el subdirector de la dependencia Wilson Jaimes Castaño y la directora Meza Yépez.

En la conversación con el el subdirector, el hermano de Manolo le pregunta al funcionario que si puede trasladar los recursos del SGP para otra dependencia y con ellos contratar OPS y enviarles recursos corrientes al rubro de salud. Ante la negativa del funcionario porque “metes en un lío tremendo al alcalde”, Vásquez le responde “tú lo que no quieres es soltar el billete”.

En otro audio, esta véz entre Vásquez y la directora Meza Yepez, José Julián le pregunta por unos dineros que están a punto de perderse si no se usan para contratar pronto porque podrían pasar al Fosyga.

Pese a los todos estos ruidos y aparecer mencionada en los audios del caso que hoy tiene presos al alcalde Manolo, su hermano José Julián, el concejal Useche y la contralora Fontalvo, en el Dadis no ha habido cambios en sus funcionarios directivos y por el contrario su directora Adriana Meza Yepez fue ratificada en su cargo por el alcalde (e) Sergio Londoño Zurek.

Nota de la editora: después de publicada esta historia, el señor Jaime González nos envió una carta en la que señala cuatro supuestas mentiras publicadas aquí. Revisamos con atención y nos pareció que debíamos hacer unas precisiones en el texto, que ya fueron incluidas. Para mayor transparencia, aquí pueden leer tanto la carta del señor González como la respuesta de La Silla Caribe.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia