Por Juan Pablo Pérez B. · 08 de Noviembre de 2017

1931

1

 

La maquinaria liberal del Atlántico le dará el respaldo a Humberto de la Calle para la consulta el próximo 19 de noviembre en la que se peleará la candidatura presidencial con el exministro de Interior, Juan Fernando Cristo.

Así quedó en evidencia el pasado domingo, cuando el precandidato y exjefe negociador del Gobierno en La Habana hizo campaña en dos reuniones diferentes con las huestes de los principales líderes y electores rojos de ese departamento: el senador Álvaro Ashton (recientemente mencionado en el “cartel de la toga”, como supuesto beneficiario de las vueltas del corrupto exfiscal Gustavo Moreno) y el representante Mauricio Gómez.

Eso es clave porque aunque parecía claro que la estructura de Ashton (58 mil votos en 2014) jugaría a favor de De la Calle, aún no estaba cantada oficialmente la postura de Gómez (29.543 votos en 2014 que son diferentes a los de Ashton. De hecho, Gómez buscará llegar al Senado en las próximas elecciones y le competirá a Ashton los votos liberales en el Atlántico).

La primera reunión fue, precisamente, con el Representante Gómez en el Hotel del Prado de Barranquilla.

La convocaron ese congresista y sus aliados: la diputada liberal Lourdes López y su esposo, el exconcejal Alejandro Munárriz, quien aspira a la Cámara por el liberalismo y en fórmula con Gómez.

Una persona que estuvo ahí nos contó que el auditorio, al que le caben en promedio 600 personas, se llenó e incluso hubo personas de pie y otras que no pudieron ingresar.

De ahí, el exnegociador del Acuerdo salió para el municipio de Sabanalarga -a unos 50 kilómetros de Barranquilla- para reunirse con los seguidores del Senador Ashton que en las pasadas elecciones sacó, en el Atlántico, 28.598 votos.

Aunque Ashton no estuvo, estuvo su sobrino, el diputado liberal David Ramón Ashton, y varios líderes rojos del ashtonismo en el departamento.

Una persona que asistió a la reunión le dijo a La Silla Caribe que calcula que fueron más de cinco mil personas.

Así, con los casi 60 mil votos que nada más en el Atlántico suman Gómez y Ashton, De la Calle se asegura fuertes estructuras que, de salir a votar, podrían darle un empujón clave en el Caribe para ganarle a Cristo la carrera por la candidatura liberal.

Comentarios (1)

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia