Por LaSillaVacia.com · 10 de Julio de 2018

0

A pesar de que las investigaciones y ruidos recientes a su alrededor han tenido que ver más con otros temas, el poderoso y vargasllerista exgobernador del Magdalena, Luis Miguel ‘el Mello’ Cotes, enfrentará hoy una audiencia de imputación de cargos por un caso que parecía enterrado: la entrega del negocio del chance hace seis años a la criminal alias La Gata.

Así, aunque inesperado, se concreta un golpe de la justicia contra un poder que sigue mandando en ese departamento a través de su tía, la actual gobernadora Rosa Cotes, y que fue una de las puntas de lanza de la fallida campaña presidencial de Germán Vargas Lleras en el Caribe.

El caso que dormía

El anuncio de la imputación lo hizo ayer la Fiscalía, que detalló que el delito que le imputarán al Mello (que fue Gobernador por firmas de 2012 a 2015) es el de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, por supuestamente haber ayudado a direccionar la licitación que se ganó Aposmar S.A.

Por el tipo de delito y dado a que no lo informan explícitamente en el comunicado, lo más seguro es que el ente acusador no pida medida de aseguramiento contra el exmandatario, según nos lo explicó un experto abogado penalista.

Al menos mediáticamente, este proceso dormía el sueño de los justos.

Al Mello y a su tía Rosa les abrieron investigación en la Procuraduría a fines del año pasado, pero por la polémica Vía de la Prosperidad, la famosa megaobra más grande en la historia del Magdalena, que costó más que la troncal de Transmilenio que se robaron en Bogotá los delincuentes primos Nule, y que ha estado en veremos desde que se entregó en 2013.

En febrero pasado, el organismo de control anunció que también está formalmente investigando a esos dos políticos por presuntas irregularidades en la ejecución de los recursos que le entran al departamento para la salud. 

Nada se había vuelto a saber de la cuestionada licitación del chance que en 2012 le entregó como mandatario el Mello a una empresa de La Gata, en un contrato que tres años después  y en medio de la presión de la Procuraduría fue caducado, cuando contra varios bienes de la mujer se ordenó extinción de dominio por presunto lavado de activos a plata de los paramilitares.

Incluso, una persona cercana al Exgobernador nos comentó ayer que Cotes ni siquiera hablaba del caso y menos se esperaba el llamado a audiencia de imputación por el mismo.

Como es sabido, la temida exempresaria Enilce López, condenada por homicidio y concierto para delinquir, manejó durante muchos años el jugoso negocio del chance en varios departamentos de la región Caribe, a través de distintas empresas vinculadas directa o indirectamente a ella.

En 2012, llevaba 15 años con el negocio en el Magdalena, pese a que para el momento ya tenía encima su primera condena por sus relaciones con el paramilitarismo.  

Ese año, con el Mello Cotes a la cabeza de la Gobernación, se volvió a ganar la licitación y lo que cree la Fiscalía es que hubo un direccionamiento de las condiciones para facilitarle las cosas a Aposmar S.A., empresa de la que fueron accionistas los hijos de La Gata: el exsenador del viejo PIN Héctor Julio Alfonso López y el exalcalde de Magangué Jorge Luis Alfonso López, condenado por homicidio.

La misma situación de favorecimiento se dio por la época en la licitación del chance en Sucre con la empresa Aposucre, también relacionada con La Gata, un asunto que le costó una suspensión al entonces gobernador sucreño, el liberal Julio César Guerra Tulena.

El grupo del Mello ya había sido tocado por la Fiscalía hace unos días, cuando el ente acusador pidió a la Corte Suprema investigar al senador electo de Cambio Radical Fabián Castillo por presuntas irregularidades electorales, dentro de las revelaciones de corrupción electoral “nauseabunda” que hizo el fiscal Néstor Humberto Martínez.

Como lo contó La Silla Caribe,  Castillo es la carta con la que el clan Cotes que dirige el Mello apostó y ganó en las pasadas legislativas para llegar al Senado por primera vez. 

Intentamos comunicarnos con el Mello Cotes para conocer su versión sobre esta historia pero no fue posible.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia