Por Carlos Hernández Osorio | Juan Pablo Pérez B. · 13 de Septiembre de 2017

1076

0

 

Este jueves, durante el Congreso Nacional de la Alianza Verde, el concejal de Bogotá Antonio Sanguino anunciará su candidatura al Senado, le confirmó él a La Silla Vacía (para ver un perfil completo de Sanguino haga clic aquí).

De esa aspiración se venía rumorando desde hace meses, e incluso Sanguino había dicho que también era una opción lanzarse a la Cámara por Bogotá, donde ha hecho su principal carrera política a pesar de que nació en Ocaña, Norte de Santander.

Su campaña, de hecho, la hará principalmente en la capital, donde ha desarrollado la parte más visible de su carrera política después de desmovilizarse en 1994 de la Corriente de Renovación Socialista, una disidencia del ELN.

En la ciudad lleva tres periodos como concejal: uno por el Polo y dos con los verdes. En la más reciente elección, en 2015, salió elegido con 12.080 votos y fue el quinto más votado de su partido.

En el Caribe, donde también tiene reconocimiento porque creció en Valledupar (Cesar), se enfocará en este departamento, Magdalena y Bolívar.

Sanguino le dijo a La Silla que en Cesar está en conversaciones con César Rafael Oñate Fernández, un amigo cercano que ha trabajado en derechos humanos, para que sea su fórmula a la Cámara.

En Magdalena irá con Patricia Caicedo, ex concejal de Santa Marta y hermana del exalcalde Carlos Caicedo (que hoy recoge firmas para lanzarse a la Presidencia por el movimiento Fuerza Ciudadana y que también es cercano a Sanguino).

Sin embargo, ninguno es reconocido por tener un fuerte respaldo electoral en sus departamentos.

El Concejal aún no define la fórmula para Cámara en Bogotá, donde se disputará votos con otros candidatos con arraigo en la ciudad, como Angélica Lozano y Antonio Navarro en caso de que este pierda la encuesta con Claudia López para definir candidato presidencial.

Con su candidatura, sale de la Presidencia de los Verdes, que mañana escogen nuevo directorio, y refuerza la tendencia más a la izquierda de la lista de ese partido.

Se espera que renuncie al Concejo en diciembre.

Cederá su curul a la siguiente en la lista, la exconcejal de Progresistas y luego de los verdes María Fernanda Rojas que fue directora del IDU de la administración de Gustavo Petro.

Rojas es cercana al grupo de Angélica Lozano y Claudia López y, con su llegada al Concejo es previsible que mantenga la fractura de la bancada, ya que mantendría la misma visión crítica del gobierno de Enrique Peñalosa que ha tenido Sanguino, a diferencia de los otros cinco concejales de ese partido, que suelen votar a favor de los proyectos del Alcalde.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia