Noviembre 16, 2017

College Freedom Forum​

Abdalaziz Alhamza , Kimberly Motley , Rosa María Paya , Lisa Sánchez , Yulia Marushevska
Información general

El College Freedom Forum en la Universidad del Rosario (CFF en UR) es una conferencia internacional que brinda a estudiantes universitarios la oportunidad única de reunirse cara a cara con algunos de los activistas y líderes más relevantes en materia de derechos humanos del mundo, en una jornada inolvidable que se celebrará este 16 de noviembre próximo en la ciudad de Bogotá.

Los asistentes tendrán la oportunidad de conocer a los activistas de cerca y escuchar en vivo sus historias personales y experiencias en la promoción de la libertad, los derechos humanos y la lucha contra el autoritarismo en distintas partes del mundo. Artistas visuales, músicos y colaboradores se unirán a ellos para compartir y crear una experiencia verdaderamente memorable. El CFF en UR es posible gracias a una iniciativa de (HRF) y a la colaboración de la Fundación Konrad Adenauer y la Oficina de Contribución a los Grandes Debates Nacionales de la Universidad del Rosario.

¿Qué son los “College Freedom Forum”?

Los College Freedom Forum son una serie de conferencias satélite inspiradas en el Oslo Freedom Forum celebrado anualmente en la ciudad de Oslo, en Noruega, y concebidas por HRF con la finalidad de atraer un público universitario. Los College Freedom Forum se proyectaron en el ámbito internacional en el 2016 con la celebración del “College Freedom Forum en la UFM” celebrado en la prestigiosa Universidad Francisco Marroquín.

En su primera experiencia internacional, la conferencia contó con la participación de más de novecientos estudiantes universitarios. Ediciones anteriores incluyen el College Freedom Forum at Stanford, College Freedom Forum at Yale y el College Freedom Forum at Tufts celebrados en estas prestigiosas casas de estudio en Estados Unidos.

¿Por qué un College Freedom Forum en Colombia?

Los ojos del mundo están puestos sobre Colombia una vez más luego de las negociaciones y firma de un nuevo acuerdo de paz en lo que ha sido la guerra más prolongada contra una guerrilla de todo el continente. Más que nunca, los colombianos necesitan un espacio donde los derechos individuales sean el tema principal de la conversación, y donde puedan informarse, educarse e inspirar a otros ciudadanos a intercambiar opiniones e ideas constructivas sobre este importante proceso de paz y reconciliación, y sus implicancias y consecuencias en el futuro del país.

Por los últimos cincuenta años, Latinoamérica se ha caracterizado por abordar el tema de los derechos humanos de una manera eminentemente ideológica. Grupos de interés contrarios a la libertad, incluyendo las FARC, han secuestrado y corrompido el significado del término “derechos humanos”.

El CFF en UR busca empoderar y proveer a la juventud colombiana de herramientas poderosas—perspectivas diversas y enriquecedoras, conocimiento y la noción de supremacía de los derechos y libertades fundamentales en la vida de toda persona humana—para afrontar de la mejor manera este periodo de cambio y de inserción de sectores de la sociedad colombiana que se encontraban al borde de la ley.

Sobre el presentador
Abdalaziz Alhamza
Es cofundador y portavoz de Raqqa is Being Slaughtered Silently (RBSS), una agrupación que usa el periodismo ciudadano para exponer las tácticas terroristas de ISIS en Siria. Alhamza se inició como activista cuando estudiaba biología en la universidad en Raqqa, donde organizó protestas y manifestaciones no violentas en contra del régimen sirio. En el 2014, cuando ISIS invadió Raqqa, Alhamza huyó de Siria y desde el extranjero ayudó a formar RBSS. El grupo usa las redes sociales y material audiovisual contrabandeado fuera del país para mostrar cómo es la vida bajo el régimen de ISIS. RBSS también ha servido como una importante fuente de información para agencias y cadenas de noticias del mundo. La agrupación ha sido galardonada con el Premio Internacional a la Libertad de Prensa 2015, otorgado por el Comité para la Protección de los Periodistas, y el premio Global Thinkers de la revista Foreign Policy.
Kimberly Motley
Es una abogada norteamericana y exreina de belleza con experiencia en asuntos mercantiles, penales y de derechos humanos en Afganistán, Emiratos Árabes Unidos, Ghana, Uganda y Estados Unidos. Motley se inició en la práctica internacional en el año 2008 como asesora legal en un programa financiado por el gobierno estadounidense en Afganistán, en el que fue su primer viaje fuera de Estados Unidos. A la conclusión del programa, Motley decidió permanecer en Afganistán y en el 2009 se convirtió en la primera y única extranjera en litigar casos ante los tribunales penales y civiles del país. El documental “Motley’s Law”, basado en sus experiencias en Afganistán, fue estrenado el 2015 en festivales de cine alrededor del mundo. Motley es la fundadora de Motley Legal Services y cofundadora de Motley Consulting International.
Rosa María Paya
Es una reconocida activista cubana por la democracia. Payá preside la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, una organización de jóvenes miembros de movimientos estudiantiles, organizaciones de la sociedad civil y de partidos políticos unidos con la finalidad de defender y preservar las instituciones democráticas y el estado de derecho en el hemisferio. Payá también es miembro de la campaña Cuba Decide, una iniciativa ciudadana que propone la realización de un plebiscito en Cuba con el objetivo de iniciar una transición pacífica a la democracia. Cuba Decide busca continuar el Proyecto Varela, un proyecto de ley ideado y dirigido por su padre, el fallecido Oswaldo Payá Sardiñas, que abogaba por reformas políticas en Cuba a favor de mayores libertades individuales. Luego del fallecimiento de su padre el 2012 —en un misterioso accidente automovilístico y bajo circunstancias que han sido activamente oscurecidas por el régimen cubano— Rosa María se vio ante la encrucijada de bajar la cabeza o alzar su voz contra los abusos del régimen de los Castro. Desde entonces, Payá se ha dedicado a promover la democracia y los derechos humanos alrededor del mundo, y a pedir incansablemente por una investigación transparente e independiente sobre la muerte de su padre.
Lisa Sánchez
Es la coordinadora del programa para América Latina de la Transform Drug Policy Foundation y directora de proyectos de la fundación México Unido Contra la Delincuencia. El trabajo de Sánchez está centrado en la promoción de políticas públicas en favor de la despenalización de las drogas como una medida para lograr mejoras en materia de salud pública, así como la disminución de la violencia, corrupción y el crimen organizado asociados a la industria ilícita de las drogas. Sánchez también se ha desempeñado como directora de programa de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde fue responsable del diseño e implementación de un plan para la reducción de la demanda de drogas denominado Iniciativa Mérida. En el 2013, Sánchez formó parte del grupo de expertos convocados por la OEA para elaborar el informe “El Problema de las Drogas en las Américas”. Sánchez tiene una licenciatura en relaciones internacionales del Tecnológico de Monterrey y una maestría en Ciencias Políticas de la Universidad de la Sorbona.
Yulia Marushevska
Es una activista anticorrupción y servidora pública ucraniana que ganó celebridad en el 2014 como la protagonista del breve pero impactante corto “Yo soy ucraniana”. El video, publicado en YouTube en febrero del mismo año, explica cómo la corrupción, los sobornos, las elecciones fraudulentas y una prensa asfixiada culminaron en las protestas conocidas como Euromaidán. Desde su publicación, el video ha sido visto por más de ocho millones de personas, y Marushevska ha aparecido en al menos setenta medios de comunicación de alrededor de treinta y cinco países. En el 2015, luego de recibir cursos de capacitación en las universidades de Harvard y Stanford, Marushevska se unió al equipo de gobierno regional de Odessa y fungió como jefe de aduanas de la región. En noviembre del mismo año, Marushevska tomó la determinación de renunciar al puesto por considerar que el gobierno imposibilitaba reformas necesarias en el sector.