Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Ubeimar Delgado Blandón

Exgobernador del Valle del Cauca • TOTAL DE CONEXIONES 0
Actualizado: 12 de Marzo de 2018

Exgobernador del Valle del Cauca. Fue elegido  para el periodo 2012-2015 en las elecciones atípicas del primero de julio de 2012, con 263.164 votos frente a 170.720 votos que logró Francined Cano, quien representaba al Movimiento de Inclusión y Oportunidades, MIO. Para estas elecciones que se convocaron fuera del tiempo normal por la sanción contra el gobernador electo Héctor Fabio Useche, Delgado representó a la Unidad Vallecaucana pero tradicionalmente este político vallecaucano ha representado al partido Conservador.

Ubeimar Delgado nació en el muncipio de Río Frío, en el Valle del Cauca, el 15 de octubre de 1952. Pero desde los siete años llegó a Cali. Su primera incursión en la política fue en la Junta de Acción Comunal de su barrio y cuando apenas tenía 23 años fue elegido Presidente del Comando de Juventudes Conservadoras de Cali.

Durante su época de estudiante empezó a trabajar en la Gobernación del Valle del Cauca, y luego fue a trabajar como auditor de la Contraloría departamental. Después fue nombrado en la empresa de energía de Cali, Emcali.

Estudió derecho en la Universidad Libre de Cali, pero nunca se graduó. Hasta la campaña para Gobernador, se daba por entendido que tenía el título de abogado; sin embargo, en un debate él mismo admitió que nunca había recibido el título. De hecho, esa noticia fue uno de los golpes más duros en su campaña. Sus contendores, del MIO, interpusieron una demanda penal porque supuestamente Delgado habría  mentido cuando accedió a sus cargos públicos. Los demandantes le pidieron a la Fiscalía que averiguara si Delgado había dicho que era abogado.

Luego de dejar su cargo en Emcali se dedicó por casi una década a sus negocios particulares y luego decidió irse por el lado de la política y se lanzó al Concejo. Fue elegido en 1992, y reelecto en 1994. En 1998, logró un escaño en la Cámara de Representantes, y repitió en 2002.

Su fórmula para llegar a la Cámara fue el dirigente conservador del Valle, Francisco Murgueitio, pero después logró una curul en el Senado en 2006 y ahí fue nombrado como primer vicepresidente. En octubre del 2008 fue elegido miembro del Directorio Nacional Conservador.

Decidió no lanzarse a las elecciones legislativas de 2007 y heredó su curul a su hermano César Tulio Delgado. La razón nunca fue retirarse de la vida política sino precisamente lo contrario. Lo motivó su decisión de lanzarse a la Gobernación del Valle para las elecciones de 2012.

Sin embargo, su deseo se cumplió antes. Cuando el ex gobernador Juan Carlos Abadía fue destituido en 2010, él decidió lanzarse pero se cruzó en su camino Jorge Homero Giraldo quien también decidió lanzarse. Los dos candidatos hicieron un pacto. 

Acordaron que el candidato del oficialismo sería Giraldo y que Delgado guardaba su aspiración para las elecciones de octubre de 2011. Durante el mes que duró la campaña para las elecciones atípicas, Delgado hizo campaña en sus fortines conservadores por el candidato del liberalismo. Pero cuando el Gobierno suspendió las elecciones atípicas y llegó el momento de escoger al candidato para las elecciones de octubre de 2011, Homero rompió el pacto y se lanzó.

Ubeimar Delgado dijo una y otra vez que Giraldo lo había traicionado y por eso se quedó como candidato aunque muchos sectores le insistieron que se retirara y sumara esfuerzos a Giraldo, pero él no quiso. Quedo de tercero en las elecciones de octubre de 2011 y el ganador fue Héctor Fabio Useche, el candidato del ex senador Juan Carlos Martínez, pero su triunfo se debió más a la división entre los partidos tradicionales que a una campaña efectiva del Movimiento de Integración y Oportunidades, MIO.

Lo que se dice en el Valle es que en ese momento Ubeimar hizo un pacto con Juan Carlos Martínez para no retirarse y así debilitar la aspiración de Jorge Homero pues dividía los votos del establecimiento y le daba más chances al candidato de Martínez.

Pero Useche duró muy poco en su cargo pues fue sancionado por la Contraloría, y el Gobierno convocó de nuevo elecciones atípicas. Delgado recibió el aval del Partido de la U, el Partido Liberal, el Partido Conservador, Cambio radical, el Partido Verde, la Alianza Social Indígena y la Aico y logró apenas un poco más de los 200 mil votos que tuvo en las elecciones de octubre. En realidad, fue elegido con su propio caudal electoral y gracias a la enorme abstención que llegó al 83 por ciento.

Desde 2016 impulsó su candidatura a la Presidencia por el Partido Conservador, la cual nunca fue atendida por el directorio y pese a ser el único precandidato inscrito por ese partido para participar en la contienda no tuvo el aval oficial.

 

Interactive is loading
 

Las historias más vistas en La Silla Vacia