Jorge Emilio Rey

Gobernador electo de Cundinamarca • TOTAL DE CONEXIONES 0
Actualizado: 13 de Julio de 2016

Jorge Emilio Rey, Gobernador electo de Cundinamarca, es ex representante de ese departamento y ex alcalde del municipio de Funza.

Nació en 1976 en Funza, estudió administración pública en la Escuela Superior de Administración Pública y tiene una especialización en planificación y desarrollo regional de la Universidad de Los Andes.

Heredó el interés por los temas políticos de su madre, Mercedes Ángel de Rey, quien ha sido líder de juntas de acción comunal en Funza y ha presidido la asociación de juntas de Funza en varias ocasiones. Con esa influencia, Rey desde muy joven se convirtió en líder juvenil de esas juntas.

De ahí pasó al sector público cuando Hernando Vargas González, recién elegido como alcalde de Funza, lo nombró como su secretario de gobierno en 2003, después de haber impulsado la campaña de Vargas desde las juntas de acción comunal.

Para las elecciones siguientes, las de 2007, se lanzó como heredero de Vargas y con el aval de Cambio Radical.  Ganó de sobra, con más de la mitad de los votos y más que doblando a su competidora más fuerte, la liberal Beyanith Gutiérrez.

Su administración fue cuestionada e investigada por haber presentado cobrado una plusvalía creada en un acuerdo que el Tribunal Administrativo de Cundinamarca había declarado nulo. Acusado de esa aparente ilegalidad, la entonces concejal Sandra Patricia Granado puso una denuncia penal y disciplinaria contra Rey y la Procuraduría  lo suspendió por 30 días de su cargo.

Sin embargo, salió con alta popularidad de la alcaldía el 2011 y al año siguiente  Álvaro Cruz lo designó como su Secretario de Acción Comunal.

Ese cargo era relativamente marginal y tenía apenas 200 millones de pesos para invertir en 2012. Pero Cruz le dio un perfil mucho más alto: tramitó una adición presupuestal de más de 5 mil millones de pesos para ese mismo año y Rey empezó a convertir a las juntas de acción comunal de todo el departamento en su maquinaria política, entregándoles computadores, impresoras y carpas, además de dejarlas contratar directamente con recursos del Instituto.

Con esa maquinaria aceitada, en 2013 renunció para lanzarse a la Cámara en 2014. Y llegó con fuerza, no solo por la votación en Funza (en donde sacó más de la mitad de todos los votos a la Cámara y uno de cada cuatro de sus votos) sino porque fue el candidato más votado en otros 16, incluyendo otros de los poblados municipios de la sabana de Bogotá, como Mosquera o Madrid.

Sólo tres meses después de haberse posesionado en la Cámara, renunció el 21 de octubre para entrar a la carrera por la Gobernación de Cundinamarca. Arrancó la campaña temprano y recogió muy pronto el apoyo de La U, más el de partidos más pequeños (Mais, Aico, ASI y Opción Ciudadana), pero a inicios del 2015 se estrelló con la aspiración de la ex congresista Nancy Patricia Gutiérrez quien, al igual que él, apoyó la aspiración de Cruz en 2011 y tenía respaldos en Cambio Radical, el liberalismo y el conservatismo.

Esa entrada impactó: Cambio Radical terminó dejando en libertad a sus militantes para hacer campaña y el senador Germán Varón se fue con Gutiérrez. Además, Gutiérrez tenía el espaldarazo del Centro Democrático, e hizo campaña directamente con Álvaro Uribe.

Sin embargo, al final Rey ganó cómodamente: triunfó en la mayoría de municipios, sacó más de la mitad de los votos y le sacó casi 20 puntos de ventaja.

Las historias más vistas en La Silla Vacia