Jorge Eliécer Gómez Villamizar

• TOTAL DE CONEXIONES 0
Actualizado: 13 de Julio de 2016

Nació en Barrancabermeja, Santander, el 20 de octubre de 1954. Es economista de la Universidad Cooperativa de Colombia y especialista en finanzas públicas de la Universidad del Estado. Gómez Villamizar se hizo políticamente en las huestes del movimiento Frente Liberal de Izquierda Auténtico, Fila, cofundado por Horacio Serpa, su coterráneo, amigo y aliado político hasta el son de hoy.

Mientras el movimiento crecía en la región del Magdalena Medio más que en cualquiera del país, Gómez Villamizar construyó su carrera en lo público. En el Puerto Petrolero fue maestro de escuela, contralor municipal, concejal, y el segundo Alcalde por voto popular, de 1990 a 1992. A su vez, fue el último Alcalde del Fila en Barrancabermeja, grupo derrotado por Elkin Bueno Altahona tras 17 años de haber estado en el poder.

A finales de los noventa, su trayectoria política trascendió a la provincia. Aunque ya había sido diputado de Santander en 1987, su papel se vuelve protagónico en el departamento como secretario de Gobierno de Mario Camacho Prada (exgobernador de Santander condenado en 2008 por celebración indebida de contratos) y Comisionado de Paz en Santander en el periodo de Miguel Jesus Arenas Prada (otro exgobernador liberal a quién le declararon “muerte política” en 2011).

Esa trayectoria sumada a su trabajo siempre articulado con Horacio Serpa, que para la época era candidato presidencial, lo llevaron a relevar a Arenas Prada en la Gobernación. Dirigió el departamento de Santander desde el Palacio Amarillo de 2001 a 2003.

Desde esos cargos siempre trabajó en llave con Horacio Serpa, mientras él crecía en el plano nacional, Gómez Villamizar era una de sus más fieles amistades y respaldos en el Partido Liberal en Santander.

Tal fue su amistad que llegó a ser investigado por la Procuraduría por parcialidad política -el quejoso fue el excongresista conservador condenado por el carrusel de las notarías Alirio Villamizar Afanador-, porque despidió funcionarios de la Gobernación que no apoyaban la aspiración presidencial de Serpa, que para entonces se enfrentaba a Álvaro Uribe Vélez.

Precisamente por su cercanía con Serpa durante los comicios de 2001, la misma Procuraduría lo destituyó faltando tres meses para que terminara su periodo como gobernador, y lo inhabilitó cinco años, en primera instancia, por indebida participación en política.

También, la Corte Suprema de Justicia lo investigó por enriquecimiento ilícito durante su gobierno. Sin embargo, ninguna de las investigaciones que se cursaron en su contra trascendieron y salió absuelto.

Para darle continuidad a los 11 años consecutivos que para entonces llevaba el Partido Liberal al frente de la Gobernación, Gómez Villamizar y el Partido Liberal impulsó la campaña de Luis Francisco Bohórquez, su ahijado político y su primer secretario de Gobierno.

Aunque perdieron contra Hugo Aguilar Naranjo el exgobernador condenado por parapolítica, cuatro años después, Gómez Villamizar fue uno de los liberales que lideró la campaña de Horacio Serpa a gobernador, que finalmente resultó electo.

Llegó a la Cámara de Representantes en 2010 con 33.852 votos y en 2011 volvió a impulsar a Luis Francisco Bohórquez, esta vez, como alcalde de Bucaramanga, quien resultó electo. Ahí Gómez Villamizar siempre tuvo participación y logró que su esposa Martha Jiménez de Gómez, fuese nombrada como asesora.

En 2014, en su segunda campaña por una curul en la Cámara, protagonizó un escándalo por unos mercados que la Alcaldía repartió y que la gente se llevó en bolsas marcadas con su publicidad política. Tanto él como su fórmula en el Senado, Honorio Galvis, su otro gran aliado de partido, se quemaron.

En las elecciones regionales de 2015, fue candidato a la Asamblea de Santander pero en un puesto de relleno dentro de la lista cerrada de los liberales. La verdadera campaña la hizo al lado de Didier Tavera, entonces candidato a la Gobernación, quien nombró como asesora de la Gestora Departamental a su esposa, y de varios concejales rojos de Bucaramanga quienes finalmente como bancada lo eligieron como contralor municipal.

Interactive is loading
 

Las historias más vistas en La Silla Vacia