Jesús Alberto Castilla Salazar

Senador • TOTAL DE CONEXIONES 0
Actualizado: 16 de Agosto de 2017

Jesús Alberto Castilla nació en Convención, Norte de Santander, el  18 de marzo de 1968. Viene de una familia campesina y desde muy temprano se convirtió en líder social del Catatumbo. Estudió  tecnología en Obras Civiles en la Universidad Francisco de Paula de Santander en Ocaña, pero no se graduó. 

Su elección como senador fue una de las más sonadas en 2014, pues pasó de jugar un papel protagónico como líder del Catatumbo en el paro agrario de 2013 a ser congresista, apalancado con los votos tanto del campesinado como de la región.

Desde los 14 años empezó a perfilarse como líder en su región y se afilió a la Junta de Acción Comunal de su barrio. Así se dió a conocer en Convención hasta que se convirtió en el vicepresidente de la Federación Departamental de Juntas de Acción Comunal y luego en concejal de su municipio en 1995.

En 2002, cuando era secretario de Gobierno de la Alcaldía de Convención  y estaba liderando los comités por los derechos humanos en la región, tuvo que salir del Catatumbo víctima de amenazas de los paramilitares. Se ubicó en Bogotá, donde conoció el trabajo de la organización campesina Coordinadora Nacional Agrario, CNA, y se unió a ellos.

Ese mismo año lideró la creación de un proyecto regional agrario que terminó convirtiéndose en el Comité de Integración Social del Catatumbo, Cisca, organización social que agrupa juntas comunales, organizaciones campesinas y grupos de productores de esa región.

En 2006 entró a ser miembro del Polo Democrático y dentro de ese Partido pertenece a Poder y Unidad Popular (PUP), una fuerza política que ayudó a fundar en ese mismo año y a la que pertenecen líderes sindicales como Domingo Tovar (de la CUT) y Rodolfo Vecino (de la USO).

En 2010 se convirtió en Presidente de la CNA, lo que lo dio a conocer como líder del campesinado ante el Gobierno Nacional, y luego en uno de los voceros nacionales del Congreso de los Pueblos. A partir de ese reconocimiento decidió lanzarse a la Cámara ese año, pero se quemó.

Tres años después, como líder del Cisca y  junto a Ascamcat, Asociación Campesina del Catatumbo, lideró el bloqueo de las dos vías que conectaban a Norte de Santander con el resto del país durante 53 días durante. 

Ser una de las caras visibles del paro agrario y uno de los líderes clave en la negociación con el gobierno, le dio no solo visibilidad sino la popularidad necesaria para llegar al Senado con casi 22 mil votos. 

Como Castilla sigue siendo uno de los miembros más visibles del Congreso de los Pueblos, respalda y acompaña a ese movimiento en el proyecto de  crear las ‘zonas agroalimentarias’, en regiones como el Catatumbo, el Cauca, el Sur del Bolívar y Sur del Cesar.

Actualmente integra la Comisión Séptima del Senado.

Interactive is loading
 

Las historias más vistas en La Silla Vacia