Germán Varón Cotrino

Senador • TOTAL DE CONEXIONES 0
Actualizado: 04 de Octubre de 2017

Germán Varón Cotrino es abogado especialista en derecho administrativo de la Universidad del Rosario. Fue representante por tres periodos y actualmente senador de Cambio Radical, y es considerado uno de los hombres más cercanos a Germán Vargas Lleras, líder de ese partido.

Fue secretario general de Corabastos en 1992, y un año después, como miembro del Partido Liberal, fue elegido secretario general de la Personería Distrital.

En enero de 1998, Varón reemplazó al personero Hernando Gutiérrez Puentes cuando éste renunció antes de que finalizara su período. Ese mismo año, el Concejo lo escogió como el nuevo personero de Bogotá a pesar de que para algunos Varón estaba inhabilitado por haber ejercido como personero interino un mes atrás.

En cabeza de la Personería, Varón ocupó uno de los cargos más apetecidos por su poder burocrático y presupuestal, con cerca de 800 cargos públicos y un presupuesto de 40 mil millones de pesos para administrar. Sus mayores padrinos políticos durante este período fueron Germán Olano, actualmente inhabilitado por el ‘carrusel de la contratación’ en Bogotá, y Ómar Mejía, hoy concejal de Bogotá. En 2001, Varón aspiró sin éxito a la reelección y perdió frente a Herman Arias, no sin antes atravesar cierta controversia cuando lo acusaron de estar comprando su reelección con puestos.

De la Personería Varón Cotrino hizo el salto a la Cámara de Representantes por Bogotá, a la cual llegó un año después avalado por Cambio Radical e impulsado por Germán Vargas Lleras. Ha sido reelegido dos veces, y entre los proyectos más importantes que ha impulsado están la Ley Antitrámites, que entró en vigencia a principios de 2012, y la reforma a la Fiscalía General que permitió implementar el sistema penal acusatorio.

Durante este tiempo ha logrado convertirse en una de las fichas más importantes de Cambio Radical y en 2003 llegó a ser su vocero, vicepresidente y en 2010 su codirector junto a Fuad Char. Igualmente, en la Cámara de Representantes también alcanzó una posición dentro de la Mesa Directiva cuando en 2008 fue elegido presidente.

Muchos uribistas vieron con temor esta elección debido a que Varón se había declarado públicamente en contra de la segunda reelección de Álvaro Uribe, y como presidente de la Cámara, Varón tenía el poder de demorar y torpedear el proyecto de ley que habría permitido la continuidad de Uribe. En la U tampoco cayó bien la cercanía entre Varón y Vargas Lleras, cuyas aspiraciones presidenciales iban en contravía de la reelección de Uribe. El rol de Varón Cotrino fue fundamental para el posterior hundimiento del referendo en la Corte Constitucional.

El tema de la reelección no sólo lo enfrentó a la U sino que creó divisiones en Cambio Radical. Varón se enfrentó a Roy Barreras cuando éste creó una disidencia para apoyar a Uribe, y junto a Vargas Lleras jugó un rol determinante en la decisión de expulsar a Barreras del partido.

Pero en 2011, nuevas divisiones internas jugaron esta vez en su contra. Varios congresistas del Partido liderados por Rosemery Martínez y William García exigieron su renuncia a la dirección de la colectividad argumentando que Varón llevaba ya más de ocho años ocupándola. Ese mismo año, el Ministro del Interior Vargas Lleras contrató a la Corporación Nuevo Arco Iris un informe sobre los candidatos a alcaldías y gobernaciones. Y en dicho informe, Arco Iris cuestionó los antecedentes de varios candidatos a elección popular en el país, entre ésos 283 de Cambio Radical.

Mientras Varón anunció que les retiraría el aval a todos los candidatos cuestionados, la bancada en el Congreso exigió que se tuvieran sentencias condenatorias antes de tomar dicha decisión. Las tensiones escalaron, y Varón se vio obligado a renunciar a la codirección de Cambio Radical.

A comienzos de 2012, su antiguo aliado Germán Olano, quien luego aceptó ser parte del ‘carrusel de la contratación’, afirmó que Varón fue amenazado con el fin de que presionara a Olano para guardar silencio y no colaborara con la Corte Suprema. Sin embargo Varón negó estas declaraciones y dijo no haber tenido contacto con Olano desde que empezó su proceso.

Para las elecciones de 2014 decidió dar el salto al Senado. A su viejo trabajo político en Bogotá sumó una alianza con el grupo de Cambio en el Quindío, donde es fuerte y tiene a la gobernadora Sandra Paola Hurtado y al representante Atilano Giraldo. Al final Varón sacó casi 30 de sus 70 mil votos en ese departamento y llegó al Senado.

Interactive is loading
 

Las historias más vistas en La Silla Vacia