Ernesto Samper Pizano

Ex Secretario general de Unasur y ex presidente • TOTAL DE CONEXIONES 8
Actualizado: 09 de Abril de 2017

Ernesto Samper nació en Bogotá el 3 de agosto de 1950 y es abogado de la Universidad Javeriana. Miembro, desde su juventud, del Partido Liberal, trabajó desde muy joven como presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF), gracias a sus capacidades y a las conexiones propias de su pertenencia a la elite bogotana.

En 1982, después de siete años en la Anif, asumió la coordinación nacional de la campaña presidencial de Alfonso López Michelsen.

Durante el gobierno de Belisario Betancourt fue embajador extraordinario a la Asamblea de las Naciones Unidas. Fundador y director del Instituto de Estudios Liberales de Colombia en 1982 y asumió, en calidad de tal, la Secretaría General del Partido Liberal hasta 1984.

Luego pasó a la política electoral. Fue elegido como concejal de Bogotá para el periodo 1982-1986 y de allí saltó, directamente, al Senado para el período 1986 - 1990.

Samper se posicionó rápidamente como uno de los líderes del partido Liberal, dentro del cual consolidó un movimiento llamado “Poder Popular”, que defendía las posiciones de centro izquierda dentro del partido, heredadas del Movimiento Revolucionario Liberal que había creado López Michelsen veinte años antes.

Entre 1989 y 1990 su fuerza era tal que se presentó como precandidato en la consulta liberal para la presidencia. Aunque perdió frente a Cesar Gaviria, demostró su fuerza al empatar en el segundo lugar con el ex ministro Hernando Durán Dussán.

Al asumir el gobierno, Gaviria lo nombró Ministro de Desarrollo. Pero Samper sólo estuvo un año en el cargo pues se enfrentó con el Ministro de Hacienda, Rudolf Hommes, por la velocidad y la profundidad de las reformas neoliberales que defendía Hommes. Como Gaviria apoyó a Hommes, Samper renunció. Y el entonces presidente lo envió como embajador a España.

A finales de 1992 renunció a la embajada para volver a la lucha electoral. El liberalismo organizó una nueva consulta popular en 1994. Samper se enfrentó a Humberto de La Calle, el ministro y candidato de Gaviria, y a otros políticos liberales (Carlos Lleras de la Fuente, David Turbay, Carlos Lemos, Rodolfo González y Gloria Gaitán), y los derrotó contundentemente: obtuvo más de 1,2 millones de votos, frente a 335 mil de De la Calle, el segundo.

Con De La Calle como candidato a la vicepresidencia, Samper se enfrentó a Andrés Pastrana, candidato de la Nueva Fuerza Democrática (el movimiento conservador que había fundado el mismo pastrana como disidencia del partido Conservador) que ya había conseguido el apoyo de todos los conservadores y de algunos candidatos. También se presentaron otras candidaturas, la principal de las cuales fue la de Antonio Navarro Wolff.

Samper le ganó a Pastrana en la primera vuelta pero por muy pocos votos: 2 millones 623 mil contra 2 millones 604 mil. Como ninguno de los dos obtuvo la mitad más uno de los votos, pasaron a una segunda vuelta, en la que Samper ganó por poco más de 1509 mil votos, un dos por ciento del total.

Una semana después de realizada la segunda vuelta electoral, su rival en la contienda por la Presidencia, Andrés Pastrana, reveló grabaciones que inculpaban a la campaña de Samper de recibir dineros del Cartel de Cali, desencadenando el proceso 8.000 que buscaba establecer si había ocurrido esta financiación ilegal. Samper fue investigado y exonerado por la Comisión de acusaciones de la Cámara en 1996, pero eso marcó todo su gobierno.

El escaso margen político que tuvo Samper debilitó notoriamente su gobierno. Sus propuestas de corte socialdemócrata tuvieron poca fuerza, a pesar de logros como haber creado la red Sisben, para garantizar atención en salud a los más pobres. Como presidente, tuvo que enfrentar varios episodios de ‘ruido de sables’ de los militares y de rumores de golpe de Estado; incluso De la Calle renunció a la vicepresidencia en 1996 por el escándalo del proceso 8.000.

Después de retirarse del gobierno, tras apoyar infructuosamente a Horacio Serpa a la presidencia en 1998, Samper bajó su perfil. Vivió en España hasta el año 2000, y en ese año regresó al país. Desde entonces ha mantenido un actividad política poco notoria pero que le ha asegurado una influencia permanente en la política.

En 2006 el entonces presidente Álvaro Uribe le ofreció a Samper la embajada de Colombia en París. Pero Andrés Pastrana, quien era embajador en Estados Unidos, renunció en protesta por ese nombramiento, por lo que al final Samper declinó la oferta.

En septiembre de 2014 Samper se convirtió en el nuevo secretario general de Unasur, reemplazando al venezolano Alí Rodríguez Araque.

PERFILES RELACIONADOS
POR Alianza

Viviane Aleyda Morales Hoyos

Senadora del Partido Liberal
Morales apoyó a Samper desde el Congreso y logró evitar que los congresistas que exoneraron a Samper fueran investigados

Juan Fernando Cristo Bustos

Ex Ministro del Interior
Ambos han militado en la misma ala del liberalismo

Horacio Serpa Uribe

Senador del Partido Liberal
Serpa y Samper han sido aliados políticos durante tres décadas

Piedad Córdoba Ruiz

Ex senadora y líder de Marcha Patriótica
Samper y Córdoba han estado por lo general en la misma orilla en el Partido Liberal

PERFILES RELACIONADOS
POR Familia

Miguel Samper Strouss

Director designado de la Agencia Nacional de Tierras
Miguel es hijo de Ernesto Samper

PERFILES RELACIONADOS
POR Trabajo

Juan Mesa Zuleta

Empresario
Mesa fue Secretario Privado de Samper en la Presidencia

Iván Moreno Rojas

Preso
Iván fue Ministro de Salud y Protección Social de Ernesto Samper

Gerardo Vega Medina

Director de Fundación Forjando Futuros
Samper nombró a Vega consejero presidencial para Urabá en 1995

Las historias más vistas en La Silla Vacia