Menú principal

Martes Septiembre 02, 2014

Viernes, Agosto 1, 2014 - 12:08
0
2100

A mediados de julio la Ministra de Ambiente Luz Helena Sarmiento le dijo a Vanguardia que la largamente esperada delimitación del páramo de Santurbán estará lista en un mes. En esa misma entrevista, ella dijo que el proceso de delimitación de los páramos está siendo muy engorroso y que “adoptar la escala a 1:100.000 sería ideal”. Esas dos declaraciones, que han pasado de agache, son las dos caras de una misma moneda: la promesa de proteger todos los páramos sigue congelada.

Hoy casi un millón de hectáreas de páramo -la tercera parte- están en un limbo y el Gobierno no ha dado ningún indicio de que el tema sea prioritario, pese a que prometió presentar un proyecto de ley de páramos para protegerlos por su importancia hídrica y a que el Plan de Desarrollo de Santos protege por ley todos los páramos, pero solo aquellos 'adoptados oficialmente'.

La explicación el lío es una cuestión de mapas, como contó La Silla. Hace un año y medio el Instituto Von Humboldt entregó al Ministerio una nueva cartografía hecha a una escala de 1 : 100.000, en la que venía trabajando desde antes de la discusión sobre minería en los páramos, y que es a la que se refiere Sarmiento.

Esos mapas arrojaron una conclusión crucial: Colombia tiene casi un millón de hectáreas más, de páramos de lo que se creía. Pero esas son las que están completamente vulnerables.

Ni el ex ministro Juan Gabriel Uribe ni Sarmiento adoptaron oficialmente la nueva catrografía por la fuerte oposición de los gremios económicos que temen las restricciones

Y las reservas naturales temporales, una figura que se inventaron el año pasado Minas y Ambiente para blindar de solicitudes de títulos mineros a las áreas en proceso de ser protegidas, cubre potenciales parques nacionales y humedales Ramsar. Pero no, como muestra este mapa, a los páramos.

Eso significa que, aunque dentro de tres años que se termine la delimitación obligatoria esas 900 mil hectáreas quedarían blindadas, en este momento se podría solicitar un título minero allí y sembrar la semilla de un conflicto en potencia.

Además, el Gobierno ordenó en 2011 dar un paso más y delimitar los páramos según unos mapas con escala de 1: 25.000, un trabajo cartográfico complejo para saber más exactamente qué tan grandes son. Pero, como lo muestra el caso Santurbán, se demorará mucho más de los dos o tres años originalmente presupuestados para cubrir los 35 complejos de páramos del país.

Por eso es llamativa la entrevista de Sarmiento. “La delimitación de los páramos tiene que cambiar de alguna manera. No podemos tener unos modelos tan desgastantes, porque ese plan de 1 :25.000 no es tan viable”, dijo.

Para cumplir sus deseos la ministra Sarmiento podría adoptar la cartografía más reciente y protegerlos mientras logra sacar adelante la más complicada ¿Será que esas 900 mil hectáreas de páramo recibirán su salvavidas?

Jueves, Julio 31, 2014 - 16:10
0
3442

La pelea por la cabeza del Partido Conservador se está moviendo. Además de que el senador Roberto Gerlein quiere reemplazar a Ómar Yepes en la presidencia del directorio de ese partido y de que la excandidata Marta Lucía Ramírez ha pensado en convertirse en su jefe única, ahora el representante cordobés David Barguil entra en la baraja.

El panorama no es claro porque las divisiones dentro del partido son profundas. Como ha contado La Silla, en el directorio hay una división entre santistas y antisantistas, que hasta antes de las elecciones estaban empatados. Aunque eso cambió porque hubo relevo en los congresistas que tienen silla allí, el directorio aplazó para la próxima semana su reunión de ayer y por eso no es claro cómo está el equilibrio entre esos dos grupos, pero todo apunta a que el empate persiste.

A la espera de eso, Roberto Gerlein es el nombre más fuerte para reemplazar a Omar Yepes en la presidencia del directorio, como representante del ala santista, que ganó las elecciones, mientras que Ramírez ha planteado hacer una convención nacional para eliminar el directorio y reemplazarlo por una jefatura única, seguramente en cabeza de ella.

El problema es que para que cualquiera de esas dos cosas ocurran necesitan una mayoría que pinta esquiva.

Por eso la candidatura de Barguil podría tener viabilidad. El representante, que acaba de llegar al directorio después de las elecciones, arranca con su voto y el de su aliada política, la senadora cordobesa Nora García Burgos, quien también es nueva en el directorio.

Además, Barguil tiene buena acogida entre los no santistas porque estuvo con Ramírez y luego con Óscar Iván Zuluaga en las presidenciales.

Y también tiene entrada entre los otros tres representantes a la Cámara que están en el directorio (Liliana Benavides, Orlando Guerra y Ciro Ramírez) que, aunque son santistas, son algunos de los representantes conservadores que están molestos por el hecho de que los senadores hayan recibido toda la mermelada del Gobierno.

Sin embargo, la elección no está asegurada, no solo porque el panorama se sigue moviendo y porque aún es muy joven, sino porque era el primero en la fila del castigo del gobierno a los conservadores.

¿Será que la visita de Marta Lucía a Casa de Nariño hoy le embolata la estrategia?

Jueves, Julio 31, 2014 - 12:50
1
3291

El mecenas de Yopal, Jhon Jairo Torres, además de que está pidiendo pista para ser alcalde y tiene un proyecto para financiar la construcción de 10.000 viviendas, también cazó una pelea con un Ministro. Pero no cualquier ministro, el de Vivienda.

En abril de este año, el ministro Luis Felipe Henao viajó a Yopal y terminó quedándose en el hotel de Jhon Jairo Torres. Henao reservó una suite junior sencilla, una de las habitaciones más económicas del lujoso hotel que tiene una tarifa por noche de casi 120 mil pesos. Sin embargo, cuando llegó a la recepción, le ofrecieron quedarse una habitación más cara de la que él había pedido. Y a la hora de pagar, le cobraron el ofrecimiento y una cuenta por casi el triple.

El tema no se quedó ahí. El dos de mayo el Ministro, a título personal, entabló una demanda amparado sus derechos del consumidor en la Superintendencia de Industria y Comercio.

La Silla habló con Torres pero su historia no coincide con los hechos que acredita la SIC. Por un lado, dice que no fue el propio ministro el que se quedó en su hotel sino “un baboso del ministerio” (es decir, un funcionario) y que la cuenta sí subió pero porque cuando se hizo el check-in, la reserva ya se había vencido. También niega que haya habido multa.  

“Jhon Jairo no se le arrodilla a nadie y ellos pensaron que como era el Ministro, nos íbamos a arrodillar”, le dijo el mecenas a La Silla.

Pero al final Jhon Jairo sí se tuvo que arrodillar, o por lo menos pagar, porque la Super encontró culpable al hotel. Por eso, no sólo tuvo que devolverle al Ministro el dinero que pagó de más, sino que además, tuvo que pagar al Estado una multa de alrededor de 30 millones de pesos - una sanción que la SIC está imponiendo con frecuencia desde que salió el nuevo Estatuto del Consumidor.

Miércoles, Julio 30, 2014 - 16:30
4
3319

Un dato que dejó claro el presupuesto que presentó ayer el Gobierno es el tamaño de los problemas de Ecopetrol: en total, el Estado va a recibir 1,5 billones de pesos menos de esa empresa, la más grande del país.

Por una parte, como se prevé que se reduzcan las utilidades, el presupuesto preveé que Ecopetrol pague 500 mil millones de pesos menos en impuesto de renta, el equivalente a todo el presupuesto de Caldas para este año.

Por otra, por el mismo motivo, Ecopetrol va a pagar menos dividendos, y eso para el Estado, que es su mayor accionista, será una caída de alrededor de un billón de pesos, el presupuesto de este año de Santander.

En total, el hueco que deja Ecopetrol es mayor que todo el presupuesto de inversión en Defensa para el próximo año.

Con esos datos no es gratuito que hayan vuelto a arreciar los rumores de la salida de Javier Guetiérrez de la presidencia de la petrolera, sobre todo ahora que no tiene el apoyo de Fabio Echeverri en la junta directiva y que fue clave para que en 2012 mantuviera el cargo.

Miércoles, Julio 30, 2014 - 12:21
2
3135

Organizadas oficialmente ya las comisiones del Congreso, los miembros de las familias que por primera vez se encuentran allí quedaron separados en algunos casos y bastante unidos en otros.

Por ejemplo, los hermanos y senadores Antonio y María del Rosario Guerra de La Espriella quedaron curiosamente en la misma comisión: la Tercera. El asunto es aún más particular porque ambos legislarán desde bandos contrarios: Antonio hace parte de la coalición santista, mientras que María del Rosario es la mano derecha del expresidente Álvaro Uribe en el Senado.

Los Guerra tienen otro familiar en el Legislativo: su primo, Julio Miguel Guerra, con quien no tienen una buena relación ni personal ni política. Pero, los tres tendrán que trabajar juntos porque Julio Miguel entró a la Comisión Cuarta que sesiona en conjunto con la Tercera el Presupuesto General de la Nación.

Los que no tuvieron la suerte de encontrarse en la misma comisión, aunque lo intentaron, son los hermanos Galán: Juan Manuel y Carlos Fernando. Ambos hicieron fuerza para estar en la Comisión Primera. Al final, Juan Manuel lo logró porque ya venía de ahí y además es el nuevo presidente de esa célula. Pero a Carlos Fernando su partido, Cambio Radical, no le dio el gustico y lo mandó para la Segunda.

La Segunda es una de las comisiones menos apetecidas del Congreso porque muchos congresistas consideran que ahí no pasa nada. En compensación, Carlos Fernando Galán será el vocero de su colectividad los próximos cuatro años.

La otra familia que legisla unida es la del poderoso clan García Romero, de Sucre y Bolívar. Aunque los hermanos jefes de la casa política están condenados (Juan José García por corrupción y Álvaro ‘el Gordo’ García por la masacre de Macayepo), le heredaron sus curules a Andrés García Zuccardi (hijo de Juan José) y Teresita García Romero (hermana de Juan José y Álvaro). Tía y sobrino, no obstante, quedaron en comisiones separadas: Teresita en la Segunda y Andrés en la Sexta.

La última familia es la Name, en la que los primos Iván (de la Alianza Verde y con votos en Bogotá) y José David (de La U, y del Atlántico) son los únicos familiares que ya venían de estar en el Congreso juntos. Tampoco están en la misma célula: Iván está en la Quinta y José David, actual presidente del Congreso, en la Segunda. Ellos en los años que llevan en el Congreso no han legislado juntos.

Páginas