Menú principal

Viernes Mayo 29, 2015

Viernes, Mayo 8, 2015 - 13:19
7
6126

Aunque todavía faltan más de cinco meses para las elecciones regionales y dos y medio para que los candidatos puedan arrancar a hacer campaña, Boyacá ya está tapizada de vallas. En todo el corredor industrial del departamento -que incluye a ciudades como Sogamoso, Duitama y Tunja- hay decenas de letreros gigantescos en los que Osman Roa -hermano del representante conservador Humphrey Roa y candidato independiente a la Gobernación- invita, con su brazo alzado y el eslógan 'unidos para el progreso de Boyacá', a firmar por él.

El caso de Roa -que tres políticos boyacenses describen como “descarado”- ilustra una de las limitaciones del Consejo Nacional Electoral, que no tiene dientes para controlar a los candidatos por firmas que están haciendo ya propaganda electoral antes del 25 de julio.

Hay casos similares como esta valla, con Mauricio el 'Chicho' Serna, del candidato a la Alcaldía de Medellín (curiosamente también avalado por La U), Gabriel Jaime Rico.

O ésta de Jhon Jairo Torres, el polémico mecenas de Yopal, que después de 'patraseaerse', volvió a aspirar a la Alcaldía de Yopal. 

O ésta de Jorge Acevedo, candidato a la Alcaldía de Cúcuta (que publicó La Opinión), donde sale grande el letrero de firmas pero la escenografía recuerda un acto de campaña.

Hay casos más grises como aún como el de esta valla móvil de Federico Gutiérrez, el ex concejal y actual candidato a la Alcaldía de Medellín, que acompaña a sus recogedores de firmas (que se ven en el fondo de la imagen) y por lo tanto está más vinculada al acto de recoger firmas.

La Silla supo que hace una semana los magistrados del CNE abordaron el tema de la publicidad masiva que están haciendo muchos candidatos por firmas y concluyeron que el vacío que existe en la legislación no les permite tomar cartas en el asunto.

Esto porque, por un lado, la ley les permite hacer publicidad del hecho que recogen firmas pero les prohíbe hacer propaganda política, una línea muy tenue que muchos de ellos han sabido explotar bien metiéndole un poco de ambas. Es decir, no queda nada claro hasta qué punto son legales las vallas o los camiones-vallas que invitan a firmar pero al mismo tiempo siguen las pautas visuales de una publicidad de campaña, ni dónde está la raya. 

Por el otro lado, el CNE tampoco puede pedirles reportes de gastos de campaña porque éstos están estipulados para los partidos políticos, mas no para los grupos significativos de ciudadanos. En esa reunión, los magistrados del tribunal electoral discutieron la posibilidad de sacar una resolución aclarándoles las reglas de juego de aquí en adelante. Pero desecharon la idea porque ya hay más de 400 candidatos por firmas inscritos y ninguna decisión puede ser retroactiva.

Como quien dice, tienen otros dos meses y medio para sacarle ventaja a sus rivales.

Viernes, Mayo 8, 2015 - 10:46
36
15826

Esta semana generó gran revuelo la denuncia de decenas de medios colombianos y extranjeros sobre 53 casos de abuso sexual por militares y contratistas gringos en Melgar. Esa cifra salió del informe que hizo en febrero el académico de izquierda Renán Vega para la Comisión Histórica del proceso de paz. Lo que no se ha contado es que este historiador y economista que enseña en la Universidad Pedagógica Nacional ya admitió que no sabe de dónde sacó el número y que tampoco tiene cómo respaldarlo.

La historia es así. En febrero Vega, al igual que los otros once académicos escogidos por el Gobierno y las Farc, entregó su informe sobre las causas del conflicto colombiano. El suyo, como contó La Silla, se centra en el rol de Estados Unidos y el capitalismo como una de las causas estructurales.

En uno de sus apartados, titulado “Imperialismo sexual”, Vega argumentó que “en uno de los casos más sonados [de abuso sexual], en Melgar y en la vecina Girardot, 53 menores de edad fueron abusadas sexualmente por mercenarios, quienes además filmaron y vendieron las cintas como material pornográfico. También en Melgar, un contratista y un sargento de Estados Unidos violaron a una niña de 12 años en el 2007. Tanto por las actividades que realizan, como por su estatus de inmunidad, contribuyen a la inseguridad de la población en zonas de conflicto, pero también en otras áreas en las que se concentran y están en contacto con la población civil”.

El escándalo de esta semana fue una reacción retardada a esas tres frases. Arrancó cuando Colombia Reports -un portal de noticias sobre Colombia en inglés- lo reseñó brevemente en marzo y se disparó cuando, a fines de ese mes, el canal de noticias ruso Russia Today tomó esos datos para denunciar que “Militares de EE.UU. violaron impunemente a 54 menores colombianas en 4 años”.

Ahí comenzó la bola de nieve: la noticia apareció en la BBC, USA Today, la revista Vice, las agencias Efe y AFP, el Miami Herald, el Daily Beast, El Colombiano (cuyo editorial se tituló precisamente “Imperialismo sexual”), El Espectador, El Heraldo, Semana, El Tiempo o Página 12, siempre citando el informe de Vega. Solamente Univisión y la revista Time pusieron el dato en tela de juicio. Pero el escándalo siguió creciendo, tanto que esta semana la directora del Icbf Cristina Plazas pidió buscar a las niñas, el Defensor del Pueblo Jorge Armando Otálora le pidió investigaciones al Gobierno y el Ejército gringo prometió hacerlas.

Colombia Reports y Univisión se juntaron para verificar la información. Buscaron a Vega, fueron a Melgar averiguar en el terreno y preguntaron a la Fiscalía y la Defensoría. Encontraron que solo estaba reportado el caso de abuso sexual del 2007.

Manuel Rueda, el corresponsal de Univisión en Colombia, encontró a Vega en la Universidad Pedagógica y éste le dijo que lo de los otros 53 casos era una cifra que había oído en televisión en 2004 pero que no recordaba en qué canal. Añadió, según lo citó Rueda, que “no tuve la oportunidad de hacer trabajo de campo [para el informe de la Comisión Histórica] (…) Yo no soy periodista o sociólogo y me pidieron que limitara el número de páginas. Así que me basé en las fuentes a las que ya me he referido”. Añadió que la académica alemana Anna Kucia ha usado el mismo dato, aunque en realidad ella habla en su informe de 53 mujeres que participaron en videos pornográficos grabados por militares gringos y no de víctimas de abuso sexual.

Al final, ni Vega ni su informe -que, como todos los de la Comisión Histórica, no pasó por una revisión de pares- aportan ninguna referencia al lugar de donde viene el dato. (La Silla intentó sin éxito comunicarse con Vega pero al momento de publicar la nota no había respondido nuestro correo electrónico).

Esto llevó a que Colombia Reports publicara una rectificación e hiciera un mea culpa público sobre su error periodístico.

Queda por ver si se aclara el origen del número 53 que aparece en todos los reportes del tema.

Jueves, Mayo 7, 2015 - 14:02
2
2708

En Cartagena hay por estas semanas otro mar. Un mar de precandidatos a la Alcaldía, que ya suma 23 nombres. Pero entre todos, coinciden tres fuentes conocedoras, empieza a destacarse por su bulla y pintoresca campaña en los barrios populares el periodista Manolo Duque, con un estilo que emula al del fallecido exalcalde Campo Elías Terán.

Comunicador social que va por firmas, Manolo fue el reemplazo de Terán en la dirección del Noticiero Popular (el más escuchado de la ciudad) cuando éste renunció para lanzarse.

Ahora sigue en la misma senda de Campo con una aspiración que se vende como popular y maneja un discurso en contra de los políticos tradicionales, aunque cuente con un padrino que ha sido aliado de ellos. Uno al que llaman "el rey de las licitaciones", como lo contó La Silla.

Se trata de José Julián Vásquez, hermano de crianza de Duque, un empresario que declara ser amigo y asesor de políticos en Bolívar y Cesar en temas de contratación y licitaciones. Fue jefe jurídico de la Gobernación de Bolívar en 2009 y en su momento tres fuentes políticas por separado nos dijeron que su buena estrella en los negocios debe a que “se volvió un experto es armar licitaciones al deseo de su jefe de turno”.

Este año quiso aspirar a esa Gobernación, pero se retiró por una sanción en primera instancia que le hizo la Procuraduría a un grupo de exfuncionarios que ordenaron el pago de unos salarios, el parecer, de manera irregular.

Hoy ese empresario es el más entusiasta de los seguidores de Manolo Duque, cuya campaña cuenta “con casi todos los ‘puyaojos’ de Cartagena”, según nos contó otro precandidato. Aunque, al respecto, Manolo le dijo a La Silla: "Mi campaña intenta sumar, no restar, yo estoy recibiend muchos líderes en los barrios y no se si son puyaojos o no. En octubre se sabrá".

Los ‘puyaojos’ son los líderes que compran y venden votos a los políticos en los barrios en época electoral. Duque, sin embargo, niega que su campaña esté dando plata y dice que su fortaleza está en “el pueblo” que lo acompaña.

Hace poco, por ejemplo, organizó una reunión en el populoso Canapote con una pantalla gigante, para que sus simpatizantes vieran la llamada pelea de boxeo del siglo, entre Manny Pacquiao y Floyd Mayweather.

En su estilo parecido al de Campo Elías Terán, el periodista ha reconocido públicamente que no es el más intelectual ni preparado de los candidatos, pero que de todas formas es universitario y está dispuesto a prepararse y armar un buen equipo que lo asesore.

Eso ya lo está haciendo. La Silla confirmó que asesores en temas de movilidad, salud, educación, víctimas y posconflicto y finanzas, que conocen de esos temas, le están explicando cómo funciona lo público. En sus clases de finanzas públicas, por ejemplo, el periodista ve lecciones de presupuesto y posibilidades de inversión con un exsecretario de Hacienda.

Aunque, con tanto aspirante (y ninguna encuesta oficial), la carrera por Cartagena se ve muy abierta, Duque tiene la popularidad que alcanzó con el noticiero, se ha dado verdaderos champús de barrio y evidenciado fuerza. Por ejemplo, el día que inscribió su comité de firmas, lideró un encuentro con casi cuatro mil personas.

Habrá que ver si la mezcla entre su parecido con Campo Elías, el padrinazgo del "rey de las licitaciones" y esa popularidad le alcanzan para llegar hasta octubre.

(la foto de la portada de este confidencial es cortesía de la revista Zetta de Cartagena).

Jueves, Mayo 7, 2015 - 10:00
1
1873

Hoy el ministro de Minas Tomás González anunció que el Gobierno presentará el próximo semestre un proyecto de ley que defina bien los delitos minero ambientales para poder judicializar a los mineros criminales, pero a juzgar por las veces en que el presidente Juan Manuel Santos ha hecho promesas similares y por los magros resultados en la lucha contra esta actividad ilegal, el Gobierno corre el riesgo de quedar como el pastorcito mentiroso. 

Estas son las anteriores veces en que Santos ha prometido mano dura con la minería criminal:

Febrero de 2011

“Esta política de ir con todo lo que tenemos en contra de la minería ilegal va a continuar”, dijo Santos en Neiva después de que se desarticulara una banda criminal dedicada a la minería.

Enero de 2012

“Uno de nuestro objetivos de alto valor militar y policial es la gran minería ilegal y esa la vamos a combatir con todo lo que está a nuestro alcance. Ya en algunas zonas del país se están haciendo acciones; aquí también vamos a hacer las acciones pertinentes”, dijo Santos al visitar el sur de Bolívar.

Junio de 2012

Noviembre de 2012

"Vamos detrás —con todo— de la minería ilegal", dijo al presentar el decreto que permite la destrucción de maquinaria y que luego fue una de las razones para que los pequeños mineros, que se sintieron criminalizados, se fueran al paro.

Abril de 2013

“La minería criminal está acabando con nuestros ríos, está acabando con nuestro medio ambiente, está acabando con nuestras cuencas, está acabando con nuestro país en una forma devastadora”, dijo Santos en Medellín. “Les he dado instrucciones al señor ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y a los señores comandantes de la Policía, para que hagan operaciones en 8 departamentos que hemos identificado como los departamentos con más actividad en materia de minería criminal”

Julio de 2013

“También luchar contra esos grupos ilegales que se lucran de esa minería ilegal: las Farc, las bandas criminales, todos esos grupos que utilizan narcotráfico y minería criminal para financiar sus actividades”, dijo Santos al activar la Fuerza Naval del Oriente en el Vichada. Y de nuevo tuvo que tranquilizar a los pequeños mineros de que no estaba confundiendo minería informal con criminal.

Enero de 2014

Al anunciar una Fuerza de Tarea Conjunta para combatir la minería criminal en el Pacífico, Santos reitera su promesa de combatirla. 

Febrero de 2014

Durante el Congreso minero en Cartagena, Santos vuelve a prometer que "estamos empeñados –y seguiremos empeñados– en combatir la minería criminal que no solo atenta contra el medio ambiente sino que es un combustible de todos los males, de violencia, de criminalidad, y que está haciendo un daño terrible en todo sentido".

Junio de 2014

El Ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón anuncia que se creará una Unidad Nacional de Intervención Contra la Minería Criminal (Unimic).

Abril de 2015

Durante el congreso de los mineros en Cartagena, Santos le volvió a coquetear a la industria minera y le prometió que, sin confundir con la pequeña minería, el Gobierno iría con toda contra la criminal. "Nos toca enfrentar, con toda, con toda la decisión –y en eso creo que ustedes son nuestros mejores aliados– enfrentar la extracción ilícita de minerales", dijo Santos.

Miércoles, Mayo 6, 2015 - 17:22
1
1760

Jaime Pumarejo, la carta del grupo Char a la Gobernación del Atlántico, anda recurriendo por estos días a sus reconocidos ancestros para teñirse de rojo y darle fuerza a su precandidatura en el Partido Liberal, en donde un sector lo califica de “advenedizo” por no tener militancia histórica allí.

Como lo contó La Silla, Pumarejo, quien se desempeñó hasta el 8 de abril como gerente del megacentro de eventos y convenciones Puerta de Oro y fue secretario de Movilidad de la Administración del exalcalde Alejandro Char, es la apuesta con la que esa casa quiere hacer moñona y llevarse en octubre los dos puestos más importantes del departamento.

En ese propósito protagoniza un pulso con el exgobernador liberal Eduardo Verano, también precandidato, quien además de liderar las encuestas es visto como un liberal pura sangre.

Pumarejo en sus correrías por los municipios del Atlántico no solo va con camiseta y gorra roja sino que saca a relucir la casta liberal de su abuelo, el patriarca rojo Alberto Mario Pumarejo Vengoechea (excongresista y ministro de Estado), y la de su papá Jaime Pumarejo Certain (exalcalde de Barranquilla).

“Vengo de familia liberal, mi abuelo y mi papá lo eran”, suele repetir.

En Twitter, por ejemplo, desempolvó un registro de prensa de hace 40 años que reseña la firma por parte del presidente Guillermo León Valencia del inicio de obras del famoso puente Pumarejo, que conecta Barranquilla con el resto del país, cuya construcción fue gestionada por su abuelo, el entonces senador Alberto Pumarejo.

Recordar el papel clave de su abuelo como gestor de los recursos para la construcción del puente Pumarejo, que oficialmente se llama Laureano Gómez, es uno de los ases con los que el precandidato juega para que en su colectividad lo sientan más liberal. El puente de hecho es la imagen que usa como su logo de campaña ‘Tendiendo puentes, abriendo puertas para el progreso del Atlántico’.

La coyuntura ha ayudado a Pumarejo en su labor de asociar su nombre con la militancia liberal de sus ancestros. El 28 de mayo, el presidente Juan Manuel Santos, en compañía del vicepresidente Germán Vargas Lleras y de la ministra Natalia Abello, firmó el acta de inicio de obras del nuevo puente Pumarejo. Como parte del cubrimiento, El Heraldo, medio del que el precandidato es accionista, recordó la trayectoria política de Pumarejo Vengoechea (quien cofundó el periódico) como la de “un líder liberal visionario”.

Los esfuerzos del precandidato se dan en un momento en que las encuestas no lo favorecen frente al exgobernador Verano, quien obtiene un 16% de favorabilidad frente al 6% de Pumarejo, según encuesta de medios localesEn otra encuesta, contratada por El Tiempo y W Radio, Pumarejo no logra más del 5% de la intención de votos.

La Silla supo que por los lados de la casa Char ya empiezan a surgir inquietudes, ante estos números, sobre si el aspirante logrará despegar o no.

Páginas