Menú principal

Jueves Agosto 21, 2014

Jueves, Julio 24, 2014 - 11:51
5
3069

En las últimas dos semanas el ICA ha vivido una verdadera tempestad, y aunque parecería que ya pasó, su director no tiene el puesto asegurado.

La Silla supo que el Ministro de Agricultura, Rubén DaríLizarralde, convocó a una junta extraordinaria del ICA para este lunes en el Ministerio, en la que el director Luis Humberto Martínez deberá hacer un informe de lo que sucedió la semana pasada, contar qué medidas ha tomado para corregir la crisis y explicar si ya reintegró a todos los funcionarios que salieron. Mejor dicho, pasar al paredón. 

Como contó La Silla, en los últimos días Martínez estaba de vacaciones, y su subgerente Luis Alberto McCausland, que estaba encargado de la entidad, aprovechó para forzar la salida de varios altos funcionarios técnicos. Con eso, disparó las alarmas de que el equipo cercano al gerente -y al senador conservador Efraín Cepeda- esté manejando la entidad encargada de la sanidad vegetal y animal con criterios más políticos que técnicos.

Ayer las cosas comenzaron a volver a su cauce normal. Tras un evento con Lizarralde en Barranquilla, Martínez anunció que le había pedido la renuncia a McCausland por “el impacto negativo de [sus] actuaciones” y que salió de la entidad ayer mismo.

Aunque Martínez prometió que echará para atrás las insubsistencias y salidas forzadas que ocurrieron la semana pasada, dos de los subgerentes técnicos -Carlos Soto de protección vegetal y Leonardo Berrocal de regulación sanitaria- aún no han regresado a la entidad y al menos otra persona vio reversar su insubsistencia pero quedó con una renuncia aceptada.

En la junta del lunes, además de explicar lo ocurrido y qué ha hecho para solucionarlo, Martínez deberá presentarle el manual de funciones de la entidad, ya que -como también contó La Silla ayer- su equipo cercano estaba intentando modificar los perfiles profesionales de las subgerencias más técnicas, para permitir que postulen abogados y administradores públicos.

Además, Martínez envió ayer un parte de tranquilidad a los gremios, prometiéndoles que "el ICA seguirá siendo una entidad técnica" y tratando de salirle al paso a su preocupación de que la autoridad sanitaria -que el presidente Juan Manuel Santos entregó a finales del año pasado a un protegido de Cepeda- está politizada.

Hace dos semanas, otra de las tres entidades del campo entregadas a caciques azules en vísperas de la reelección vio a su cabeza salir. Sin Álvaro Navas Patrón -el sobrino político y protegido del quince veces senador Roberto Gerlein- al frente del Banco Agrario, sólo quedaron el Incoder en manos de un recomendado del huilense Hernán Andrade y el ICA en manos del amigo de Cepeda ¿Será que los días del ICA en manos de 'Fincho' y los conservadores están contados?

Miércoles, Julio 23, 2014 - 12:49
2
3443

El polémico representante sucreño Yahir Acuña acaba de anotarse dos triunfos, al quedar en firme las curules de María del Socorro Bustamante y Moisés Orozco, los dos representantes afro no afro que -como contó La Silla- él avaló y al quedar con un partido que tiene personería jurídica. A su bancada de bolsillo se suma otro nuevo triunfo: le dieron la Secretaría de Educación de Sucre en pago por haber llevado al hijo del gobernador al Senado.

El gobernador Julio César Guerra Tulena lanzó a su hijo Julio Miguel Guerra al Congreso por el viejo PIN (hoy llamado Opción Ciudadana) porque en su partido, el liberal, se lo rechazaron debido a los escándalos que han rodeado su administración.

Sin ninguna experiencia en política, el novato senador salió electo con 50 mil votos, muchos de los cuales se debieron a la alianza que hicieron los Guerra con Yahir Acuña, el mayor elector de Sucre con más de 130 mil votos.

La alianza con la casa Guerra incluía que a Yahir le dieran, una vez pasara la Ley de Garantías, dos secretarías: la de Infraestructura y la de Educación.

Por ahora, le dieron la de Educación que quedó en cabeza de Alberto Iriarte, quien había estado de secretario de Educación de la Alcaldía de Sincelejo, también como cuota de Acuña.

De hecho, Iriarte salió de ese cargo el día después de que el representante tuviera una discusión pública con el alcalde de Sincelejo Jairo Fernández Quessep.

Fuentes que conocen bien la política en Sucre le han dicho a La Silla que el de Julio Miguel Guerra será un Senado "de bolsillo" de Yahir Acuña.

Con Guerra, Bustamante, Orozco, Candelaria Rojas (su segunda en la lista) y José Rodolfo Pérez (representante elegido por 100% por Colombia), Acuña completa una bancada propia de seis congresistas. Pero también tiene un partido propio ya que, como contó La Silla, su movimiento Cien por Ciento Colombia llegó al Congreso pero no logró el umbral de la personería jurídica.

Con Bustamante y Orozco posesionados, el movimiento que los avaló y que Acuña controla -Funeco- Acuña quedará automáticamente con personería, por lo que no tendrá que salir a buscar firmas para poner candidatos en las elecciones regionales de 2015.

Miércoles, Julio 23, 2014 - 12:24
3
1679

Después de las elecciones presidenciales y tras la euforia mundialista, Cifras y Conceptos hizo una nueva encuesta Polimétrica. Entre otras cosas la encuesta muestra que después de los comicios creció el apoyo a las negociaciones de La Habana, mejoró la imagen de Juan Manuel Santos y disminuyó la cantidad de encuestados que se identifican con el Centro Democrático. Aunque esos resultados muestran la tendencia general de los encuestados de apoyar al ganador de unas elecciones y muestran el respirito que tiene Santos, no aclaran hasta cuándo le va a durar.

La encuesta, que se hizo a 3 mil personas en 84 municipios, muestra que el apoyo a las negociaciones con las Farc como manera de solucionar ese conflicto llegó al 48 por cien mientras que solo el 19 por ciento apoyan la derrota militar como su solución. Esa diferencia de 29 puntos es la mayor desde que Cifras y Conceptos hace esa pregunta, en octubre pasado, pues la máxima diferencia había sido de 19 puntos.

Ese apoyo coincide con que la imagen de Juan Manuel Santos está en un muy buen momento: tiene 58 puntos de imagen favorable y 39 de desfavorable, cuando en la más reciente encuesta de junio tenía 42 puntos de imagen favorable y 55 de desfavorable. En mayo, antes de la primera vuelta, había llegado a tener 61 puntos de imagen desfavorable.

Y la tercera noticia buena para Santos es la afinidad con los partidos. Mientras en junio el partido que despertaba más afinidad era el Centro Democrático, con el 14 por ciento y venía creciendo, ahora volvió a caer al nueve por ciento de afinidad que tenía en mayo. En cambio el liberalismo y La U crecieron (al 13 y 12 por ciento, respectivamente).

Aunque con eso queda claro que el péndulo volvió hacia Santos después del duro golpe de haber perdido la primera vuelta, lo que no es claro es si ese cambio es de largo plazo o es solo una muestra del reflejo de parte de la opinión pública de hacerle barra al ganador y el optimismo después del buen resultado de la selección en el Mundial. Y Santos va a necesitar ese apoyo, por ejemplo, para cuando llegue el momento de refrendar un eventual acuerdo con las Farc.

Acá pueden ver las dos partes de la encuesta Polimétrica

Polimetrica_resultadosEvaluación_21072014.pdf by Juan Lewin

Polimetrica_resultadosEvaluación_22072014_PAZMINISTROS.pdf by Juan Lewin

Martes, Julio 22, 2014 - 14:05
1
3255

El lanzamiento del libro del Centro de Memoria Histórica sobre políticos asesinados en Norte de Santander el viernes pasado terminó en un emotivo -y sorpresivo- pedido de perdón de un ex dirigente del ELN a una de las víctimas más visibles de esta guerrilla.

Ese día se presentó en el auditorio del Museo Nacional el último libro que hicieron Gonzalo Sánchez y su equipo de Memoria Histórica, "Hacer la guerra y negar la política”, en el que se narran las muertes de cuatro líderes políticos norsantandereanos: el ex ministro y ex congresista conservador Argelino Durán, muerto en cautiverio tras ser secuestrado por una disidencia del EPL; el ex alcalde de Tibú y entonces favorito para la gobernación Tirso Vélez, asesinado por los paramilitares en 2003; el dirigente comunista Carlos Bernal, asesinado por los paras en 2004; y el médico y ex senador liberal Jorge Cristo Sahium, asesinado por el ELN en 1997.

La sorpresa mayor fue cuando -de manera espontánea- tomó el micrófono Carlos Velandia, el ex dirigente del ELN antiguamente conocido como 'Felipe Torres', y le pidió perdón al hasta hace poco senador y autor de la Ley de Víctimas Juan Fernando Cristo por la muerte de su padre, que ocurrió mientras él estaba en la cárcel.

“No ha sido fácil llenarme de valor para venir ante ustedes y ante víctimas de la que fuera mi organización para decirles que pido perdón en lo respecta a las responsabilidades que de mí se pudieran derivar en generar hechos de violencia y producir víctimas”, dijo ante el auditorio, dirigiéndose sobre todo a Cristo y mencionando también al ex senador Aurelio Iragorri Hormaza, que fue víctima de un atentado de ese grupo guerillero. Luego Velandia le dio la mano a un conmovido Cristo, cuyo discurso sobre la muerte de su padre fue muy emocional.

Estas son las intervenciones de Velandia y de Cristo ese día, un pequeño adelanto del posconflicto que se viene si algún día se firma un acuerdo con las Farc y el ELN.

Martes, Julio 22, 2014 - 12:04
4
2491

Como se dijo ayer, la Alianza Verde no pedirá puestos en el gobierno y mantendrá una independencia frente a Santos y la Unidad Nacional. Pero no se ha contado cómo estaban las posiciones por dentro.

La decisión se cocinó en tres reuniones antes de llegar a un acuerdo en el partido. Se reunieron el viernes y el sábado de la semana pasada pero no lograron consensos.

Una persona que estuvo en la reunión del viernes le dijo a La Silla que las posturas eran tres, cada una liderada por pesos pesados de la Alianza.

Por un lado, Angélica Lozano, la representante más votada, quería quedarse en la oposición; el senador Antonio Navarro quería mantener la independencia y el ex senador progresista Luis Carlos Avellaneda quería entrar a la Unidad Nacional.

Después de publicada esta historia, el comité ejecutivo de la Alianza Verde sacó un comunicado diciendo que "No es cierto que existan personas del Partido Alianza Verde, que hayan propuesto el ingreso al Gobierno Nacional y/o a la Unidad Nacional. Carece de toda verdad la afirmación que hizo La Silla Vacía en su artículo, cuando asegura que Luis Carlos Avellaneda quería que la colectividad ingresara a la Unidad Nacional."

Después de conocer este comunicado, nuestra fuente se ratificó y dijo que el viernes él mismo escuchó a Avellaneda leer un informe en el que hablaba de que el Partido debería considerar la posibilidad de entrar al Gobierno.  Caracol Radio el viernes también publicó una historia titulada "Alianza Verde aceptaría puestos en Gobierno Santos: Senador Avellaneda" y lo citaba diciendo:

“El partido debe asumir una posición de independencia. Si el Gobierno se mueve programáticamente, es decir, decide construir paz con justicia social sobre todo en los campos de educación, salud, medio ambiente y vivienda, el partido eventualmente podría llegar a ejercer algún cargo del gobierno si este es ofrecido”, indicó Avellaneda del ala Progresista.

Aunque Caracol no fue desmentido, o por lo menos no públicamente por la Dirección Ejecutiva de la Alianza Verde, Antonio Sanguino, copresidente del movmiento, dijo a La Silla que no era cierto que Avellaneda hubiera propuesto entrar al gobierno. Y dos miembros más del partido, que no estaban el viernes, pero sí en otras reuniones del partido el sábado dijeron a La Silla que el ex senador repitió varias veces que él no abogaba por entrar al gobierno.

Como La Silla no estuvo ahí presenta ambas versiones.

En todo caso, como decía este confidencial originalmente, ayer en la tarde lograron el consenso de optar por la independencia, que era la opción intermedia. Con esa posición llegaron a la reunión con el presidente Santos que, según supo La Silla, fue iniciativa del presidente y que organizó el ex senador liberal Juan Fernando Cristo.

La idea que se acordó es que el gobierno y los partidos que apoyan la paz, pero que no forman parte de la Unidad Nacional, tendrán un mecanismo formal para incidir en ese tema en las decisiones de gobierno.

Cómo funcionará se definirá el lunes cuando se reúna el Comité Ejecutivo y, el jueves, el Directorio Nacional. Por ahora, el gobierno puso al ministro del Interior Aurelio Iragorri y a la secretaria de Presidencia, María Lorena Gutiérrez, a coordinar desde el gobierno la definición del mecanismo. En las reuniones de la próxima semana también se establecerá quienes lo harán del lado de los verdes.

Nota de la Editora: martes, 5.45 p.m.: La Silla incluyó en esta historia tres párrafos nuevos después de publicada la historia a raíz de una aclaración pública que hizo la Alianza Verde sobre esta nota. Ofrecemos disculpas a nuestros lectores y a Avellaneda si cometimos un error.

Páginas