Menú principal

Martes Marzo 03, 2015

Martes, Febrero 10, 2015 - 15:01
0
2954

El Plan Nacional de Desarrollo -que el gobierno presentó al Congreso el viernes y cuyo primer artículo habla de buscar una “armonía con los estándares de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde)”- incluye al menos 44 artículos basados en consejos que le dio al país ese club de países desarrollados al que Santos quiere entrar. Sin embargo, dejó por fuera una recomendación que el propio Gobierno ha prometido ya en el pasado: la licencia ambiental para la etapa de exploración en minería.

La licencia obligatoria a la hora de explorar, que existió en Colombia hasta el código minero de 2001 y que la última ministra de Ambiente Luz Helena Sarmiento prometió revivir en enero pasado, es una de las diez recomendaciones centrales que hizo ese 'club de buenas prácticas' -como Santos lo describe- en temas ambientales el año pasado. (Ver la tercera página de su informe conjunto con la Cepal de Naciones Unidas).

Como ha contado La Silla, esa licencia tampoco apareció en el polémico decreto sobre licenciamiento ambiental que firmó el actual ministro Gabriel Vallejo. Eso pese a que su antecesora -y ex directora de la Anla que se encarga del licenciamiento- había dicho hace un año que “en Colombia hay un problema en minería: no se necesita licencia en exploración (…) En forma absurda se eliminó. Uno de mis propósitos este año como ministra, y ya hablé con el Presidente y con el ministro de Minas, es imponer licencia ambiental para la etapa de exploración”.

Hasta ahora el gobierno Santos ha sido -como rastreó Portafolio- muy deferente hacia los consejos de la Ocde, que se ha convertido en su hoja de ruta bajo el radar y cuya sede en París el propio presidente visitó hace dos semanas. ¿Será que en temas mineros no hay Ocde que valga?

Evaluacion_y_recomendaciones_Colombia.pdf by lasillavacia

Martes, Febrero 10, 2015 - 11:15
4
1561

El Club de la Prensa -la agremiación de periodistas más prestigiosa de Medellín- entregó ayer sus premios anuales de periodismo, que más que resaltar reportajes específicos son reconocimientos a una trayectoria. La Silla ganó en la categoría de medios digitales, el único de los siete ganadores que no viene de Antioquia.

El premio a una toda una vida lo ganó Javier Darío Restrepo, el gurú de la ética periodística de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano que también viene de ganar el premio Gabriel García Márquez por su carrera. En televisión ganó Teleantioquia, que está cumpliendo 30 años. En prensa escrita, el editor político de El Mundo José Ignacio Mejía. En radio Eugenio Correa, que hizo toda su carrera en Caracol Radio. En medios alternativos De la Urbe, el periódico universitario de la Universidad de Antioquia. Y en docencia Juan José García Posada, profesor de la Universidad Bolivariana y columnista de El Colombiano.

Lunes, Febrero 9, 2015 - 17:05
53
22615

Tomás Uribe acusó hoy a Antanas Mockus de organizar la 'marcha por la vida' del próximo 8 de marzo a cambio de un contrato con el gobierno Santos por 480 millones de pesos a nombre de su ONG Corpovisionarios. La Silla averiguó con la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y esta dijo que no es cierto que a Mockus se le haya pagado por hacer la marcha.

El hijo mayor del ex presidente Uribe basó su denuncia en el archivo de contratación del Fondo Nacional de Paz, que está publicado en la página de la Casa de Nariño. Con ello ponía en duda la independencia de Mockus, quien aseguró que la marcha -a la que el ex candidato presidencial invitó a Uribe y a su contradictor Iván Cepeda- no es ni a favor ni en contra del proceso sino para "que los colombianos no nos matemos más".

Allí aparece un contrato, firmado el 20 de octubre pasado y vencido en diciembre, en el que la ONG que fundó Mockus se comprometió a “diseñar e implementar, en espacios y con actores específicos, herramientas / acciones innovadoras que contengan mensajes e ideas estratégicas para invitar a una movilización ciudadana que promueva el respaldo social” de las negociaciones en La Habana y “fortalecer la creencia y disposición general de la ciudadanía ante la afirmación de que la paz es una construcción colectiva que corresponde a todos”.

Ese trabajo de Corpovisionarios consistió, según la Oficina de Sergio Jaramillo, en una asesoría sobre cómo hacerle pedagogía al proceso de paz en La Habana, explicándoles dónde han estado sus debilidades y cuáles son los mensajes más efectivos. Además les diseñaron una serie de juegos y actividades lúdicas que apuntan a explicarle el proceso a niños y jóvenes, incluyendo un juego de roles, otro con papeles y uno al estilo de Twister, que están en su fase de piloto.

Es decir que la ONG que fundó y preside Mockus -especializada en consultorías en temas de convivencia ciudadana- no fue contratada para promocionar el proceso de paz hacia afuera sino para explicarle en privado al Gobierno cómo hacerlo (o no hacerlo).

"Una cosa es Corpovisionarios y otra es Mockus como actor político", dijo a La Silla el encargado de comunicaciones de la ONG, añadiendo que ellos no pueden mostrar el trabajo que hicieron sin autorización de la Oficina del Alto Comisionado.

Sin embargo, la existencia de este contrato para mejorar la comunicación del proceso de paz -y que habla de acciones que permitan impulsar una "movilización ciudadana" que el Gobierno no ha hecho hasta ahora- sí da 'papaya' para que los críticos de La Habana la resten legitimidad a una marcha que sí convocó Mockus y que le ayudará al gobierno Santos a ambientar ese mismo proceso a partir de la inclusión de críticos como Uribe alrededor de la defensa de la vida.

Lunes, Febrero 9, 2015 - 15:05
1
4904

Un candidato a la Alcaldía de Aguazul, en el Casanare, está siguiendo los pasos del polémico mecenas  de Yopal. Se llama Martín Pérez Cuartas, y como Jhon Jairo Torres con La Bendición, está haciendo campaña para 2015 promoviendo la urbanización Altos de las Atalayas en el municipio que no tiene permisos de construcción por lo que es ilegal. Serían casi 1.500 lotes que ya están en construcción y en venta a pesar de que está fuera del Pot.

La Silla supo por tres fuentes de Aguazul que aunque el proyecto de vivienda no está a nombre del candidato, él es quién lo está respaldando con la promesa de que si es elegido va a legalizar la urbanización que no está dentro del perímetro urbano.

Martín Pérez ya ha sido concejal de Aguazul y fue candidato a la Asamblea departamental en el 2011 por el PIN. Sacó 2.400 votos pero se quemó. Además, fue el coordinador de campaña del ex representante a la cámara por el Casanare, José Rodolfo Perez, hermano del condenado por parapolítica y ex gobernador, Miguel Ángel Perez.

La campaña de Pérez Cuartas ya arrancó.  La semana pasada entregó 5.000 kits escolares en el municipio y pagó un publireportaje en el diario prensa Libre de Casanare para promocionar el evento.

Lunes, Febrero 9, 2015 - 12:39
0
2518

Los expertos en páramos acaban de ganar una pelea que llevaban dando desde hace casi tres años. El nuevo Plan de Desarrollo del gobierno Santos II, que presentó Simón Gaviria al Congreso el viernes, les dio la razón al adoptar el atlas de páramos de 1 a 100 mil que existía y que el Ministerio de Ambiente se había negado a reconocer oficialmente antes.

Después de que la delimitación de Santurbán se demorara dos años y dado que aún no ha arrancado ese mismo proceso en los otros 35 páramos que tiene el país, el gobierno Santos II tomó la decisión de cambiar la manera de determinar dónde arrancan y terminan estos ecosistemas claves para el manejo del agua. Y, por lo tanto, de marcar claramente dónde podrá y no podrá haber minería o agricultura.

Para eso echó para atrás la orden del Plan de Desarrollo original Santos que mandaba delimitarlos a una escala de 1 a 25 mil, una tarea que terminó siendo engorrosa y muy lenta de llevar a la práctica.

En cambio reconoció, por primera vez, la cartografía completa de los páramos a una escala de 1 a 100 mil que entregó el Instituto Humboldt en septiembre de 2012, que -como contó La Silla- el Ministerio nunca quiso adoptar pese a que tiene un nivel de precisión apenas un poco menor. Una de las razones para no tomar esa decisión era que estos mapas ya identificaban 900 mil hectáreas de páramo adicionales a las 2,9 millones que se conocían y que todavía están desprotegidas. Al menos hasta que el Congreso adopte el nuevo Plan.

A partir de ahora, el proceso para 'ordenar' los páramos será más sencillo: el Ministerio tomará esos mapas de 1 a 100 mil o, cuando estén disponibles, los de 1 a 25 mil y hará los estudios socioeconómicos que permitirán entender quiénes están ya viviendo y trabajando dentro de sus límites. Eso le permitirá identificar las áreas donde tendrá que ingeniarse una estrategia más flexible que permita conservar y restaurar los páramos, sin crear conflictos con las comunidades ni sacarlas.

En el pulso entre minería y páramos, las reglas se mantienen iguales. Si el proyecto minero dentro de un páramo ya está en fase de explotación -y tiene, por lo tanto, licencia ambiental- el contrato se mantendrá hasta su fecha de vigencia, sin posibilidad de prorrogarlo. Si apenas tiene título minero, no se podrá explotar. 

Queda por ver cuál será el plan para esas hectáreas que, estando técnicamente dentro del páramo, queden excluidas de la zona de más estricta conservación.

Páginas