Jueves Abril 24, 2014

Menú principal

Querido diario

Jueves, Abril 3, 2014 - 18:29
4
4642

A pesar de sus enredos judiciales, la ex senadora Dilian Francisca Toro sigue siendo la gran baronesa electoral del Valle y una de las grandes ganadoras de las elecciones al Congreso.

Toro, que renunció a su curul en el Senado a raíz de la investigación que le abrió la Corte Suprema de Justicia por presunto lavado de activos, tendrá nada menos que una bancada de cuatro congresistas. Es decir, más grande que la del Mira.

Su mayor aliado, el representante Roosvelt Rodríguez, logró saltar al Senado con 100 mil votos y la cuarta mayor votación de La U (sólo por detrás de Musa Besaile, el 'Ñoño' Elías y José David Name). Aunque no pudo igualar los 151 mil votos que sacó su jefa política hace cuatro años, su votación fue la octava más alta del país.

En la Cámara también le fue muy bien al grupo político de Toro, que se llama Nueva Generación, que logró conservar sus tres curules después de montar una especie de operación avispa con un candidato fuerte en cada ciudad intermedia de peso del departamento.

Elbert Díaz, que fue secretario general de la Alcaldía de Palmira y asesor del actual alcalde, sacó 37 mil votos y la segunda mayor votación del Valle. Jorge Eliécer Tamayo, ex concejal de Cali con votos también en Jamundí, sacó 31 mil votos. Y Rafael Palau, el ex alcalde de Tuluá, sacó 23 mil votos y está peleando la tercera curul de La U con Oliverio Hoyos, un profesor sin experiencia política que es la fórmula de Roy Barreras.

También sumó otros 20 mil votos con Juan Carlos Martínez Gutiérrez, el representante que se quemó tras dar el salto del grupo político de Roy al de Dilian. Y 15 mil con Esperanza Delgado, la ex presidenta de Asonal judicial.

Con eso la exsenadora mantendrá las curules que tenían sus aliados Roosvelt Rodríguez, Jairo Ortega Samboní -que se lanzará a la alcaldía de Palmira- y Adolfo Rengifo, que rompió con Toro.

Su grupo político sigue teniendo mucha fuerza en el Valle, con 13 alcaldías e incluso una concejal en Bogotá (Jimena Toro, la hermana de la senadora que llegó tras la renuncia de Martha Ordóñez para aspirar a la Cámara).

Jueves, Abril 3, 2014 - 15:36
16
5534

Mientras que la candidatura presidencial de Enrique Peñalosa se aleja de la política tradicional al nombrar a la senadora electa Claudia López como su coordinadora programática, el ofrecimiento de su coordinadora de campaña en Bolívar ha creado desconcierto porque se trata de Silvana Giaimo, ex precandidata de la U a la Alcaldía de Cartagena y muy cercana a la poderosa familia García Zuccardi. Aunque Giaimo no aceptó el ofrecimiento por sus compromisos laborales, el mal sabor quedó.

Giaimo ha combinado su trabajo en el sector privado con pasos por el público. En el privado ha trabajado varias veces en la Sociedad Portuaria, en la que los esposos y ex congresistas Juan José García Romero y Piedad Zuccardi -y su hijo senador elector Andrés Felipe- son accionistas y también ha llegado a la dirección ejecutiva de la Cámara de Comercio de Cartagena, con el apoyo de la Sociedad Portuaria.

En el sector público fue Secretaria de Planeación de Cartagena durante la alcaldía de Carlos Díaz Redondo como cuota de los García Zuccardi y fue viceministra de Minas del gobierno Uribe -cuando el ministro era el también cartagenero Hernán Martínez- también como cuota de esa casa política.

Como contó la revista El Metro ha militado en La U hasta el punto de asistir a foros programáticos de esa colectividad, aunque en el 2011 ese partido prefirió darle el aval a la candidata por la gobernación, Rosario Ricardo.

Giaimo es cercana a Peñalosa por su amistad con Alicia Arango, quien fue directora del Idrd y una de las funcionarias de confianza durante su alcaldía. Arango también es un puente con Álvaro Uribe, de quien fue secretaria privada durante casi todo su gobierno, y se está estrenando como directora del Centro Democrático.

Nota: aunque la nota inicialmente indicaba que Giaimo había aceptado el ofrecimiento, La Silla Vacía habló con Giaimo el viernes 4 de abril y verificamos que aunque Peñalosa sí la invitó a coordinar su campaña, y el equipó de campaña Reverdecer de Peñalosa mandó un correo en el que ella aparecía en una lista oficial de gerentes de campaña regionales, ella declinó. Con esa nueva información actualizamos la nota.

Miércoles, Abril 2, 2014 - 12:40
7
2221

Luis Fernando Urrego, el nuevo representante a la Cámara conservador por el Caquetá, recuperó para ese partido uno de los dos escaños. Pero no lo hizo solo porque haya renacido la fuerza conservadora sino porque es uno de los azules que llegaron impulsados por Uribe.

Aunque Urrego, quien viene de ser notario segundo de Florencia, fue elegido para unificar el Partido Conservador. En Florencia algunos señalan que como su hermano James es uno de los principales contratistas de la electrificadora de Caquetá y ésta es un tradicional fortín del almarismo, Urrego también tendría impulso de ese grupo político cuya cabeza, Luis Fernando Almario, fue destituido por la Procuraduría por los asesinatos de la familia Turbay Cote, farcpolítica y parapolítica, y está detenido y en juicio en la Corte Suprema por esos mismos hechos.

El impulso final para Urrego llegó del lado del ex presidente. Dos semanas antes de las elecciones salió una cuña radial en la que Uribe decía que el ex notario era su candidato a la Cámara, ya que el Centro Democrático no tenía lista en el departamento.

Al final el movimiento uribista fue el más votado con más de 21 mil votos, con los que ayudó a que Urrego sacara 12 mil votos y desbancara al representante de La U Luis Antonio Serrano, quien se quemó tratando de reelegirse. Al final el Centro Democrático del Caquetá (que en Facebook también le hizo fuerza a Urrego) terminó aliado con los senadores santistas Carlos Ramiro Chávarro y Hernán Andrade para elegir a Urrego.

Martes, Abril 1, 2014 - 17:59
3
7900

El pasado 21 de marzo, en medio del escándalo de su elección por la circunscripción afro a pesar de ser blanca, la electa representante María del Socorro Bustamante le aseguró a Blu Radio que no conocía al polémico representante (investigado por parapolítica y a quien relacionan con los condenados Enilce López 'La Gata' y Juan Carlos 'el Negro' Martínez) Yahir Acuña. La Silla encontró la prueba reina que demuestra que María del Socorro dijo mentiras.

Exactamente, Bustamante dijo sobre Yahir "en mi vida no me he visto con él", pero en este video se puede ver claramente a Yahir con María del Socorro el día en que ella se inscribió como candidata a la Alcaldía de Cartagena, en las elecciones atípicas del año pasado.

Como lo ha dicho La Silla en varias ocasiones, Yahir Acuña fue quien avaló a María del Socorro en esas elecciones por el partido Afrovides, que Acuña manejaba (luego le cambió el nombre a 100% por Colombia).

Pero además, Acuña es quien maneja tras bambalinas la fundación, llamada Funeco, que avaló a Bustamante a las recientes elecciones legislativas en las que ella se quedó con una curul afro sin serlo.

Diego Angulo, el candidato afro del movimiento de Piedad Córdoba en las legislativas, le aseguró a La Silla que durante esta campaña se encontró con Acuña en el puente aéreo de Bogotá y que éste le dijo que tanto la candidatura de María del Socorro como la de Moisés Orozco (que también ganó curul de negro siendo blanco) eran de él: “Yahir me dijo que esas dos candidaturas (Bustamante y Orozco) eran suyas, me dijo que él era el jefe político de Moisés Orozco y que la jefa de María del Socorro era Daira Galvis (senadora de Cambio Radical) y que con ella había hecho un acuerdo. Y me puedes citar diciendo esto”.

En el video que hoy revelamos, se ve a Yahir al lado de María del Socorro alzándo la mano en señal de victoria y en medio de ellos dos a Luz Stella Cáceres, hija del parapolítico Javier Cáceres y candidata quemada al Congreso.

A Yahir Acuña lo investiga la Corte Suprema por las declaraciones del paramilitar Diego Vecino, quien dijo que era ficha de los paras en la Universidad de Sucre. Como lo contó La Silla, hizo su campaña para reelegirse a punta de whiskey y billete y se convirtió en el nuevo fenómeno electoral en Sucre.

Martes, Abril 1, 2014 - 12:18
4
1617

Aunque la Corte Suprema tiene agendada para este jueves la votación para elegir la terna de reemplazo de Nilson Pinilla en la Corte Constituciuonal, todo indica que esta semana no habrá humo blanco. El presidente de la Suprema, Luis Gabriel Miranda, y su aliada la ex presidene Ruth Marina Díaz van a estar fuera de Bogotá y sin la presencia de ellos es improbable que se vote y, aún si se vota, es difícil que se logre la mayoría de 16 votos entre los 23 magistrados.

Por ahora parecen fijas dos personas en la terna, y la semana pasada estuvieron a tres o cuatro votos de lograr los 16. La primera es Gloria Stella Ortiz, constitucionalista y mano derecha del Fiscal Eduardo Montealegre, quien tiene la debilidad de que es más liberal que Pinilla y que es sobrina política de Luis Guillermo Guerrero, magistrado de la Constitucional.

La segunda es Jorge Luis Quiroz, magistrado auxiliar de Miranda - el presidente de la Suprema, parte de la coalición mayoritaria - en la Sala Laboral de la Corte Suprema y quien tiene todo el apoyo de su jefe. Según supo La Silla, Quiroz fue el que alcanzó más votos en las infructuosas votaciones de la semana pasada gracias a que Miranda ha exigido la designación de su subalterno como cuestión de honor para él y para la Suprema, que así puede tener un candidato de su entraña en la terna.

El tercer cupo es el que está más enredado. Suenan tres. Por una parte está la secretaria general de la Constitucional Martha Sáchica, conservadora y una de las personas que mejor conoce la Corte Constitucional por dentro, pero sin grandes apoyos en la Suprema.

La segunda es la secretaria jurídica de Presidencia Cristina Pardo, ex magistrada auxiliar de la Corte y también conservadora, quien tiene el gran problema que entre varios magistrados de la Corte Suprema cae mal que el Gobierno quiera usarla para poner un magistrado en la Constitucional, cuando ya terna directamente a otros tres miembros de ésta. Prefieren tener una terna más propia.

Por eso el más fuerte parece ser el ex auditor general Jaime Ardila. Este abogado santandereano es muy cercano a la poderosa Ruth Marina Díaz, cabeza de la coalición mayoritaria en la Corte, y al procurador Alejandro Ordóñez, además de que tiene pasado político y entrada en el Congreso, aunque tiene cero experiencia en derecho constitucional y es de origen liberal.

Páginas