Menú principal

Lunes Agosto 31, 2015

Miércoles, Agosto 19, 2015 - 12:49
0
3621

El destituido ex gobernador Juan Carlos Abadía está de regreso a la política. Y lo está haciendo en el liberalismo, que había abandonado hace años para irse a las toldas del PIN.

Abadía -que fue inhabilitado por la Procuraduría para ejercer cargos públicos por los próximos nueve años por participación indebida en política cuando era gobernador- está impulsando al menos cinco campañas este año, todas dentro del liberalismo en el que fue senador su papá Carlos Herney Abadía (condenado por el proceso 8 mil), en el que él arrancó como diputado y concejal (con el aval del MPU de su papá, que era parte de la bancada liberal) y en el que intentó matricular a sus candidatos hace cuatro años (antes de que se lo impidiera el entonces jefe rojo Rafael Pardo).

La jugada más ambiciosa del ex gobernador no funcionó: como contó La Silla, varios políticos liberales acusaron a Abadía de frenar durante dos meses el aval liberal para la Alcaldía para el ex representante Roberto 'Chontico' Ortiz y presionar a la dirección nacional para que se lo diera en cambio al ex concejal Carlos Clavijo, quien tenía una intención de voto en las encuestas tres veces menor y a quien él apoyaba. Al final, Ortiz se convirtió en el candidato oficial y hoy es uno de los rivales más serios para Angelino Garzón.

Pero a Abadía le quedan otros cinco candidatos, todos rojos: al Concejo de Cali está apoyando al ex concejal Jaime Gasca, que pasó del liberalismo al viejo PIN (con el que se quemó hace cuatro años) y ahora regresa a las toldas rojas, y a la Asamblea departamental a la concejal palmireña Luzdey Martínez.

Además, tiene cartas en tres alcaldías del Valle: en Buga impulsa al ex alcalde Freddy Libreros, en Jamundí a la ex alcaldesa Marleny Muñoz y en su natal Guacarí a Gerardo Salcedo, el ex director regional de Corpoica que hasta hace poco militaba en el grupo político de su tía la ex senadora Dilian Francisca Toro en La U.

Abadía, cuya presencia en la asamblea departamental liberal en enero fue considerada una sorpresa, ya se volvió una figura habitual en los eventos rojos. Hace unos días estuvo incluso en el acto en el que un grupo de liberales adhirió a la campaña de Dilian Francisca Toro a la gobernación, en vez de la del candidato oficial liberal Óscar Gamboa.

Martes, Agosto 18, 2015 - 13:56
0
4737

Este fin de semana, el parapolítico Óscar Leonidas Wilches, ex congresista y ex gobernador de Casanare, apareció en tarima con el candidato a esa Gobernación, Julio Ramos.

La foto se tomó en el municipio de Orocué, donde Ramos estaba lanzando la campaña de su candidata a la Alcaldía de ese municipio Adriana Carvajal, avalada también por Cambio Radical.

Wilches, quien fue el primer Gobernador del Casanare elegido popularmente y llegó dos veces a la Cámara por Cambio Radical (en 2002 y 2006) fue condenado en abril del 2011 a siete años y seis meses de cárcel. La Corte Suprema de Justicia lo encontró culpable de nexos con los paramilitares al mando de “Martín Llanos”, pues, según esa sentencia, hizo un acuerdo con los paras para “coadministrar” del departamento y adelantar sin restricciones sus dos campañas al Congreso. Desde el 2007 estaba detenido en La Picota en Bogotá.

Con Wilches, la campaña de Julio Ramos a la Gobernación suma otro político cuestionado a sus apoyos. Como contó La Silla, Ramos es también el candidato del “Clan de la Casita”, liderado por el ex representante José Rodolfo “el Negro” Pérez (hermano del ex gobernador también condenado por parapolítica, Miguel Ángel Pérez), el destituido ex gobernador, Nelson Mariño y el actual gobernador, Marco Tulio Ruiz.

 

Martes, Agosto 18, 2015 - 11:44
0
2307

Aunque las elecciones locales pintaban como una pelea entre el uribismo y la Unidad Nacional por el poder local, cada vez hay más alianzas del Centro Democrático con políticos santistas.

La última se selló este sábado, cuando el ex presidente Álvaro Uribe firmó en persona un acuerdo programático con Jimena Velasco, la carta liberal a la alcaldía de Popayán y hermana del muy santista Presidente del Congreso Luis Fernando Velasco.

Aunque a Uribe lo acompañó el general retirado Leonardo Barrero, candidato uribista a la gobernación, los hermanos Velasco y los liberales caucanos no le corresponderán la atención al uribismo. Ellos ya tienen un acuerdo anterior para apoyar a Óscar Campo, el ex secretario de infraestructura del Cauca que viene del grupo político del gobernador Temístocles Ortega (con quien el senador tiene una alianza llamada localmente el 'titochuspismo') y se lanzó con el aval rojo.

El Centro Democrático ya está apoyando a cuatro candidatos de Cambio Radical en gobernaciones o alcaldías de ciduades capitales: respalda al empresario Germán Bahamón en Neiva, a Oneida Pinto a la gobernación en La Guajira (aunque hay una pelea interna porque las directivas nacionales están desautorizando la decisión del directorio departalmental), a Jorge Acevedo (ex candidato del Centro Democrático a la Cámara hace un año que se había distanciado del partido y se inscribió con el aval de Cambio) en Cúcuta, y al súper favorito ex alcalde Álex Char en Barranquilla.

Con el liberalismo ya tiene alianzas a la gobernación del Cesar (en torno a Arturo Calderón) y ahora Velasco en Popayán.

Y la candidatura de Nancy Patricia Gutiérrez a la Gobernación de Cundinamarca, aunque va por firmas, tiene el apoyo del Centro Democrático y de partes de Cambio Radical (el sector del senador Germán Varón y el representante Jorge Rozo) y de La U.

Mejor dicho, ser santiuribista ya no es tan excepcional.

Domingo, Agosto 16, 2015 - 21:27
0
3066

El senador del Partido de La U José David Name pasó de integrar el Toconyá (todos contra Yahir Acuña) que se armó en Sucre para atajar en las regionales al cuestionado exrepresentante, a tomarse foto de respaldo con la candidata de Yahir a la Gobernación: la exdiputada Milene Jarava, esposa de Acuña. Su movida es desautorizada por su colega Roy Barreras, copresidente de esa colectividad.

Name le explicó a La Silla que el cambio es una decisión "de la dirección" de La U y se debió al nuevo panorama electoral que se pintó en Sucre desde que Cambio Radical y el vargasllerismo le pusieron competencia a Yahir (avalando al exgobernador Édgar Martínez) en alianza con los liberales, pero dejando por fuera a La U. 

Esta posición del Senador contrasta con sus declaraciones de enero pasado, cuando sugirió que su partido no debía avalar a Dilian Francisca Toro en el Valle ni a ningún candidato cuestionado. Aunque Milene Jarava de Acuña no tiene ella ningún cuestionamiento, como lo ha contado La Silla su candidatura es la aspiración en cuerpo ajeno de Yahir Acuña, quien tiene una investigación por parapolítica y ha conseguido sus votos a punta de repartir billete y whiskey.

Más allá de eso, según Roy Barreras, Name no está autorizado para hacer esa alianza a nombre de la colectividad. Al ser consultado sobre la foto de su colega, Roy nos dijo: "Lo rechazo enfática y públicamente. El Senador Name ya no es codirector legislativo porque ya no es presidente del Congreso... Y no está autorizado para semejante adhesión. La U no avala ni acompaña esa candidatura en Sucre".

Al parecer, esto último no sólo lo desconoce Name. En las últimas horas se conocieron fotos de respaldo a Milene Jarava de los también senadores de La U Miguel Amín y Eduardo Pulgar, aunque ellos nunca estuvieron en el Toconyá como Name. Las imágenes las mandó el propio Yahir Acuña a sus contactos de whatsapp.

Viernes, Agosto 14, 2015 - 15:44
2
5287

La semana pasada Semana contó en uno de sus confidenciales que el último de los Santos se iría de El Tiempo a dirigir la oficina en Colombia de Twitter. Esa noticia causó revuelo entre muchos uribistas que, en esa misma red, lanzaron teorías sobre una supuesta censura santista y antiuribista en ciernes.

Sin embargo, la realidad es que Diego Santos -el gerente de contenidos digitales del periódico, sobrino del Presidente y del candidato uribista en Bogotá- no será el número uno de la red social en el país, sino su director de noticias y política con la misión central de que los medios, los políticos y las ONG trinen más. De modo que los uribistas que veían teorías de conspiración en su nombramiento podrán seguir trinando tranquilos.

Páginas