Menú principal

Sábado Octubre 25, 2014

Viernes, Octubre 10, 2014 - 11:33
1
4677

Ayer por la tarde durante tres horas se realizó en Presidencia la primera reunión de la nueva ministra asesora de comunicaciones Pilar Calderón con los jefes de prensa de todos los ministerios y de algunas entidades. ¿El motivo? presentarles la imagen del segundo tiempo de Santos, en la que muere el eslogan “Prosperidad para todos” y es reemplazado por “Todos por un nuevo país”, más acorde con los avances del proceso de paz.

La nueva imagen, según les explicó la ministra consejera a cerca de 35 funcionarios en la reunión, se sostiene en las tres áreas en las que Santos II quiere trabajar: paz, equidad y educación. Y tiene al lado una bandera de Colombia cuyas franjas se van uniendo, “para simbolizar que por muy diferentes que seamos podemos unirnos como un sólo país”, según le explicó a La Silla una persona que asistió.

La nueva imagen llega con un mini revolcón en temas de publicidad y trato con los medios ordenado por Calderón: a partir de ahora los jefes de prensa que tenían autonomía para manejar sus respectivos presupuesto de publicidad, deberán enviar las piezas publicitarias y los planes de medios antes a Presidencia para su aprobación. Es decir, que ya no podrán pautar con quien quieran sino que van a tener ese filtro.

La razón para eso es que la orden en Presidencia, en aras de la austeridad, es que todos logren reducir en un 40 por cientos los presupuestos de publicidad en los diferentes ministerios y entidades. Pero además que ahora la prioridad de la pauta del Gobierno no la van a tener los grandes medios.

La orden de Pilar Calderón, quien en el encuentro reconoció los problemas de comunicación de Santos I, a los jefes de prensa del Gobierno “es fortalecer la presencia en internet y tener una mejor relación con los medios regionales. Ya no todo va a ser El Tiempo”, le contó a La Silla la fuente consultada.

El énfasis en el tema de la austeridad fue tal que el cambio de imagen comenzará por ahora sólo en las páginas web, mientras se termina de gastar la papelería con el antiguo eslogan. También quedó prohibida la impresión de libros de lujos de las entidades.

Los informes publicitarios que contengan resultados de gestión del Gobierno irán acompañados, como ya viene pasando, con un chulo y la frase “Gobierno de Santos está cumpliendo”.   

La nueva imagen se conocerá la próxima semana y ahora habrá que ver si mejora la percepción de los colombianos que siguen pensando que las cosas van por mal camino, según la más reciente Gallup.

Jueves, Octubre 9, 2014 - 21:10
1
2589

El paro de Asonal Judicial, planeado para hoy, está tambaleando. La razón es que los funcionarios que trabajan en la descongestión de los procesos de la Rama que se vayan a paro pueden perder su empleo. Y éstos suman casi una cuarta parte de los 25 mil funcionarios de planta del sector judicial.

El asunto está en un oficio firmado por el vicepresidente de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, Néstor Raúl Correa.

En el documento, con fecha del 3 de octubre, Correa les informa a los consejos seccionales de la Sala que tienen que rendir informe diario sobre los funcionarios judiciales que se vayan a paro, avisar si ellos son o no funcionarios de descongestión y revisar qué juzgados cierran por el paro.

Con ese informe la Sala, que tiene la facultad para crear o eliminar esos cargos, pasará a analizar la pertinencia para que esos cargos que dejen de trabajar normalmente se mantengan o no. Aunque para algunas personas de la Rama Judicial la medida es un “control” para un paro que es injustificado, para otros parece una amenaza.  

La Silla supo que el oficio ya llegó a todos los despachos judiciales y ya se está implementando. Sin embargo, no será Correa el que revise los informes porque después de firmar el oficio se fue de vacaciones.

A pesar de que como contó La Silla, mantener la financiación del programa de descongestión fue uno de los argumentos para que un sector de Asonal Judicial se fuera a paro, con este oficio seguramente algunos lo pensarán dos veces antes de protestar porque con financiación o no, si dejan de trabajar sus puestos están en peligro.

 

Jueves, Octubre 9, 2014 - 15:06
4
2254

El descontento con Santos II por los puestos no es exclusivo de La U. A pesar de haber sido consentidos en el gabinete con seis altos cargos, un sector del liberalismo también se queja por la poca burocracia que están manejando en el segundo tiempo de este Gobierno.

La queja es la misma que en La U: que la representatividad que supuestamente les dieron en el gabinete la tienen técnicos y que eso no se está traduciendo en puestos.

Una persona del Partido Liberal le dijo a La Silla que la queja es pan de cada día en las reuniones de bancada, especialmente entre algunos representantes. “(Esos representantes) dicen que cuando van a región les toca apagar el celular porque ya no saben cómo cumplirle a los líderes regionales que les piden ayuda para un puesto”.

“El descontento es enorme. (el ministro del Interior Juan Fernando) Cristo empezó por el Senado y allá los despachó a todos pero en la Cámara nada de nada. Nos tienen en sequía”, dice un representante.

Los liberales en el gabinete son los ministros de Justicia Yesid Reyes, Diego Molano de Tics, María Ángela Holguín en Cancillería, Alejandro Gaviria en Salud, Cristo en Interior y Simón Gaviria en la dirección de Planeación.  Pero según dos congresistas del partido consultados por La Silla en la práctica los funcionales que tienen relación con la bancada y se dejan hablar temas de representación son Cristo y Simón Gaviria. De los otros, esas dos fuentes dicen que a veces ni les pasan al teléfono (precisamente lo que la mayoría de ciudadanos que rechazan el clientelismo esperan de sus ministros).

“Sobre todo los representantes nuevos están ansiosos, hay incertidumbre. Uno que ya tiene más experiencia sabe que eso toma tiempo”, dijo una de las fuentes. Por eso la queja se siente hoy sobre todo en la Cámara donde varios legisladores quedaron endeudados en sus regiones y necesitan pagar favores políticos con puestos.

Jueves, Octubre 9, 2014 - 12:11
0
2435

El vicepresidente Germán Vargas Lleras continúa acumulando súper poderes en los temas de vivienda. Además de tener ministro y estar a cargo de todo ese sector él mismo, al recién creado cargo de director para la coordinación de vivienda en Presidencia llegará un viejo amigo suyo.

Se trata del constructor nariñense Álvaro Villota Bernal, a quien Vargas describe como el súper asesor del programa de 100 mil viviendas gratuitas.

Villota, un ingeniero mecánico de la Universidad de los Andes que fue presidente del Fondo Nacional del Ahorro durante el gobierno de Ernesto Samper, llegará al Gobierno tras estar durante casi dos décadas al frente de la empresa de construcción Norco.

La cercanía entre los dos es de vieja data. En una entrevista, Villota contó que se conocieron cuando Vargas era concejal y se acercaron más cuando uno era senador y el otro presidente del FNA.

Hace dos años, Vargas -entonces Ministro de Vivienda- condecoró al constructor con la medalla Patricio Samper Gnecco durante la asamblea del gremio constructor Camacol. De hecho, en ese evento Vargas Lleras subrayó que Villota era “la persona que más nos ha ayudado desde afuera a su formulación e implementación” del programa de las 100 mil casas gratis. Y, de paso aclaró que “siendo cabeza de Norco, una de las firmas constructoras de Vivienda de Interés Social (VIS) más importantes de Colombia, él decidió no participar con su compañía en ninguna de las convocatorias del programa, a pesar de que no tenía ningún impedimento legal o ético”.

Villota incluso alcanzó a sonar para ocupar el Ministerio de Vivienda durante el segundo tiempo de Santos, cuando se decía que Luis Felipe Henao saltaría a Transporte, la otra cartera vargasllerista.

Con Néstor Humberto Martínez como súper ministro de la Presidencia, con Henao y Natalia Abello como sus ministros, Vargas Lleras continúa llenando su ajedrez para la ejecución.

Miércoles, Octubre 8, 2014 - 15:40
1
3999

Esta mañana el Gobierno colombiano declaró a Panamá como paraíso fiscal. Esa decisión -tomada tras una pelea de más de tres años- significó una victoria política para el ex senador Juan Mario Laserna, que fue su principal impulsor en el Congreso.

La pelea comenzó en 2012, cuando el entonces representante Simón Gaviria presentó un proyecto de ley sobre disolución de sociedades que incluía un 'articulito' -añadido por el Supersociedades Luis Guillermo Vélez y apoyado por Laserna- que podía tener el efecto secundario de sincerar las cifras de inversión extranjera. Ese punto, que terminó cayéndose, buscaba que todas las compañías nacionales y extranjeras en Colombia informaran quiénes son sus beneficiarios reales y por lo tanto se levantara el secreto bancario sobre las transacciones que hacen colombianos en lugares como Panamá para no pagar impuestos acá.

A finales de ese año, Laserna -que había sido ponente en el Senado del proyecto de Gaviria- retomó el tema y citó al Congreso al Ministro Juan Carlos Echeverry y la Canciller María Ángela Holguín para que explicaran por qué no se había reglamentado un artículo del Estatuto Tributario que establecía cuáles eran los paraísos fiscales. Echeverry terminó incluyendo el artículo, mientras que Holguín no acudió al Congreso pese a que en el Gobierno reconocieron que ese tema se había engavetado en Cancillería. Al aprobarse la reforma tributaria, la obligación de hacer esa lista le cayó al nuevo ministro Mauricio Cárdenas.

De modo que hace un año Cárdenas sacó el decreto que definió los 44 Estados que son tratados desde entonces como paraísos fiscales y, por lo tanto, ahora las transacciones a esos países desde Colombia pagan una retención del 33 por ciento (en algunos casos tres veces más de lo que se pagaba antes).

Panamá, uno de los mayores 'inversionistas' en el país, quedó con tarjeta amarilla y con un plazo de un año para firmar un tratado de intercambio de información financiera con Colombia. Al cumplirse ese plazo ayer y sin el acuerdo, Cárdenas tuvo que colgarle el apellido de 'paraíso fiscal'.

Después de que La Silla contara la inminencia de la llegada de Panamá a la lista colombiana, el director de la Dian Santiago Rojas desmintió que hubiera una fecha límite para esa declaratoria, pese a que esa misma noche salió el decreto de Cárdenas. Con eso no quedó tan claro si Rojas está tan comprometido en sacar adelante su implementación como su predecesor Juan Ricardo Ortega.

Páginas