Menú principal

Viernes Marzo 27, 2015

Viernes, Noviembre 15, 2013 - 13:15
0
4643

En las elecciones para Senado del 2010 la cuarta fuerza fue el Partido de Integración Nacional, con casi 900 mil votos y nueve senadores, más que partidos más conocidos como el Polo o Cambio Radical. Aunque el panorama ha cambiado desde entonces y el partido incluso se cambió de nombre por Opción Ciudadana, en las encuestas ni siquiera aparece. Pero eso no quiere decir que no tenga poder.

Según el representante Juan Carlos Salazar, presidente del partido, aunque están menos fuertes que en 2010 sus cálculos son que tendrán entre 600 y 700 mil votos en marzo, cinco cupos en el Senado y ocho en la Cámara de Representantes, cifras que no son nada despreciables.

Y sin embargo, no salen nunca en las encuestas. En ‘Colombia Opina’ de septiembre pasado, Ipsos no preguntó por ese partido, aunque sí lo habían hecho en abril. Entre tanto, Gallup no suele preguntar por el viejo PIN y en las de Cifras&Conceptos tampoco sale.

Además, ha tenido muy poca cobertura en los medios desde su convención de mayo, en la que se cambió el nombre y lanzó su nuevo logo de un ave fénix amarillo, cuyas alas forman las siluetas de dos personas. Solo sonó porque asistió el ex senador Luis Alberto Gil, uno de sus fundadores, quien fue condenado por parapolítica y cuya esposa Doris Vega es actualmente senadora.

En los últimos meses se han apagado los escándalos de algunos de sus motores, como Gil o el ex senador Juan Carlos Martínez, y los que sí han tenido eco como el de Enilce López ‘La Gata’, no han mencionado el partido. “Desde que cambiamos el nombre los medios no nos mencionan ni para bien ni para mal, pero sí hablan del Partido Verde o de la ASI que no nos llegan ni al dedo chiquito”, dice Salazar.

Además, aunque han votado con la Unidad Nacional, el gobierno Santos siempre los ha tratado como un aliado de esconder. De hecho, la reunión de su bancada con Santos este martes pasó desapercibida.

A pesar de esa invisibilidad, Opción Ciudadana va a las elecciones con fuerza en algunos departamentos como Valle del Cauca o Santander. Con el cambio en el equilibrio en el Congreso por la llegada del Uribe Centro Democrático, esa fuerza puede ser más relevante que hoy - por no hablar del valor de sus votos si se llega a apretar la presidencial.

Jueves, Noviembre 14, 2013 - 13:41
2
8026

Después de un mes, el Ministro del Interior Aurelio Iragorri finalmente tendrá vice para la participación ciudadana e igualdad de derechos, un cargo clave porque es el que se encarga de temas como la consulta previa y de las relaciones con grupos como indígenas, afro y Lgbti. La nueva vice será Natalia Gutiérrez Jaramillo, quien desde comienzos de este año es viceministra de minas.

Este viceministerio, que jugó un papel central a la hora concertar y dialogar con las comunidades en el reciente paro agrario, estaba vacante desde mediados de octubre, cuando Aníbal Fernández de Soto saltó a Agricultura para inaugurar la 'pata' de desarrollo rural que había diseñado el ex ministro Juan Camilo Restrepo y que finalmente fue aprobada como parte del Pacto Nacional Agrario.

Gutiérrez, a quien Federico Renjifo nombró viceministra de minas en reemplazo de Henry Medina, tuvo que liderar los diálogos con los pequeños mineros, que estuvieron en paro al mismo tiempo que los paperos, lecheros, cacaoteros y camioneros. Esa es su mayor experiencia en la interlocución con grupos sociales, que será su mayor reto.

Su trayectoria pública es muy corta y su experiencia está en el secto privado. Es una administradora de empresas antioqueña de Eafit, ha trabajado especialmente en el área financiera -como gerente general de Aluvia S.A.S. y de Cygnus Project, y en la consultora holandesa KPMG- y en el de hidrocarburos, como gerente financiera de Winchester Oil and Gas, una compañía de exploración y explotación de hidrocarburos que fundó y lideró Orlando Sardi de Lima, ex embajador de Santos en Madrid.

También, como contó La Silla, fue aportante a la campaña de Santos en 2010.

Jueves, Noviembre 14, 2013 - 11:51
3
4402

En dos semanas hay convención liberal, y todo indica que Simón Gaviria va a ser reelegido presidente del partido. Por lo menos recibió el apoyo de 23 convenciones departamentales. Y solo una, la del Tolima, votó en contra de la reelección.

En esa convención, que tuvo más de 100 participantes, la voz más fuerte fue la del presidente del directorio departamental, el ex senador Mauricio Jaramillo Martínez, quien fue secretario general del partido entre 2010 y 2012. Ese año renunció a la secretaría por diferencias con Gaviria, y dijo que se debería cambiar la dirección única en cabeza de Gaviria.

Jaramillo no solo lideró la votación en la convención sino que sacó un comunicado público contra la estrategia electoral básica, que es apoyar la reelección.

El ex senador, que es de la línea más socialdemócrata del liberalismo, heredó el poder político de su padre, quien fue senador. Fue representante a la Cámara y concejal de Bogotá y senador entre 1994 y 2010, y es hermano del secretario de gobierno de Bogotá, Guillermo Alfonso Jaramillo.

El ex senador es uno de los grandes barones políticos del Tolima. El hoy senador Guillermo Antonio Santos llegó al Senado en 2010 con su apoyo electoral (que es de unos 30 mil votos en el Tolima), en 2011 fue el principal impulsor de la candidatura del hoy gobernador liberal Luis Carlos Delgado y recientemente se ha dicho que está pensando en lanzarse a la gobernación en 2015.

Por ahora Jaramillo no ha encontrado mucho eco por fuera del Tolima en sus críticas a Gaviria, quien ya recibió una carta de apoyo firmada por toda la bancada liberal de la Cámara de Representantes y ha ido hablando con los senadores. Sin embargo, todavía hay margen para que las cosas cambien.

La preparación para la convención liberal de Cartagena, que será el primero de diciembre, está en plena marcha. ya se reunieron las convenciones departamentales a principios de mes, este fin de semana es el congreso de jóvenes y la próxima semana se sabrá de manera definitiva quienes serán los delegados a la convención. Ahí se sabrá qué tan probable es que la posición de Jaramillo gane más fuerza.

Miércoles, Noviembre 13, 2013 - 14:41
1
5036

El concejal de Bogotá Orlando Santiesteban ganó un proceso en el Consejo de Estado pero esa victoria le amargó su futuro político. Esto porque su salto del Polo Democrático al Centro Democrático dependía de que perdiera una demanda de pérdida de investidura en su contra. Y la ganó.

Como contó La Silla, la esperanza del concejal era que -al perder su investidura- se concluyera que jurídicamente su paso como concejal de Bogotá no tuviera efectos y por esa vía evitar el problema de la doble militancia. Pero como se mantuvo su investidura y falta menos de un año para las elecciones, ahora no podrá estar en la lista del Centro Democrático porque incurriría en doble militancia.

Además, probablemente termine sancionado en el Polo. Ya el Comité Ejecutivo de ese partido le pidió la curul y la Comisión de Ética lo está investigando. Sin embargo, así termine expulsado del Polo seguramente no va a perder la curul, como muestra el caso de los senadores polistas que se fueron a Progresistas (Luis Carlos Avellaneda, Camilo Romero y Jorge Guevara) o de la senadora Gloria Inés Ramírez, que fue expulsada junto con el Partido Comunista.

Mejor dicho: Santiesteban seguirá siendo concejal pero no podrá saltar al Congreso.

Miércoles, Noviembre 13, 2013 - 13:06
0
5501

Esta semana el Partido Conservador está definiendo quién será el representante de los académicos en el directorio nacional azul. El senador Roberto Gerlein ya logró que el directorio eligiera a Oliverio Solano Cala, concejal de Floridablanca (Santander), pero la semana pasada David José Valencia Campo, otro miembro del directorio, impugnó la elección.

Según Valencia, Solano tiene investigaciones penales abiertas, lo que impide que pueda ocupar el cupo como representante de la sociedad civil. Además, dice que el procedimiento para elegirlo fue ilegal. Según supo La Silla, en la Fiscalía 23 de Bucaramanga Solano tiene dos investigaciones abiertas, una es por delitos contra la administración pública y otra por prevaricato por acción.

Si lo que alega Valencia funciona, el frágil equilibrio en el directorio podría inclinarse contra los senadores más cercanos al gobierno Santos (incluyendo a Gerlein), que tienen en Solano uno de sus votos. Eso podría cambiar la definición de si finalmente hay convención azul, si llevan candidato propio o si apoyan a Santos.

En mayo de este año, cuando se amplió el directorio, una de las decisiones que se tomó era tener un académico en el directorio. En esa ocasión llegaron los ex ministros Marta Lucía Ramírez y Carlos Holguín Sardi, y Ángela Ospina de Nicholls, la ex Alta Consejera para Programas Especiales de Álvaro Uribe.

El cuarto nuevo miembro fue el abogado sucreño Álvaro Navas Patrón, a quien Gerlein impulsó en representación del sector académico. Esa silla quedó desocupada pues, como contó La Silla, Navas Patrón se convirtió luego -por presión del senador barranquillero- en el nuevo presidente del Banco Agrario pese a no tener experiencia en el sector financiero ni del agro. Navas, que vicecontralor de Sandra Morelli, llegó por haber sido profesor de derecho durante 15 años en el Externado.

Como Gerlein perdió un cupo en el directorio, reclamó la posibilidad de postular a alguien para reemplazar a Navas, con apoyo de los senadores Efraín Cepeda y Eduardo Enríquez Maya. Eligió a Solano, un economista sin trayectoria académica que lleva dos períodos como concejal de Floridablanca, el principal fortín azul en el departamento.

En cambio Solano sí tiene trayectoria política, hasta el punto de que sonó como posible candidato azul a la alcaldía en 2011. Tiene su propio caudal político y ya ha estado en el directorio departamental conservador. En 2010 apoyó a la representante Lina Barrera, esposa del ex congresista Iván Díaz Mateus -condenado por la yidispolítica- y apoyó al sobrino de éste, Néstor Díaz Barrera, a la alcaldía de Floridablanca en 2011. Díaz ganó la alcaldía pero fue destituido y en diez días habrá elecciones para elegir su reemplazo.

Su impugnador también tiene trayectoria política. Valencia, que ocupa desde 2008 uno de los puestos de los jóvenes en el directorio, pertenece a la familia Campo -una de las tradicionales familias políticas conservadoras del Magdalena- y fue candidato a la asamblea en 2007 pero se quemó.

Páginas