LA SILLA VACIA

Luego de semanas de especulaciones, en las que se dijo que estarían apoyando a Jorge Mendoza Diago o que incluso lanzarían candidatura de su hijo, ya se tienen indicios claros de para dónde podrían ir los votos del clan García Zuccardi en las elecciones atípicas a la Alcaldía de Cartagena.

Resulta que el Partido de La U decidió dejar en libertad a sus militantes, pero los líderes más importantes de esa colectividad en la ciudad (la mayoría amigos históricos de los García) anunciaron su adhesión a la candidatura de María del Socorro Bustamante.

Bustamante es la candidata a la que Cambio Radical le quitó el aval por haber asistido a una fiesta con los chanceros que trabajan con Enilce López 'La Gata' y los políticos de La U que la acompañarán -y que son llamados "zuccardistas" en los corrillos, por su cercanía con la senadora Piedad Zuccardi- son los concejales Duvinia Torres y César Pión, el exgobernador Alberto Bernal y el diputado Luis Padilla.

Esta es la más reciente noticia de una compañía cuestionada en la candidatura de Bustamante, avalada finalmente por Afrovides y apoyada también por el PIN, en donde ella dice que tiene sus grandes amigos. Pero su aspiración no es la única con ruidos a su alrededor.

Su contrincante más fuerte, el empresario Dionisio Vélez, ha sido criticado por tener el apoyo del concejal Vicente Blel (hijo y heredero del parapolítico Vicente Blel) y del concejal Rafael Meza (muy cercano a otro parapolítico: William Montes). Además, La Silla confirmó con varias fuentes que hace unos días Vélez se reunió con Martha Curi, esposa de Montes e hija del exalcalde Nicolás Curi, condenado por celebración indebida de contratos, para hablar del respaldo a su campaña.

Dionisio también tiene respaldos cuestionados en La U: el de la representante Sandra Villadiego y su esposo, el parapolítico Miguel Ángel Rangel.

El tercer candidato más opcionado (el exgobernador Miguel Navas, avalado por los conservadores) es respaldado por varios de los políticos cuestionados que lideraron la campaña de Campo Elías Terán: Nausícrate Pérez, exsecretario de Gobierno; y Amaury Julio, exgerente de Corvivienda. El grupo de colaboradores de Terán fue calificado por el periodista Juan Gossaín como "la pandilla de Campo Elías" por los cuestionamientos que les hicieron cuando el fallecido alcalde estaba incapacitado.
 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2013-07-10 16:28
Eliminamos los comentarios de luis carlos fuentes y El Inquisidor por ser contrarios a las políticas de comentariso y foros de La Silla Vacía.
Jue, 2013-06-13 15:01
por que comparas a nausicrate y amauru julio con los delincuentes que acompañan a el pinoño de dionisio ej tu y judih y al señor bustamante la gata y su pandilla. no compares oveja con tigre.
Jue, 2013-06-13 14:34
Olvidó el autor de esa columna señalar el respaldo de la antigua patrona de Héctor Rivero, la ex alcaldesa Judit Pinedo al candidato Dionisio Vélez. Para el columnista es un pecado haber sido miembro del gabinete de Campo Elías, a quien nunca se le demostró delito alguno, pero seguramente es una virtud haber sido miembro del gabinete o asesor de la ex alcaldesa que vendió playas, y cuyos funcionarios desafortunadamente ya algunos están en la cárcel, y otros a las puertas de ella. En lo que a mí respecta tengo mi conciencia limpia. No hice parte de una pandilla de delincuentes sino de un grupo de servidores que trabajó en su gran mayoría por el bienestar de nuestra ciudad
Mié, 2013-06-12 08:45
Definitivamente a Cartagena lo que mas le conviene es que por ahora dejen alcalde encargado, el que llegue lo unico que va a hacer en dos años es robar para recuperar la plata de la campaña, hasta los periodistas le meten la mano a la alcaldía para sacar su tajada.
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Viernes, Agosto 28, 2015 - 13:06
1
899

Aunque hasta ahora el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha optado por una estrategia diplomática para resolver la crisis con Venezuela, esta mañana el senador liberal Horacio Serpa marcó distancias con el Gobierno e incluso dejó entrever que el proceso de paz -en el que Caracas ha sido clave- no puede depender del vecino país. 

“Hoy Colombia dice: a Maduro hay que darle duro (...) Vamos a hacer la paz en Colombia. Con Venezuela, sin Venezuela o contra Venezuela”, dijo Serpa durante el congreso en Cartagena de la Internacional Socialista -la agremiación de todos los partidos liberales o socialdemócratas en el mundo- y en el que los partidos latinoamericanos que la integran enviarán un mensaje de apoyo al proceso de paz.

Con esas palabras, Serpa marca distancia de la postura del Gobierno de privilegiar -como han enfatizado el propio Santos, la Canciller María Ángela Holguín y el Ministro del Interior Juan Fernando Cristo (quien hoy se refirió a la actuación del gobierno Maduro como "una salvajada", sus palabras más fuertes sobre el tema hasta ahora)- la no confrontación y el diálogo, pese a que ya han deportado más de mil colombianos y continúan los abusos de la Fuerza Pública venezolana contra ellos.

Pero, además, deja implícita la posibilidad que Venezuela deje de ser -como país observador- uno de los actores claves para el proceso de paz en La Habana con las Farc, quienes esta mañana sacaron un comunicado pidiendo “respetar la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela” y dándole la razón a Maduro en que se está transplantando el paramilitarismo al vecino país.

Y finalmente, también rompe con la postura de su viejo aliado Ernesto Samper, quien -como presidente de Unasur- también pidió el diálogo y le dio la razón a Maduro con el argumento de que en la frontera hay alta presencia de paramilitares, que es la misma razón que ha defendido el presidente venezolano para cerrar la frontera que causó esta crisis bilateral.

En la Internacional Socialista hay al menos cuatro partidos venezolanos de oposición, incluyendo Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo y Voluntad Popular de Leopoldo López (que integran la Mesa de Unidad Democrática que hace frente al chavismo) y el Movimiento al Socialismo que rompió con la MUD pero también es opositora.

Viernes, Agosto 28, 2015 - 11:47
0
497

El saliente gobernador del Meta, Alan Jara, dejó como legado un trío de mujeres que pueden empezar a crecer en el poder local.

La más conocida y sonada es la ex congresista Claudia Marcela Amaya, candidata liberal a la Gobernación. Amaya es vista como la candidata de la continuidad y su esposo Jorge Carmelo Pérez fue secretario de Vivienda de Jara entre 2012 y 2013. Amaya pinta fuerte, en buena medida por el apoyo del grupo político de Jara, aunque tiene una investigación por presunta doble militancia, pues fue representante por La U hasta el año pasado.

Su candidata a la asamblea departamental es Andrea Verdugo, también liberal y fórmula de Amaya. Verdugo fue directora de juventudes del Partido en 2010, pero en 2011 hasta cuando Jara se la llevó Villavicencio como secretaria de la Mujer. En 2014 renunció, gerenció la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos y luego pasó a ser secretaria privada del ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, puesto al que renunció para lanzarse.

Y la tercera es la candidata por firmas a la alcaldía de Villavicencio Esperanza Vargas Quimbaya. Vargas es vieja amiga de Jara, de quien fue jefe de prensa cuando fue gobernador entre 1998 y 2000. Aunque después se distanciaron, y en la victoriosa campaña de Jara a la Gobernación de 2011 no estuvo Vargas, luego se reconciliaron.

Jueves, Agosto 27, 2015 - 18:46
5
3095

La senadora más votada de la Alianza Verde, Claudia López, le confirmó a La Silla Santandereana que no acompañará la decisión del Partido de apoyar al liberal Carlos Ibáñez en la carrera por la Alcaldía de Bucaramanga.

A comienzos de este mes, Ibáñez, candidato del oficialismo liberal que lleva muchos años gobernando a Bucaramanga (en medio de cuestionamientos por corrupción y falta de transparencia), recibió el respaldo oficial de los Verdes con el visto bueno de la dirección, municipal, la dirección departamental y la dirección nacional.

                      

Según el coordinar municipal de la Alianza, Jose Luis Hernández, la decisión se dio después de un debate programático.

En todo caso, la senadora López le contó a La Silla, que ella no apoyó la decisión de la instancia nacional.

“Desafortunadamente la Nacional sí avaló el apoyo a Ibáñez con un quorum precario pero reglamentario. Ni Antonio (Navarro) ni yo estábamos y no estamos de acuerdo pero se cumplió la formalidad de la aprobación”.

Los pilares de Ibáñez en la nacional son el ex senador Rodrigo Romero y Carlos Ramón González, ambos santandereanos y ambos súper poderosos dentro de las estructuras internas de los verdes.

La decisión de apoyar al candidato liberal es polémica para los verdes, por un lado, porque Ibáñez es la llave oficial del cuestionado Didier Tavera a la gobernación y por otro, porque representa el continuismo en la Alcaldía de Bucaramanga, dirigida hoy por Lucho Bohórquez quien ha sido criticado por presuntas irregularidades en los procesos de contratación.

Además, la estructura base de poder de Ibáñez es el grupo de concejales liberales, incluidos caciques como Uriel Ortiz o Henry Gamboa, quienes han sido acusados de incidir en la administración municipal a través de relaciones clientelistas.  

La división que genera la decisión oficial de apoyar a Ibáñez no se agota en Claudia López. A nivel local también hay críticos. Un candidato al concejo, Fernando Martínez, publicó una carta – dirigida a las directivas – expresando el desacuerdo por la decisión y pidiéndole a las directivas del Partido que explicaran los argumentos detrás del respaldo.

En Bucaramanga, el Partido, que ya recibió recursos de apoyo de la campaña liberal, está tratando de que se mantenga la línea en favor de apoyo o al menos de que no se vote por otro candidato. En un mensaje el coordinador Hernández les recordó a los militantes el compromiso.

Sin embargo, la senadora Claudia López le dijo a La Silla que ella no está en obligación de respaldarlo. “No es un candidato Verde así que no tengo ningún mandato legal de apoyarlo…”. Ibáñez no está en el tarjetón con el logo de la Alianza, pues el acuerdo de apoyo se dio después de la entrega de avales.

Al contrario de acompañarlo, López podría terminar en las filas de un candidato rival; Rodolfo Hernández, que va por firmas y tiene como eje central de campaña la lucha contra la corrupción.

“Voy a Santander en tres semanas a acompañar a Leónidas (Gómez), nuestro candidato a la gobernación, y él está organizando que hagamos un acto conjunto con Hernández…Si Leónidas y Rodolfo llegan a un acuerdo yo me sentiría muy tranquila de invitar a la ciudadanía a apoyarlos”.

En pocas semanas se sabrá si ese acuerdo cuaja, pero ya queda claro que Ibáñez no es el candidato de todos los verdes.

Páginas