Menú principal

Sábado Noviembre 01, 2014

Luego de semanas de especulaciones, en las que se dijo que estarían apoyando a Jorge Mendoza Diago o que incluso lanzarían candidatura de su hijo, ya se tienen indicios claros de para dónde podrían ir los votos del clan García Zuccardi en las elecciones atípicas a la Alcaldía de Cartagena.

Resulta que el Partido de La U decidió dejar en libertad a sus militantes, pero los líderes más importantes de esa colectividad en la ciudad (la mayoría amigos históricos de los García) anunciaron su adhesión a la candidatura de María del Socorro Bustamante.

Bustamante es la candidata a la que Cambio Radical le quitó el aval por haber asistido a una fiesta con los chanceros que trabajan con Enilce López 'La Gata' y los políticos de La U que la acompañarán -y que son llamados "zuccardistas" en los corrillos, por su cercanía con la senadora Piedad Zuccardi- son los concejales Duvinia Torres y César Pión, el exgobernador Alberto Bernal y el diputado Luis Padilla.

Esta es la más reciente noticia de una compañía cuestionada en la candidatura de Bustamante, avalada finalmente por Afrovides y apoyada también por el PIN, en donde ella dice que tiene sus grandes amigos. Pero su aspiración no es la única con ruidos a su alrededor.

Su contrincante más fuerte, el empresario Dionisio Vélez, ha sido criticado por tener el apoyo del concejal Vicente Blel (hijo y heredero del parapolítico Vicente Blel) y del concejal Rafael Meza (muy cercano a otro parapolítico: William Montes). Además, La Silla confirmó con varias fuentes que hace unos días Vélez se reunió con Martha Curi, esposa de Montes e hija del exalcalde Nicolás Curi, condenado por celebración indebida de contratos, para hablar del respaldo a su campaña.

Dionisio también tiene respaldos cuestionados en La U: el de la representante Sandra Villadiego y su esposo, el parapolítico Miguel Ángel Rangel.

El tercer candidato más opcionado (el exgobernador Miguel Navas, avalado por los conservadores) es respaldado por varios de los políticos cuestionados que lideraron la campaña de Campo Elías Terán: Nausícrate Pérez, exsecretario de Gobierno; y Amaury Julio, exgerente de Corvivienda. El grupo de colaboradores de Terán fue calificado por el periodista Juan Gossaín como "la pandilla de Campo Elías" por los cuestionamientos que les hicieron cuando el fallecido alcalde estaba incapacitado.
 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2013-07-10 16:28
Eliminamos los comentarios de luis carlos fuentes y El Inquisidor por ser contrarios a las políticas de comentariso y foros de La Silla Vacía.
Jue, 2013-06-13 15:01
por que comparas a nausicrate y amauru julio con los delincuentes que acompañan a el pinoño de dionisio ej tu y judih y al señor bustamante la gata y su pandilla. no compares oveja con tigre.
Jue, 2013-06-13 14:34
Olvidó el autor de esa columna señalar el respaldo de la antigua patrona de Héctor Rivero, la ex alcaldesa Judit Pinedo al candidato Dionisio Vélez. Para el columnista es un pecado haber sido miembro del gabinete de Campo Elías, a quien nunca se le demostró delito alguno, pero seguramente es una virtud haber sido miembro del gabinete o asesor de la ex alcaldesa que vendió playas, y cuyos funcionarios desafortunadamente ya algunos están en la cárcel, y otros a las puertas de ella. En lo que a mí respecta tengo mi conciencia limpia. No hice parte de una pandilla de delincuentes sino de un grupo de servidores que trabajó en su gran mayoría por el bienestar de nuestra ciudad
Mié, 2013-06-12 08:45
Definitivamente a Cartagena lo que mas le conviene es que por ahora dejen alcalde encargado, el que llegue lo unico que va a hacer en dos años es robar para recuperar la plata de la campaña, hasta los periodistas le meten la mano a la alcaldía para sacar su tajada.
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Viernes, Octubre 31, 2014 - 14:06
0
1290

Durante una reunión de coordinación el pasado lunes el ministro de Agricultura Aurelio Iragorri le contó a los altos funcionarios del sector agrario que Francisco Solano será el presidente en propiedad del Banco Agrario. Eso quiere decir que al banco del campo definitivamente no va a llegar otro recomendado político de los conservadores.

Solano, quien actualmente está encargado de esa presidencia, es un economista de la Universidad de los Andes que ha hecho toda su carrera en el sector agrario. Fue analista financiero de la Federación Nacional de Cafeteros, asesor financiero del Ministerio de Agricultura y fue el ​director de financiamiento y riesgos agropecuarios de ese ministerio cuando Juan Camilo Restrepo era ministro, durante el gobierno Santos I.

Ha estado encargado del banco en dos ocasiones: primero entre mayo y octubre del año pasado, cuando Santos nombró al entonces presidente del banco, Francisco Estupiñán, como ministro. Y la actual, que ocupa desde cuando en julio el gobierno le pidió la renuncia a Álvaro Navas Patrón, el recomendado y sobrino político del senador Roberto Gerlein.

Con esta decisión, que está tomada pero no se ha formalizado, terminará la interinidad en el banco que lleva tres meses.

Esa presidencia es fundamental para la política agraria actual y también para el eventual aterrizaje de los acuerdos de La Habana. El Banco Agrario, que tiene la función de otorgar créditos a los campesinos y es la entidad financiera con mayor presencia en los municipios pequeños del país, será central porque una de las metas del acuerdo agrario es formalizar la priopiedad sobre la tierra de las familias campesinas que no tienen títulos (uno de cada dos, según la economista Ana María Ibáñez) para luego darles acceso a créditos de los que hasta ahora estaban marginados.  

Viernes, Octubre 31, 2014 - 11:46
0
846

Hoy, en un foro en la Universidad Externado, representantes de 11 universidades y del principal tanque de pensamiento de justicia pidieron al Gobierno que dejara hundir la parte del proyecto de equilibrio de poderes que hace una reforma a la justicia. Aunque ese anuncio no tiene un gran peso político, sí le da argumentos a los críticos del proyecto y le da aire a los perjudicados por esas reformas.

Entre los que apoyan la solicitud hay miembros de universidades públicas y privadas, de Bogotá y de las regiones, de tendencia liberal y conservadora.

En total, son las facultades de derecho de las universidades Tecnológica del Chocó, de los  Andes, de Antioquia, Sergio Arboleda, de la Amazonia, del Norte, Autónoma de Bucaramanga, de la Costa, Javeriana, Libre de Pereira y del Externado. Y las acompaña Dejusticia, un tanque de pensamiento clave en el sector.

Delegados de esas facultades estuvieron de acuerdo en que sería mejor sacar los asuntos judiciales de una reforma que, a su juicio, es más una reforma política. Sus argumento es que al mezclar las dos cosas se reduce el debate sobre la parte judicial y que, como hay poca evidencia de que lo que se propone resuelva los problemas de la justicia, lo mejor es hundirlo para hacer un debate más a fondo sobre la reforma que se necesita.

Si eso pasara, se postergarían varios cambios claves en el funcionamiento de la cúpula de la justicia. Por ejemplo, eleva los requisitos para ser magistrado de una Alta Corte, cambia la forma de elegir a esos magistrados y les quita las funciones electorales. Además, elimina el Consejo Superior de la Judicatura.

Jueves, Octubre 30, 2014 - 14:46
1
3148

​Ayer en Harry's Bar, un restaurante lujoso del norte de Bogotá, hubo un encuentro entre cuatro políticos costeños que llamó la atención porque pertenecen a diferentes regiones y partidos y porque todos fueron involucrados, en mayor o menor grado (uno de ellos absuelto), en el escándalo de la parapolítica.

Ya en la sobremesa se tomaron esta foto:

En la foto aparecen la ex senadora cordobesa de La U Zulema Jattin, quien fue una de las aliadas de Santos en la Costa en las últimas elecciones mientras cursa un juicio en su contra por parapolítica; el ex representante conservador por el Magdalena Alfonso 'Poncho' Campo Escobar, condenado por parapolítica; la ex congresista sucreña Muriel Benito-Revollo, condenada por parapolítica y del clan que domina el municipio de San Onofre; y, de pie, el actual representante conservador por el Cesar Alfredo Ape Cuello, el único de los cuatro que ni ha sido condenado ni tiene investigación abierta por parapolítica (la que tuvo la precluyó la Corte Suprema en febrero de 2010).

Los cuatro, que son miembros de dinastías políticas que aún tienen miles de votos en sus departamentos y que pese a los líos judiciales se mantienen activas, coincidieron en la Cámara de Representantes entre 2002 y 2006, justo el período en el que Mancuso dijo que los paras tenían un tercio del Congreso. La pregunta que ronda alrededor de la foto es si están concertando una alianza de este sector costeño para las próximas elecciones.

Páginas