Miércoles Abril 23, 2014

Menú principal

Querido diario

Luego de semanas de especulaciones, en las que se dijo que estarían apoyando a Jorge Mendoza Diago o que incluso lanzarían candidatura de su hijo, ya se tienen indicios claros de para dónde podrían ir los votos del clan García Zuccardi en las elecciones atípicas a la Alcaldía de Cartagena.

Resulta que el Partido de La U decidió dejar en libertad a sus militantes, pero los líderes más importantes de esa colectividad en la ciudad (la mayoría amigos históricos de los García) anunciaron su adhesión a la candidatura de María del Socorro Bustamante.

Bustamante es la candidata a la que Cambio Radical le quitó el aval por haber asistido a una fiesta con los chanceros que trabajan con Enilce López 'La Gata' y los políticos de La U que la acompañarán -y que son llamados "zuccardistas" en los corrillos, por su cercanía con la senadora Piedad Zuccardi- son los concejales Duvinia Torres y César Pión, el exgobernador Alberto Bernal y el diputado Luis Padilla.

Esta es la más reciente noticia de una compañía cuestionada en la candidatura de Bustamante, avalada finalmente por Afrovides y apoyada también por el PIN, en donde ella dice que tiene sus grandes amigos. Pero su aspiración no es la única con ruidos a su alrededor.

Su contrincante más fuerte, el empresario Dionisio Vélez, ha sido criticado por tener el apoyo del concejal Vicente Blel (hijo y heredero del parapolítico Vicente Blel) y del concejal Rafael Meza (muy cercano a otro parapolítico: William Montes). Además, La Silla confirmó con varias fuentes que hace unos días Vélez se reunió con Martha Curi, esposa de Montes e hija del exalcalde Nicolás Curi, condenado por celebración indebida de contratos, para hablar del respaldo a su campaña.

Dionisio también tiene respaldos cuestionados en La U: el de la representante Sandra Villadiego y su esposo, el parapolítico Miguel Ángel Rangel.

El tercer candidato más opcionado (el exgobernador Miguel Navas, avalado por los conservadores) es respaldado por varios de los políticos cuestionados que lideraron la campaña de Campo Elías Terán: Nausícrate Pérez, exsecretario de Gobierno; y Amaury Julio, exgerente de Corvivienda. El grupo de colaboradores de Terán fue calificado por el periodista Juan Gossaín como "la pandilla de Campo Elías" por los cuestionamientos que les hicieron cuando el fallecido alcalde estaba incapacitado.
 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2013-07-10 16:28
Eliminamos los comentarios de luis carlos fuentes y El Inquisidor por ser contrarios a las políticas de comentariso y foros de La Silla Vacía.
Jue, 2013-06-13 15:01
por que comparas a nausicrate y amauru julio con los delincuentes que acompañan a el pinoño de dionisio ej tu y judih y al señor bustamante la gata y su pandilla. no compares oveja con tigre.
Jue, 2013-06-13 14:34
Olvidó el autor de esa columna señalar el respaldo de la antigua patrona de Héctor Rivero, la ex alcaldesa Judit Pinedo al candidato Dionisio Vélez. Para el columnista es un pecado haber sido miembro del gabinete de Campo Elías, a quien nunca se le demostró delito alguno, pero seguramente es una virtud haber sido miembro del gabinete o asesor de la ex alcaldesa que vendió playas, y cuyos funcionarios desafortunadamente ya algunos están en la cárcel, y otros a las puertas de ella. En lo que a mí respecta tengo mi conciencia limpia. No hice parte de una pandilla de delincuentes sino de un grupo de servidores que trabajó en su gran mayoría por el bienestar de nuestra ciudad
Mié, 2013-06-12 08:45
Definitivamente a Cartagena lo que mas le conviene es que por ahora dejen alcalde encargado, el que llegue lo unico que va a hacer en dos años es robar para recuperar la plata de la campaña, hasta los periodistas le meten la mano a la alcaldía para sacar su tajada.
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Miércoles, Abril 23, 2014 - 13:11
0
1754

Colombia tendrá dos expertos -el jurista Rodrigo Uprimny y el experto en drogas Francisco Thoumi- en dos de los comités más importantes de Naciones Unidas en temas de derechos humanos y drogas.

Rodrigo Uprimny, el director de DeJusticia y ex magistrado auxiliar de la Corte Constitucional, acaba de ser elegido esta mañana para ocupar un asiento en el Comité del Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, un comité de 18 expertos que se reúne varias veces al año para revisar los informes que cada cinco años deben hacer los 160 países que han ratificado el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU.

Con la entrada en vigor del protocolo facultativo el año pasado, el comité ahora no solo revisará los informes, sino que también recibirá denuncias y tendrá la posibilidad de hacer recomendaciones generales, visitas y pedir medidas cautelares, por lo que su perfil seguramente subirá aún más.

América Latina y el Caribe tenían tres sillas en este comité, incluyendo la que hoy ocupa el historiador colombiano Álvaro Tirado. Pero a partir de ahora sólo tendrán dos, ya que Asia ganó una más.

Al final votaron por Uprimny 34 de los 54 países en el Consejo Económico y Social de la ONU (Ecosoc), con lo que el colombiano se impuso sobre el vicepresidente del comité, el brasilero Renato Zerbini Ribeiro Leao (que de todos modos se logró reelegir), el ex vicecanciller ecuatoriano Jaime Marchán (que se quedó sin repetir) y el salvadoreño Carlos Urquilla.

En esa misma reunión en Nueva York, el economista Francisco Thoumi -que es uno de los investigadores en temas de drogas más reconocidos del mundo- fue reelegido por otros cinco años en la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (Jife), el órgano de Naciones Unidas que vigila que se cumplan los tratados internacionales sobre drogas.

Este comité hasta ahora ha tenido un enfoque represivo, advirtiéndole por ejemplo a Uruguay que su regulación de la marihuana va en contravía de los tratados.

Por Thoumi, que ha insistido en un enfoque más progresista de la política global contra las drogas, votaron 28 de los 54 países de Ecosoc.

Miércoles, Abril 23, 2014 - 12:14
1
1464

Hace una semana el ministro de Agricultura Rubén Darío Lizarralde negó que hubiera tenido que ver con el nombramiento de recomendados políticos de tres senadores conservadores en entidades del campo, saliéndole al paso a las denuncias del ex ministro Juan Camilo Restrepo. “El único funcionario que he entrevistado fue el del Incoder, los demás ya los habían nombrado y yo los posesioné”, se defendió.

Esa defensa de Lizarralde no es del todo cierta. En realidad, el ministro efectivamente firmó el decreto de nombramiento de la nueva cabeza del Incoder pero también del del Banco Agrario, otro de los que -como contó La Silla- es cuota de un cacique azul.

El 21 de octubre pasado nombró como presidente del banco del campo al abogado y politólogo Álvaro Navas Patrón, recomendado y pariente político del senador azul Roberto Gerlein. Como contó La Silla, Navas fue postulado por Presidencia a mediados de septiembre -un par de semanas después de que Lizarralde llegara al cargo- y su nombramiento se dio un mes después.

Luego, el 20 de noviembre nombró como gerente del Incoder a Rey Ariel Borbón, que venía de tres períodos bien valorados como director de la CAM huilense y que estaba recomendado del senador Hernán Andrade.

Aunque el ministro designó a Borbón, el actual gerente del Incoder sólo surgió como opción una vez que se cayó el nombramiento del ex Supersociedades Hernando Ruiz López, que también es huilense y cuya cercanía con Andrade estaba documentada. Eso muestra que la escogencia de Borbón, que también es huilense y que se trajo a la entidad a varios políticos de carrera azules (incluido un ex alcalde de Neiva), no siguió solamente criterios técnicos (aunque el ministro dijo que desconoce si existe alguna relación entre el senador y su alto funcionario). 

El único que, como señaló Lizarralde, sí nombró su antecesor Francisco Estupiñán fue al ingeniero agrónomo atlanticense Luis Humberto Martínez, recomendado político de su coterráneo el senador Efraín Cepeda, que hoy lidera el ICA.

Lo que Lizarralde no pudo decir -y que La Silla había documentado en esa época- es que no tuvo realmente juego en esas decisiones, que ya estaban tomadas desde arriba cuando él llegó al gabinete.

Martes, Abril 22, 2014 - 12:37
4
2635

Desde hace años el clan del parapolítico Hugo Aguilar (denominado Santander En Serio) y el liberalismo tradicional estan peleando por el poder local en Santander . Sin embargo, estos dos bandos de la política local han dejado ser enemigos por un rato y se pusieron la misma camiseta para reelegir a Santos. Tanto que ahora todos aparecen juntos en la publicidad oficial de la campaña 'Juan Manuel Presidente'.

Camilo Arenas (diputado liberal), Ciro Fernandez (representante electo por Cambio Radical), Holguer Díaz (ficha de los Aguilar, representante del viejo PIN), Honorio Galvis (senador liberal), Jorge Gómez Villamizar (congresista liberal), María Eugenia Triana (ficha de los Aguilar, representante electa por el viejo PIN), Mario Suarez (congresista liberal), Nerthink Aguilar (senador del viejo PIN), Ricardo Florez (ficha de los Aguilar, representante electo por el viejo PIN), y Rubiela Vargas (diputada liberal). 

En la publicidad santista hoy aparecen Nerthink Mauricio Aguilar -hijo del coronel- y el congresista liberal Jorge Gómez Villamizar juntos, pero en la política local sus grupos han sido archirrivales. En 2003 el coronel Hugo Aguilar (hoy condenado por parapolítica) llegó a la Gobernación por Convergencia Ciudadana, derrotando al liberal Lucho Bohórquez (hoy alcalde de Bucaramanga),  candidato de Gómez Villamizar, gobernador de entonces.

En 2007 los liberales recuperaron el palacio departamental con Horacio Serpa como candidato, pero en 2011 lo volvieron a perder a manos de Richard Aguilar, otro hijo del Coronel.

En esa campaña el candidato rojo que perdió, Luis Fernando Cote (ficha de Serpa y apoyado por todos los congresistas liberales, entre ellos Gómez Villamizar, Mario Suarez y el exalcalde Honorio Galvis), atacó a Richard Aguilar por vínculos con los paramilitares. Tanto así que la campaña de Aguilar, que fue gerenciada por el hoy representante electo Ricardo Flórez, anunció que no volvería a los debates y que demandarían penalmente al candidato liberal.

En la publicidad de Juan Manuel Presidente aparecen el hermano del gobernador elegido, Nerthink, el exgerente de campaña de Richard, Ricardo Florez (representante electo a la Cámara), María Eugenia Triana (exfuncionaria de la gobernación de Richard y también representante elegida con el apoyo del clan Aguilar), y los congresistas liberales Honorio Galvis, Mario Suarez y Jorge Gómez Villamizar.

Aunque no salen en fotos juntos, Nerthink Aguilar y Horacio Serpa (que personifican como nadie las dos orillas contrarias de la política santandereana), los dos senadores más votados en Santander en las pasadas elecciones, están haciendo correrías en favor de Santos a través del departamento. Esta causa común en su tierra se da a pesar de que el Coronel Aguilar hace apenas tres años, cuando fue capturado por parapolítica, dijo que Serpa era uno de "los grandes criminales del país" y que estaba detrás de su captura. 

Serpa y Aguilar estan ambos en campaña por Juan Manuel. 

La facción de los Aguilar, la más poderosa dentro del Partido Opción Ciudadana, cómo contó La Silla, está acompañando de frente la reelección del Presidente. Lo anterior, a pesar de que ese partido -rechazado públicamente por Santos en la campaña de 2010 cuando era el PIN- no ha tomado una decisión oficial. 

A futuro, en las elecciones locales, lo más seguro es que la enemistad vuelva a primar, ya que los liberales intentarán quitarle la gobernación de Santander a los Aguilar y los Aguilar buscarán ganar por primera vez la Alcaldía de Bucaramanga, después de 12 años de supremacía roja en la capital santandereana. En esa pelea no habrá Juan Manuel que valga. 

Páginas