Menú principal

Jueves Agosto 28, 2014

Luego de semanas de especulaciones, en las que se dijo que estarían apoyando a Jorge Mendoza Diago o que incluso lanzarían candidatura de su hijo, ya se tienen indicios claros de para dónde podrían ir los votos del clan García Zuccardi en las elecciones atípicas a la Alcaldía de Cartagena.

Resulta que el Partido de La U decidió dejar en libertad a sus militantes, pero los líderes más importantes de esa colectividad en la ciudad (la mayoría amigos históricos de los García) anunciaron su adhesión a la candidatura de María del Socorro Bustamante.

Bustamante es la candidata a la que Cambio Radical le quitó el aval por haber asistido a una fiesta con los chanceros que trabajan con Enilce López 'La Gata' y los políticos de La U que la acompañarán -y que son llamados "zuccardistas" en los corrillos, por su cercanía con la senadora Piedad Zuccardi- son los concejales Duvinia Torres y César Pión, el exgobernador Alberto Bernal y el diputado Luis Padilla.

Esta es la más reciente noticia de una compañía cuestionada en la candidatura de Bustamante, avalada finalmente por Afrovides y apoyada también por el PIN, en donde ella dice que tiene sus grandes amigos. Pero su aspiración no es la única con ruidos a su alrededor.

Su contrincante más fuerte, el empresario Dionisio Vélez, ha sido criticado por tener el apoyo del concejal Vicente Blel (hijo y heredero del parapolítico Vicente Blel) y del concejal Rafael Meza (muy cercano a otro parapolítico: William Montes). Además, La Silla confirmó con varias fuentes que hace unos días Vélez se reunió con Martha Curi, esposa de Montes e hija del exalcalde Nicolás Curi, condenado por celebración indebida de contratos, para hablar del respaldo a su campaña.

Dionisio también tiene respaldos cuestionados en La U: el de la representante Sandra Villadiego y su esposo, el parapolítico Miguel Ángel Rangel.

El tercer candidato más opcionado (el exgobernador Miguel Navas, avalado por los conservadores) es respaldado por varios de los políticos cuestionados que lideraron la campaña de Campo Elías Terán: Nausícrate Pérez, exsecretario de Gobierno; y Amaury Julio, exgerente de Corvivienda. El grupo de colaboradores de Terán fue calificado por el periodista Juan Gossaín como "la pandilla de Campo Elías" por los cuestionamientos que les hicieron cuando el fallecido alcalde estaba incapacitado.
 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2013-07-10 16:28
Eliminamos los comentarios de luis carlos fuentes y El Inquisidor por ser contrarios a las políticas de comentariso y foros de La Silla Vacía.
Jue, 2013-06-13 15:01
por que comparas a nausicrate y amauru julio con los delincuentes que acompañan a el pinoño de dionisio ej tu y judih y al señor bustamante la gata y su pandilla. no compares oveja con tigre.
Jue, 2013-06-13 14:34
Olvidó el autor de esa columna señalar el respaldo de la antigua patrona de Héctor Rivero, la ex alcaldesa Judit Pinedo al candidato Dionisio Vélez. Para el columnista es un pecado haber sido miembro del gabinete de Campo Elías, a quien nunca se le demostró delito alguno, pero seguramente es una virtud haber sido miembro del gabinete o asesor de la ex alcaldesa que vendió playas, y cuyos funcionarios desafortunadamente ya algunos están en la cárcel, y otros a las puertas de ella. En lo que a mí respecta tengo mi conciencia limpia. No hice parte de una pandilla de delincuentes sino de un grupo de servidores que trabajó en su gran mayoría por el bienestar de nuestra ciudad
Mié, 2013-06-12 08:45
Definitivamente a Cartagena lo que mas le conviene es que por ahora dejen alcalde encargado, el que llegue lo unico que va a hacer en dos años es robar para recuperar la plata de la campaña, hasta los periodistas le meten la mano a la alcaldía para sacar su tajada.
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Miércoles, Agosto 27, 2014 - 22:06
0
558

Una de las entidades que más recursos recibirá el próximo año ya tiene cabeza visible a la vista: al Fondo de Adaptación -que será una de las diez entidades súper poderosas de Santos II- llegará el ex viceministro Germán Arce, que fue uno de los asesores claves del equipo programático de la reelección.

El Fondo de Adaptación, que Santos creó para encargarse de la reconstrucción de la infraestructura tras la debacle de la ola invernal en 2011 y que hasta ahora dirigía Carmen Arévalo, tendrá -al menos según el proyecto de ley del Gobierno- un presupuesto de inversión de 1,5 billones de pesos para el año que viene. 

Eso es, como contó La Silla, un incremento del 49 por ciento frente a este año. Y la convierte en uno de los mayores presupuestos de entidades que no son ministerios, solo por detrás del Icbf, el Sena, la Agencia de Infraestructura, Invías o Fonvivienda y muy parecido al que manejarán la Dian o la Unidad de Víctimas.

Eso le permitirá dedicarse a su misión de largo plazo, que es planear estrategias de adaptación al cambio climático. En esa línea ya ha financiado proyectos como la delimitación de páramos, el ordenamiento de las cuencas de una docena de ríos y la transferencia de tecnología para pequeños productores campesinos.

Arce Zapata, que es economista de la Universidad del Valle y tiene una maestría de la universidad inglesa de Reading, fue uno de los asesores económicos de confianza del Gobierno Santos I.

Arrancó como director de crédito público y luego pasó a ser viceministro general de Hacienda, siempre bajo la batuta del ex ministro Juan Carlos Echeverry. Hace un año y medio llegó a la presidencia de la Agencia Nacional de Hidrocarburos y luego se sumó al equipo programático de la reelección que dirigía Juan José Echavarría desde la Fundación Buen Gobierno, encargándose sobre todo de temas de infraestructura y transporte. Antes de eso había hecho carrera en el mundo bancario, en HSBC y ABN Amro.

Con la llegada de Arce al Fondo, continúa la buena racha para los jugadores claves de Buen Gobierno en el equipo de la reelección, con muchos de ellos -Tomás González, Juan Fernando Cristo, Simón Gaviria, Cristina Plazas, Gina Parody o Alfonso Prada- llegando a los altos puestos del nuevo gobierno. Eso va reduciendo la lista de los que, como Sergio Díaz Granados o Echavarría, aún no han sido premiados.

Miércoles, Agosto 27, 2014 - 16:59
3
1787

Esta mañana el Directorio Conservador eligió como su jefe al representante cordobés David Barguil, quien apoyó en campaña al uribista Óscar Iván Zuluaga. Ahora por la tarde, ese partido se irá en alianza con el Centro Democrático del expresidente Álvaro Uribe en la elección del nuevo Consejo Nacional Electoral. Eso sitúa a la colectividad azul dos pasos más lejos de la Unidad Nacional santista y más cerca del uribismo.

Inicialmente, los conservadores llegarían en alianza con los partidos de la Unidad Nacional a la elección de los nueve magistrados del tribunal electoral. Por cifra repartidora, los godos tienen derecho a 1,8 magistrados, lo que en la práctica es un magistrado. La idea era que la coalición santista les ayudara con el residuo faltante para poder tener dos asientos en el CNE.

Sin embargo, según le contó a La Silla uno de los jefes de la Unidad Nacional, al presidente Juan Manuel Santos no le gustó que los dos postulados de los conservadores para ser magistrados tuvieran relación con el uribismo y por eso pidió que no les ayudaran con el segundo cupo.

Los dos postulados de los azules son: Ángela Hernández, apadrinada por el procurador Alejandro Ordóñez; y Carlos Camargo Assís, de la cuerda del registrador Carlos Ariel Sánchez y de los congresistas David Barguil y Nora García, que votaron con el uribismo en las presidenciales.

Por eso, y luego de un pulso de varias horas, los conservadores terminaron haciendo alianza con el Centro Democrático para poder tener sus dos magistrados.

El asunto podría poner en aprietos a Santos pues al nuevo CNE no sólo llegará un magistrado del Centro Democrático (que tiene derecho a una silla ahí), sino dos conservadores que le deberán sus puestos en parte al partido del expresidente.

Y como lo contó La Silla, este CNE será clave pues por ahí tendrán que pasar todas las refrendaciones populares a los acuerdos de La Habana, además de las elecciones regionales del año entrante.

Miércoles, Agosto 27, 2014 - 16:20
0
1260

El militar activo de más alto grado que ha estado en la mesa de negociaciones de La Habana, y quien va a ocupar un cargo clave para el posconflicto, es papá de otro funcionario clave para el proceso.

Como se contó el lunes, el general Javier Flórez Aristizábal pasó de ser jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares (el segundo cargo más importante de un general, solo detrás del Comandante de las Fuerzas Militares) a liderar la subcomisión técnica para asesorar a los negociadores del Gobierno en temas de desmovilización, dejación de armas y reintegración.

En esa función Flórez va a jugar un papel clave, por ejemplo, para ayudar a los negociadores a definir qué armas deben dejar las Farc (y evitar que, como pasó en algunos casos con los paras, entreguen armas viejas y escondan las nuevas).

Y su hijo Javier Flórez Henao también tiene un papel fundamental, pero en el temas de drogas. Es el director del Programa de Cultivos Ilícitos, la columna vertebral (y el 80 por ciento del presupuesto) del Programa de Consolidación, y el encargado de la sustitución de cultivos en las zonas donde ya no hay conflicto.

Ese programa es clave para las conversaciones de La Habana pues maneja dos programas cruciales para la ejecución de los eventuales acuerdos: el de desarrollo alternativo y, en una buena parte, el de desarrollo rural en las zonas bajo influencia de la guerrilla.

Páginas