Jueves Abril 17, 2014

Menú principal

Querido diario

Mucho se ha hablado de la pelea por la curul de José Juan Rodríguez en el Concejo de Bogotá, quien ya lleva tres meses y medio con detención preventiva en la cárcel dentro del proceso del cartel de la contratación en Bogotá sin que se defina la entrada de la aspirante que le sigue en la lista del Partido Verde.

Lo que no se ha dicho es que está por venirse la definición de otros reemplazos a concejales, también involucrados con el mismo escándalo: Orlando Parada y Andrés Camacho Casado, ambos del Partido de La U, a quienes la Fiscalía llamó a imputación de cargos y muy seguramente también pedirá para ellos medida de aseguramiento.

Para que su curul no quedara vacante, y por lo tanto no se tuviera que llamar al segundo renglón en caso de que lo cobije la medida de aseguramiento, Parada pidió hace poco una licencia de seis meses al Concejo a partir de octubre. Pero el Concejo no se la ha autorizado y, de no hacerlo y caer Parada preso, se tendría que llamar a quien le sigue en la lista de La U al Concejo.

Por su parte Camacho Casado no ha pedido licencia aún y se rumora en medios que incluso podría renunciar al Concejo para dedicarse a su defensa. Él le dijo a La Silla que no ha tomado ninguna decisión. En cualquier caso, también se podría terminar llamando al aspirante que le sigue.

Como los dos son del mismo partido, es decir, aspiraron por la misma lista, los nombres que les siguen son los mismos. Todos han sido mencionados o son cercanos a algún escándalo.

La primera aspirante que les sigue es la exconcejal Liliana de Diago, quien heredó en el Concejo el puesto de su esposo, el exconcejal Leo César Diago, quien fue acusado en su momento de haber plagiado un proyecto de acuerdo de una página de internet y hoy es cercano al Centro Democrático del expresidente Uribe. Según la revista Semana, el condenado excontratista Julio Gómez la habría mencionado a ella dentro del escándalo del cartel de la contratación.

Luego sigue en la lista el también exconcejal Orlando Castañeda, que pertenece al grupo político del pastor cristiano César Castellanos y su esposa la ex congresista Claudia Rodríguez de Castellanos, al que también pertenecen la senadora Claudia Wilches y la concejal Clara Lucía Sandoval. Castañeda se vio involucrado en un escándalo menor cuando era concejal y -junto con los concejales Carlos Fernando Galán y Henry Castro- presentó un proyecto de acuerdo en el que se encontraron apartes textuales sin cita de un libro del ex ministro Juan Camilo Restrepo.

Castañeda estaría pensando en lanzarse a la Cámara y por eso no aceptaría la curul. Lo que no se sabe es si lo haría por La U o por el Centro Democrático, pues su grupo es más cercano a Uribe.

Luego de Castañeda sigue Lucy Toro, hermana de Dilian Francisca Toro, la excongresista que enfrenta un proceso por lavado de activos y quedó en libertad recientemente pues se decretó la nulidad parcial del mismo. Lucy Toro, al igual que Castañeda, tampoco aceptaría la curul pues estaría preparando su aspiración al Congreso para heredar los votos de su hermana.

Y si ninguno de los anteriores entra al Concejo de Bogotá, llegaría Sandra Jaramillo, la exalcaldesa de Teusaquillo y exasesora en el Fondo de Vigilancia y Seguridad que fue denunciada por una edil de Teusaquillo por, supuestamente, haber contratado desde la Alcaldía de esa localidad sistemáticamente con una ONG de bolsillo de Andrés Camacho Casado.  Jaramillo tuvo en las pasadas elecciones el apoyo de los hermanos Torrado (el senador Efraín Torrado y el ex concejal Edgar Torrado), mencionados por Petro en relación con el Cartel de la Contración.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2013-09-11 06:49
Sin ir tan lejos como Zeitgeist, sí me interesa leer un artículo de Laura Ardila Arrieta acerca de esta situación.
Jue, 2013-09-12 12:52
Te invito a leer entonces. Las notas que le enlazo abajo a zeigeist, por ejemplo
Mar, 2013-09-10 19:43
Cuanto lo siento por Laura Ardilla, debe estar muy triste, pues despues de todo el esfuerzo que ha hecho atacando al alcalde Petro y defendiendo esta gentuza del concejo desde LSV, finalmente le tocara aceptar que la justicia, asi sea lentamente, le esta dando la razon a Petro, y que el alcalde si ha obrado y obra con honestidad, con razon y con muhco esfuerzo esta librando una batalla contra el hampa de cuello blanco que desbarato a Bogota, cuanto lo siento por ella y su amigo el Troll, el tal gato-nosequemiercoles.
Jue, 2013-09-12 12:51
Te parece que estás notas que te enlazo son "defender al Concejo"? A veces es bueno bajarle al fanatismo ciego para leer: 'JJ Rodríguez: preso por el cartel, pero con su poder intacto en el Concejo', 'Los reemplazos para Parada y Camacho Casado: tan dudosos como los originales', 'La larga espera por dos curules' http://www.lasillavacia.com/historia/jj-rodriguez-preso-por-el-cartel-pero-con-su-poder-intacto-en-el-concejo-45383 http://www.lasillavacia.com/queridodiario/los-reemplazos-para-parada-y-camacho-casado-tan-dudosos-como-los-originales-45603 http://www.lasillavacia.com/queridodiario/la-larga-espera-por-dos-curules-45500
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Miércoles, Abril 16, 2014 - 10:46
1
226

La semana pasada estuvo en Colombia el presidente mundial de la Fundación Ford, la segunda organización que más donaciones hace en el mundo después de la Fundación Gates y una de las súper poderosas del mundo de las Ong en el país. Y ratificó su compromiso con Colombia en un momento en que la mayoría de organizaciones filántropicas han disminuido los recursos para proyectos en el país.

Darren Walker llegó al cargo hace relativamente poco y es la primera vez que viene a Colombia, donde la Fundación Ford apoya 32 proyectos (incluida La Silla Vacía, la Fundación Ideas para la Paz, la Fundación Antonio Restrepo Barco, Dejusticia, Fedesarrollo, la Onic y la Comisión Colombiana de Juristas) por más de 10 millones de dólares.

Durante su gira, Walker estuvo en Medellín, Bogotá y Quibdó, donde se reunió con los donatarios de la Fundación. Entre sus objetivos está reducir la pobreza y la inequidad, promover valores democráticos y la diversidad étnica y cultural y mejorar la gobernabilidad y la cooperación entre países.

En Colombia, tienen un particular interés en apoyar a las comunidades afrocolombianas e indígenas para garantizar que tengan voz y voto en las decisiones que las afectan. Consecuente con esto, uno de sus proyectos más grandes es el censo que se realizará el próximo año con el fin de que cuenten a la población afro.

“En cualquier democracia, que lo cuenten a uno importa. Eso impacta políticas, permite la asignación de recursos, fortalece la identiddad. Y es importante que los colombianos se puedan autoidentificar”, le dijo Walker a La Silla Vacía.

Si el proceso de paz funciona, la Ford también espera apoyar la fase de transición hacia el posconflicto, aprovechando su experiencia en países como Chile y Sudáfrica, donde la Fundación jugó un papel importante.

“Hay muchos expertos y organizaciones trabajando internacionalmente en justicia transicional, que pueden servir en Colombia si las negociaciones en La Habana son exitosas,” agregó.

Por eso es clave que el presidente de la Ford haya venido y haya reiterado que la fundación se quedará en el país, en momentos en que muchas organizaciones sociales nacionales han visto cómo los recursos de cooperación internacional que llegan a Colombia -hoy considerado de renta media- han caído fuertemente.

“Parte de la razón de mi viaje es reafirmar el compromiso de la Ford para apoyar las aspiraciones de la gente colombiana”, dijo.

Martes, Abril 15, 2014 - 13:33
0
3203

La campaña de Marta Lucía Ramírez está pendiente de que le entren más de 5 mil millones de pesos de plata pública a los que tiene derecho como anticipo (como también los están las otras campañas, excepto la de Óscar Iván Zuluaga), pero un debate entre abogados los tiene empantanados. Y mientras no se descongele el lío, va a seguir dependiendo de las donaciones que reciba.

Resulta que para que el Ministerio le gire esa plata, la campaña tiene que dar alguna garantía. Como los partidos tienen derecho a que el Estado les gire una plata todos los años para su funcionamiento, el Conservador ya dijo que puede dar esa garantía con los giros de los próximos cuatro años. El problema está en los detalles.

Resulta que en el borrador del contrato que están negociando el partido y el Ministerio, éste dice que si Ramírez no saca el 4 por ciento de los votos válidos, se queda sin derecho al anticipo y le toca devolver toda la plata. Eso porque es lo que dice el artículo 11 de la Ley 996.

Pero en la campaña creen que eso no es así, porque la Ley 1475 derogó ese artículo y que, por lo tanto, no tienen que devolver el anticipo aún si sacan menos del 4 por ciento de los votos válidos. El argumento del Ministerio que dirige Mauricio Cárdenas es que como esa parte de la Ley 1475 no ha sido reglamentada, todavía está vigente.

El enredo está en que el directorio conservador aceptó dar esa garantía siempre y cuando no se comprometieran los recursos del partido. Para el secretario general de ese partido, Juan Carlos Wills, existe la posibilidad de que Ramírez saque menos del 4 por ciento y al partido le toque salir a responder por el anticipo gastado, lo que pondría en riesgo los recursos. Por eso ha dicho que no puede firmar el contrato, según le contó a La Silla una fuente muy cercana al debate. Llamamos a Wills para conocer con más detalles su posición pero no lo pudimos conseguir.

Sin embargo, el ex Canciller Fernando Araújo -que es el director financiero del partido, además de ramirista y padre del senador electo uribista Fernando Nicolás Araújo- le autorizó que firmara, pero Wills ha dicho que necesita el visto bueno de todo el directorio.

Mientras se resuelve el enredo y llega la Semana Santa, la campaña sigue sin esa plata. Y como en el Ministerio de Hacienda está un conservador santista, Mauricio Cárdenas, y hay tantos roces entre santistas y ramiristas en el partido, el ambiente está muy tenso.

Este es el borrador del contrato:

CONTRATO DE PIGNORACION.docx by Juan Lewin

Martes, Abril 15, 2014 - 11:19
10
3231

En las últimas dos semanas la cuenta de Twitter del presidente-candidato Juan Manuel Santos venía creciendo a una velocidad vertiginosa, llegando a sumar 57 mil usuarios entre el miércoles y el viernes pasado y acercándose a pasos agigantados a la de Álvaro Uribe. Sin embargo, desde que el viernes pasado La Silla contó que la mayoría de esos usuarios son usuarios fantasmas, la llegada masiva de nuevos fans a la cuenta de Santos se frenó.

Ese día La Silla estableció, usando la herramienta Twitter Counter, que en una semana el Presidente había ganado unos 110 mil nuevos seguidores, incluyendo saltos de 25 mil usuarios algunos días, con lo que pasó los 2,6 millones de seguidores. Entre tanto, Álvaro Uribe -que tiene una cifra comparabale de 2,8 millones de seguidores- ganó 2 mil en ese mismo período.

Desde el viernes, cuando contamos lo ocurrido, el volumen de nuevos seguidores del candidato-presidente cambió. Entre el viernes y hoy, ha ganado 1.800 usuarios en total. Es decir, menos de 500 diarios y muchos de ellos usuarios menos sospechosos. Mejor dicho, como que los fantasmas se asustaron.

Esta es la gráfica comparada de usuarios de Santos y Uribe

Páginas