Publicidad
Publicidad

Menú principal

Domingo Agosto 02, 2015

Mucho se ha hablado de la pelea por la curul de José Juan Rodríguez en el Concejo de Bogotá, quien ya lleva tres meses y medio con detención preventiva en la cárcel dentro del proceso del cartel de la contratación en Bogotá sin que se defina la entrada de la aspirante que le sigue en la lista del Partido Verde.

Lo que no se ha dicho es que está por venirse la definición de otros reemplazos a concejales, también involucrados con el mismo escándalo: Orlando Parada y Andrés Camacho Casado, ambos del Partido de La U, a quienes la Fiscalía llamó a imputación de cargos y muy seguramente también pedirá para ellos medida de aseguramiento.

Para que su curul no quedara vacante, y por lo tanto no se tuviera que llamar al segundo renglón en caso de que lo cobije la medida de aseguramiento, Parada pidió hace poco una licencia de seis meses al Concejo a partir de octubre. Pero el Concejo no se la ha autorizado y, de no hacerlo y caer Parada preso, se tendría que llamar a quien le sigue en la lista de La U al Concejo.

Por su parte Camacho Casado no ha pedido licencia aún y se rumora en medios que incluso podría renunciar al Concejo para dedicarse a su defensa. Él le dijo a La Silla que no ha tomado ninguna decisión. En cualquier caso, también se podría terminar llamando al aspirante que le sigue.

Como los dos son del mismo partido, es decir, aspiraron por la misma lista, los nombres que les siguen son los mismos. Todos han sido mencionados o son cercanos a algún escándalo.

La primera aspirante que les sigue es la exconcejal Liliana de Diago, quien heredó en el Concejo el puesto de su esposo, el exconcejal Leo César Diago, quien fue acusado en su momento de haber plagiado un proyecto de acuerdo de una página de internet y hoy es cercano al Centro Democrático del expresidente Uribe. Según la revista Semana, el condenado excontratista Julio Gómez la habría mencionado a ella dentro del escándalo del cartel de la contratación.

Luego sigue en la lista el también exconcejal Orlando Castañeda, que pertenece al grupo político del pastor cristiano César Castellanos y su esposa la ex congresista Claudia Rodríguez de Castellanos, al que también pertenecen la senadora Claudia Wilches y la concejal Clara Lucía Sandoval. Castañeda se vio involucrado en un escándalo menor cuando era concejal y -junto con los concejales Carlos Fernando Galán y Henry Castro- presentó un proyecto de acuerdo en el que se encontraron apartes textuales sin cita de un libro del ex ministro Juan Camilo Restrepo.

Castañeda estaría pensando en lanzarse a la Cámara y por eso no aceptaría la curul. Lo que no se sabe es si lo haría por La U o por el Centro Democrático, pues su grupo es más cercano a Uribe.

Luego de Castañeda sigue Lucy Toro, hermana de Dilian Francisca Toro, la excongresista que enfrenta un proceso por lavado de activos y quedó en libertad recientemente pues se decretó la nulidad parcial del mismo. Lucy Toro, al igual que Castañeda, tampoco aceptaría la curul pues estaría preparando su aspiración al Congreso para heredar los votos de su hermana.

Y si ninguno de los anteriores entra al Concejo de Bogotá, llegaría Sandra Jaramillo, la exalcaldesa de Teusaquillo y exasesora en el Fondo de Vigilancia y Seguridad que fue denunciada por una edil de Teusaquillo por, supuestamente, haber contratado desde la Alcaldía de esa localidad sistemáticamente con una ONG de bolsillo de Andrés Camacho Casado.  Jaramillo tuvo en las pasadas elecciones el apoyo de los hermanos Torrado (el senador Efraín Torrado y el ex concejal Edgar Torrado), mencionados por Petro en relación con el Cartel de la Contración.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2013-09-11 06:49
Sin ir tan lejos como Zeitgeist, sí me interesa leer un artículo de Laura Ardila Arrieta acerca de esta situación.
Jue, 2013-09-12 12:52
Te invito a leer entonces. Las notas que le enlazo abajo a zeigeist, por ejemplo
Mar, 2013-09-10 19:43
Cuanto lo siento por Laura Ardilla, debe estar muy triste, pues despues de todo el esfuerzo que ha hecho atacando al alcalde Petro y defendiendo esta gentuza del concejo desde LSV, finalmente le tocara aceptar que la justicia, asi sea lentamente, le esta dando la razon a Petro, y que el alcalde si ha obrado y obra con honestidad, con razon y con muhco esfuerzo esta librando una batalla contra el hampa de cuello blanco que desbarato a Bogota, cuanto lo siento por ella y su amigo el Troll, el tal gato-nosequemiercoles.
Jue, 2013-09-12 12:51
Te parece que estás notas que te enlazo son "defender al Concejo"? A veces es bueno bajarle al fanatismo ciego para leer: 'JJ Rodríguez: preso por el cartel, pero con su poder intacto en el Concejo', 'Los reemplazos para Parada y Camacho Casado: tan dudosos como los originales', 'La larga espera por dos curules' http://www.lasillavacia.com/historia/jj-rodriguez-preso-por-el-cartel-pero-con-su-poder-intacto-en-el-concejo-45383 http://www.lasillavacia.com/queridodiario/los-reemplazos-para-parada-y-camacho-casado-tan-dudosos-como-los-originales-45603 http://www.lasillavacia.com/queridodiario/la-larga-espera-por-dos-curules-45500
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Viernes, Julio 31, 2015 - 17:08
0
1967

El exdiputado Jairo Barona Taboada fue hasta hoy el gallo con el que el partido Liberal buscaba pelearle al exrepresentante Yahir Acuña la Gobernación de Sucre, cuya carta para esa silla es su esposa Milene Jarava.

Los rojos, encabezados por el senador sucreño Mario Fernández, se mudaron de candidatura para respaldar la del exgobernador avalado por Cambio Radical Edgar Martínez. Para oficializar la alianza, esta tarde en Sincelejo modificaron sus listados: desmontaron la campaña de Barona a la Gobernación y lo incluyeron entre sus 11 candidatos a la Asamblea, como se ve en la fotografía. Además, coavalaron a Martínez.

Ese matrimonio entre liberales y Cambio Radical se venía cocinando desde la semana pasada, pero se concretó hoy, último plazo que tienen los partidos para hacer cambios de listas en la Registraduría.

La unión rojo-vargasllerista deja dudas sobre cuál será el camino que tomará el senador sucreño de Cambio Radical Antonio Guerra, cuya familia política es una de las que más mueve votos en ese departamento.

Guerra, quien apoyaba a Barona, no estuvo de acuerdo con que su partido avalara a Martínez para la Gobernación. De hecho, no lo acompañó la semana pasada a su inscripción en la Registraduría de Sincelejo.

Quienes sí acompañaron al exgobernador, como lo contó La Silla, fueron el presidente nacional del partido Rodrigo Lara y el encargado de entregar los avales en el Caribe, Alejandro Char. Con esa inscripción, el vargasllerismo le apuesta fuerte en el único departamento que le faltaba en su intento de colonización del Caribe.

La Silla supo que el senador Guerra alcanzó a reunirse con el exrepresentante Yahir Acuña para concretar una posible alianza para la Gobernación de Sucre y que en respuesta, para atajar cualquier intento de unión, la dirección nacional de Cambio Radical avaló al exgobernador Martínez.

Viernes, Julio 31, 2015 - 15:40
1
3966

Hoy, justo el día que se acaba el plazo para cambiar las listas de candidatos para las elecciones de octubre, el petrismo tuvo una nueva baja. Nicolás Petro, el hijo del Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, decidió renunciar a la cabeza de lista del partido indígena Mais al Concejo de Barranquilla a pesar de que todavía aparece inscrito en la base de datos de la Registraduría.

 

 

Petro Burgos era una de las cartas del Petro para expandir el Progresismo por el país. Es abogado, tiene poco menos de 30 años y lideró en Barranquilla manifestaciones a favor de su padre en mayo del año pasado en la gira petrista a favor de la reelección. En septiembre del año pasado se armó una polvorera en los medios porque el mismo alcalde había pedido a la Fiscalía investigar a su hijo por su posible intervención en contratos distritales.

A pesar de que su nombre aparece en la lista que presentó el Mais, como lo contó ZonaCero, Petro Burgos no firmó el formulario E6, lo cual es entendido por las autoridades electorales como una ‘“no aceptación de la postulación”. Hoy le confirmó a La Silla que finalmente no será candidato.

Nicolás le dijo a La Silla que a pesar de que estaba seguro de que su campaña iba a ser exitosa en Barranquilla, y que la ciudad necesitaba de programas exitosos en materia social y de medio ambiente, él había decidió dejar a un lado su interés particular para “contribuir a una causa mayor: la Colombia Humana que [el Progresismo] lideraremos en el 2018”.

Las cosas para el Petrismo ya estaban complicadas al menos en Bogotá, después de que el acuerdo con el Mais se cayó en la plaza principal de Petro y a sus candidatos les tocó irse a recoger firmas en un mes. Ahora, además, pierde su ficha más fuerte en Barranquilla donde la aspiración de Nicolás Petro era una de las apuestas que más expectativas había causado en la región Caribe. 

Viernes, Julio 31, 2015 - 14:25
3
1554

Anoche Fenalco celebró sus 70 años por lo alto en el Country Club de Bogotá. En la gala estuvieron hasta los ex presidentes Álvaro Uribe y César Gaviria, aunque no el presidente Juan Manuel Santos, que se excusó y envió un mensaje con su Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas, un gesto que fue mal recibido por el gremio de los comerciantes. En cambio, hubo otro ausente que sí terminó ovacionado: el ex presidente del gremio Sabas Pretelt, condenado hace tres meses por la yidispolítica.

Ese fue el punto alto de la noche. Ocurrió cuando el presidente de los comerciantes Guillermo Botero hizo un recuento de la historia de Fenalco desde su nacimiento en mayo del 1945. Cuando mencionó al cartagenero Sabas Pretelt, que dirigió el gremio durante 15 años, el público irrumpió en aplausos.

Eso muestra que en el gremio siguen siendo muy cercanos a Pretelt, que fue condenado en abril de este año por haber -como Ministro de Interior y de Justicia de Uribe- haberle ofrecido dádivas a la ex congresista Yidis Medina a cambio de que ella votara a favor de la reforma constitucional que permitiría la reelección de Uribe. Ya la Procuraduría lo había destituido por haberle ofrecido una notaría a otro congresista, Teodolindo Avendaño, por favorecer la reelección.

Páginas