Menú principal

Domingo Enero 25, 2015

Definido en manos de quién quedó el Palacio de la Aduana de Cartagena, la pregunta que se hacen hoy en los corrillos de la ciudad es a quién nombrará en su gabinete el alcalde electo Dionisio Vélez Trujillo. Una decisión con la que mostrará seguramente el talante de su gestión, pues depende de a quién escoja se sabrá si privilegiará lo técnico, pagará favores a los políticos que lo acompañaron o si hará una mezcla de ambas cosas. La Silla indagó y ya suenan varios nombres.

Carlos Coronado Yances muy seguramente será "el hombre del Gobierno", según le dijo a La Silla una fuente muy cercana a Dionisio que estuvo dentro de su campaña. "Él es el polo a tierra y la experiencia", agregó la fuente. Por ello es posible que termine nombrado en un cargo muy cercano al Alcalde, como asesor, secretario privado o del Interior.

La afinidad de Coronado Yances con Dionisio se da porque fue el gerente de campaña del precandidato a la Alcaldía Miguel Raad (hermano del representante de La U, Elías Raad), que luego apoyó a Dionisio en 2011. También fue gerente de la refinería de Ecopetrol en Cartagena y director administrativo y financiero de la Universidad San Buenaventura. No es muy activo en twitter, pero en sus pocos trinos demuestra que es uribista.

Carlos Granadillo y Claudio Osorio son otros nombres que están casi fijos en el gabinete, entre otras cosas porque el mismo Dionisio dijo en un foro que gobernarían con él. El primero sería el Secretario de Hacienda y el segundo el de Educación. Granadillo es empresario, ha sido socio y amigo de vieja data del alcalde, en su campaña pasada a la Alcaldía le aportó casi 100 millones de pesos (de los mayores aportantes) y ahora fungió como su gerente de campaña. "Es hombre de confianza de Dionisio", nos dijo una fuente. 

Claudio Osorio es el rector de la Fundación Universitaria Tecnológico Comfenalco y viene de la academia, que es el sector en el que ha sido empresario Vélez (con su universidad Tecnar). Marcela Ariza, exdirectora ejecutiva de Acopi Bolívar, sería otro de los nombres que estaría considerando el nuevo mandatario.

Por otro lado, habrá que esperar si los nueve concejales de acompañaron la campaña de Dionisio (Antonio Quinto, Andrés Betancourt, Vicente Blel, Rafael Meza, David Dáger, Hernando Trucco, William Pérez, Germán Zapata y Saray Aguas), de los partidos conservador, liberal, Cambio Radical, La U, ASI y Verde, no le exigen a Vélez participación en el gabinete. Y sobre todo, si él acepta. "Seguramente los concejales exigirán su participación, pero el alcalde deberá poner reglas de juego", le dijo a La Silla precisamente uno de esos cabildantes que lo acompañó.

Otros confidenciales recientes

Viernes, Enero 23, 2015 - 15:19
0
1696

Hace una semana Carmen Palencia -la líder más reconocida de restitución de tierras en el país- volvió a recibir amenazas de las Águilas Negras, probando una vez más que la política bandera del presidente Juan Manuel Santos para las víctimas despojadas sigue pisando muchos callos. Lo que no se había contado es uno de los líderes de su organización Tierra y Vida fue víctima de un atentado por esos mismos días.

El martes de la semana pasada Luis Alfredo Vásquez, que lidera el capítulo de Tierra y Vida en los Montes de María, fue abordado por dos hombres armados en la localidad bogotana de Bosa. Los hombres, que también se identificaron como miembros de las Águilas Negras, le pidieron a él y a su acompañante sus cédulas. Ante la presencia de más gente en la calle les dijeron “Sabemos quiénes son ustedes, hoy no los vamos a matar” y se fueron.

Vásquez -que ha testificado en los procesos contra seis altos jefes paramilitares en Justicia y Paz- es el tesorero y uno de los líderes más visibles de Tierra y Vida, una asociación que reúne a unos 10 mil campesinos que buscan recuperar las tierras que perdieron por la violencia en todo el país y que ganó el Premio Nacional de Paz en 2011. Solamente en Montes de María trabajan con 19 organizaciones de víctimas, que llevan unos 2.500 casos ante la Unidad de Restitución.

Viernes, Enero 23, 2015 - 13:47
5
1426

En los próximos días se va a lanzar la segunda fase de la campaña Soy Capaz, que va a ser la prueba de hasta dónde esa iniciativa pasa de ser una campaña publicitaria a convertirse en una herramienta real.

Esta vez la idea es que las empresas que dijeron que son capaces de hacer algo para ayudar a la reintegración de combatientes y reconciliación entre las partes, ahora empiecen a ejecutar esos planes.

Jueves, Enero 22, 2015 - 16:14
1
1641

La pelea por la presidencia del Consejo de Estado está en un punto muerto y, como ese tribunal tiene muchas vacantes, lograr la mayoría para elegir parece muy difícil. Más porque quien salga elegido jugará un papel importante en definir quién será el Registrador Nacional durante las elecciones de 2018.

Ser presidente de una Alta Corte es un cargo sobre todo ceremonial, pues su principal función es ser vocero. Sin embargo, también se pueden dar roces porque, como son quienes citan a las reuniones de las salas plenas, definen el orden del día, reparten a los magistrados los expedientes de las salas y dan permisos para viajes, tienen un poder importante adentro (como el de demorar una elección o adelantar un asunto).

Pero esta vez la pelea tiene otro ingrediente. El presidente del Consejo, más los de las cortes Suprema y Constitucional, deben elegir el nuevo Registrador en diciembre de este año para reemplazar a Carlos Ariel Sánchez. Es decir, quien gane esta elección tendrá uno de los tres votos y una incidencia muy grande en definir quién va a organizar las elecciones presidenciales de 2018.

Con ese trasfondo, el martes estaba citada la sala plena del Consejo de Estado para votar. Y no se logró una mayoría que, por estatutos, es de dos tercios de los 31 magistrados. Como esa cifra no se modifica si hay vacantes (lo dijo el mismo Consejo cuando anuló la elección de Viviane Morales como Fiscal General) y en este momento hay solo 26 consejeros, un grupo de cinco puede bloquear la decisión. Y eso es lo que ha ocurrido.

A la sesión llegaron cuatro candidatos: William Zambrano, Martha Teresa Briceño (la actual vicepresidente, quien por tradición debería ser la nueva presidente), Jaime Santofimio y Gerardo Arenas. Hubo unas 30 votaciones y no hubo elección.

Después de algunas rondas de votación Arenas, quien no pasó de cuatro votos, se retiró. Eso hizo que en algunas Zambrano llegara a 17 votos (a cuatro del número mágico), en otras Briceño hasta 11. Los tres o cuatro votos que nunca se fueron a uno de ellos se quedaron con Santofimio, quien no se retiró y tiene opción como tercería.

Aunque Zambrano estuvo cerca de ganar, se enfrenta con la férrea oposición de un grupo de unos cuatro magistrados comandado por Marco Antonio Velilla.

Velilla era uno de los integrantes de la terna de Álvaro Uribe a la Fiscalía, que luego Santos cambió. Él nunca aceptó esa decisión e incluso la demandó, por lo que él no ve con buenos ojos a quienes ayudaron a Santos a tomarla (incluido Zambrano, que pertenece a esa sala de consulta).

Habrá que ver si el trancón que se vivió esta semana se repite la próxima, cuando en principio debería ya definirse el nuevo presidente.

Páginas