Publicidad
Publicidad

Menú principal

Lunes Junio 29, 2015

La decisión del Ministerio de Hacienda de prorrogar el cuatro por mil un año más como fuente de nuevos recursos para el agro es un claro incumplimiento de una promesa de campaña del hoy presidente Juan Manuel Santos. Si se cumplieran sus promesas, hoy el impuesto debería estar en el tres por mil y en 2014 bajar al dos por mil.

Estas fueron las veces que se comprometió en público a desmontarlo:

Primer anuncio del desmonte (6 de mayo de 2010)

Antes de la primera vuelta Santos dijo que si llegaba a ser presidente lo iba a desmontar. Según El Tiempo, Santos dijo que su plan era que entre 2011 y 2012 fuera del 3 por mil; del 2013 al 2014 del 2 por mil; a partir de 2015 en 1 por mil; y en 2016 quedaría en cero. Además, dijo que era "antitécnico” y dijo que afecta más “a los pobres que a los ricos".

Santos reitera su plan (7 de mayo de 2010)

Noticias RCN le preguntó a todos los candidatos cuál era su posición frente al cuatro por mil, que se había convertido en uno de los puntos de debate. Esto fue lo que dijo Santos  “El 4 por mil lo vamos a ir desmontando gradualmente, ese es el plan que tenemos para llevarlo a cero”.

En La Silla, Santos repite su plan (12 de mayo de 2010)

En la preparación de La Silla para el Gran Debate con NTN 24 de RCN, le preguntamos a los candidatos por varios asuntos económicos que estaban calientes, incluyendo el cuatro por mil.

Esto fue lo que respondió Santos: “El cuatro por mil se creó como una medida extraordinaria para financiar la crisis financiera y, como tal, debe ser desmontada gradualmente. Así se buscará marchitar en tres tramos periódicos: 2011 y 2012, 3 por mil; 2013 y 2014, 2 por mil; a partir de 2015, 1 por mil; y en 2016, tarifa cero."

En el Gran Debate de NTN 24 y la Silla, Santos se comprometió de nuevo (19 de mayo de 2010)

En el debate les preguntamos a los candidatos si eliminaría el cuatro por mil. Mientras Petro dijo que lo mantendría para transacciones de más de 100 millones de pesos, y Pardo y Mockus dijeron que lo eliminarían si hubiera con qué sustituir el dinero que produce, Noemí y Vargas Lleras dijeron que sí lo acabarían. Santos reiteró su propuesta: "Eliminarlo gradualmente, un por ciento cada dos años", dijo.

Santos y Mockus se enfrentan por el 4 por mil (3 de junio de 2010)

Ya después de la primera vuelta, el cuatro por mil seguía candente. En un foro sobre gestión pública eficaz, Santos reiteró su postura contra el cuatro por mil, aunque esta vez no hizo explícito su programa para desmontarlo, mientras que Mockus lo defendió por su fácil administración.

 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2013-09-11 22:47
El mármol donde Santos firmó, era de mala calidad. recuerden que Santos dijo: "Lo puedo firmar sobre piedra o mármol que no voy a incrementar las tarifas durante mi gobierno" http://www.elmundo.es/america/2010/06/04/colombia/1275684838.html
Mié, 2013-09-11 14:44
Este articulo meramente enunciativo, solo nos recuerda lo que fueron, son y serán nuestros dirigentes, fieles a sus "promesas".
Mié, 2013-09-11 14:29
:D ¿Necesitan una manito para el mural, escultura y casa cultural Las Promesas de JuanMa? ¡Acá se les ayuda con el arte, diiiiiga no más! XD http://www.youtube.com/watch?v=f1qnHZtZaY4 ¿Ven? Esto les pasó por no irse con Mockus. Santos era peor. Bueeeeno... acá estamos. :)
Mié, 2013-09-11 14:00
No es la única promesa incumplida por Juan Manuel Santos. Es mas sencillo preguntar ¿que promesas ha cumplido Santos?, pues ya sabemos en que terminan las promesas de Santos. - desmontare el 4x1000, nunca haré una reforma tributaria, mejorare la educación, jamas desmontare los parafiscales, reconstruiré Gramalote, acabare con las CAR, presentare un proyecto para la igualdad para los afrodescendientes, en fin, la lista es larga, sus locomotoras no arrancan, ''solo promesas'' como dice una canción, palabrería, mentiras y populismo a la orden del día, Santos solo llena de ilusiones a la gente --
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Viernes, Junio 26, 2015 - 17:53
2
1165

Una acción de tutela interpuesta por la concejal de Cambio Radical Ana María Muelle es el capítulo más reciente de la novela en la que se ha convertido el aval a la Alcaldía de esa colectividad en Santa Marta, en la que se enfrentan dos fuerzas del mismo partido: la del gobernador Luis Miguel 'el Mello' Cotes y la del exsenador Miguel Pinedo, condenado por parapolítica.

Muelle es respaldada por Pinedo y lidera las encuestas. Ella tuteló ayer jueves ante un juzgado administrativo de esa ciudad a la Dirección Nacional de Cambio Radical, solicitando el amparo del derecho fundamental de petición y de los derechos políticos a elegir y ser elegida.

Con ese mecanismo, le explicó Muelle a La Silla, busca una respuesta a la solicitud de aval que presentó el 4 de febrero pasado y del que sigue sin obtener respuesta. Para esa misma fecha, asegura la concejal en la tutela, la exalcaldesa de Albania Oneida Pinto también solicitó ser avalada por Cambio para la Gobernación de La Guajira. Tres meses después, Oneida obtuvo el aval.

La aspirante argumenta en la tutela que sus garantías han sido vulneradas porque, en entrevista con W Radio, el director de esa colectividad Rodrigo Lara aseguró el 23 de junio pasado que “Cambio Radical tuvo que retirar un candidato a la Alcaldía (de Santa Marta) para darle lugar a un candidato del partido de La U”. Según Muelle, eso es prueba de que su candidatura fue retirada unilateralmente sin haber sido notificada antes.

Las declaraciones de Lara se dieron dos meses después de Muelle haber recibido una comunicación firmada por el secretario general de Cambio Radical, Antonio Álvarez Lleras. En ella se le aseguraba que no existía alianza alguna entre su partido y La U para la Alcaldía de Santa Marta.

Aunque a Muelle las encuestas le dan el primer lugar en intención de voto, dos senadores y un representante de Cambio Radical le dijeron fuera de micrófonos a La Silla que lo más seguro es que la concejal no sea avalada.

La razón es que si Muelle recibe el aval entorpece los acercamientos entre el Mello y el sector del representante Eduardo Diaz-Granados del partido de La U.

La idea de ese acuerdo es que Díaz-Granados apoye a la tía del Mello Rosa Cotes en su candidatura a la Gobernación del Magdalena y el ‘Mello’ al candidato de La U a la Alcaldía. El más opcionado a llevarse el aval de La U es el médico y exalcalde de Barranquilla Humberto Caiafa, quien se lo disputa con el exdiputado Adolfo ‘Chofo’ Gómez y con el diputado Humberto Díaz.

Con esta acción de tutela Miguel Pinedo, en cabeza de Muelle, pone en aprietos al Gobernador luego de que el segundo ganara el aval a la Gobernación para Rosa y Pinedo se quedara sin posibilidades de postular a su hijo, José Luis Pinedo, a ese mismo cargo. 

Viernes, Junio 26, 2015 - 15:59
1
2098

Los congresistas uribistas antioqueños que no apoyan la candidatura a la Gobernación de Liliana Rendón se destaparon. Los senadores José Obdulio Gaviria, Paola Holguín y Alfredo Ramos (hijo del padrino político de Rendón, el ex gobernador Luis Alfredo Ramos, pero quien no representa al ramismo en esta decisión) y los representantes Federico Hoyos y Margarita Restrepo sacaron una carta pública en la que anuncian que no van a apoyar a Rendón, hacen críticas a su perfil y piden que el Centro Democrático piense en apoyar otra candidatura.

Ahora hay que ver si, después de esa carta, se empantana más la convención que ungiría a Rendón o si, por el contrario, finalmente se convoca y el uribismo antioqueño queda roto.

Viernes, Junio 26, 2015 - 14:01
2
476

Los militares hasta ahora se han resistido a que las organizaciones civiles entren a hacer desminado humanitario en Colombia. Eso cambió el viernes pasado, cuando el Batallón de Desminado y la Inspección general del Ejército finalmente le dieron el visto bueno a la ONG británica Halo Trust para que entre a trabajar en Abejorral (Antioquia). 

Como contó La Silla, hace cinco meses Halo Trust -que el año pasado se convirtió en la primera organización civil en entrar a desminar en el país- le solicitó al Gobierno trabajar en Abejorral, después de que los tres municipios que le habían encargado en Antioquia tuvieran pocas minas y otro más no tuviera ninguna.

Aunque nunca les respondieron su petición, los desminadores del Ejército llegaron a trabajar a ese municipio del Oriente antioqueño -que tiene un número alto de víctimas y que está ubicado en la zona donde Halo ya había contratado y entrenado desminadores locales- sin que les fuese asignado. Incluso le pidieron plata a la Gobernación de Antioquia para desminar, cuando los británicos ya tenían lista su propia plata para hacerlo.

Ese era uno de los escollos para las organizaciones civiles que quieren trabajar en el país, cuya llegada fue un compromiso que Colombia hizo al pedir una extensión del plazo de la Convención de Ottawa para liberar de minas todo el país.

Páginas