Menú principal

Martes Enero 27, 2015

Ayer estaba citada una manifestación contra el presidente Juan Manuel Santos, en Medellín. Como continuación de su éxito en los chiflidos en Cali por su ausencia de la inauguración de los juegos mundiales, en Twitter muchos uribistas y algunos miembros del PoloDemocrático impuslaron esa la actividad con el HT #RechiflaNacionalparaSantos que, como contó La Silla, ya venía de atrás. Pero en Medellín no les fue bien.

Primero, porque aunque algunos trinos decían que la manifestación iba a ser multitudinaria

finalmente solo llegaron entre 200 y 300 personas, como se ve en los videos que han subido a internet los manifestantes, como éstos:

Mientras que en Cali el tamaño del público en el estadio y el sonido de los chiflidos dejaron la idea de un rechazo multitudinario, la manifestación de ayer dejó la idea de que el movimiento es de pequeños grupos sin mayor poder de convocatoria.

Segundo, porque Santos hizo que el evento en Medellín, y su tradicional discurso en el Puente de Boyacá estuvieran cerrados al público. Con eso evitó ser interrumpido por chiflidos y que se produjeran imágenes como las de Cali, pero también dejó en el ambiente la sensación de que tenía temor a esas manifestaciones.

Y tercero porque los organizadores no pensaban enfrentarse a medidas de seguridad con soldados, Esmad y tanquetas. Ese dispositivo de seguridad dificultad terminó siendo motivos de críticas de los manifestantes, que incluso hablaron de represión

pero que en todo caso redujo el impacto de la manifestación.

Igual los impulsores siguen en campaña. Propusieron que en el próximo partido de la selección, el 6 de septiembre en Barranquilla, haya una nueva chiflada. Como el estadio seguramente va a estar lleno y el partido va a tener la atención de buena parte del país, cualquier chiflada va a tener mucho más eco. Ahí se verá realmente cómo está la temperatura.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Dom, 2013-08-11 21:30
Tantas embarradas que hizo Uribe y tantos muertos que tiene en la conciencia, y el pueblo prestándose como idiota útil para seguir el jueguito de las rechiflas, sabiendo que lo que quiere Uribe es hacerle al Presidente, lo que le esta haciendo a Petro en Bogotà, lo que mas me causa gracia es que el Polo se esta prestando para este jueguito, la política es tan ruin que los que se trenzan en unas peleas terribles, después están comiendo del mismo plato...para la prueba un botón, el polo y Centro democrático, que de democrático no tiene nada.
Vie, 2013-08-09 08:21
Pero si a los uribistas les encanta resolver también todo a punta de Esmad, por qué se quejan ahora?
Jue, 2013-08-08 13:43
Para que alianza CentroDomocrático-Polo para chiflar a Santos no tiene muchos seguidores, si así ocurre en elecciones...
Jue, 2013-08-08 12:03
Una aclaración señores LSV, en Cali hubo una motivación clara y concreta para la rechifla, mas haya del posible desplante a los juegos, y fue precisamente cobrarle por ventanilla el haberse metido con ROBLEDO, el sol no se tapa con una mano señores y una oportunidad de estas para un presidente de mostrar como suyo un evento de estos,no se la iba a perder así por así. Este tipo de sesgos hacen que el concepto de objetividad se pierda o mínimo se confunda.
Vie, 2013-08-09 07:55
Está hablando del Senador Robledo? Dudo mucho que los más de 30.000 asistentes al estadio lo hayan silbado por eso, sabiendo que Cali no es su fortín electoral; las motivaciones pueden ser varias, entre ellas muchas personas que sencillamente replicaron lo que los demás comenzaron a hacer.
Vie, 2013-08-09 10:55
Cali no es un fortín electoral?,la verdad tenemos conceptos encontrados ,pero eso es otro punto; vea Jyon, no se Ud. donde vive,y si siente o no, pero yo soy raizal caleño de pandebono, champús y empanada, y además bailo salsa, no soy pobre pero vivo lejos, así que tengo lo suficiente para demostrar que en Cali hay concepto de respeto a las personas como Robledo, y asumir que la ,mayoría de las personas replicaron a otras según Ud. por puro :'pa donde va Vicente''?,creo yo es ofender la inteligencia del pueblo caleño que aunque Ud. no lo crea, tiene carácter.
Lun, 2013-08-12 11:44
Yo también respeto mucho al senador Robledo y comparto muchas de sus ideas, pero creer que el estadio estaba lleno de 'robledistas' es tener demasiada imaginación; para su información Robledo sacó en Cali solo 6.452 de los 165.000 votos en el 2010, con lo que le aclaro que Cali no es el fortín electoral DE ÉL, porque me malinterpretó cuando me refería a eso. Finalmente para no alejarnos del tema de las rechiflas, para mi tenían infinidad de motivos, entre ellos la teoría de ventaja acumulada, y no por eso el pueblo caleño es idiota. Le recomiendo que deje la paranoia, puesto que así como pasó en Cali, pudo haber pasado en cualquier parte del país. Att: Caleño por adopción.
Lun, 2013-08-12 23:08
Jyon no hablé de fortín electoral de EL, posiblemente no me expliqué bien, y así no haya más que 6.542, una cosa es la urna y otra la indignación cuando se ataca a un hombre como Robledo, es ese el momento que se midió, y no paso en cualquier parte del país ,fue en Cali, porque en ninguna parte más dio papaya, y Cuando seas caleño de verdad hablamos de la paranoia, al calor de una empanada o un pandebono y avena o champús, en una de esas tardes caleñas de Pacifica brisa.
Jue, 2013-08-15 21:05
Pues si quiere seguir pensando que 36.000 personas empatizaron con un dirigente de izquierda en un territorio que no se caracteriza por eso, allá usted. Por otro lado, lo que si queda claro es el problema de los caleños raizales, es que a pesar que se quejan de los paisas por regionalistas y terminan siendo igual o peor que ellos.
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Martes, Enero 27, 2015 - 13:22
0
745

En medio de la discusión entre el Polo Democrático, que pide que el Gobierno firme ya la ley estatutaria de salud que fue aprobada hace casi dos años y fue a revisión de la Corte, y la posición del Gobierno de que antes hay que debatirla en el Congreso, hoy el Senado parece darle la razón al segundo.

Por lo menos eso es lo que se desprende de una carta que le envió el secretario del Senado, Gregorio Eljach, al Ministro de Salud Alejandro Gaviria, en la que lo cita al Congreso el 24 de marzo, apenas empiecen las sesiones ordinarias.

El problema es uno de esos enredos jurídicos en los que termina metida muchas veces la política colombiana.

Resulta que cuando la Corte Constitucional revisó la ley, como tiene que hacerlo antes de que la firme el presidente por tratarse de una estatutaria, decidió que solo era parcialmente constitucional.

Ahí empezó el enredo. Para el Gobierno, eso tenía como consecuencia que se debía volver a debatir en el Congreso los puntos declarados inexequibles, después de escuchar a Gaviria. Eso es, por lo menos, lo que dice el decreto que regalmenta el funcionamiento de la Corte.

Sin embargo, el senador del Polo Jorge Robledo (quien paradójicamente votó contra la ley) dijo el primero de enero que, al no firmarla ni objetarla, Juan Manuel Santos estaba violando la Constitución, y que el plan del gobierno era meter un mico para sacarla como quería hacerlo el gobierno.

Luego dijo que la sentencia se iba a hundir porque se había pasado el plazo para objetarla y que el plan del Gobierno era dejar que se hundiera para reformar la salud vía decretos, que a su juicio serían menos favorables que la ley.

El problema creció ayer, cuando Pedro Santana, vocero de la comisión de seguimiento a la reforma estructural a la salud, dijo que  le iba a pedir al Congreso que sacara directamente la ley debido al silencio de Santos.

Pero hoy una carta de Eljach pone al Congreso del lado del Gobierno: aplicando el mismo decreto que argumenta el Gobierno, citó a Gaviria para oírlo antes de ajustar la ley y volverla a mandar a la Corte. Como quien dice, seguramente la estatutaria sí la va a firmar Santos, pero en varios meses.

Lunes, Enero 26, 2015 - 13:59
0
2400

El ex director del Icbf Diego Molano Aponte está de moda. No solo suena como posible cabeza de lista del Centro Democrático al Concejo de Bogotá, como contó La Silla, sino que está detrás de la parte programática de la campaña de Pacho Santos.

El candidato uribista le dijo a La Silla que su equipo de campaña está conformado por personas “que tienen megaexperiencia en el sector público y Bogotá”, pero que aún no puede dar sus nombres porque aún mantienen sus trabajos en otros lugares.

Ese es el caso de Molano, quien es director de la Fundación Bavaria desde abril de 2013. Fue asesor del entonces senador Luis Alfonso Hoyos entre 1994 y 1998, de Astrid Álvarez en el Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, coordinador del componente social del Plan Colombia y de Acción Social de Álvaro Uribe y director del Icbf de Juan Manuel Santos.

Lunes, Enero 26, 2015 - 12:48
0
3814

Aunque las elecciones locales pintan como una pelea entre el uribismo y la Unidad Nacional por el poder local, ya empiezan a surgir las pruebas de que no siempre va a ser así.

Sigifredo Salazar, un político conservador que lideró la campaña presidencial de Marta Lucía Ramírez en Risaralda, es un ejemplo claro.

Por el partido Conservador, Salazar fue alcalde de Pueblo Rico, ex concejal de Dosquebradas, ex diputado y candidato a la gobernación en 2011. Y desde octubre, está de nuevo en campaña a la gobernación con el apoyo del senador Juan Sammy Merheg y el representante Juan Carlos Rivera.

Fuera de los apoyos  de buena parte del conservatismo risaraldense, Salazar también se ha acercado a los uribistas, con los que es tan afín que en 2012 se alcanzó a rumorar que sería candidato al Senado del Centro Democrático. Además, en las presidenciales terminó apoyando al candidato uribista Óscar Iván Zuluaga, como buena parte de los cuadros de Ramírez.

Ahora, está a punto de quedarse con el apoyo liberal. Una fuente conservadora le contó a La Silla que hay un acuerdo para cruzar apoyos: los azules apoyarían a los liberales para quedarse con la alcaldía de Pereira en manos de Juan Manuel Arango (quien en 2011 perdió por pocos votos con Enrique Vásquez, de La U), y a cambio, los rojos apoyarían a Salazar.

Si logra el apoyo de los rojos Salazar podría quitarle la gobernación a La U. En 2011, sacó 97 mil votos contra 127 mil del actual gobernador, Carlos Alberto Botero, quien tenía el apoyo del senador de La U Carlos Enrique Soto. En esa ocasión, el liberalismo y Cambio Radical tuvieron su propio candidato, Alberto Arias, que sacó 30 mil votos, justo los que le faltaron a Salazar para ganarle a Botero.

Con esos votos ahora de su lado, más un impulso del uribismo, Salazar podría convertirse en el primer candidato santi-uribista victorioso del 2015.

 

Páginas