Menú principal

Miércoles Noviembre 26, 2014

Este martes el liberal Juan Manuel Galán salió elegido presidente de la Comisión Primera del Senado, en un apretado 'voto-finish' en el que le ganó a Manuel Enríquez Rosero (de la U) por apenas dos votos, 9-7. Lo que no se ha sabido es que detrás de la elección hubo un pulso fuerte que a último minuto logró inclinar la balanza a favor de Galán, con el apoyo del Gobierno.

Según los acuerdos del 2010, la presidencia de la Comisión le correspondía a Cambio Radical, pero la condena de Javier Cáceres por parapolítica dejó a ese partido sin representación en la Comisión. La U respaldó la aspiración de Enríquez Rosero, pero su cercanía con el uribismo generó preocupación en el Gobierno, sobre todo porque en esta legislatura la comisión tratará temas claves como una reforma que permita salvar a los partidos pequeños de perder la personería jurídica si no superan el umbral. Y, sobre todo, la reglamentación del Marco Jurídico para la Paz.

El problema del gobierno para convencer a los de la U -el partido originario de Santos- de apoyar a Galán, es que en ese partido sentían que los liberales ya estaban ocupando demasiados cargos claves en el Congreso justo el año de las elecciones, comenzando con la presidencia del Senado ahora en manos de Juan Fernando Cristo.

En La U sentían que aunque ellos venían de ocupar esos dos mismos cargos, con Roy Barreras y Karime Mota, no es lo mismo tenerlos en un año no electoral; los liberales señalaban que igual, como La U tiene la presidencia de la Cámara con Hernán Penagos, ese partido consolidaría demasiado poder. En medio de esa puja el senador verde, Jorge Londoño, surgió como una posible tercería. Según supo La Silla, en un punto los apoyos alcanzaron a quedar empatados a seis votos.

Y así comenzó el trabajo detrás de bastidores, en el que el apoyo de Simón Gaviria -director del Partido Liberal y con quien Galán ha tenido roces- resultó clave para alinear los votos necesarios para que el liberal ganara. Para eso el apoyo del Gobierno al parecer fue clave. Aunque iba directamente en contra del partido de Santos, para el Presidente es prioridad no entorpecer el trámite de la reglamentación del Marco para la Paz.

Aunque la votación fue secreta, La Silla pudo establecer que los galanistas lograron el apoyo del PIN - que al final, con Hemel Hurtado, se quedó con la vicepresidencia de la Comisión. Y también de varios de los senadores que, como John Sudarsky y Luis Fernando Velasco, habían prometido respaldar una candidatura del verde Jorge Londoño, quien declinó en el último momento (y, según supo La Silla, votó por Enríquez).

La derrota de Enríquez Rosero estuvo en que al menos dos senadores conservadores o de La U no votaron por él, posiblemente porque algunos como Roberto Gerlein estaban molestos por su voto a favor del matrimonio igualitario. De ser así, paradójicamente habrían terminado por darle la presidencia a otro impulsor del matrimonio igualitario, Galán.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2013-08-10 22:21
Estos delfines ya empiezan a aprender las manas de sus padres.De acuerdo Luis Carlos Galan fue asesinado por las mafias,ahora su hijo haciendo alianzas con ellos. Que horror.
Jue, 2013-08-08 20:39
Alguien manifestaba que en Politica nada esta escrito.. Imaginese el PIN, que no es ningun partido politico, ni nada que se le parezca, sino el basurero que recicla los desechos que ni siquiera el partido de la U quiere,conformado y financiado por los grandes barones del narcoparamilitarismo (Martinez, Abadia, Gil, etc)unido con los "galanistas" para atravesarsele al uribista de marras. El PIN y el Galanismo bajo una misma bandera? Luis Carlos Galan, dio su vida, sacrifico todo para oponerse al gran poder del narcotrafico y sus lamentables concecuencias, y hoy su hijo, recibe la bendicion de los mafiosos..Ver para creer.
Jue, 2013-08-08 16:28
Terrible ejemplo de contaminacion politica. Que daño hacen las votaciones secretas. Y que torpes los colombianos que no aprenden y eligen los mismos que critican por sus mañas y corrupcion. Los electores cargamos grave culpa.
Jue, 2013-08-08 16:01
Qué asco.
Jue, 2013-08-08 13:43
Que entre el diablo y escoja...
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Miércoles, Noviembre 26, 2014 - 11:34
1
371

Tres semanas después de que Juan Manuel Santos hiciera una gira por Europa buscando plata para lo que él llamó “una especie de Plan Marshall” colombiano, traerá a un nuevo director para liderar la estrategia de cooperación internacional del país para el posconflicto.

El nuevo director de la Agencia de Cooperación -que reemplazará a Sandra Bessudo- será Alejandro Gamboa Castilla, un economista bogotano que lleva cuatro años como consejero del representante colombiano ante el BID en Washington.

Y aunque allí trabajó con el ex gerente de la reelección Roberto Prieto y el ex ministro Juan Carlos Echeverry, su cercanía es -desde que trabajó en Defensa- con el propio Santos. De hecho, estuvo en la gira presidencial por varios países europeos, por lo que su nombramiento se veía venir.

Gamboa, que también alcanzó a sonar para dirigir Fonade, ha trabajado casi siempre en temas de crédito en el BID, el Banco Mundial y el Ministerio de Hacienda. También tiene experiencia en cooperación internacional ya que fue director de proyectos especiales en el Ministerio de Defensa cuando lo lideraba Santos, teniendo bajo su cargo el manejo administrativo del fondo del Plan Colombia y las relaciones con el Gobierno gringo por esos recursos.

Además, desde el Banco Mundial, ayudó a estructurar el aporte colombiano al fondo para reconstruir Haití después del terremoto de 2009 y el fondo para cooperación sur-sur, otro tema central que deberá liderar desde la Agencia. Es economista de la Universidad de los Andes, con maestría en relaciones internacionales de la de Columbia.

Su mayor reto será tirar línea sobre cuál será la estrategia de cooperación internacional que quiere Colombia para aterrizar el eventual acuerdo con las Farc, ya que -como contó La Silla- el gobierno Santos aún no lo tiene claro.

Martes, Noviembre 25, 2014 - 19:16
8
3159

Hoy salió la primera encuesta juiciosa sobre el panorama para la alcaldía de Medellín, cuando las campañas apenas arrancan. Y su principal conclusión -más allá de las naturales como que Álvaro Uribe tiene mucha más fuerza que Juan Manuel Santos o que la mayoría de candidatos son poco conocidos- es que el apoyo de Sergio Fajardo es, de lejos, el más valioso en esa elección.

La encuesta, que tiene un margen de error del 4,3 por ciento, la hizo la encuestadora local MGR por contrato de DC Estrategia, una consultora que hace investigaciones de opinión pública. Le preguntaron a 550 medellinenses qué opinan de varias figuras y precandidatos.

Fajardo, el actual gobernador, tiene la imagen favorable más alta y le saca 12 puntos al alcalde de Medellín Aníbal Gaviria y 13 a Uribe. Además, por cada punto de imagen negativa tiene más de tres puntos de positiva, mientras que para Gaviria esa relación es de dos a cinco y la de Uribe es de menos de uno a dos.

Como los precandidatos aún son poco conocidos, la encuesta no solo pregunta por la intención de voto sino que también lo hace por el valor de los apoyos políticos. Eso es particularmente útil porque ayuda a ver hasta dónde esa favorabilidad es endosable a un candidato menos conocido.

Acá, de nuevo, Fajardo es de lejos el más poderoso: 80 por ciento de los encuestados dijo que votaría por quien tuviera su apoyo o fuera su continuador, mientras que en el caso de Gaviria esa cifra fue del 64 y en el de Uribe del 58.

Una tercera pregunta confirma esa fuerza. La encuesta pone a las personas a elegir entre dos personajes y Fajardo le gana a todos los contendores: a Uribe le saca 15 puntos, casi cuadruplica a Santos y sí cuadruplica a Gaviria. También le gana a su viejo aliado, el ex alcalde Alonso Salazar, por más de seis a uno.

Santos merece una mención especial porque se confirma su poca tracción en la segunda ciudad del país. Es uno de los pocos cuya imagen negativa supera a la positiva (junto con el ex alcalde Luis Pérez y el ex senador uribista Juan Carlos Vélez) y el único al que más de la mitad de los encuestados ven con malos ojos. Encima, más de la mitad dicen que no votaría por alguien respaldado por él.

En todo caso, quien arranca de puntero en la intención de voto no es el candidato de ninguno de ellos, sino el concejal liberal Bernardo Alejandro Guerra, y falta toda la campaña para ver si la buena imagen de Fajardo se traduce en votos.

Primera Encuesta. Alcaldía de Medellín. DC Estrategia. MGR. Noviembre 2014.

Martes, Noviembre 25, 2014 - 12:06
0
2065

Óscar Iván Zuluaga, como presidente del Centro Democrático, no le daría el aval a Jhon Jairo Torres, el “mecenas de Yopal” y quien quiere ser alcalde de esa ciudad.

Eso se desprende de una carta que Zuluaga le envió anoche a La Silla, en respuesta a la historia “Las fichas cuestionadas del uribismo en el Casanare ahora quieren su aval”. En ella Zuluaga dice que “el propio director general del Centro Democrático le notificó al señor Jhon Jairo Torres que el partido no tiene interés alguno en que participe en nuestro proyecto político”.

En la nota contamos que Torres se está moviendo para conseguir el aval del partido uribista y que ya tiene varios amigos en el comité departamental, el ente que otorga los avales para las alcaldías. Sin embargo, los estatutos permiten que el director del partido (Zuluaga) revoque esos avales, por lo que todo indica que Torres se va a quedar sin el apoyo del uribismo.

Aclaración Óscar Iván Zuluaga by lasillavacia

Páginas