Menú principal

Sábado Julio 12, 2014

Querido diario

Este martes el liberal Juan Manuel Galán salió elegido presidente de la Comisión Primera del Senado, en un apretado 'voto-finish' en el que le ganó a Manuel Enríquez Rosero (de la U) por apenas dos votos, 9-7. Lo que no se ha sabido es que detrás de la elección hubo un pulso fuerte que a último minuto logró inclinar la balanza a favor de Galán, con el apoyo del Gobierno.

Según los acuerdos del 2010, la presidencia de la Comisión le correspondía a Cambio Radical, pero la condena de Javier Cáceres por parapolítica dejó a ese partido sin representación en la Comisión. La U respaldó la aspiración de Enríquez Rosero, pero su cercanía con el uribismo generó preocupación en el Gobierno, sobre todo porque en esta legislatura la comisión tratará temas claves como una reforma que permita salvar a los partidos pequeños de perder la personería jurídica si no superan el umbral. Y, sobre todo, la reglamentación del Marco Jurídico para la Paz.

El problema del gobierno para convencer a los de la U -el partido originario de Santos- de apoyar a Galán, es que en ese partido sentían que los liberales ya estaban ocupando demasiados cargos claves en el Congreso justo el año de las elecciones, comenzando con la presidencia del Senado ahora en manos de Juan Fernando Cristo.

En La U sentían que aunque ellos venían de ocupar esos dos mismos cargos, con Roy Barreras y Karime Mota, no es lo mismo tenerlos en un año no electoral; los liberales señalaban que igual, como La U tiene la presidencia de la Cámara con Hernán Penagos, ese partido consolidaría demasiado poder. En medio de esa puja el senador verde, Jorge Londoño, surgió como una posible tercería. Según supo La Silla, en un punto los apoyos alcanzaron a quedar empatados a seis votos.

Y así comenzó el trabajo detrás de bastidores, en el que el apoyo de Simón Gaviria -director del Partido Liberal y con quien Galán ha tenido roces- resultó clave para alinear los votos necesarios para que el liberal ganara. Para eso el apoyo del Gobierno al parecer fue clave. Aunque iba directamente en contra del partido de Santos, para el Presidente es prioridad no entorpecer el trámite de la reglamentación del Marco para la Paz.

Aunque la votación fue secreta, La Silla pudo establecer que los galanistas lograron el apoyo del PIN - que al final, con Hemel Hurtado, se quedó con la vicepresidencia de la Comisión. Y también de varios de los senadores que, como John Sudarsky y Luis Fernando Velasco, habían prometido respaldar una candidatura del verde Jorge Londoño, quien declinó en el último momento (y, según supo La Silla, votó por Enríquez).

La derrota de Enríquez Rosero estuvo en que al menos dos senadores conservadores o de La U no votaron por él, posiblemente porque algunos como Roberto Gerlein estaban molestos por su voto a favor del matrimonio igualitario. De ser así, paradójicamente habrían terminado por darle la presidencia a otro impulsor del matrimonio igualitario, Galán.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2013-08-10 22:21
Estos delfines ya empiezan a aprender las manas de sus padres.De acuerdo Luis Carlos Galan fue asesinado por las mafias,ahora su hijo haciendo alianzas con ellos. Que horror.
Jue, 2013-08-08 20:39
Alguien manifestaba que en Politica nada esta escrito.. Imaginese el PIN, que no es ningun partido politico, ni nada que se le parezca, sino el basurero que recicla los desechos que ni siquiera el partido de la U quiere,conformado y financiado por los grandes barones del narcoparamilitarismo (Martinez, Abadia, Gil, etc)unido con los "galanistas" para atravesarsele al uribista de marras. El PIN y el Galanismo bajo una misma bandera? Luis Carlos Galan, dio su vida, sacrifico todo para oponerse al gran poder del narcotrafico y sus lamentables concecuencias, y hoy su hijo, recibe la bendicion de los mafiosos..Ver para creer.
Jue, 2013-08-08 16:28
Terrible ejemplo de contaminacion politica. Que daño hacen las votaciones secretas. Y que torpes los colombianos que no aprenden y eligen los mismos que critican por sus mañas y corrupcion. Los electores cargamos grave culpa.
Jue, 2013-08-08 16:01
Qué asco.
Jue, 2013-08-08 13:43
Que entre el diablo y escoja...
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Viernes, Julio 11, 2014 - 16:38
1
3379

Siete horas después de haber arrancado una reunión, interrumpida por varios recesos, en el Claustro de la Enseñanza de Bogotá, la bancada de Senado del Partido de La U decidió aplazar hasta el próximo miércoles la elección del nombre del que será el próximo presidente del Congreso. Una dignidad que este año le toca a La U y que se disputan Mauricio Lizcano, Armando Benedetti y José David Name.

Estaba previsto que la pelea se dirimiera hoy a voto limpio, pero varios senadores propusieron el aplazamiento para tratar de buscar consensos. Puntualmente, los costeños de La U quieren acordar un único aspirante entre los atlanticenses Name y Benedetti, un asunto en el que hasta ahora no han tenido éxito. Pero en cambio de voto limpio, lo que sí hubo en la reunión fue grito limpio.

La Silla Vacía confirmó con tres fuentes que al final del encuentro Armando Benedetti y Mauricio Lizcano tuvieron un fuerte agarrón que muchos temieron terminara en los puños.

Resulta que Lizcano acusó en público a Benedetti de estar detrás de los señalamientos que le han hecho de ser supuestamente uribista para debilitar su aspiración. Puntualmente, Lizcano dijo que Benedetti filtró la foto del matrimonio de Lizcano en el que el ex presidente Álvaro Uribe fue padrino -en una época en la que hasta Santos era uribista- y que también puso a rodar los trinos de su esposa cuestionando al Gobierno.

Benedetti le respondió airadamente que no era así y la discusión fue subiendo de tono al punto en que varios senadores los llamaron a la calma.

Ningún periodista vio la escena, que ocurrió cuando la puerta todavía estaba cerrada. 

Así que la pelea por la presidencia del Congreso está más caliente que nunca y promete varias reuniones buscando acuerdos de aquí al miércoles a las 9 de la mañana.

Jueves, Julio 10, 2014 - 11:57
3
2556

A una semana de que se instale el nuevo Congreso, el Consejo Nacional Electoral se encuentra terminando de definir cómo quedará al fin la foto del Legislativo para declarar oficialmente la elección. Faltan unas 100 resoluciones por revisar, pero entre lo ya dispuesto está que sí se les entregarán sus credenciales a María del Socorro Bustamante y Moisés Orozco, los representantes que sin ser afro fueron electos para las curules a las que tienen derecho las comunidades negras.

Como lo contó La Silla, varios reconocidos líderes afro, como la exministra Paula Moreno, han dicho que no se sienten representados por estos dos congresistas electos. Pero además, otros afro, liderados por la exsenadora Piedad Córdoba, interpusieron una tutela en contra de ellos invocando su derecho a la igualdad y argumentando que ni Bustamante ni Orozco han hecho nunca trabajo en estas comunidades.

El presidente Juan Manuel Santos se había comprometido antes de campaña a coadyuvar esas acciones para recuperar las curules afro y el ministro Aurelio Iragorri le dijo a La Silla que sí lo harán, pero cuando se presente una demanda de nulidad ante el Consejo de Estado, lo cual seguramente se hará ahora que es un hecho que los dos representantes obtendrán sus credenciales.

En su sesión de ayer, el Consejo Nacional Electoral decidió que se las entregará porque en el ejercicio del auto reconocimiento "negro es todo el que se sienta negro", como se lo explicó a La Silla un magistrado.

Entre las otras determinaciones que ha tomado el Consejo Nacional Electoral en las últimas horas está que en el Parlamento Andino sí ganó el voto en blanco, que ningún partido perderá curules (se estaba rumorando que los uribistas perderían una) y que los conservadores aunque no pierden curul sí tendrán una reducción en su número de votos.

Hoy el organismo electoral revisará las votaciones en el Chocó y Magdalena.

 

Miércoles, Julio 9, 2014 - 19:19
0
2701

Juan José García Romero, excongresista condenado por corrupción y jefe del cuestionado clan García-Zuccardi que fue clave en la reelección del presidente Juan Manuel Santos, ahora quiere pescar en el río revuelto de la elección del próximo Contralor General. 

La Silla Vacía supo que ha llamado a senadores del Partido de La U para proponerles apoyar al excongresista y exmagistrado Carlos Ardila Ballesteros, quien fue ternado por la Corte Suprema de Justicia.

En agosto próximo, el Congreso deberá elegir el reemplazo de Sandra Morelli de una terna conformada por Ardila, el exprocurador Edgardo Maya y el exmagistrado Gilberto Rondón. Dos fuentes del Congreso nos dijeron que como el pulso se ha polarizado entre Rondón y Maya, que está apadrinados por César Gaviria y Germán Vargas respectivamente, Ardila podría vislumbrarse como una tercería.

García Romero se comunicó con Ardila Ballesteros para decirle que, como La U no tiene aún un candidato definido, él podía ayudarlo en su aspiración. La Silla supo por alguien que conoció de esta llamada que Ardila rechazó el ofrecimiento y que se ha movido solo y, más allá de encuentros informales, aún no ha tenido la primera reunión oficial con ningún senador pues la mayoría apenas vuelve de vacaciones.

Esta movida inconsulta del excongresista García, quien conoce a Ardila Ballesteros porque los dos coincidieron en el Congreso, fue interpretada por un abogado conocedor del tema como "un intento por congraciarse con la Corte Suprema de Justicia, que ternó a ese aspirante y tiene en juicio a la esposa de García".

La esposa de Juancho García es la exsenadora de La U Piedad Zuccardi, quien se encuentra privada de su libertad en un proceso por parapolítica.

El clan de los esposos García-Zuccardi logró mantener esa curul en cabeza de su hijo el senador electo Andrés García Zuccardi.

El ofrecimiento de Juancho García a Ardila Ballesteros es otra evidencia de la incidencia que, a pesar de sus líos, el político costeño cree tener en La U.

Páginas