Por Andrés Bermúdez Liévano · 27 de Febrero de 2014

5936

3

A pesar de que Antonio Navarro Wolff es la cabeza de lista verde al Senado, que Camilo Romero es uno de los precandidatos presidenciales de ese mismo partido y que el departamento natal de ambos ha sido uno de los bastiones electorales de la centro izquierda en el país, ni la Alianza Verde ni el Polo Democrático quisieron apostarle a Nariño para la Cámara y no presentaron listas allá. Lo curioso es que ambos partidos tienen fuertes vínculos con el departamento sureño y tienen congresistas nariñenses.

Nariño ha sido una de las plazas electorales más fuertes del Polo. Navarro fue gobernador avalado por ese partido entre 2008 y 2011, tras haber sido alcalde independiente de Pasto en los años noventa. Y el ex ministro Parmenio Cuéllar lleva dos períodos como senador del Polo, tras haber sido gobernador independiente y congresista liberal.

Además, la Gobernación está en manos de Raúl Delgado, un independiente que fue elegido con el apoyo de los verdes, la ASI y los progresistas, cuya carrera política ha sido en la centro izquierda. Fue secretario de Planeación de la gobernación de Navarro y alcalde de Pasto con el independiente Movimiento Convergencia Popular Cívica.

Hace cuatro años el Polo sacó 75 mil de sus 824 mil votos al Senado -casi el diez por ciento- en el departamento. Camilo Romero, uno de los tres congresistas que se salió del partido con los Progresistas y hoy está en la Alianza Verde, sacó 28 mil votos impulsado por el movimiento 'Tiene Huevo'. Cuéllar, que llegó al Capitolio tras la captura de Iván Moreno Rojas, sacó otros 23 mil votos. A su lista a la Cámara, en cambio, le fue menos bien: 35 mil votos y cero curules.

Buena parte de esos votos al Senado se pueden ir a la lista de Alianza Verde, con Navarro y Romero, donde también está Ricardo Romero, padre de Camilo, veterano militante de la AD M-19 y uno de los hombres más cercanos de Navarro durante su alcaldía (donde fue secretario de Desarrollo Comunitario).

Ese peso de la izquierda en el Senado en Nariño puede ser aún mayor porque de los 13 candidatos nariñenses al Senado hay cuatro que vienen de la centro izquierda. Además de Navarro y Romero, en la lista liberal está el profesor Gustavo Moncayo, que se hizo famoso en 2007 cuando marchó desde Sandoná hasta Bogotá pidiendo a las Farc que liberaran a su hijo y que se quemó hace cuatro años con el Polo. Y Hernando Chindoy, el veterano dirigente indígena (inga) que lideró uno de los programas más exitosos de erradicación voluntaria de cultivos ilícitos, es candidato de la ASI.

Con ese panorama, lo obvio era que tanto el Polo como Alianza Verde armaran listas a la Cámara para trabajar en llave con sus candidatos a Senado. La Silla supo que ambos partidos pensaron hacerlo, pero lo hicieron con poco tiempo. El Polo iba con el diputado Afranio Rodríguez, que se bajó del bus a último minuto, mientras los verdes le hacían fuerza a Fabio Trujillo -ex secretario de Gobierno de Navarro- que declinó el ofrecimiento. Por eso terminaron sin listas.

Dado que ninguno de los dos partidos está sobrado para superar el umbral, el jalonazo que normalmente dan las Cámaras - y que podía ser de 10 a 30 mil votos en cada partido- podría ser una pérdida sensible. Y un empujón para la Unión Patriótica -que sí presentó listas- , para los candidatos indígenas o eventualmente para el voto en blanco.

Comentarios (3)

aceloja

27 de Febrero

0 Seguidores

OPORTUNISMTAS Y OPORTUNISMO !!! LO PEOR DE UN POLÍTICO !! Los mismos con lo...+ ver más

OPORTUNISMTAS Y OPORTUNISMO !!! LO PEOR DE UN POLÍTICO !! Los mismos con los mismos. Petro solo se independizó del Polo para llegar a alcalde, luego se unió a los Verdes par ano perder el umbral y ahora vuelve a unirse al Polo porque le conviene. Igual ha hecho con la revocatoria, 800 tutelas para impedirla y ahora de afán quería revocatoria !!!!

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia