Menú principal

Martes Septiembre 02, 2014

Mientras que al Auditor Jaime Ardila se le ha venido enredando la posibilidad de que salga a tiempo un proyecto de ley hecho a la medida de la posibilidad de lanzarse a la reelección, los inscritos para reemplazarlo empiezan a ganar importancia. Como contó nuestro blogger Carlos Suárez varios son muy cercanos a Ardila. Y uno de ellos tiene varias relaciones políticas que le podrían dar más fuerza en su aspiración.

Se trata de Pablo César Díaz Barrera, un abogado santandereano. Díaz fue uno de los primeros contratistas del actual Auditor, desde junio de 2011, y desde entonces también ha tenido contratos con otras entidades de control como las contralorías de Soacha y de Neiva. Antes trabajó en el departamento legal de la Secretaría de Ambiente de Bogotá.

Díaz es hijo del ex director de la DIAN Néstor Díaz Saavedra, quien en ese cargo no le cobró a los Nule sus deudas con el Estado. Díaz Saavedra era un funcionario de carrera de la DIAN que llegó a la dirección gracias a apoyos de políticos conservadores de Santander y era muy cercano a Álvaro Uribe.

La familia Díaz obtuvo un subsidio de Agro Ingreso Seguro a través de una compañía en la que estaban el padre y sus cuatro hijos, como reveló Daniel Coronell.

Otro de esos hijos, hermano del aspirante a la Auditoría, es el ex diputado de Santander y ex alcalde de Floridablanca Néstor Fernando Díaz Barrera, cuya elección como alcalde fue anulada por el Consejo de Estado. Los Díaz son conservadores y uribistas, y muy cercanos entre sí. Eso se manifiesta, por ejemplo, en que el año pasado un diario regional mencionó a Pablo César como posible candidato uribista al Senado para el 2014.

Díaz también es primo de Iván Díaz Mateus, congresista condenado por el escándalo de la ‘yidispolítica’ por el delito de concusión el carrusel de las notarías y quien perdió la investidura por haber sido elegido cuando su tío era director de la Dian. Díaz Mateus le heredó su curul a Lina María Barrera, su pareja y prima de la esposa del coronel retirado Hugo Aguilar, destituido por la Procuraduría y procesado por parapolítica.

Con estos poderosos contactos y el visto bueno del actual Auditor, que ya tenía casi lista su elección en el Consejo de Estado, Díaz Barrera es uno de los candidatos más fuertes a manejar la entidad que vigila a todas las contralorías del país y tendrá un presupuesto de 20 mil millones de pesos.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2013-06-20 13:34
Algunos casos notorios de sospecha de corrupción contribuyen a encontrar lectores. Pero regresar continuamente al tema lo mete dentro del ruido noticioso de todos los días. Sin perder los temas, conviene superarlos. Una hipótesis es que el Estado es incompetente. Viendo los resultados de los ministerios, debería poderse demostrar. Se sigue que la corrupción se facilita porque el estado no controla bien y a tiempo, como a INTERBOLSA. Y que, en el descontrol del Estado los grandes capitales se permiten transacciones libres de impuestos, como la venta de Bavaria. O aprovechan para regalarse prodigamente como los propietarios de Cerromatoso y Cerrejón. En los casos mas desvergonzados simplemente se paga cárcel por el dinero, como los Nule o los exgobernadores de Casanare.
Jue, 2013-06-20 13:45
En la administración de oportunidades, en Salud, Vivienda y Educación el estado también es incompetente. Y es apoyado, mediante el voto, por una ciudadanía que ha sido educada en la incompetencia, incluso electoral. Especialmente electoral: elegimos mal. Adoctrinados a bala (desde las bananeras) para no protestar o manifestarse, permitimos que quienes controlan el estado repitan una y muchas veces los mismos hechos. Por ejemplo, se pagan obras varias veces, no se hacen... pero no pasa nada. Y, como diría Uribe, si siempre ha habido falsos positivos, porque ahora nos la van a montar a nosotros... El ciclo se cierra: el Estado es incompetente, adoctrina civiles incompetentes que contribuyen a mantener el Estado y sus condiciones actuales. Romper ese ciclo es la tarea que deberíamos poner en el orden del día. Esa, es una posibilidad para superar las sospechas superficiales y de poca importancia y al menos una opción para un mejor aporte a la sociedad.
Jue, 2013-06-20 10:49
Esos son los que se alinearan en el nuevo partido de Uribe. Esos muchachos son con los que uribe les encanta gobernar.
Jue, 2013-06-20 05:01
Pablito llena todos los requisitos para ganarse el cargo, aunque no nos dicen los pergaminos de los demás contrincantes, parece que este señor los tiene con creces, familiar de delincuentes enredados en omisiones, peculados, paramilitarismo, nepotismo y además contratista. Excelente candidato para manejar recursos del erario y ejercer vigilancia y control, a la medida de las exigencias de nominadores y electores.
Jue, 2013-06-20 02:01
El Gen de la corrupcion,se manifiesta nuevamente
Mié, 2013-06-19 20:44
Oportunidad para la sospecha... los casos favoritos de La Silla.
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Martes, Septiembre 2, 2014 - 16:49
3
3953

Ayer fue un día negro para la Revista Semana.  Veintiseis periodistas, de todas las áreas, incluidos cuatro del punto com y 11 de nuevos medios, fueron despedidos en un recorte masivo que hizo la revista. Entre los que salieron están los dos editores senior Luz María Sierra y Álvaro Sierra, que llevaban varios años siendo los segundos a bordo después del director Alejandro Santos.

Luz María Sierra fuera de ser la editora general era la persona con mayor acceso a las cortes y a los organismos de control, con lo cual lideró varias investigaciones judiciales. Alvaro Sierra, por su parte, uno de los periodistas con mayor experiencia en el cubrimiento de procesos de paz, era el encargado de cubrir las conversaciones en la Habana y la guerra en general.

La salida de estos dos periodistas -justo en medio de las negociaciones en La Habana- es un golpe para la calidad de Semana y una alerta de que los medios tradicionales en Colombia no están tan blindados de la crisis que ha golpeado a los impresos en el resto del mundo.

Martes, Septiembre 2, 2014 - 14:54
0
717

Esta mañana se reunió la bancada de Alianza Verde en el Concejo de Bogotá para decidir finalmente quién será el vocero de la colectividad que los represente, por segunda vez desde la unión verde-progresista. A pesar de que es la tercera vez que se reúnen para el mismo tema, hoy tampoco hubo humo blanco.

La decisión, que debía estar tomada desde julio, no ha podido concretarse porque los 13 concejales de los dos partidos que se aliaron no han podido llegar a un consenso. Aunque es lo que buscan todos, verdes y progresistas, que están oficialmente juntos desde noviembre bajo el manto de la Alianza, lo que demuestra esta indecisión es que aún no se han cerrado todas las diferencias.

Por eso, esta mañana la aspiración para el puesto de la nueva concejal Lucía Bastidas, que estaba apoyada por Hosman Martínez y María Clara Name del Partido Verde, terminó en una discusión tensa y otra vez se aplazó hasta la próxima semana.

Bastidas llegó al Concejo en mayo del año pasado, después de que al ex concejal José Juan Rodríguez le fuera dictada medida de aseguramiento por el “carrusel de la contratación“ en Bogotá.

Desde entonces, se ha convertido en una de las más críticas opositoras a la administración de Gustavo Petro, algo que demostró en el debate de control político en el Concejo por la polémica máquina tapahuecos que describió como "otros 11 mil millones de pesos invertidos a las improvisaciones de Gustavo Petro y su pésima administración".

Y es que el partido, que para Bastidas es “un matrimonio por conveniencia“, está intentando buscar a alguien que no sea ni furipetrista ni antifuripetrista, y eso ha dificultado encontrar al indicado.

“Ella habla de que nosotros somos unos y ustedes son otros y necesitamos a alguien que nos una como partido. Le pedimos que fuera la vocera de 13 y no de ella misma“, dijo un concejal progresista. La Silla consultó a otros dos concejales de la Alianza que opinaron lo mismo: el personalismo y radicalidad de Bastidas no le dan para ser la vocera.

“Ellos me pidieron que dejara mi posición crítica en contra de Petro. Yo no voy a cambiar. Prefiero no ser yo“, le dijo Bastidas a La Silla. Al final, la concejal abandonó su aspiración.

Los nuevos nombres que se barajan son el de Antonio Sanguino y Edward Arias, que le han hecho críticas a Petro pero también lo han acompañado en algunas iniciativas. Es decir, que son menos radicales que Lucía. Pero sobre todo que representan a los verdes a quienes les corresponde el segundo turno de para elegir vocero por seis meses según el acuerdo que hicieron ambos partidos antes de la fusión. Por ahora, la vocera sigue siendo Diana Alejandra Rodríguez de los Progresistas.

Martes, Septiembre 2, 2014 - 10:19
2
1989

El nuevo ministro del Trabajo Lucho Garzón escogió a un viejo amigo y aliado suyo, Enrique Borda Villegas, como su viceministro. Con eso, el Ministerio queda definitivamente en manos de personas que vienen de la izquierda pero que buena parte de las organizaciones sindicales ya no consideran de los suyos.

Borda es uno de los asesores más cercanos a Lucho desde hace años: fue su mano derecha en la Alcaldía de Bogotá, primero como su secretario general y luego Secretario de Gobierno. Tanto que fue uno de los pocos funcionarios que lo acompañó durante los cuatro años y era una de las piezas centrales de lo que se bautizó como el 'kínder' de Lucho. También lo acompañó, como contó La Silla, durante los acercamientos entre los 'quíntuples' que terminaron en la alianza de Lucho con Antanas Mockus y Enrique Peñalosa que dio pie a la ola verde en 2010.

Como Lucho, el nuevo vice ha estado cerca del mundo sindical. Es abogado de la Universidad Nacional, con una especialización en derecho laboral de la misma universidad y otra en contratación pública del Externado. Y ha hecho casi toda su carrera en temas laborales, siendo presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas, asesor de la Confederación Unitaria de Trabajadores (CUT) y delegado de Colombia ante las conferencias de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Viene de ser asesor del último ministro Rafael Pardo. 

Sin embargo, igual que el Ministro, Borda, se ha alejado de la izquierda. Una persona curtida en ese mundo le explicó a La Silla que Borda “se distanció del mundo laboral sindical” en su paso por la Alcaldía, donde tuvo diferencias con líderes de los sindicatos. “Decían que no los recibía en su despacho. Hoy es un abogado vinculado a las lógicas del Ministerio y de las entidades (no de los sindicatos)” dijo también esta fuente, quien agregó: “tanto se distanció que se volvió un abogado administrativista”.

Efectivamente, las ocupaciones más recientes de Borda, aparte de la asesoría a Pardo, son más de abogado experto en gestión pública que de laboralista. Por ejemplo, viene de ser consultor del Ministerio de Transporte para apoyar la planeación de la Dirección de Infraestructura en 2013, de asesorar a la Esap en el uso de las Alianzas Público Privadas o ser director de un programa de fortalecimiento institucional el Incoder en 2011.

Aunque su hoja de vida sólo apareció ayer en Presidencia, Borda ya ha venido acompañando al recién posesionado Lucho, como en esta reunión con la cúpula de la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC), la tercera de las centrales sindicales. En esa cita también estaba el vice de empleo y pensiones Juan Carlos Cortés, por lo que todo parece indicar que Borda reemplazaría a José Noé Ríos.

Páginas