Por Manolo Azuero · 12 de Agosto de 2015

4171

0

En Santander el Partido del Vicepresidente German Vargas Lleras, Cambio Radical, nunca ha sido muy fuerte y lo que tiene hoy depende principalmente de dos grupos: el del Senador Bernabé Celis y el del Representante Ciro Fernández, oriundo de Barrancabermeja. El lio que tiene ahora, a propósito de las elecciones locales, es que las dos fuerzas no están jalando para el mismo lado.

En julio pasado, en el Hotel Holiday Inn de Bucaramanga, Cambio Radical en pleno (supuestamente) le manifestó su respaldo al candidato liberal a la Gobernación, el cuestionado Didier Tavera, hijo del fallecido narcotraficante Ernesto Tavera.

En el evento, donde se firmó un acuerdo programático, tanto el Senador Celis como el representante Fernández estuvieron presentes.  Sin embargo, el Partido nunca le dio el aval a Tavera, pues el grupo de Fernández, apenas unos días después del evento, abandonó la campaña liberal (al menos temporalmente) al Palacio Amarillo y Bernabé se quedó sólo, de acuerdo a un dirigente del Partido.

Otra fuente le confirmó a La Silla que Fernández llegó al evento del Hotel suponiendo que la decisión de apoyar al candidato liberal, liderada por Bernabé, era fruto de una orden “de arriba”, del Vicepresidente Germán Vargas Lleras.  Después supo que no era así y nunca firmó el aval.

Así las cosas, Bernabé se quedó con sus filas donde Tavera pero el sector de Fernández está suelto y, según pudo confirmar La Silla, sigue sin tomar partida. Antes del evento en el Hotel, el grupo de Fernández, del que también forma parte el poderoso exalcalde de Piedecuesta Jorge Navas, había defendido llevar candidato propio a la Gobernación; entre otros a Navas precisamente. 

La disputa entre ambas facciones por lo de la Gobernación es sólo uno de varios síntomas que manifiestan la ruptura entre el senador Celis y el representante Fernández y la crisis de Cambio como Partido en Santander.

En varios municipios del departamento hubo un tire y afloje en la conformación de las listas al concejo y la entrega de avales para las alcaldías. Hace apenas dos semanas, como lo contó Vanguardia, en Piedecuesta (el quinto municipio más poblado de Santander), la facción de Fernández terminó cambiando la lista al Concejo a última hora, imponiendo a la mamá del exalcalde Navas como cabeza (y generando críticas de concejales-candidatos más cercanos a la línea de Celis e incluso la renuncia de uno a la candidatura).  

El pulso entre Celis y Fernández ha llevado a que otros sectores con votos del Partido anden como rueda suelta. Es el caso del candidato a la Asamblea Edgar Suarez, elegido Concejal de Bucaramanga hace cuatro años con más de 4000 votos y quien presidió el cabildo de la capital santandereana en un periodo del cuatrienio que termina.

Suarez, como Fernández, según lo confirmó La Silla, tampoco está en las huestes de Didier Tavera por la Gobernación y en cambio, en la carrera por la Alcaldía de Bucaramanga, donde el candidato a la duma tiene su fortín, ya se jugó por el candidato liberal Carlos Ibáñez. Esto a pesar de que allí Cambio no ha tomado una decisión oficial.

Parte de la disputa de Suarez con los “dos titanes” (como llaman a los congresistas Celis y Fernández en su campaña), es porque ambos están jugando en la Asamblea con candidatos propios y, al tener la llave de los avales (por ser congresistas), según una fuente interna, han dificultado la correría de Suarez en los pueblos; donde los candidatos a Alcaldía o al Concejo terminan apoyando a los candidatos de los ‘duros’.

El Senador Celis quiere reelegir a su hermano Álvaro Celis en la Asamblea y Ciro Fernández quiere poner al barramejo Pedro Florez, quien pertenece a su grupo político y es cercano al Alcalde de Barrancabermeja, Elkin Bueno (cuñado e inicialmente ‘padrino’ político de Fernández). La batalla no es menor pues hoy en día Cambio sólo tiene una curul en la Asamblea de Santander y no es claro que pueda alcanzar tres en estas elecciones.

Falta ver qué tan roto llega el Partido al 25 de octubre y cómo queda abonado el terreno para cuando el jefe máximo de la colectividad, el vicepresidente Germán Vargas Lleras, venga a hacer campaña en 2018 (como se espera…).

*Actualización: muchos días después de publicada esta nota el grupo del representante Fernandez dio otra voltereta y regresó, ahora sí definitivamente y por decisión propia, a las filas de la campaña de Didier Tavera por la gobernación de Santander. Fecha: Septiembre 15 de 2015, 9:29 p.m 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia