Menú principal

Lunes Julio 28, 2014

Querido diario

Hoy Semana.com, RCN y La Fm revelaron los resultados de la encuesta Colombia Opina, de Ipsos Napoleón Franco. La encuesta muestra que nada ha cambiado estructuralmente en la opinión pública en el país en los últimos tres meses, salvo en los Santanderes, donde el impacto de lo sucedido en el Catatumbo es evidente.

La mayoría de los colombianos sigue oponiéndose a la reelección de Santos (un 60 por ciento), aunque si las elecciones fueran hoy seguramente ganaría porque no aparece ningún candidato que se le acerque al Presidente en intención de voto. La favorabilidad o desfavorabilidad de las instituciones se mantiene dentro del margen de error, salvo la del Congreso, que mejora en 7 puntos la positiva y baja en 6 puntos la negativa y la de Petro, que mejora ligeramente su imagen (mejora en 4 puntos la imagen positiva y reduce en 5 la negativa). Curiosamente, el ministro que sale peor librado es Alejandro Gaviria aunque es en salud, la cartera que él maneja, donde los colombianos sienten que ha habido la mejora más significativa.

El mayor cambio es que la gente siente que en su vida personal le está yendo mejor, aunque los encuestadores dijeron a La Silla que esto probablemente se debe a que en julio la opinión está más satisfecha que en las mediciones de noviembre porque viene de vacaciones.

El otro cambio significativo tiene que ver con el Catatumbo. Los Santanderes pasaron de ser la segunda región donde más personas pensaban que las cosas en Colombia iban por buen camino, con el 44 por ciento, a la que menos lo piensa, con apenas el 25 por ciento (frente al 38 por ciento en total). También es la región en que menos personas dicen que las cosas están mejorando en su vida personal (38 por ciento), en que hay una peor percepción de la economía (solo el 20 por ciento cree que está mejorando), en la que Santos tiene peor imagen (solo 37 por ciento de favorabilidad) y en la que hay menos personas de acuerdo con la reelección (20 por ciento).

Esos malos resultados no afectan en mayor medida el resultado total, porque los santanderes pesan poco en las cifras totales de la encuesta: apenas el seis por ciento, frente al 43 por ciento de Bogotá. En lo que se ve su efecto es en que el 53 por ciento de las personas cree que Santos ha tenido un mal manejo de los paros y en que estos se han legitimado: el 54 de los encuestados cree que son necesarios para obtener apoyo y atención del Estado.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2013-08-02 16:37
Chistoso ese mapa. La mitad del país no le preguntan. Que curioso es el tema de las encuestas.
Vie, 2013-08-02 18:42
Más chistoso y preocupante que se reconozca que los Santander con catatumbos incluidos no representen nada en las encuestas, será que de ahí sacan los blog economistas para publicar sus artículos?.
Vie, 2013-08-02 21:38
Pensando yo,.. digo noo, ese porcentaje NS/NR, facilmente podría deducirse que no está en los estratos por decir algo, ... más informados, se supone que allí saben de todo, entonces ese porcentaje no puede ser considerado de ‘mala fe’ ?,(parodiando a don NN).Q dice la ficha técnica respecto de estos constantes NS/NR en todas las encuestas, si esa que pasan rapidito y nunca podemos ver que exactamente es,(hay que enviarles a 'tal cual' que los ponga en orden).
Vie, 2013-08-02 19:44
Hay una cosa denominada ponderación e impacto demografico con enfoque esatdistico, sera que puede sonar a brujeria, pero no es tan complicado, si el 5% de la población vive ene el 50% del territorio, su impacto estadistico es margen de error, Los santanderes si mi memoria no me falla estan entre el 6% y el 8% del muestreo lo que si no es la totalidad de las personas en una linea sino es apenas significamente diferente de la media no voltea el resultado global, es como si uno tiene mucho azucar en el cafe, con mas agua puede diluir el efecto, se que en jardin de niños todo esto es alquimia pero no es del otro mundo.
Vie, 2013-08-02 20:21
Por eso don gato entendí, la inconformidad de unos poco no cuenta, eso me quedo claro ,gracias.
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Viernes, Julio 25, 2014 - 16:13
3
1768

El senador Roosvelt Rodríguez, cuya jefa política es la ex senadora del Valle Dilian Francisca Toro, quiere entrar a la que será la comisión más mediática de los próximos cuatro años en el Congreso: la Comisión Primera y para ello está empujando para que saquen de ahí a Carlos Enrique Soto, quien estuvo en esa célula el cuatrienio pasado pero obtuvo la última votación del Partido de La U y además fue señalado de ser uribista.

Una persona que está cerca al proceso de organización de las comisiones en la coalición santista le contó a La Silla que uno de los principales argumentos del senador Roosvelt Rodríguez son sus cien mil votos, que le heredó a la baronesa, actualmente investigada por presunto lavado de activos.

Por eso lo más probable es que el lunes a las 6 de la tarde, cuando se vuelvan a reunir los compromisarios para terminar de concretar lo de las comisiones, él entre a ocupar una de las cuatro sillas a las que tiene derecho La U en la Comisión Primera.

Los otros tres cupos de ese partido en la Comisión Primera serán para Armando Benedetti, Roy Barreras y Manuel Mesías Enríquez Rosero, que vienen de estar ahí.

Carlos Enrique Soto fue señalado de ser uribista porque participó en un homenaje al entonces candidato uribista a la Presidencia Óscar Iván Zuluaga, aunque después declaró que estaba de lleno en la campaña de Juan Manuel Santos.

Si lo sacan de la Primera, probablemente terminará en la Comisión Séptima en la que también estará el expresidente Álvaro Uribe.

Curiosamente, Dilian Francisca Toro siempre estuvo en la Séptima, trabajando en los temas de la salud, pero hoy su pupilo prefiere una célula legislativa que genere mayor exposición en los medios.

Viernes, Julio 25, 2014 - 12:17
2
2191

Alberto Rojas tiene toda una estrategia judicial para volver a la Corte Constitucional. No solo con una tutela en el Consejo de Estado, como reveló Semana.com, sino con otra movida en Consejo Superior de la Judicatura. Si Rojas gana en alguno de los dos escenarios, podría volver a la Constitucional.

La cosa es así. Después de que una sala de tres conjueces y una magistrada del Consejo de Estado tumbó su elección, Rojas puso una tutela ante la Sección Primera de ese mismo tribunal, en la que alega que le violaron el derecho al debido proceso porque quien podía anular su elección era la Corte Suprema y no el Consejo de Estado.

Esa tutela tiene la dificultad de que los magistrados tienen que declararse impedidos, porque ellos ternaron a Rojas hace un año, y por eso seguramente también va a terminar en manos de conjueces.

En paralelo, Rojas elevó una solicitud al Consejo Superior de la Judicatura para que dirima la pregunta de quién podía anular su elección, si el Consejo de Estado o la Corte Suprema. Eso es insuual por dos motivos.

Primero porque esas discusiones, que se llaman conflictos de competencia, normalmente llegan al Consejo de Estado porque dos jueces dicen que son quienes deben conocer un caso (como los debates entre los jueces penales y los jueces penales militares por los “falsos positivos”) o porque ninguno quiere hacerlo y se tiran la pelota. Esta vez no la plantean los jueces (la Corte y el Consejo de Estado) sino un afectado por una decisión.

Segundo, normalmente esos conflictos se dan cuando los procesos están andando pero en este caso ya hubo fallo.

Además, esta decisión también se estrelló con un problema. El caso le tocó al magistrado Néstor Osuna para preparar la ponencia, pero éste se declaró impedido porque su elección como magistrado está demandada en el Consejo de Estado, y la decisión podría afectarlo.

Así que por ahora los impedimentos tienen demorada la estrategia de Rojas. Pero con amigos en el Congreso y en las Altas Cortes, esta historia no se ha acabado.

Jueves, Julio 24, 2014 - 14:37
2
5880

Varios días duró el pulso en Cambio Radical para ver quiénes lograban entrar a la apetecida Comisión Primera del Senado, en donde se harán varios de los debates más mediáticos de los próximos cuatro años en el Congreso. Al final, los dos cupos a los que tiene derecho ese partido ahí serán para Germán Varón y Carlos Fernando Motoa.

Varón y Motoa siempre estuvieron como nombres casi fijos, pero Carlos Fernando Galán -cabeza de lista y jefe de la colectividad- siempre estuvo esperanzado en que le dejaran a él una de esas dos sillas.

De hecho dentro del partido varios daban por descontado que Galán llegaría a la Primera, no solo por ser el director de Cambio sino por ser la segunda votación y haber invertido todo su capital político en ayudar a la reelección del presidente Juan Manuel Santos.

Como lo contó La Silla, a Galán le tocó tragarse sapos como hacer campaña al lado de partidos con estructuras que él ha criticado, como el viejo PIN, y ver cómo su jefe político Germán Vargas Lleras hizo correrías en Magangué con la representante de la casa de Enilce López ‘La Gata’, llamada Karen Cure, a quien Galán había querido sacar del partido.

Una fuente que conoce bien el partido por dentro le dijo a La Silla que Vargas Lleras no se metió a defenderle su cupo en la Comisión Primera y la decisión de la colectividad fue que Galán llegue a la Comisión Segunda, una de las menos peleadas por algunos congresistas que consideran que ahí no se consigue mayor exposición mediática.

Como premio por eso, Galán será el vocero del partido los cuatro años para todos los temas, un asunto que de todas maneras lo dejó satisfecho.

Varón, consentido de Vargas Lleras y tercera votación de Cambio, llegará a la Primera junto a Motoa, quien venía de estar cuatro años en la Segunda por lo que su cupo ahora en la Primera tuvo el respaldo de sus colegas.

Páginas