Menú principal

Martes Octubre 21, 2014

Hoy Semana.com, RCN y La Fm revelaron los resultados de la encuesta Colombia Opina, de Ipsos Napoleón Franco. La encuesta muestra que nada ha cambiado estructuralmente en la opinión pública en el país en los últimos tres meses, salvo en los Santanderes, donde el impacto de lo sucedido en el Catatumbo es evidente.

La mayoría de los colombianos sigue oponiéndose a la reelección de Santos (un 60 por ciento), aunque si las elecciones fueran hoy seguramente ganaría porque no aparece ningún candidato que se le acerque al Presidente en intención de voto. La favorabilidad o desfavorabilidad de las instituciones se mantiene dentro del margen de error, salvo la del Congreso, que mejora en 7 puntos la positiva y baja en 6 puntos la negativa y la de Petro, que mejora ligeramente su imagen (mejora en 4 puntos la imagen positiva y reduce en 5 la negativa). Curiosamente, el ministro que sale peor librado es Alejandro Gaviria aunque es en salud, la cartera que él maneja, donde los colombianos sienten que ha habido la mejora más significativa.

El mayor cambio es que la gente siente que en su vida personal le está yendo mejor, aunque los encuestadores dijeron a La Silla que esto probablemente se debe a que en julio la opinión está más satisfecha que en las mediciones de noviembre porque viene de vacaciones.

El otro cambio significativo tiene que ver con el Catatumbo. Los Santanderes pasaron de ser la segunda región donde más personas pensaban que las cosas en Colombia iban por buen camino, con el 44 por ciento, a la que menos lo piensa, con apenas el 25 por ciento (frente al 38 por ciento en total). También es la región en que menos personas dicen que las cosas están mejorando en su vida personal (38 por ciento), en que hay una peor percepción de la economía (solo el 20 por ciento cree que está mejorando), en la que Santos tiene peor imagen (solo 37 por ciento de favorabilidad) y en la que hay menos personas de acuerdo con la reelección (20 por ciento).

Esos malos resultados no afectan en mayor medida el resultado total, porque los santanderes pesan poco en las cifras totales de la encuesta: apenas el seis por ciento, frente al 43 por ciento de Bogotá. En lo que se ve su efecto es en que el 53 por ciento de las personas cree que Santos ha tenido un mal manejo de los paros y en que estos se han legitimado: el 54 de los encuestados cree que son necesarios para obtener apoyo y atención del Estado.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2013-08-02 16:37
Chistoso ese mapa. La mitad del país no le preguntan. Que curioso es el tema de las encuestas.
Vie, 2013-08-02 18:42
Más chistoso y preocupante que se reconozca que los Santander con catatumbos incluidos no representen nada en las encuestas, será que de ahí sacan los blog economistas para publicar sus artículos?.
Vie, 2013-08-02 21:38
Pensando yo,.. digo noo, ese porcentaje NS/NR, facilmente podría deducirse que no está en los estratos por decir algo, ... más informados, se supone que allí saben de todo, entonces ese porcentaje no puede ser considerado de ‘mala fe’ ?,(parodiando a don NN).Q dice la ficha técnica respecto de estos constantes NS/NR en todas las encuestas, si esa que pasan rapidito y nunca podemos ver que exactamente es,(hay que enviarles a 'tal cual' que los ponga en orden).
Vie, 2013-08-02 20:21
Por eso don gato entendí, la inconformidad de unos poco no cuenta, eso me quedo claro ,gracias.
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Martes, Octubre 21, 2014 - 15:54
0
388

El sábado pasado hubo una reunión el El Socorro (Santander) donde quedó definida una alianza que promete jugar duro en las elecciones del próximo año: se unieron el uribismo, el grupo del parapolítico Luis Alberto 'Tuerto' Gil y el grupo conservador de los hermanos Marco y Néstor Díaz Barrera.

Así lo muestra esta foto, en la que está hablando Gil, acompañado del presidente de Opción Ciudadana Ángel Alirio Moreno, del diputado Iván Aguilar (de La U pero uribista) y Néstor Díaz, entre otros:

Esa alianza hace públicas las rupturas en el viejo PIN (donde Gil era aliado de los Aguilar, de quienes se aleja públicamente) y en el partido conservador (donde los Díaz están lejos de la única congresista azul del departamento, Lina Barrera). Y le da un soporte nuevo al uribismo, que es débil en Santander y podría quedarse sin congresista, pero que ahora podría terminar cogobernando.

El nuevo grupo se presentó como un David que se prepara para vencer a un Goliat, pero no dijo a quién se refería.

La pregunta es si con esta alianza efectivamente se va terminar de crear un Goliat que reuna a los otros dos grandes grupos políticos, el liberalismo y la estructura política de los Aguilar (en el que hay roces entre el grupo del gobernador Richard y el de su padre, el parapolítico y ex gobernador Hugo).

Martes, Octubre 21, 2014 - 12:50
0
668

Si el ex ministro Alfonso Gómez Méndez quería poner a una ex congresista quemada al frente de la política de drogas, su sucesor Yesid Reyes se la va a jugar por un técnico que conoce bien el tema de cultivos ilícitos y cuyo padre es central en la relación de los militares con el proceso de paz.

Javier Flórez Henao -el actual director de cultivos ilícitos de la Unidad de Consolidación Territorial- será el nuevo director de política de drogas del Ministerio de Justicia y, desde ese cargo, liderará el revolcón que busca hacerla más integral y eficaz.

Esa dirección es clave porque desde allí se coordina buena parte de la política de drogas del país, a la que el propio presidente Juan Manuel Santos ha pedido darle un vuelco (cosa que en la práctica no ha sucedido) para pasar de un enfoque represivo a uno más alineado con preocupaciones de salud pública. Además manejará, dado el peso que ha venido ganando el tema, un presupuesto muchísimo más grande que el que tenía esa dirección hace cuatro años.

Pero sobre todo -si se firma un acuerdo final con las Farc- Flórez será crucial en el aterrizaje del acuerdo sobre cultivos ilícitos y el de desarrollo del campo, que es clave para que los campesinos que los cultivan tengan mejores alternativas económicas y se decidan a dejarlos.

Desde Consolidación ha estado encargado de ejecutar la política de sustitución de cultivos en las zonas donde ya no hay conflicto (y del 80 por ciento del presupuesto de esa entidad). Además conoce los acuerdos en detalle pues manejó dos programas cruciales para su eventual ejecución: el de desarrollo alternativo y, en una buena parte, el de desarrollo rural en las zonas bajo influencia de la guerrilla.

Flórez, un politólogo de la Universidad del Rosario con una maestría en relaciones internacionales de la Nacional, trabajó con Álvaro Balcázar en el Plan de Consolidación Integral de La Macarena en el 2009, cuando éste dependía del Ministerio de Defensa. Pasó a Consolidación con Balcázar y se convirtió en el número dos de esa entidad cuando pasó a dirigirla Germán Chamorro, justo cuando la entidad se estaba politizando y cuando los militares iban aumentando su influencia en ella.

De hecho, Flórez es cercano a los militares y se convirtió en el número dos de Chamorro por recomendación del Ministro Juan Carlos Pinzón. Su padre es el general Javier Flórez Aristizábal, el militar activo de más alto grado que ha estado en la mesa de negociaciones de La Habana y quien ocupará un cargo clave para el posconflicto, al pasar de ser jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares a liderar la subcomisión técnica que está asesorando a los negociadores del Gobierno en temas de desmovilización, dejación de armas y reintegración.

Lunes, Octubre 20, 2014 - 16:04
0
2909

La semana pasada el gobierno finalmente publicó la hoja de vida de Francisco Reyes Villamizar como nuevo Superintendente de Sociedades. Ese nombramiento estaba listo hace varias semanas pero justo antes de que se produjera su anuncio se postergó misteriosamente. Según dos fuentes del gobierno, el nombramiento se iba enredando porque el Fiscal General, Eduardo Montealegre, impulsaba otro candidato para la Superintendencia.

Aunque el nombre de Reyes pintaba firme, en buena medida porque ya fue Superintendente y es un abogado experto en sociedades (se inventó las SAS), Montealegre -según nuestras fuentes- impulsó el nombre de David Sotomonte, un abogado externadista como él e hijo de un profesor de toda la vida de Montealegre, también del Externado. Tras la sugerencia de Montealegre, el Ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, intercedió a favor de Sotomonte.

Sotomonte empezó su carrera en la SuperSociedades pero desde hace más de una década trabaja en la oficina de abogados que fundó su papá, con un interludio cuando fue magistrado auxiliar en la Corte Suprema. Aparte de eso, lleva más de una década como investigador y profesor de la Facultad de Derecho del Externado, siempre en derecho comercial y de sociedades, mientras que Montealegre ha hecho lo mismo pero en derecho penal.

Su papá, Saúl Sotomonte, es aún más del corazón del Externado, pues ha hecho toda su carrera ahí, ha dirigido el departamento de Derecho Comercial (y la respectiva especialización) y está en su Consejo Directivo. Como dijo un externadista, es uno de "los jefes de la tribu".

Los del Externado se suelen ayudar entre sí en la Rama Judicial pero normalmente la Supersociedades estaba fuera de su área de influencia.

"Ese es un tema del Presidente exclusivamente. El gobierno le preguntó a la Fiscalía informalmente sobre Sotomonte y la Fiscalía dijo que tenía excelentes calidades profesionales", dijo a través de su jefe de prensa a La Silla el vicefiscal Jorge Perdomo, quien negó que Montealegre le hubiera hecho lobby a su colega de universidad.

En todo caso, la recomendación -solicitada o dada por iniciativa propia- de Montealegre no fue tan fuerte como la que hizo de Reyes, Néstor Humberto Martínez, que fue superintendente bancario en su vida pasada. Al final, Reyes fue nombrado.

Páginas