Publicidad
Publicidad

Menú principal

Martes Mayo 05, 2015

Hoy Semana.com, RCN y La Fm revelaron los resultados de la encuesta Colombia Opina, de Ipsos Napoleón Franco. La encuesta muestra que nada ha cambiado estructuralmente en la opinión pública en el país en los últimos tres meses, salvo en los Santanderes, donde el impacto de lo sucedido en el Catatumbo es evidente.

La mayoría de los colombianos sigue oponiéndose a la reelección de Santos (un 60 por ciento), aunque si las elecciones fueran hoy seguramente ganaría porque no aparece ningún candidato que se le acerque al Presidente en intención de voto. La favorabilidad o desfavorabilidad de las instituciones se mantiene dentro del margen de error, salvo la del Congreso, que mejora en 7 puntos la positiva y baja en 6 puntos la negativa y la de Petro, que mejora ligeramente su imagen (mejora en 4 puntos la imagen positiva y reduce en 5 la negativa). Curiosamente, el ministro que sale peor librado es Alejandro Gaviria aunque es en salud, la cartera que él maneja, donde los colombianos sienten que ha habido la mejora más significativa.

El mayor cambio es que la gente siente que en su vida personal le está yendo mejor, aunque los encuestadores dijeron a La Silla que esto probablemente se debe a que en julio la opinión está más satisfecha que en las mediciones de noviembre porque viene de vacaciones.

El otro cambio significativo tiene que ver con el Catatumbo. Los Santanderes pasaron de ser la segunda región donde más personas pensaban que las cosas en Colombia iban por buen camino, con el 44 por ciento, a la que menos lo piensa, con apenas el 25 por ciento (frente al 38 por ciento en total). También es la región en que menos personas dicen que las cosas están mejorando en su vida personal (38 por ciento), en que hay una peor percepción de la economía (solo el 20 por ciento cree que está mejorando), en la que Santos tiene peor imagen (solo 37 por ciento de favorabilidad) y en la que hay menos personas de acuerdo con la reelección (20 por ciento).

Esos malos resultados no afectan en mayor medida el resultado total, porque los santanderes pesan poco en las cifras totales de la encuesta: apenas el seis por ciento, frente al 43 por ciento de Bogotá. En lo que se ve su efecto es en que el 53 por ciento de las personas cree que Santos ha tenido un mal manejo de los paros y en que estos se han legitimado: el 54 de los encuestados cree que son necesarios para obtener apoyo y atención del Estado.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2013-08-02 16:37
Chistoso ese mapa. La mitad del país no le preguntan. Que curioso es el tema de las encuestas.
Vie, 2013-08-02 18:42
Más chistoso y preocupante que se reconozca que los Santander con catatumbos incluidos no representen nada en las encuestas, será que de ahí sacan los blog economistas para publicar sus artículos?.
Vie, 2013-08-02 21:38
Pensando yo,.. digo noo, ese porcentaje NS/NR, facilmente podría deducirse que no está en los estratos por decir algo, ... más informados, se supone que allí saben de todo, entonces ese porcentaje no puede ser considerado de ‘mala fe’ ?,(parodiando a don NN).Q dice la ficha técnica respecto de estos constantes NS/NR en todas las encuestas, si esa que pasan rapidito y nunca podemos ver que exactamente es,(hay que enviarles a 'tal cual' que los ponga en orden).
Vie, 2013-08-02 20:21
Por eso don gato entendí, la inconformidad de unos poco no cuenta, eso me quedo claro ,gracias.
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Martes, Mayo 5, 2015 - 12:11
0
61

En la última semana tres encuestas han mostrado un golpe fuerte a la imagen del presidente Juan Manuel Santos. Para discutir esas cifras, el director de la Fundación Liderazgo y Democracia, Álvaro Forero, invitó a conversar hoy a las 12:30 al ex senador Juan Lozano y al analista político y columnista de La Silla, Héctor Riveros.

En ese almuerzo, que es parte de las actividades de nuestra red La Silla Líder, debatirán si la caída se debe a un problema de liderazgo o a una opinión que cada vez vive más indignada. Lo podrán ver en vivo por la cuenta de Twitter @LaSillaLider  y está abierta la conversación sobre el mismo tema en La Silla Líder, acá.

Martes, Mayo 5, 2015 - 09:55
1
408

El gobernador del Magdalena, Luis Miguel ‘el Mello’ Cotes, no tuvo mayores problemas para decidir que su ungida para reemplazarlo en octubre será su tia la exprimera dama Rosa Cotes, con el apoyo de Cambio Radical. Su carta a la Alcaldía de Santa Marta, en cambio, no sólo no está escogida, sino que ahora el Mello quedó en un sánduche.

Está entre el candidato que escoja el Partido de La U, con el que tuvo acercamientos para una alianza, y la aspirante que quiere poner el mejor amigo del vicepresidente Germán Vargas Lleras -el jefe natural de Cambio- en el Magdalena.

Resulta que, como lo había contado La Silla, el grupo del Mello y los Díaz-Granados, que manejan La U localmente (entre ellos están el representante Eduardo Díaz-Granados y su primo el exministro Sergio Díaz-Granados), empezaron a cocinar una alianza este año. La idea era que el Mello, que lidera el grupo conocido como Los Conejos, llevara a Rosa a la Gobernación. Y los Díaz-Granados, con el aval de La U, decidieran el candidato a la Alcaldía.

La unión iba tan bien que el Representante Díaz-Granados dijo a principios de año en medios locales que La U iba a apoyar a Rosa Cotes en octubre. Y el comentario común en la Magdalena política ha sido que el Mello respaldará al que quede de los precandidatos de La U a la Alcaldía, entre quienes se destaca el exalcalde de Barranquilla Humberto Caiaffa.

Exmandatario de los barranquilleros hace 14 años, Caiaffa es samario, ha hecho toda su carrera de médico en el Magdalena y en 2011 fue precandidato liberal a la Alcaldía de Santa Marta. Dos fuentes conocedoras nos dijeron que es uno de los favoritos de los Díaz-Granados para aspirar, porque tiene los recursos para financiar su campaña.

Todo cambió cuando el excongresista Miguel Pinedo (condenado por parapolítica) sacó aspirante propia a la Alcaldía: la concejal de Cambio Radical Ana María Muelle.

Pinedo es uno de los estandartes de Cambio Radical en el Magdalena, el partido al que el Mello se convirtió luego de haber sido elegido por firmas.

Además, el exsenador es uno de los mejores amigos del Vicepresidente Vargas en la región. Son tan cercanos que en las pasadas legislativas Vargas viajó al Magdalena expresamente para apoyar al hijo de Pinedo, José Luis, quien se ahogó a la Cámara.

Luego, José Luis Pinedo estuvo a punto de ser viceministro en la cartera de Vivienda, uno de los ministerios que maneja Vargas Lleras.

En febrero, la casa Pinedo selló una alianza electoral con el Mello y su grupo recibió por ello la Secretaría de Educación.

Ahora el Gobernador tendrá que decidir: si se va con los Díaz-Granados, asegura el apoyo de La U para Rosa y reivindica la Unidad Nacional en su departamento (que se reventaría si Cambio Radical va solo por los dos cargos principales). O si complace a uno de los brazos de su ahora jefe político Germán Vargas.

Lunes, Mayo 4, 2015 - 14:40
1
1159

Camilo Gómez, que el año pasado fue la fórmula vicepresidencial de Marta Lucía Ramírez, está sonando como candidato conservador a la Gobernación de Cundinamarca.

Este sábado, durante una reunión en Cota con los directorios azules de 25 municipios del departamento, el ex Alto Comisionado para la Paz de Andrés Pastrana reapareció en una tarima azul. Gómez, que aún no ha decidido si se lanza, fue aclamado tras ser presentado con un elogioso discurso de la ex candidata presidencial conservadora. A su lado estaba la plana mayor de ese partido: el presidente del directorio nacional, el representante David Barguil, tres senadores con votos en el departamento (Fernando Tamayo, Jorge Hernando Pedraza y Hernán Andrade), el representante Orlando Clavijo y la ex congresista Carlina Rodríguez.

Gómez, un abogado bogotano que viene del corazón del pastranismo, tiene una larga trayectoria en el sector público pero jamás se había medido en las urnas hasta las presidenciales del 2014, cuando -con Ramírez- sacaron dos millones de votos en la primera vuelta.

Antes de su reaparición llevaba varios años dedicado a la consultoría legal, tras haber sido secretario privado de Pastrana tanto en la Casa de Nariño como en la Alcaldía de Bogotá, además de Superintendente de Sociedades de César Gaviria y uno de los ternados a la Procuraduría en 2008 (perdiendo con Alejandro Ordóñez). Pero es conocido sobre todo por haber sido el Alto Comisionado de Paz en la etapa final de las fallidas conversaciones de El Caguán, reemplazando a Víctor G. Ricardo (quien, curiosamente, sonó hace algunos meses como carta azul a esa misma Gobernación).

Gómez se convierte así en uno de los tres posibles nombres de los azules para llegar a una Gobernación que no tienen desde hace tres décadas. Los dos precandidatos oficiales son el empresario José Miguel Santamaría, que dirige la Corporación Pensamiento Siglo XXI (el think tank de los conservadores) y es hijo del ex gobernador Miguel Santamaría. Y el periodista Jorge Leyva, precandidato a la Alcaldía de Bogotá en 2010 y hijo del ex ministro Álvaro Leyva.

Sin embargo, toda la movida conservadora depende de la decisión de la ex congresista Nancy Patricia Gutiérrez, quien podría lanzarse por firmas o por el Centro Democrático pero que, para algunos, estaría obligado a hacerlo por Cambio Radical. Como la actual presidenta de Asomóvil es políticamente cercana a los conservadores y tiene mucha fuerza en el departamento, si se lanza los azules podrían terminar con ella.

Páginas