Menú principal

Miércoles Octubre 01, 2014

Hoy Semana.com, RCN y La Fm revelaron los resultados de la encuesta Colombia Opina, de Ipsos Napoleón Franco. La encuesta muestra que nada ha cambiado estructuralmente en la opinión pública en el país en los últimos tres meses, salvo en los Santanderes, donde el impacto de lo sucedido en el Catatumbo es evidente.

La mayoría de los colombianos sigue oponiéndose a la reelección de Santos (un 60 por ciento), aunque si las elecciones fueran hoy seguramente ganaría porque no aparece ningún candidato que se le acerque al Presidente en intención de voto. La favorabilidad o desfavorabilidad de las instituciones se mantiene dentro del margen de error, salvo la del Congreso, que mejora en 7 puntos la positiva y baja en 6 puntos la negativa y la de Petro, que mejora ligeramente su imagen (mejora en 4 puntos la imagen positiva y reduce en 5 la negativa). Curiosamente, el ministro que sale peor librado es Alejandro Gaviria aunque es en salud, la cartera que él maneja, donde los colombianos sienten que ha habido la mejora más significativa.

El mayor cambio es que la gente siente que en su vida personal le está yendo mejor, aunque los encuestadores dijeron a La Silla que esto probablemente se debe a que en julio la opinión está más satisfecha que en las mediciones de noviembre porque viene de vacaciones.

El otro cambio significativo tiene que ver con el Catatumbo. Los Santanderes pasaron de ser la segunda región donde más personas pensaban que las cosas en Colombia iban por buen camino, con el 44 por ciento, a la que menos lo piensa, con apenas el 25 por ciento (frente al 38 por ciento en total). También es la región en que menos personas dicen que las cosas están mejorando en su vida personal (38 por ciento), en que hay una peor percepción de la economía (solo el 20 por ciento cree que está mejorando), en la que Santos tiene peor imagen (solo 37 por ciento de favorabilidad) y en la que hay menos personas de acuerdo con la reelección (20 por ciento).

Esos malos resultados no afectan en mayor medida el resultado total, porque los santanderes pesan poco en las cifras totales de la encuesta: apenas el seis por ciento, frente al 43 por ciento de Bogotá. En lo que se ve su efecto es en que el 53 por ciento de las personas cree que Santos ha tenido un mal manejo de los paros y en que estos se han legitimado: el 54 de los encuestados cree que son necesarios para obtener apoyo y atención del Estado.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2013-08-02 16:37
Chistoso ese mapa. La mitad del país no le preguntan. Que curioso es el tema de las encuestas.
Vie, 2013-08-02 18:42
Más chistoso y preocupante que se reconozca que los Santander con catatumbos incluidos no representen nada en las encuestas, será que de ahí sacan los blog economistas para publicar sus artículos?.
Vie, 2013-08-02 21:38
Pensando yo,.. digo noo, ese porcentaje NS/NR, facilmente podría deducirse que no está en los estratos por decir algo, ... más informados, se supone que allí saben de todo, entonces ese porcentaje no puede ser considerado de ‘mala fe’ ?,(parodiando a don NN).Q dice la ficha técnica respecto de estos constantes NS/NR en todas las encuestas, si esa que pasan rapidito y nunca podemos ver que exactamente es,(hay que enviarles a 'tal cual' que los ponga en orden).
Vie, 2013-08-02 20:21
Por eso don gato entendí, la inconformidad de unos poco no cuenta, eso me quedo claro ,gracias.
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Martes, Septiembre 30, 2014 - 12:06
1
1489

El alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, se acaba de ganar el nuevo Premio Roux, del Instituto para la Medición y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington (Estados Unidos), que entrega 100.000 dólares a una persona que haya usado investigaciones científicas sobre la carga mundial de morbilidad (un estudio periódico de la Organización Mundial de la Salud) para mejorar la salud pública en algún lugar.

Guerrero se lo ganó no tanto por sus logros como alcalde sino por ser una de las cabezas detrás de la visión que entiende la violencia como epidemia de salud pública y que en Colombia ha venido trabajado el Cisalva de la Universidad del Valle (donde él trabajó y que hoy dirige María Isabel Gutiérrez). Guerrero, que es epidemiólogo, fue pionero en aplicar esa visión en su primer período como alcalde de Cali en 1992 y ha continuado trabajando en el tema desde entonces.

Esa mirada a la violencia ha tenido mucho éxito: a través de los 'observatorios de violencia' se ha extendido a toda la región, tiene el respaldo de la Organización Panamericana de la Salud y era la piedra angular de la política contra la violencia de Antanas Mockus en Bogotá.

Lunes, Septiembre 29, 2014 - 16:08
0
3994

El viernes pasado el Consejo Superior de la Judicatura falló una tutela contra los 'afro no afro', dos políticos que, sin tener arraigo en las comunidades negras, se ganaron las curules de la circunscripción de negritudes en la Cámara de Representares.

Como contó El Espectador, horas después apareció una denuncia penal contra la ponente de la tutela, María Mercedes López, por supuestamente haber recibido un millón de dólares a cambio de rendir esa ponencia y contra otras personas por supuestamente haberla presionadoPero La Silla supo que esa denuncia la puso un fantasma.

Según el texto de la denuncia, el denunciante es Vicente Playonero Urrutia, identificado con la cédula 16'987.594 de Cali. Esa cédula no existe, según la página web de la Registraduría.

Además, Playonero dijo que su domicilio es la calle 12#7-65 de Bogotá y su teléfono 5658500. Pero esos datos son los del Palacio de Justicia de Bogotá, donde trabaja López.

Playonero tendría que ampliar su denuncia en la Comisión de Acusaciones para que ésta avance, y tuvo que entregar sus datos precisamente para que lo contactaran para esa ampliación. Todo indica que el proceso contra López nació muerto pero el denunciante fantasma logró lo que quizás buscaba: que saliera esa nota enlodando a la magistrada que propuso devolverle la curul de los afro a los afro.

Lunes, Septiembre 29, 2014 - 11:56
0
2951

En julio, el alcalde de Yopal, Willman Celemín, fue destituído e inhabilitado dos veces por la Procuraduría. Pero mientras se define su apelación, él está aprovechando para presentar al Concejo más proyectos de acuerdo en sesiones extraordinarias que los que incluyó en las sesiones ordinarias de la primera mitad de año.

De los 14 proyectos que ha presentado en los últimos dos meses, cinco los presentó el 19 de agosto, más de un mes después de que la procuraduría lo destituyera e inhabilitara por 11 años por haber contratado productos de spa para su gabinete.

Los nueve restantes los presentó después de que le aplicaran la segunda inhabilidad, el 26 de agosto, también en primera instancia por 13 años por no haber hecho prácticamente nada en la solución del problema de agua en la ciudad que ya cumplió tres años.

Varios de los proyectos que presentó comprometen a futuro los recursos del municipio: la licitación para contratar a 30 años la concesión de alumbrado eléctrico de Yopal que se vence en el 2015; la licitación para adecuar la actual terminal de transportes de la ciudad y construir uno nuevo para concesionar a 10 años; la aprobación de presupuesto para vigencias futuras y aumentos en el presupuesto de este año.

A diferencia de los otros dos mandatarios destituidos y cuyos casos también han sido apelados, a Celemín la sanción lo que ha hecho es impulsarlo a trabajar.

Luis Miguel “Mello” Cotes, gobernador de Magdalena que fue suspendido por 10 meses por la Procuraduría en primera instancia por adjudicar la licitación de la vía de la Prosperidad, no ha presentado un sólo proyecto de ordenanza este año. Esto, a pesar de que la sanción se impuso el 31 de julio.

Algo similar ocurre con el gobernador de Sucre que fue suspendido por ocho meses por irregularidades en la licitación del chance de ese departamento. Julio César Guerra Tulena no ha presentado proyectos importantes este año salvo uno de ajustes salariales.

 

Páginas