Menú principal

Miércoles Julio 09, 2014

Querido diario

Con ocasión del día mundial de los humedales hoy, vale la pena recordar que desde hace dos años está empantanada la protección de uno de los más importantes que tiene Colombia.

Como contó La Silla, desde hace dos años está prácticamente listo el proceso para declarar como zona protegida a la Estrella Fluvial de Inírida, un complejo de ríos y humedales que abarcan 283.000 hectáreas y que es uno de los lugares con mayor diversidad biológica en Colombia. Esta zona en Guainía será declarada sitio Ramsar, una figura internacional que protege sitios con un valor hídrico excepcional y un estatus con el que ya cuentan la Ciénaga Grande de Santa Marta, la Laguna de la Cocha (Nariño) y el delta del río Baudó (Chocó).

Casi listo, porque a pesar de que se realizaron las consultas previas con las comunidades indígenas de la zona y el proceso cumplió su curso en el Ministerio de Ambiente en 2011, el Ministerio de Minas acumula ya dos años sin dar su concepto previo, que no es vinculante pero sí obligatorio para hacer la declaratoria.

La Silla supo que el concepto previo se encuentra actualmente en la oficina jurídica del Ministerio, el paso previo para que el Ministro Federico Renjifo la firme. ¿Será que estaba esperando hasta hoy 2 de febrero para firmarlo?

Otros confidenciales recientes

Martes, Julio 8, 2014 - 22:08
6
9738

La pelea por el recorte del presupuesto de Colciencias, que terminó hoy con la salida de su directora Paula Marcela Arias, dejó en evidencia las intenciones del Gobierno de bajarle en un 15 por ciento la plata de ciencia y tecnología. Pero, además, quedó claro que sí habrá una modificación a la reforma   para darle recursos del presupuesto nacional directamente a los gobernadores –una promesa que hizo el presidente Santos tres días antes de su reelección- y que esa plata tendrá que salir de algún lado. La pregunta sigue siendo de dónde.

La historia es la siguiente. Arias recibió el miércoles pasado una carta de Planeación Nacional en la que le anunciaban un recorte de 53 mil millones de pesos en el presupuesto de Colciencias para el 2015.  Aunque éste era apenas un presupuesto inicial, que normalmente da inicio a una puja entre el Ministerio de Hacienda y la entidad para acordar el presupuesto final que quedará fijado el 15 de julio en un Conpes, lo cierto es que desde el principio el Gobierno planeaba un recorte para un sector que Santos convirtió en una de sus cinco locomotoras. Por eso ella se quejó públicamente durante un congreso que reunió a 700 científicos.

Esta mañana el Ministro Mauricio Cárdenas criticó la forma en la que Arias encaminó la discusión, que a su juicio debía ser interna y no mediática. Además, ratificó que el Gobierno está comprometido con la ciencia y la tecnología “como ningún otro [gobierno]” y que no habrá recorte.

Para demostrarlo dijo: “Algo que seguramente no sabe la señora Arias es que unos de los recursos de ciencia y tecnología están todavía reservados en el Ministerio de Hacienda porque son los recursos para las becas de los estudiantes que están en el exterior a través de Colfuturo. Si uno le suma eso, pues el presupuesto de ciencia y tecnología más que caer, lo que hace es aumentar”.

Sin embargo, La Silla supo que esos recursos nunca han hecho parte del presupuesto de Colciencias sino que son una partida presupuestal que sólo le pertenece a Colfuturo, que es un organismo privado de becas para estudiantes en el exterior. Si esos recursos entran a Colciencias es sólo para que, a través de este organismo público, lleguen a Colfuturo. “Colciencias no puede tocar esa plata”, le dijo a La Silla una persona que conoce el programa.

Eso confirmaría la tesis de que el recorte sí estaba previsto y que, a diferencia de lo que dijo Cárdenas, el presupuesto que le mandaron a Arias estaba completo, por lo menos en su versión inicial.

“Es una retaliación. Era innecesario que tres semanas antes de que se cambie el gabinete la echen. Si realmente no había problema, podían haber dicho simplemente que lo sentían mucho, que eso es apenas un cambio en el presupuesto y no pasaba nada. Pero ella lo reveló. Y es indudable que tenían previsto ese recorte”, le dijo a La Silla una persona de la comunidad científica.

Con la entrevista del ministro también deja claro que el Gobierno sí tiene planeada una reforma a la ley de regalías, un 10 por ciento de las cuales hoy se destinan a ciencia y tecnología a través del Fondo de Ciencia, Tecnología e Investigación.

Lo que busca el Gobierno ahora es que los proyectos que presentan los gobernadores no tengan que pasar a través de los OCADs, que son los comités que definen en qué se gasta la plata de las regalías y donde tienen asiento los gobernadores, el gobierno nacional y las autoridades municipales y que, antes de ser aprobados, deben pasar una revisión técnica de Colciencias. 

Así, como le dijeron dos fuentes a La Silla, los gobernadores podrán definir directamente para dónde va esa plata.

Santos ya había hecho esa promesa en el Huila, departamento petrolero y generador de regalías, tres días antes de la segunda vuelta. “Las inversiones de regalías directas ya no tendrán que aprobarse a través de los OCADs, sino que llegarán de manera eficaz y sin obstáculos a los municipios y departamentos productores a través del presupuesto nacional”, dijo.

Cárdenas ratificó esta postura hoy, al decir que a los departamentos productores se les debía “compensar” la plata que perdieron por el nuevo sistema de regalías, a través del presupuesto nacional.

La pregunta entonces es de dónde saldrán esos recursos y a quién le quitarán plata, para poder dársela a los departamentos productores. Eso sólo se sabrá con exactitud el 15 de julio cuando quede definido el presupuesto general de la Nación y se sepa qué entidades sufrieron los recortes y sobre todo, a dónde fue a parar el mayor recaudo tributario.

Martes, Julio 8, 2014 - 12:29
2
1933

El presidente Juan Manuel Santos acaba de firmar la declaratoria de la Estrella Fluvial del Inírida, un complejo de ríos y humedales que abarca 283 mil hectáreas en Guainía y que es uno de los lugares con mayor diversidad biológica en Colombia. Tras un trámite de casi diez años y una parálisis de más de dos, se convierte finalmente en un humedal protegido con la categoría internacional Ramsar.

Esa declaratoria es una gran victoria para el Ministerio de Ambiente -que peleó durante años con el Ministerio de Minas para conservar la zona-, pero también parte de un pulso clave para que las zonas que están en proceso de conservación queden blindadas de la minería mientras son declaradas. Esa puja está en un punto crucial porque ese blindaje temporal se acabó hace una semana.

Como contó La Silla, ese es un pulso cuyo origen fue el temor que despertó entre los ambientalistas la reapertura de la ventanilla de títulos mineros en julio del año pasado, que había estado congelada durante dos años mientras se ordenaba el caos en el que andaba el catastro minero. La preocupación que tenían era que muchas áreas naturales que estaban en proceso de ser protegidas pudieran ser solicitadas por empresas mineras y que, al avanzar al mismo tiempo el proceso de titulación y el de declaratoria como parques, pudiesen quedar problemas grandes. El ejemplo más notorio es el agudo conflicto que aún existe con el título que tiene la minera canadiense Cosigo Resources dentro del Parque Yaigojé-Apaporis en el Vaupés, que fue otorgado dos días después de creado el parque en 2009.

La 'solución salomónica' a la que llegaron los ministros de Minas y Ambiente hace un año fue que todas las zonas que están en proceso de protección quedaran excluidas del área titulable para minería mientras tanto. Con la figura de “reservas de recursos naturales”, estas zonas quedaron protegidas durante un año, pero ese lapso se vence este mes y aún no se ha firmado la prórroga, aunque La Silla supo que se está negociando.

La Estrella Fluvial, que Minas tuvo bloqueada durante dos años al no expedir un concepto técnico que hasta el año pasado era obligatorio por tratarse de una zona rica en minerales, es el cuarto gran éxito de Ambiente desde que se crearon las reservas temporales. El año pasado, con esa misma figura, se lograron -también tras procesos de varios años- la ampliación de Chiribiquete al doble de su extensión y las declaratorias de los nuevos parques nacionales Corales de Profundidad y Acandí-Playón-Playona.

El problema es que aún quedan muchas otras áreas en proceso, que -sin esa protección temporal- podrían ser solicitadas como títulos. Solicitar un título tarda un par de meses pero declarar un parque puede demorarse -en el mejor de los casos- hasta cinco años por la consulta previa con los grupos étnicos de la zona (como Chiribiquete), de modo que ese blindaje es crucial.

Es por eso que Parques Nacionales ha venido corriendo contra el reloj para crear las áreas que protejan ecosistemas que no están representados en el sistema de Parques y que han sido identificados como prioritarios en el Plan de Desarrollo de Santos.

Para salvaguardar los ecosistemas marinocosteros, están en pleno proceso de protección Bahía Portete en La Guajira -que está muy cerca de ser declarada parque nacional- y Cabo Manglares en Nariño. De los ecosistemas del Orinoco faltan las Selvas de Lipa (Arauca), Cumaribo (Vichada) y Manacacías (Meta), que protegerán amplias zonas de los Llanos, una de las regiones menos representadas. Y para el bosque seco tropical, estan los Bosques Secos del Río Patía -entre Cauca y Nariño- y el que reúne la Serranía de San Lucas y los Humedales de Nechí entre Antioquia y Bolívar.

Con la protección del Inírida, la ministra Luz Helena Sarmiento se anota una estrella. Pero para que el Ministerio de Ambiente se siga anotando otras, necesitará convencer al Gobierno de la importancia de la prórroga. 

Lunes, Julio 7, 2014 - 16:59
1
2102

Por estos días el Partido de La U vive un pulso por quién va a ser el próximo presidente del Congreso entre tres aspirantes: Armando Benedetti, José David Name y Mauricio Lizcano. Lo que no se ha dicho es que la misma puja se adelantó en el Partido Liberal, que tiene derecho a esa dignidad pero el año entrante. ¿Los protagonistas de la carrera? Juan Manuel Galán y Luis Fernando Velasco, entre quienes en el pasado se ha evidenciado una rivalidad política.

Resulta que el Partido Liberal, en vez de esperar un año, decidió dejar definido el nombre de su candidato a la Presidencia del Senado en 2015 desde ahora. Ese aspirante se escogerá esta semana, antes de la reunión de compromisarios que tienen el viernes los partidos de la coalición de Gobierno para concretar cómo quedarán conformadas las mesas directivas y comisiones del Legislativo.

Galán postuló hace varias semanas su nombre y arrancó una campaña entre sus colegas y copartidarios que parece tener buena receptividad. Velasco se enteró apenas hace ocho días de que el presidente se definiría desde ya y también se metió en la carrera.

El centro del pulso es porque Velasco quiere que la elección se haga por votación de los 17 senadores liberales, mientras que Galán prefiere un mecanismo llamado "confesionario", que consiste en el que el jefe liberal Simón Gaviria escuche a esos congresistas uno por uno y en privado y luego diga quién es el favorito.

Entre Velasco y Galán se había evidenciado una rivalidad política cuando el segundo postuló su nombre para ser presidente de  la Comisión Primera (en donde los dos tienen asiento) y Velasco le argumentó al partido que había hecho unos acuerdos previos para votar por el senador del Partido Verde Jorge Londoño, debido a que inicialmente ese periodo de presidencia no era para los rojos. Al final, Galán ganó con el voto de Velasco pero quedó un sinsabor.

Páginas