Menú principal

Jueves Octubre 23, 2014

El próximo 8 de febrero termina el contrato de Mónica de Greiff, gerente de la Empresa de Energía de Bogotá y, a través de dos fuentes, La Silla estableció que el alcalde Gustavo Petro no quiere que repita periodo. El sentir del mandatario tendría que ver con que no habría recibido el apoyo esperado por parte de De Greiff en su propósito de fusionar las empresas de servicios públicos de la ciudad. La candidata que en varios círculos se ha señalado como la opción de Petro para reemplazar a De Greiff es Catalina Velasco, actual vicepresidenta de Servicios Públicos y Participación Ciudadana de la Empresa de Energía. Velasco es la esposa del exsecretario general de la Alcaldía Eduardo Noriega y fue secretaria de Hábitat de la administración Samuel Moreno. El gerente de la Empresa de Energía es escogido por la junta directiva de esa empresa, pero la mayoría de sus miembros los pone el Distrito. Es decir, escoge el alcalde.

Otros confidenciales recientes

Miércoles, Octubre 22, 2014 - 14:27
2
1059

El comité ejecutivo del Polo Democrático el jueves pasado terminó en un bonche por la decisión del partido de fijar la consulta para su congreso en apenas cinco semanas. Esa tensión podría desaparecer esta tarde, ya que el Consejo Nacional Electoral decidirá -a pedido del Polo- si se puede aplazar esa consulta para todos los partidos. De darles el sí, se desactivaría la más reciente pelea dentro del ya dividido partido de izquierda.

La historia es la siguiente. El Polo llevaba casi cinco meses sin una reunión de su comité ejecutivo, por lo que aún no habían hecho un balance de la campaña presidencial de Clara López ni habían podido sentarse a discutir temas cruciales como su estrategia para las elecciones regionales del 2015 o si se declaran en oposición al gobierno Santos II. Y se esperaba una áspera discusión, como contó La Silla, alrededor del apoyo de Clara a Santos en segunda vuelta.

Para evacuar tantos temas agendaron todo el día, pero no alcanzaron casi a discutir ninguna porque el futuro congreso del partido se convirtió en el tema central.

Como todos los partidos tienen que organizar un congreso (o convención) cada dos años para no correr el riesgo de perder la personería jurídica y el último del Polo fue en noviembre de 2012, en agosto López -que es la presidenta del Partido- le elevó una consulta al CNE para saber cuándo podrían organizarlo. Y preguntó cuándo se podrían elegir popularmente los delegados, lo que haría con congreso abierto y no cerrado, una decisión que aún no se había tomado.

Hace unos días el Consejo Electoral respondió que el 30 de noviembre es la fecha prevista para que todos los partidos puedan hacer sus consultas populares para escoger delegados si van a hacer congresos abiertos.

Con esa respuesta Clara planteó el tema en el comité y se armó la grande. Tras una apretada votación de 15 a 14, ganó la idea de hacer una consulta abierta ese día para escoger los 758 delegados con voto en el congreso en vez de hacer un congreso cerrado, como el Polo había hecho hasta ahora. Esa decisión los puso en una carrera contra el reloj, pues tienen que armar listas esta semana, preparar la publicidad y hacer campaña todo en un mes.

El sector que perdió -liderado por el Moir de Jorge Robledo y por Alexander López- se retiró de la reunión, muy molesto porque consideraba que los tiempos eran demasiado apresurados y porque en una consulta abierta puede votar cualquiera -y no solo los miembros del partido- para luego en la convención definir temas netamente partidistas como sus estatutos, su nuevo comité ejecutivo y su presidente.

Y además porque, al ser el único partido en optar por esa fecha (ya que la mayoría de partidos hicieron sus congresos en 2013), la ciudadanía quedaría con la impresión de que todo el gasto electoral era solo por el Polo. Por no hablar del mensaje de debilidad política si terminan saliendo pocos votantes.

Por eso el Polo, tras varias cartas públicas aireando su pelea interna, decidió elevar la consulta al Consejo Electoral. Su decisión esta tarde podría cortar de un tajo la razón de esa disputa o volver a alborotarla.

Miércoles, Octubre 22, 2014 - 11:26
1
1647

Yahir Acuña buscará -como lo contó La Silla hace un mes y medio- ser gobernador de Sucre en cuerpo ajeno o propio. Para ello ya renunció al Congreso. La idea de Acuña es hacer una suerte de "toma a Sucre" (como le llaman en los corrillos en Sincelejo), poniendo no sólo al gobernador sino aspirando a quedarse con al menos 17 de las 26 alcaldías del departamento. Acuña ha dicho a allegados suyos que también calcula quedarse con 7 de 11 diputados para no tener que hacer alianzas.

Lo que no se ha dicho es que también buscará la Alcaldía de Sincelejo. Y lo hará posiblemente teniendo como ficha a la concejal de La U Karina Cabrera, esposa del actual representante -también de La U- Nicolás Guerrero. 

La Silla supo que en una reunión política reciente, Acuña presentó a Cabrera como su más segura ficha a las regionales por Sincelejo. Como lo ha contado La Silla, Nicolás Guerrero es uno de los últimos aliados políticos tradicionales que le quedan a Acuña en Sucre, donde la mayoría de los políticos tradicionales han sido afectados por sus altas votaciones.

El otro político tradicional que acompaña al polémico ex representante es el gobernador liberal Julio César Guerra Tulena.

Y si Yahir Acuña no se lanza a la Gobernación, en Sincelejo se rumora que incluso pondría a aspirar a su esposa la diputada Milene Jarava.

Así las cosas, en ese grupo político todo quedaría en familia.

Martes, Octubre 21, 2014 - 15:54
2
4556

El sábado pasado hubo una reunión el El Socorro (Santander) donde quedó definida una alianza que promete jugar duro en las elecciones del próximo año en ese departamento: se unieron el uribismo, el grupo del parapolítico Luis Alberto 'Tuerto' Gil y el grupo conservador de los hermanos Marco y Néstor Díaz Barrera.

Así lo muestra esta foto, en la que está hablando Gil, acompañado del presidente de Opción Ciudadana Ángel Alirio Moreno, del diputado Iván Aguilar (de La U pero uribista) y Néstor Díaz, entre otros:

Esa alianza hace públicas las rupturas en el viejo PIN (donde Gil era aliado de los Aguilar, de quienes se aleja públicamente) y en el partido conservador (donde los Díaz están lejos de la única congresista azul del departamento, Lina Barrera). Y le da un soporte nuevo al uribismo, que es débil en Santander y podría quedarse sin congresista, pero que ahora podría terminar cogobernando.

El nuevo grupo se presentó como un David que se prepara para vencer a un Goliat, pero no dijo a quién se refería.

La pregunta es si con esta alianza efectivamente se va terminar de crear un Goliat que reuna a los otros dos grandes grupos políticos, el liberalismo y la estructura política de los Aguilar (en el que hay roces entre el grupo del gobernador Richard y el de su padre, el parapolítico y ex gobernador Hugo).

Páginas