Menú principal

Viernes Agosto 22, 2014

Esta semana el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, nombró a Álvaro Henry Monedero como su nuevo subsecretario sectorial de Planeación en la Secretaría de Educación. En la administración lo destacan como un administrador de empresas técnico que llega a planear la educación pública de la ciudad. Pero en los círculos políticos caleños Monedero es conocido como aliado del destituido exgobernador Juan Carlos Abadía, y por eso su nombramiento es visto como una cuota que el Alcalde da al PIN y al MIO, partidos que están en manos del polémico Abadía y del condenado parapolítico Juan Carlos Martínez.

Monedero no sólo reemplazó a Abadía en la curul que éste tenía en el Concejo por Convergencia Ciudadana, que luego se convirtió en el PIN, sino que trabajó con él como su asesor y además -según El País, de Cali- hasta hace unos días sonaba como candidato de Abadía a la Cámara.

Como se ha registrado en medios un presunto divorcio político entre Martínez y Abadía, varios se preguntan qué objetivo tendría la jugada de Guerrero de nombrar a Monedero. Más teniendo en cuenta que Guerrero se ha presentado siempre contrario a cualquier forma de politiquería. Fuentes que hacen política en Cali le dijeron a La Silla que lo que en realidad quiere el Alcalde es hacer una coalición en el Concejo, cuyas mayorías le hacen oposición, y que darle una cuota al PIN y al MIO le ayudaría en ese propósito.

La versión fue desmentida por Guerrero a La Silla. Sin embargo, reconoció que busca promover la inclusión en su gobierno con funcionarios de todas las tendencias políticas y afirmó que en parte por eso nombró a Monedero, cuyo jefe directo, el secretario de Educación Édgar Polanco, es conservador.

Otros confidenciales recientes

Viernes, Agosto 22, 2014 - 11:31
1
1061

La decisión del Consejo de Estado sobre la Reforma a la Justicia, que varios medios han dicho que se podría dar el martes, probablemente se demorará más. Y eso porque la decisión quedó en mano de conjueces que apenas se están empezando a empapar del caso.

El viernes pasado se sortearon dos conjueces, la ex ministra de Justicia Ruth Stella Correa y la abogada Ana Lucía Uribe López. Este martes Uribe aceptó y Correa se declaró impedida. Luego, el mismo martes, se sortearon otros dos conjueces, el ex constituyente Gustavo Zafra y el abogado Gabriel de Vega. De Vega ya aceptó y Zafra aún no lo ha hecho.

Para que el martes haya decisión se necesita no solo que Zafra acepte sino que todos los conjueces lean y estudien el expediente, algo que es muy difícil que ocurra de acá al martes. “Se demora un poco esa votación”, concluyó una fuente del Consejo de Estado.

Jueves, Agosto 21, 2014 - 14:17
0
1667

El pasado 15 de agosto la Gobernación del Cesar inauguró con bombos y platillos un coliseo de ferias al estilo Corferias en Bogotá, una mega obra que muchos cesarenses celebraron por necesaria y que fue entregada sin retrasos por un valor de 6 mil millones de pesos, todos recursos puestos por el departamento. Pero en la región hay armada una polémica porque al proyecto público decidieron ponerle el nombre del papá del Gobernador a pesar de que las normas lo impiden.

Luis Alberto Monsalvo Ramírez, así fue bautizado el súper coliseo, a pesar de que hay una norma (decreto 2759 del 97, como lo detalló el medio local Radio Guatapurí) que prohibe que edificios públicos lleven el nombre de personas vivas. La única excepción que contempla esa regla es que lo pida la comunidad o que la persona en cuestión haya prestado servicios a la Nación que así lo ameriten, y ninguna de las anteriores es el caso de Monsalvo Ramírez.

El homenajeado con tal dignidad es uno de los ganaderos más ricos de la región y, según fuentes de la zona, su hato ganadero supera las 30 mil cabezas de ganado. Además es el gran proovedor de leche de una multinacional. Pero nadie lo reconoce por ningún servicio distinguido a la Nación.
Su esposa es Cielo Gnecco, la cabeza del clan Gnecco y pariente del exgobernador guajiro Kiko Gómez, quien como mamá del Gobernador funge como primera dama del departamento.

Como lo ha contado La Silla, ese polémico clan se ha adueñado del Cesar no sólo por tener la Gobernación sino por contar con un senador (José Alfredo Gnecco, primo del gobernador Luis Alberto Monsalvo Gnecco) y por haberse quedado en alianza con tres de sus cuatro cupos en la Cámara.

Consultado por La Silla, el Gobernador aseguró que no tuvo nada que ver con la escogencia del nombre del coliseo que su Administración gestionó, planeó y construyó, y que fueron los miembros del comité que tiene en comodato la obra (una corporación llamada Corfedupar) los que decidieron ese bautizo.

Cuando le recordamos la norma, Monsalvo Gnecco dijo: "Si me quieres meter en un tema de ilegalidad, te digo que yo no puse ni propuse ese nombre, los miembros de ese comité tienen libertad de actuar. Pero además, ¿cuál es el problema si yo veo en todas partes instituciones con nombres de personas? ¿Es que eso es algo que sólo pueden hacer los Araújo y no alguien del pueblo, como mi papá?"

La referencia del mandatario es a los Araújo, una de las familias históricamente más ricas y poderosas del Cesar, la principal casa rival de los Gnecco en el departamento. 
 

Jueves, Agosto 21, 2014 - 12:30
2
1597

Todo indica que los movimientos en el gabinete de minsitros y el cambio en el funcionamiento de la Casa de Nariño no van a estar seguidos de un remezón en las Superintendencias, lo que sería otra señal de que Santos II será esencialmente una continuación de Santos I.

La Silla averiguó que por lo menos en los casos de los superintendentes de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo; y de Sociedades, Luis Guillermo Vélez; el Gobierno ha dado a entender de que quieren que sigan en sus cargos, y ya hubo empalme con la nueva ministra del sector, Cecilia Álvarez-Correa.

Y en otros casos como el caso del superintendente de salud Gustavo Morales, a quien algunos medios habían dado de baja por la carta de renuncia protocolaria, tampoco hay señales de cambio.

 

Páginas