Publicidad
Publicidad

Menú principal

Miércoles Agosto 05, 2015

Esta semana el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, nombró a Álvaro Henry Monedero como su nuevo subsecretario sectorial de Planeación en la Secretaría de Educación. En la administración lo destacan como un administrador de empresas técnico que llega a planear la educación pública de la ciudad. Pero en los círculos políticos caleños Monedero es conocido como aliado del destituido exgobernador Juan Carlos Abadía, y por eso su nombramiento es visto como una cuota que el Alcalde da al PIN y al MIO, partidos que están en manos del polémico Abadía y del condenado parapolítico Juan Carlos Martínez.

Monedero no sólo reemplazó a Abadía en la curul que éste tenía en el Concejo por Convergencia Ciudadana, que luego se convirtió en el PIN, sino que trabajó con él como su asesor y además -según El País, de Cali- hasta hace unos días sonaba como candidato de Abadía a la Cámara.

Como se ha registrado en medios un presunto divorcio político entre Martínez y Abadía, varios se preguntan qué objetivo tendría la jugada de Guerrero de nombrar a Monedero. Más teniendo en cuenta que Guerrero se ha presentado siempre contrario a cualquier forma de politiquería. Fuentes que hacen política en Cali le dijeron a La Silla que lo que en realidad quiere el Alcalde es hacer una coalición en el Concejo, cuyas mayorías le hacen oposición, y que darle una cuota al PIN y al MIO le ayudaría en ese propósito.

La versión fue desmentida por Guerrero a La Silla. Sin embargo, reconoció que busca promover la inclusión en su gobierno con funcionarios de todas las tendencias políticas y afirmó que en parte por eso nombró a Monedero, cuyo jefe directo, el secretario de Educación Édgar Polanco, es conservador.

Otros confidenciales recientes

Martes, Agosto 4, 2015 - 13:37
0
908

Dicen que los trapitos sucios se lavan en casa. Pero ese no es el caso del Partido Liberal en la polémica por el aval en el Atlántico a un candidato que fue condenado por narcotráfico.

Como lo contó La Silla, los rojos avalaron a la Alcaldía de Soledad al empresario de espectáculos Enrique Chapman, quien -según El Nuevo Herald de Miami- fue condenado en los años 80 por narcotráfico en Estados Unidos, escapó de una cárcel de Minnesota y, al menos hasta 2010, tenía vigente una orden de captura en ese país.

El único senador liberal atlanticense, Álvaro Ashton, nos había dicho que él no tenía información de por qué se había entregado ese aval y nos sugirió preguntarle a la Dirección Nacional de su Partido. Eso a pesar de que los congresistas suelen ser clave en la entrega de avales en sus respectivas regiones.

Sin embargo, cuando la versión de Ashton fue publicada, el secretario general del Partido Liberal a nivel nacional, Héctor Olimpo Espinosa, se comunicó con La Silla para aclararnos que el aval a Chapman fue entregado por petición expresa de ese Senador, quien al parecer había intentado endilgarle a las directivas nacionales la responsabilidad.

“El aval de Chapman lo pidió Álvaro Ashton… él lo postuló y nosotros entregamos el aval previo visto bueno del veedor”, nos dijo Espinosa, quien reiteró que el aspirante presentó un documento en el que supuestamente aclara que no tuvo la condena en Estados Unidos.

La Silla vio el documento y éste no dice eso exactamente, pero además en 2012 Noticias Uno había revelado que la condena a Enrique Chapman en la década de los 80 había sido ratificada.

Hace cuatro años los liberales habían avalado a Chapman como candidato a la Cámara de Representantes. Aunque ganó la curul con 28 mil votos, el Consejo Nacional Electoral no lo validó tras conocer su condena en el exterior. Chapman demandó ante el Consejo de Estado y puso una tutela para posesionarse, pero ambas acciones las perdió.

Martes, Agosto 4, 2015 - 10:50
5
9572

Este domingo Pacho Santos le dijo en una entrevista a María Isabel Rueda que lo primero que haría si es elegido alcalde es organizar un referendo para preguntarles a los bogotanos si quieren prohibir la dosis personal de droga y hacer una campaña por el sí porque “la droga está acabando con esta ciudad”. Esa es una postura bastante distinta a la que Pacho tenía hace 18 años cuando, incluso, se fumó un cigarrillo de marihuana en plena entrevista con una de las revistas más prestigiosas de los Países Bajos.

En junio de 1997 Santos, quien por esa época era periodista y director de la ONG contra el secuestro País Libre y no había entrado aún en política, fue entrevistado por Vrij Nederland en uno de los conocidos 'cafés' de marihuana de la capital holandesa. El tema de la nota era el secuestro: sobre su experiencia cuando fue plagiado por Pablo Escobar y cómo Gabriel García Márquez usó su historia para escribir 'Noticia de un secuestro', hasta su trabajo con País Libre, que lo llevó a Holanda a reunirse con otras ONG de derechos humanos. 

"En un café Francisco Santos y su esposa Maria Victoria, quien lo acompaña de viaje en Amsterdam, compran marihuana de cultivo holandés ('Nunca pensé que ustedes también la cultivaran'). Arman un porro. Así también celebraron la liberación de Santos hace años: con pocos amigos y muchos porros", dice en un pasaje el reportaje, que fue rescatado por Colombia Reports, un portal especializado en noticias sobre Colombia en inglés, que dirige el periodista holandés Adriaan Alsema.

En la campaña de Pacho defienden que ese reportaje no refleja ningún cambio en su postura sobre las drogas ya que -según su estratega Camilo Rojas- “eso era un ejercicio periodístico, sobre algo que existía allá pero que en esa época era muy exótico acá. Era un reportaje como los que hace Soho [de inmersión]”.

Este dato de la inmersión no es obvio en la historia (y La Silla no encontró un reportaje sobre ese tema escrito por Santos y publicado en Colombia).

De todos modos en la campaña de Pacho argumentan que la 'resurrección' de la nota busca quitarle peso a sus propuestas y que eso no lo impide de tomar decisiones claves para la ciudad. “Es como si alguien que se ha emborrachado no pueda hacer una ley contra el abuso de alcohol. A Pacho lo que le preocupa no son los 'coffeeshops' en Holanda sino el microtráfico en frente de los colegios en Bogotá”, dice su estratega.

Lunes, Agosto 3, 2015 - 16:56
0
2993

La poderosa familia Elías de Sahagún, que tiene la actual Alcaldía y al senador Bernardo ‘Ñoño’ Elías (el segundo más votado del Partido de La U en el país), podría seguir engordando su capital político local con el nacimiento de una ‘Ñoñita’: Nidya Carmiña Elías Vidal, la hermana periodista del Ñoño, quien se lanzó al Concejo de su pueblo en la lista de La U.

Comunicadora social de 39 años, ‘Carmiñita’, como es conocida en Sahagún, se inscribió inesperadamente y sin contar con mayor trayectoria pública. Eso sí: lo que le falta en experiencia, le sobra en parientes políticos: además de su hermano (quien le heredará votos) y su primo el alcalde Carlos Elías, su padre Bernardo Elías Náder fue representante, su recién fallecido tío Jorge Ramón 'Joche' Elías congresista y gobernador, y su prima Ana Karina Elías concejal.

Páginas