Menú principal

Sábado Diciembre 27, 2014

Oficialmente, el alcalde Gustavo Petro no vino al debate de control político que se realiza a esta hora en el Concejo de Bogotá por el tema de las basuras debido a otros compromisos. Extraoficialmente, La Silla supo con una fuente de la Alcaldía que, además de los compromisos, allá están convencidos de que la corporación no le daría las garantías al mandatario para intervenir y que éste podría ser víctima de abucheos. El caso es que la sesión transcurre sin la presencia de Petro. Los que sí se hicieron presentes fueron personajes como el representante Miguel Gómez (quien lidera una iniciativa de revocatoria a Petro) y Nélson Izáciga, contralor delegado de la Contraloría General, quien llegó en representación de la contralora Sandra Morelli.

Gómez se encuentra en este momento reunido en privado con la bancada de La U, algunos de cuyos miembros le ofrecerán su apoyo en su intento de revocatoria. Izáciga hace presencia en momentos en los que el Acueducto está pidiendo control preferente de la Contraloría General para las investigaciones por el lío de las basuras. El funcionario nos comentó, sin embargo, que su jefa la contralora Morelli aún no ha decidido si va a aceptar o no hacer ese control preferente o si dejará la indagación en manos de la Contraloría distrital.

Otros confidenciales recientes

Jueves, Diciembre 25, 2014 - 18:07
3
4519

Ayer, 24 de diciembre, se publicaron varias hojas de vida en la página de Presidencia, que por la fecha van a pasar casi desapercibidas. Entre ellas está la de un ex congresista que está a punto de ser nombrado viceministro de transporte a pesar de no tener mayor experiencia en el sector.

Se trata de Libardo Enrique García Guerrero, un joven profesional en finanzas y relaciones internacionales, con maestría en administración de empresas, que fue representante a la Cámara del Magdalena por el PIN entre 2010 y 2012. Aunque según algunos llegó a la Cámara con el apoyo del parapolítico Jorge Luis Caballero, García lo niega y explica que su fuerza política viene de la larga trayectoria de su padre en el liberalismo y no de Caballero, quienes llevan décadas en orillas políticas distintas en la política de Fundación. En cualquier caso, con entonces 26 años sacó la primera votación en el municipio de Fundación, donde obtuvo 5 de sus 19 mil votos. Hoy en día es presidente de Cambio Radical en el Magadalena.

García perdió su investidura en noviembre de 2011 y vio anulada su elección al año siguiente (mientras tanto seguía aparecido en el Capitolio como si fuera congresista) porque su padre, Libardo García Nassar, era alcalde de Fundación durante las elecciones de 2010. Esas decisiones fueron inesperadas porque García tenía un concepto de la sala de consulta del Consejo de Estado que decía que no había inhabilidad pero un cambio de jurisprudencia -que rechazó la Procuraduría - le quitó la curul. García tuteló y el caso está hoy en la Corte Constitucional.

García Nassar, un médico que viene del liberalismo y había perdido la alcaldía en 2000 con la parapolítica Karely Lara, ganó las elecciones de 2007 con el aval del Partido Liberal, en el que siempre ha militado, contra el candidato de Jorge Luis Caballero, Mario Rafael Sanjuanelo. Mantiene el poder en Fundación, pues la actual alcaldesa, Luz Estella Durán, es vista como su continuadora hasta el punto de que cuando Durán ganó las elecciones en 2011, en medio de una reñida contienda con el empresario Sergio Acevedo, hubo una asonada en la que los manifestantes atacaron la casa de García.

Según algunas versiones, García hijo era tan de la cuerda del parapolítico Caballero que cuando el entonces gobernador Omar Diazgranados le ofreció la secretaría de hacienda a García, el ofrecimiento se frustró porque Caballero quería la de educación. Sin emabrgo, los García no apoyaron a Diazgranados a la gobernación y no estuvieron en su coalición.

García iría al viceministerio de infreaestructura (del Ministerio de Transporte) a pesar de que, aparte de su paso por el Congreso, ha trabajado en otros asuntos que nada tienen que ver con infraestructura: fue asistente administrativo y administrado de proyecto de la Oficina de las Naciones Unidas para la Droga y el Delito antes de estar en el Congreso. Después, ha sido representante legal y gerente regional de tres zonas francas en la costa Caribe. Es decir, una carrera profesional ascendente pero no vinculada a los grandes retos de infraestructura, aunque sí con conociemiento de la logística de carga.

El ex congresista es cercano al gobernador Luis Miguel "Mello" Cotes, de quien fue asesor durante tres meses en 2012, y a Horacio Serpa, uno de los invitados a su matrimonio. García frecuentemente retrina a estos dos poíticos en Twitter, pero también es un santista probado, pues participó en la campaña reeleccionista en Magdalena.

La intención de nombrar a García es el segundo intento de nombrar en un viceministerio a cargo del vicepresidente Germán Vargas Lleras a un miembro joven de la clase política tradicional del Magdalena, en los dos casos sin experiencia en el sector y con cercanías a parapolíticos condenados. 

El primero fue el fallido nombramiento de otro magdalenense, Jose Luis Pinedo, en el ministerio de agua a pesar de no tener experiencia en el sector. Este se frustró por el mini escándalo que se generó cuando Presidencia publicó su hoja de vida.

Lo más llamativo del caso de García es que, por la fecha en que se publicó su hoja de vida -el paso inmediatamente anterior a su nombramiento, su nominación va a pasar prácticamente desapercibida. Eso a pesar de que el sentido de publicar las hojas de vida es que la ciudadanía pueda conocer quién va a ser nombrado y, si es del caso, informar de inhabilidades.

Nota: actualizamos lel confidencial el 25 de diciembre a las 10 pm tras obtener nueva información sobre García.

Viernes, Diciembre 19, 2014 - 15:16
4
3330

Todos los fines de año buena parte del mundo político se mueve alrededor de eventos, como almuerzos o desayunos, para celebrar la época y en muchos de los casos los periodistas son invitados de honor. Hoy justamente se está celebrando uno de esos almuerzos: lo ofrece a los colegas el Ministerio del Interior en cabeza del ministro Juan Fernando Cristo. El asunto no tendría nada de particular si no es por el nombre del restaurante que la entidad escogió para agasajar a los periodistas: Mordida.

Esta es la invitación.

Viernes, Diciembre 19, 2014 - 11:25
0
2047

Con su decisión sobre el páramo de Santurbán esta mañana, el Ministro de Ambiente Gabriel Vallejo optó por una solución salomónica que busca desactivar los conflictos sociales, pero que todavía deja más preguntas que respuestas.

Por ahora ni siquiera queda claro quién ganó y perdió con la primera delimitación de páramos que se hace en el país y los interesados terminaron confundidos después de la rueda de prensa de esta mañana en la CDMB de Bucaramanga, con un ministro, un gobernador, cuatro vices y la del Instituto Humboldt a bordo.

Aunque todavía no se han publicado ni el mapa ni la resolución, se sabe que las 130 mil hectáreas del páramo se dividirán en tres zonas. En la primera, de estricta conservación, no podrá haber ni minería ni agricultura y representa el 76 por ciento del área total (incluidos los tres parques regionales que ya existen).

En otra zona de unas 25 mil hectáreas, que está degradada y que quedó como de “restauración”, se irán eliminando las actividades económicas poco a poco para recuperar el páramo. Y una última, de unas 5 mil hectáreas que incluye toda la zona cebollera de Berlín, quedará de “uso sostenible”  y se podrá seguir cultivando. Estas últimas dos serán consideradas páramos en nombre, más no en lo legal.

El tema es que quién queda en dónde no estará claro hasta que las empresas y comunidades puedan ver el mapa, ya que la línea del páramo solo se puede entender al ver el mapa en detalle. 

Esos datos, aún parciales, dejan dos preguntas importantes sin responder.

La primera es qué pasará con la minería en Santurbán, ya que el anuncio no le dice ni que se podrá hacer ni que no se podrá.

Por lo que se puede observar de los mapas que mostró el ministro, a las dos grandes empresas que están en zonas de alta montaña -las canadienses Eco Oro y Leyhat- se les recortó parte de sus títulos pero se les dejó otra. Eso significa que les corresponderá a ellos decidir si, con lo que les queda de espacio, es viable económicamente hacer sus proyectos. Es decir, se las puso más difícil pero de todos modos les dio vía libre. Ninguna de ellas podrá saberlo todavía hasta que no vea el mapa.

Los pequeños mineros de Vetas, donde también había un potencial conflicto, quedaron en zona permitida (con algunos de ellos pudiendo trabajar solo concesiones una vez se venzan en un par de décadas) y podrán seguir explotando oro, algo que aún es menos claro en California y Suratá. Tampoco tendrá problemas la brasilera AUX, que está más abajo en la montaña y ya había renunciado a sus títulos en páramo.

La segunda gran pregunta es qué sucederá en las zonas habitadas y cultivadas, porque aunque se excluyen de la delimitación no se sabe cuáles van a ser las reglas de juego. Dependiendo de si en la resolución se les impone a los agricultores un plan de mejores prácticas como el que el ex ministro Juan Gabriel Uribe dejó listo y que -como contó La Silla- lleva engavetado desde hace año y medio. De eso dependerá si el páramo y el agua se salvan allí.

Vallejo habló de invertir en esas zonas pero no dijo nada sobre cómo será ese plan de trabajo ni si será obligatorio. En todo caso, cualquier plan requerirá control por parte de las politizadas corporaciones autónomas y plata del Estado, dos cosas que han sido escasas en el sector.

Las respuestas a esas preguntas dirán si el gobierno Santos II logra, al mismo tiempo, desactivar la bomba social, conservar el páramo y asegurar que la calidad de su agua.

Con una dificultad adicional: la decisión de dónde empieza y termina Santurbán marcará -como contó La Silla- la pauta para lo que sucede en los otros 35 páramos del país.

Páginas