Menú principal

Miércoles Febrero 10, 2016

Mañana en el Concejo de Bogotá está programado un debate de control político al Distrito por la implementación del nuevo esquema del aseo en la ciudad, que promete estar caliente. No sólo porque la oposición alista todos sus argumentos para cuestionar a la administración ni porque la Contraloría distrital también expondrá sus reparos, sino además porque todo indica que el alcalde Gustavo Petro se hará presente. Así lo estableció La Silla con una fuente que nos contó que el secretario privado Jorge Rojas se había comunicado telefónicamente con el presidente del Concejo, Darío Fernando Cepeda, para solicitarle todas las garantías al alcalde en el debate. Por ejemplo, que a Petro y sus funcionarios les den tiempo suficiente para responder a las críticas. Cepeda le dijo a Rojas que contara con eso. A la sesión plenaria está citado también todo el gabinete.

Otros confidenciales recientes

Miércoles, Febrero 10, 2016 - 17:13
0
351

Las dos fuerzas que de unos años para acá se enfrentan por el poder en La Guajira hoy están unidas por la magia de los acuerdos burocráticos y en medio del drama nacional por la crisis del pueblo wayuu.

Se trata de La Gran Alianza que llevó al desprestigiado Kiko Gómez y a Oneida Pinto al poder (liderada por el exsenador Jorge Ballesteros) y Nueva Guajira (cuya cabeza más visible hoy es el actual presidente de la Cámara Alfredo Deluque). Desde ayer ambos movimientos convergen en el gabinete de la gobernadora Pinto, a quien Nueva Guajira enfrentó en las pasadas regionales con el exalcalde de Maicao Ovidio Mejía.

Oneida, cuyo partido es Cambio Radical, le entregó a Nueva Guajira la dirección del Instituto Departamental de Cultura, en cabeza del publicista Rubén Magdaniel Pabón. El nuevo funcionario ya había estado en esa silla durante el gobierno de Jorge Pérez Bernier, otro de los líderes de ese grupo. Y había sido también precandidato a la Alcaldía de Riohacha para las regionales de 2011.

Este acuerdo político lo lideró el diputado de La U y de Nueva Guajira Gabriel Pinto Redondo.

Un miembro de Nueva Guajira y otro de La Gran Alianza le aseguraron a La Silla Caribe, por separado, que ante los problemas que hay en ese departamento, especialmente la sequía y la muerte por desnutrición de niños wayuu, hay un ambiente generalizado de "jalar para el mismo lado" y dejar atrás las históricas rencillas políticas.

Sin embargo, otros guajiros del mundillo político creen que detrás de esa "paz política" hay una estrategia de la recién llegada mandataria y su grupo para neutralizar a la oposición y evitarse críticas entregando puestos.

Miércoles, Febrero 10, 2016 - 06:38
0
503

Aunque la mayoría de cargos importantes en Santander ya se habían dividido y entregado a los congresistas y políticos que en campaña se sumaron a la elección del gobernador Didier Tavera, la puja por el poder continúa y en algunos casos ha desatado hasta competencias internas.

El último cargo que entró a jugar bajo esas condiciones fue el de la subcontraloría departamental, que tal y como se lo confirmaron tres fuentes a La Silla, le correspondió al viejo PIN, ahora Opción Ciudadana, el partido del parapolítico Luis Alberto ‘el tuerto’ Gil.

Pese a que esa nominación no suena mucho en los círculos de poder, sí es trascendental. Quien ocupe ese cargo será el encargado de fallar en primera instancia todos los procesos de responsabilidad fiscal que abra la Contraloría, y por ende tendrá el primer filtro y la capacidad de meterle el acelerador (o frenar) la acción de ese ente de control.

Así las cosas, y aunque todo estaba dado para que Julio Villate Jessen, el exdiputado del viejo PIN, fuera nombrado allí para apoyar a Diego Fran Ariza (el socio político de Didier que llegó a vigilarlo), le salió competencia de última hora y en su propio partido.

Se trata del nombre del exmagistrado del Consejo Nacional Electoral, CNE, José Joaquín Plata, quien en los últimos meses ha competido por varios cargos en Santander, entre esos, el de Contralor Departamental y director de la Cdmb.

Las versiones que existen sobre el nombre de quien llegaría a ese cargo son dos. Por una parte, dos fuentes de adentro de Opción Ciudadana le dijeron a La Silla que Plata, era el más opcionado por su hoja de vida y por la experiencia; no obstante, otras dos fuentes de ese mismo partido, aseguran que hay molestia con el nombre del exmagistrado porque no hizo campaña con Tavera ni con su propio partido.

“Plata no está bien parado con el Partido, y aunque su hoja de vida es buena, el hecho de que se hubiera desaparecido en las elecciones no cayó nada bien. Es más, Luis Alberto Gil tuvo que frenarlo cuando se inscribió para contralor de Santander y empezó a decir que era su candidato, porque eso no era así”, le dijo a La Silla una de esas fuentes.

En el lado de Villate las dudas sobre su llegada también son varias. Por un lado está el escándalo que afrontó el año pasado por haber sido nombrado en agosto de 2012 como Secretario de Educación de Santander sin cumplir los requisitos, y por otra hay dudas sobre si apoyó a más de un candidato para las elecciones regionales del 25 de octubre, algo que Villate siempre ha negado.

La Silla logró establecer que lo que sí es un hecho es que la hoja de vida de Villate está en la Gobernación y que está esperando a que lo designen en algún cargo.

La tarea de definir el aterrizaje tanto de Plata como de Villate estará en manos del ‘Tuerto’ Gil, que tal y como se lo dijeron a este medio tres fuentes internas de Opción Ciudadana, es el que está acomodando las fichas del Partido en la administración de Tavera. Sin embargo, la decisión no es de poca monta, porque si hay algo que históricamente ha generado divisiones en el viejo PIN es que los que "suman votos en las campañas o se quedan sin cargos o con los peores puestos en las administraciones".

 

Martes, Febrero 9, 2016 - 13:34
0
1051

Luego de su derrota en las pasadas regionales, la expectativa en Sucre era que Yahir Acuña haría oposición intentando armar coaliciones en los concejos y la Asamblea en contra de los mandatarios que lo vencieron en las urnas. Pero en realidad, por ahora el excongresista y sus amigos se han concentrado más en demandar las elecciones de sus contradictores en una ofensiva jurídica por todo el departamento.

Acuña está detrás de una demanda ante el Consejo de Estado en contra de la elección del gobernador Édgar Martínez, por supuestamente haber recibido el aval de Cambio Radical sin el lleno de todos los requisitos. La acción incluye una solicitud de medida cautelar para suspender a Martínez que aún no ha sido resuelta.

Y su aliado Édison Bioscar Ruiz (un abogado que fue socio político del parapolítico Juan Carlos Martínez Sinisterra y luego empezó a jugar para Yahir como secretario general del viejo PIN) fue quien interpuso una demanda ante el Tribunal de Sucre para tumbar al nuevo alcalde de Sincelejo: el liberal Jacobo Quessep. En este caso, el argumento es que el mandatario presuntamente no renunció a tiempo a su cargo de Personero municipal para poder aspirar.

Además, amigos o personas de la cuerda de Acuña tienen demandadas las elecciones de casi todos los alcaldes, las listas a Concejo y diputados del liberalismo en Sucre. En buena parte de los casos la sustentación tiene que ver con el hecho de que el año pasado el Consejo de Estado haya declarado ilegales los estatutos de ese partido. Eso significa que los estatutos vigentes serían los anteriores, en los cuales se exige un año de militancia a los candidatos, asunto que según los yahiristas no se cumplió.

El trasfondo de esta movida, especialmente, en contra de la colectividad roja es que fueron los liberales sucreños Mario Fernández (senador) y Héctor Olimpo Espinosa (secretario general del partido) quienes hicieron parte de la gran coalición que derrotó contundentemente a Yahir Acuña el pasado 25 de octubre.

Como es bien sabido, ese día Yahir se la jugó en las urnas en cuerpo ajeno con su esposa Milene Jarava en el tarjetón a la Gobernación.

Páginas