Menú principal

Sábado Enero 31, 2015

Esta semana volvió a levantar polvareda la noticia de que la suspensión de la construcción del proyecto ecoturístico Los Ciruelos dentro del Parque Nacional Tayrona había sido levantada por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla). El presidente Juan Manuel Santos rápidamente salió a decir que la licencia original había sido otorgada durante el gobierno de Álvaro Uribe y a decir que su viabilidad ambiental sería negada.

Lo que no dijo Santos es que hace exactamente un año y medio, un grupo de prestigiosos ambientalistas le enviaron una carta advirtiéndole que los proyectos de Six Senses en el sector de Arrecifes y de Los Ciruelos en Bahía Concha iban en contravía con las políticas de conservación de áreas protegidas.

La carta fue impulsada por la ambientalista y ex congresista Alegría Fonseca, quien fue la primera persona en dar un debate parlamentario sobre el Parque Tayrona, durante el gobierno de Misael Pastrana. Entre sus firmantes aparecen los ex Ministros de Ambiente Manuel Rodríguez Becerra, Cecilia López Montaño y Ernesto Guhl Nannetti; los ambientalistas Margarita Marino, Margarita Pacheco, Rafael Colmenares, Gonzalo Palomino, Gustavo Wilches-Chaux, Juan Pablo Ruiz y Guillermo Rudas (blogger de La Silla); los ex directores del Inderena, Germán García Durán y Julio Carrizosa; la ex Secretaria de Ambiente de Bogotá, Margarita Flórez; el ex director general del IDEAM, Pablo Leyva; el antropólogo Gerardo Ardila y el periodista Daniel Samper Pizano.
Pero esa carta -que vino acompañada por más de mil firmas- nunca tuvo respuesta, a pesar de que fue entregada a la secretaria de Santos en persona. Ni siquiera hubo respuesta del Presidente cuando la propia Alegría Fonseca le preguntó por el tema al encontrárselo durante un homenaje a Gloria Valencia de Castaño.Carta sobre Parque Tayrona al Presidente Santos by lasillavacia

Otros confidenciales recientes

Viernes, Enero 30, 2015 - 13:31
1
841

El ex gobernador de Norte de Santander William Villamizar quiere volver a ese cargo y para eso ha venido buscando acercamientos con el Directorio de su partido, el Conservador. Aunque aún no ha pedido formalmente el aval, pinta improbable que lo obtenga porque está inhabilitado hasta 2019 por la Contraloría por temas fiscales. En un departamento donde santismo y uribismo quedaron empatados en las elecciones del año pasado, ese aval podría definir qué lado queda más fuerte en octubre.

En la última reunión del directorio nacional el senador Efraín Cepeda contó que Villamizar aspiraba al aval con el apoyo del representante a la Cámara por Norte de Santander Ciro Rodríguez, quien también está en ese diectorio. El problema es que el ex gobernador fue suspendido en 2011 cuando le quedaban dos semanas en el cargo, por el manejo irregular de la plata del Fondo Nacional de Calamidades para reconstruir el puente de Puerto León tras la ola invernal. Villamizar se ha defendido diciendo que la sentencia todavía no está en firme y que “todavía tenemos una última apelación”.

La posible candidatura de Villamizar podría ser una carta de la Unidad Nacional dado que él es conservador, apoyó la candidatura al senado del liberal Andrés Cristo (hermano del ministro de Interior Juan Fernando Cristo) y a la del senador de La U Manuel Guillermo Mora, a la Cámara apoyó a cuatro aspirantes de partidos de la Unidad Nacional: le puso votos a Ciro Rodríguez, a los liberales Neftalí Santos y Alejandro Carlos Chacón y fue el motor detrás de la elección de Wilmer Carrillo, su ex secretario de Infraestructura, por La U. 

Si se cae la candidatura de Villamizar por esa inhabilidad, le podría despejar más el camino a los otros dos precandidatos azules, que probablemente terminarían unidos con el Centro Democrático. Uno es el empresario Juan Carlos García Herreros, a quien apoya el bloque conservador del senador Juan Manuel Corzo y el representante Juan Carlos García Gómez, quienes apoyaron a Óscar Iván Zuluaga el año pasado; y Martín Martínez, el ex secretario de Gobierno del ex alcalde cucuteño Ramiro Suárez Corzo (condenado por homicidio), que marca mejor en las encuestas.

Al final será el directorio nacional -que está partido casi por partes iguales entre santistas y no santistas- el que tendrá la última palabra, un pulso que podría repetirse en otros departamentos donde los cosnervadores están partidos y pueden inclinar la balanza.

Viernes, Enero 30, 2015 - 11:09
0
2379

El miércoles pasado la Fiscalía capturó a un coronel del Ejército para responder por otra víctima de falsos positivos. Aunque ese hecho fue informado por la agencia de noticias Associated Press, que envía cables a todos los medios, hasta ahora sólo se ha publicado en un solo medio colombiano y estrictamente regional: el Meridiano de Córdoba. Por fuera del país la han retomado el Nuevo Herald de Miami y Fox News.

A pesar del poco despliegue, no es una noticia menor. Primero, porque el capturado es comandante  de la Vigésimosexta Brigada del Ejército (un coronel activo del Ejército, Jaime Humberto Pinzón Amézquita, con sede en Leticia, Amazonas). Y segundo porque, a pesar de que AP dice que cita un comunicado de prensa de la Fiscalía, éste no aparece en su página web.

El Coronel Pinzón Amézquita fue capturado por la Fiscalía en Bogotá para responder por el asesinato en enero del 2006 de Gustavo Alberto Patiño, quien de acuerdo con la información de la Fiscalía, “iba a servir como guía de las tropas (...) en una supuesta operación militar” en Antioquia.

Los hombres del Batallón Atanasio Girardot de Medellín, que en ese entonces estaban al mando del Coronel Pinzón, “dieron de baja” a Patiño quien, según la Fiscalía, durmió en la unidad militar y al día siguiente fue ejecutado en la vereda La S de Yarumal, Antioquia.

Jueves, Enero 29, 2015 - 14:50
1
6945

Nicolás Petro Burgos, el hijo mayor del alcalde de Bogotá Gustavo Petro y quien se dio a conocer cuando acompañó a su papá en el balcón del Palacio de Liévano en las manifestaciones para oponerse a su destitución, está cerca de lanzarse al agua política.

Según supo La Silla, el delfín está contemplando la posibilidad de lanzarse al concejo de Barranquilla, ciudad en la que lideró manifestaciones a favor de su padre en mayo del año pasado, durante la gira petrista en favor de la reelección.

Hasta ahora el hijo del alcalde, que es abogado y tiene poco menos de 30 años, ha apoyado a su papá en la alcaldía fungiendo como vocero a través de su cuenta de Twitter y acompañándolo en mítines políticos. En septiembre pasado mojó prensa porque su papá pidió a la Fiscalía investigarlo por contratación por el distrito, aparentemente como forma de salirle al paso a rumores de que Petro Burgos habría participado en direccionamiento de contratos.

Esta semana, en una conversación en Twitter con el militante progresista Ricardo Rosanía (quien es barranquillero)  y el concejal de Bogotá Diego García Bejarano, dejó entrever su interés en Barranquilla

Y hace dos semanas había mandado un mensaje similar en otra conversación con un Porgresista, el periodista sucreño Lázaro Vivero

Hace algunos minutos el miltante petrista Daniel Medellín (uno de los escuderos de Petro en Twitter y quien ha sido contratista del Distrito) confirmó que existe esa aspiración

Lo que no es claro es por qué partido se lanzaría Petro hijo.

Aunque el alcalde afirmó en noviembre que él no hace parte de la Alianza Verde y las precandidaturas de Hollman Morris, Maria Mercedes Maldonado y Guillermo Alfonso Jaramillo se están haciendo por fuera de ese partido, una fuente le dijo a La Silla que la idea sería que Petro hijo encabece la lista verde.

La Silla comprobó que entre los miembros de la Alianza Verde de Barranquilla sí se rumora que Petro se va a inscribir como candidato, pero el plazo para que se presenten los aspirantes aún no se ha establecido.

La Silla llamó y le escribió a Nicolás Petro, pero no pudimos hablar con él hasta el momento de publicar esta nota.

Páginas