Menú principal

Viernes Agosto 01, 2014

Poco antes de Navidad varios medios le dieron primera página a la dura disputa legal entre la empresa de tecnología colombiana PC Smart y Hewlett Packard por la marca Touch Smart, que no dudaron en calificar como una victoria de David sobre Goliat después de que un juez ordenara a la multinacional retirar sus productos mientras el Consejo de Estado se pronuncia de manera definitiva. Pero en realidad, la historia es más compleja.
En 2008, la empresa del colombiano Carlos Barahona registró en la Superintendencia de Industria y Comercio el nombre “Touch Smart” para la línea de tabletas que estaba desarrollando. Dos años después se percató de que Hewlett Packard estaba vendiendo productos de su línea “Touchsmart” en Colombia y le envió una carta solicitándole retirarlos. A los cuatro días, la multinacional presentó una solicitud a la Superintendencia de “HP Touchsmart”, argumentando que no quería exclusividad sobre la marca sino permiso para utilizarla porque consideraba que el término era descriptivo o genérico, como había sucedido con la palabra “loft” en el mundo de la construcción hace una década. Y la Superintendencia, en una decisión que admitió fue errática, dio su visto bueno a HP. 
Ahí quedaron en evidencia varias omisiones y errores -por parte de los tres implicados- que darían pie a una tormenta perfecta. Hewlett Packard, que ideó el nombre “Touchsmart” en 2007 para sus computadores de pantalla táctil y solicitó desde ese año su registro en una decena de países (incluyendo Australia, Canadá, Francia, Gran Bretaña y Nueva Zelanda), nunca presentó una oposición a que PC Smart lo registrara en Colombia. Luego PC Smart no presentó oposición al registro de HP, pese a que había detectado el uso de su marca. Y la Superintendencia, que sí podía determinar que en efecto se trataba de un término genérico, no ha debido hacerlo mientras existiera fuera casi idéntico a una marca ya registrada. Ahora será el Consejo de Estado el que deberá decidir quién tiene la razón.
Y Colombia no es el único país donde se ha dado esta pelea. En Chile y México le negaron a PC Smart la exclusividad de la marca por pensar que el término sí podía ser genérico, mientras que en Ecuador y Perú se desestimó ese argumento.

Otros confidenciales recientes

Jueves, Julio 31, 2014 - 16:10
0
1564

La pelea por la cabeza del Partido Conservador se está moviendo. Además de que el senador Roberto Gerlein quiere reemplazar a Ómar Yepes en la presidencia del directorio de ese partido y de que la excandidata Marta Lucía Ramírez ha pensado en convertirse en su jefe única, ahora el representante cordobés David Barguil entra en la baraja.

El panorama no es claro porque las divisiones dentro del partido son profundas. Como ha contado La Silla, en el directorio hay una división entre santistas y antisantistas, que hasta antes de las elecciones estaban empatados. Aunque eso cambió porque hubo relevo en los congresistas que tienen silla allí, el directorio aplazó para la próxima semana su reunión de ayer y por eso no es claro cómo está el equilibrio entre esos dos grupos, pero todo apunta a que el empate persiste.

A la espera de eso, Roberto Gerlein es el nombre más fuerte para reemplazar a Omar Yepes en la presidencia del directorio, como representante del ala santista, que ganó las elecciones, mientras que Ramírez ha planteado hacer una convención nacional para eliminar el directorio y reemplazarlo por una jefatura única, seguramente en cabeza de ella.

El problema es que para que cualquiera de esas dos cosas ocurran necesitan una mayoría que pinta esquiva.

Por eso la candidatura de Barguil podría tener viabilidad. El representante, que acaba de llegar al directorio después de las elecciones, arranca con su voto y el de su aliada política, la senadora cordobesa Nora García Burgos, quien también es nueva en el directorio.

Además, Barguil tiene buena acogida entre los no santistas porque estuvo con Ramírez y luego con Óscar Iván Zuluaga en las presidenciales.

Y también tiene entrada entre los otros tres representantes a la Cámara que están en el directorio (Liliana Benavides, Orlando Guerra y Ciro Ramírez) que, aunque son santistas, son algunos de los representantes conservadores que están molestos por el hecho de que los senadores hayan recibido toda la mermelada del Gobierno.

Sin embargo, la elección no está asegurada, no solo porque el panorama se sigue moviendo y porque aún es muy joven, sino porque era el primero en la fila del castigo del gobierno a los conservadores.

¿Será que la visita de Marta Lucía a Casa de Nariño hoy le embolata la estrategia?

Jueves, Julio 31, 2014 - 12:50
1
1800

El mecenas de Yopal, Jhon Jairo Torres, además de que está pidiendo pista para ser alcalde y tiene un proyecto para financiar la construcción de 10.000 viviendas, también cazó una pelea con un Ministro. Pero no cualquier ministro, el de Vivienda.

En abril de este año, el ministro Luis Felipe Henao viajó a Yopal y terminó quedándose en el hotel de Jhon Jairo Torres. Henao reservó una suite junior sencilla, una de las habitaciones más económicas del lujoso hotel que tiene una tarifa por noche de casi 120 mil pesos. Sin embargo, cuando llegó a la recepción, le ofrecieron quedarse una habitación más cara de la que él había pedido. Y a la hora de pagar, le cobraron el ofrecimiento y una cuenta por casi el triple.

El tema no se quedó ahí. El dos de mayo el Ministro, a título personal, entabló una demanda amparado sus derechos del consumidor en la Superintendencia de Industria y Comercio.

La Silla habló con Torres pero su historia no coincide con los hechos que acredita la SIC. Por un lado, dice que no fue el propio ministro el que se quedó en su hotel sino “un baboso del ministerio” (es decir, un funcionario) y que la cuenta sí subió pero porque cuando se hizo el check-in, la reserva ya se había vencido. También niega que haya habido multa.  

“Jhon Jairo no se le arrodilla a nadie y ellos pensaron que como era el Ministro, nos íbamos a arrodillar”, le dijo el mecenas a La Silla.

Pero al final Jhon Jairo sí se tuvo que arrodillar, o por lo menos pagar, porque la Super encontró culpable al hotel. Por eso, no sólo tuvo que devolverle al Ministro el dinero que pagó de más, sino que además, tuvo que pagar al Estado una multa de alrededor de 30 millones de pesos - una sanción que la SIC está imponiendo con frecuencia desde que salió el nuevo Estatuto del Consumidor.

Miércoles, Julio 30, 2014 - 16:30
4
2578

Un dato que dejó claro el presupuesto que presentó ayer el Gobierno es el tamaño de los problemas de Ecopetrol: en total, el Estado va a recibir 1,5 billones de pesos menos de esa empresa, la más grande del país.

Por una parte, como se prevé que se reduzcan las utilidades, el presupuesto preveé que Ecopetrol pague 500 mil millones de pesos menos en impuesto de renta, el equivalente a todo el presupuesto de Caldas para este año.

Por otra, por el mismo motivo, Ecopetrol va a pagar menos dividendos, y eso para el Estado, que es su mayor accionista, será una caída de alrededor de un billón de pesos, el presupuesto de este año de Santander.

En total, el hueco que deja Ecopetrol es mayor que todo el presupuesto de inversión en Defensa para el próximo año.

Con esos datos no es gratuito que hayan vuelto a arreciar los rumores de la salida de Javier Guetiérrez de la presidencia de la petrolera, sobre todo ahora que no tiene el apoyo de Fabio Echeverri en la junta directiva y que fue clave para que en 2012 mantuviera el cargo.

Páginas