Publicidad
Publicidad

Menú principal

Martes Abril 21, 2015

Uno de los temas gruesos este año es qué va a pasar con el período del Fiscal General, que está pendiente de una decisión del Consejo de Estado. La decisión sobre si el período de Montealegre es personal o institucional (17 meses o cuatro años en total) estaba pendiente de ser fallado por la Sección Quinta pero cada uno de los tres magistrados que la componen tenían una posición diferente. Ante este triple empate (dado que el cuarto puesto está vacante desde hace más de un año) la decisión quedaba en manos de un conjuez. Pero como era tan trascendental a finales del año pasado decidieron que el caso fuera decidido por la Sala Plena. Aunque en la Fiscalía hay rumores de que el fallo favorecerá a Montealegre y lo dejarán cuatro años, hasta ahora no se ha escogido ni siquiera ponente.

Otros confidenciales recientes

Martes, Abril 21, 2015 - 11:36
0
515

Un padre y un hijo ganaron con cara y sello en la consulta de este domingo en el Tolima, solo que sentados en partidos de orillas opuestas: uno de ellos salió elegido como candidato uribista a la Alcaldía de Ibagué y el otro tiene prácticamente asegurado un asiento como delegado por el Tolima en el congreso del Polo Democrático.

Ibagué era uno de los 46 municipios donde el Centro Democrático se fue a las urnas para escoger a su candidato a la Alcaldía. Con una votación muy escasa Emmanuel Arango, un poco conocido abogado de 34 años que se dio a conocer por oponerse desde el año pasado a las polémicas fotomultas en la capital tolimense, dio un palo al derrotar al empresario Álvaro Montoya por 904 a 827 votos.

Sobre el papel Montoya tenía todas las de ganar: era más conocido, fue director de la Agencia de Cooperación Regional (Arco), fue cercano al fallecido ex senador conservador y parapolítico Luis Humberto Gómez Gallo y ya había sido precandidato de ese grupo político a la Gobernación del Tolima hace cuatro años.

Pero, como contó El Olfato, en las últimas dos semanas un grupo de uribistas, molesto por la cercanía del empresario con el actual alcalde Luis H. Rodríguez, empezó a impulsar el nombre de Arango. Sin embargo, no tiene asegurados los votos del uribismo pues le podría tocar enfrentarse a Ricardo Ferro, que ya fue candidato hace cuatro años de La U y se lanzó esta vez por firmas. Ferro ya se reunió con el ex presidente Álvaro Uribe y podría tener el respaldo de los dos congresistas uribistas del Tolima, Paloma Valencia y Pierre García.

Mientras Emmanuel daba una sorpresa en el uribismo el domingo, ese mismo día su papá Enrique Arango quedó elegido en el Polo, con 447 votos. Ahora será uno de los 14 cupos del Tolima al congreso polista de mayo, en el que -como contó La Silla- el mayor partido de izquierda del país tomará decisiones ideológicas de fondo.

Arango, un reconocido abogado penalista, es un veterano militante de izquierda que ha estado en ¡Firmes! (el grupo de izquierda donde estuvo Enrique Santos Calderón y José Obdulio Gaviria) y en la Alianza Democrática M-19. Su postura en el Polo ha sido independiente y en el Tolima no saben si se alineará con el sector del senador tolimense Jorge Robledo o el de Clara López.

Lunes, Abril 20, 2015 - 12:17
1
3887

El jueves en la tarde -sin ningún anuncio- el Gobierno volvió a presentar un proyecto de ley sobre las llamadas Zidres (las zonas de desarrollo agrícola en las que grandes empresas agroindustriales se asociarán con campesinos en los baldíos del Estado en la Altillanura), después de que hace tres semanas había retirado uno casi igual que había levantado una polvareda.

En ese momento argumentó -como dice la carta del ministro del Interior Juan Fernando Cristo, encargado del tema porque el de Agricultura, Aurelio Iragorri, se declaró impedido en todos los temas de tierras- que lo hacía “debido a que desde distintos sectores se ha planteado la necesidad de ampliar la discusión de esta iniciativa y buscar los consensos que permitan facilitar su buen suceso en el H. Congreso”.

Tampoco ayudaba que, en medio de las discusiones sobre si varios de sus ponentes estaban impedidos, el proyecto parecía estancado.

Como contó La Silla, con este proyecto por primera vez el presidente Juan Manuel Santos no buscó -a diferencia de los anteriores borradores que había trabajado- salvarle el pellejo a los grandes cacaos que compraron tierras en la Altillanura brincándose los topes legales. Pero les abría una ventana segura hacia adelante.

El nuevo proyecto (que preparó el Supernotariado Jorge Enrique Véleztiene un enfoque parecido, con la novedad de que las Zidres serán consideradas -en la línea del filosofía del Plan de Desarrollo- proyectos de “utilidad pública e interés social”, algo que facilitaría trámites como la expropiación de predios y las licencias ambientales.

Sin embargo, los tiempos para el nuevo proyecto son muy apretados. Entre la reforma constitucional de equilibrio de poderes y el mismo Plan de Desarrollo, más las elecciones que ya se calientan, parece casi imposible que un proyecto de ley -que no lleva mensaje de urgencia- sea aprobado en cuatro debates cuando quedan solo ocho semanas de legislatura. 

Este es el nuevo proyecto (y éste el cuadro comparativo del Ministerio de Agricultura con los cambios):

PROYECTO ZIDRES.doc by lasillavacia

Lunes, Abril 20, 2015 - 10:41
1
5721

La consulta interna del Polo Democrático de ayer definía el pulso de los dos grandes sectores del partido al congreso del partido de mayo, en el que tomará decisiones ideológicas de fondo. Pero no definió tanto, pues ese primer duelo dejó a Clara López y al senador Jorge Robledo prácticamente en tablas.

Contado el 91 por ciento de las mesas, la lista nacional que lideran Clara y el senador Iván Cepeda suma 111 mil votos, mientras que la de Robledo, el representante Germán Navas y el Moir, alcanza 98 mil. Los separa una diferencia del 3 por ciento de todos los votos, lo que le daría a cada sector una proporción similar de los 200 delegados que se definían en esas listas.

Sus principales listas aliadas también quedaron casi en tablas. La que lidera el senador Alexander López -llamada 'Nueva Tendencia' y aliada de Robledo- lleva 19 mil votos, mientras que la del senador y líder campesino Alberto Castilla -cercana a la de Clara- tiene 15 mil.

Eso significa que la puja por cuál de los dos sectores más importantes llega con mayor fuerza al congreso la definirán las listas departamentales (que ponen en total 482 curules) y las de las minorías étnicas y colombianos en el exterior (que ponen otros 84 asientos).

Como ha contado La Silla, hay dos grandes debates que se darán en el próximo congreso el Polo. El primero, si el partido seguirá siendo uno de oposición a Santos o si contempla la posibilidad -como ha planteado Clara- de aliarse en algunos municipios y departamentos con la Unidad Nacional para evitar que el uribismo llegue al poder.

Y el segundo, si es viable una unidad de la izquierda bajo figuras como la del Frente Amplio por la Paz, que ahora -en el contexto del proceso de paz y (si se firma un Acuerdo final) de una eventual entrada en política de las Farc- cobra un significado distinto.

Aunque la respuesta a esas preguntas sigue estado muy abierta por el empate, lo que sí queda claro es que el Polo sigue teniendo fuerza: cosechó 418 mil votos, lo que muestra que el partido sigue moviendo a sus bases (sacó 541 mil votos en las elecciones al Senado hace un año). Y que, a menos de que algo grande cambie de acá al 2018, tiene de sobra los 350 mil votos que más o menos tendrá el umbral a Senado ese año (si un eventual Acuerdo Final en La Habana no produce un cambio en esa regla).

Páginas