Menú principal

Lunes Julio 28, 2014

Querido diario

Dejusticia, Sisma Mujer y la Red Nacional de Mujeres demandaron la elección del Superintendente de Salud Gustavo Morales porque el Gobierno volvió a violar la ley de cuotas, pues al momento de su nombramiento Santos debía nombrar una mujer y decidió nombrar un hombre. Mientras que en la dirección de las superintendencias debería haber un mínimo de 30 por ciento de mujeres por la Ley de Cuotas, actualmente solo hay hombres. Con esto, el porcentaje de participación de mujeres en la dirección de las superintendencias es nulo. Como Morales es el primer superintendente que es técnico y que no llega como cuota de los barones y baronesas de la salud del Congreso, más de un congresista estará frotándose las manos y volviéndose feminista.

Otros confidenciales recientes

Lunes, Julio 28, 2014 - 18:50
0
471

Hoy el Mira presentó su terna de candidatos para reemplazar al destituído Víctor Isidro Ramírez en la gobernación del Caquetá. Pero de los tres nombres presentes, solo uno tiene trayectoria política en el Caquetá.

El Mira ternó a la economista Martha Liliana Agudelo, quien ha hecho carrera política en el Quindío. Agudelo fue diputada, quedó de tercera en las elecciones para la gobernación en 2011 con casi 21 mil votos y fue candidata a la Cámara por ese departamento en las elecciones de marzo, cuando sacó casi 3.600 votos.

El segundo ternado es el ex concejal de Bogotá Andrés Felipe Arbeláez, un abogado del Externado que sacó casi 15 mil votos como candidato a la Cámara por la capital en 2002. Aunque Arbelaéz fue secretario de Caquetá entre marzo de 2012 y mayo de 2013, todo el resto de su carrera fue en Bogotá, donde tuvo un paso por el concejo en 2011.

El que sí ha hecho política en el Caquetá es Walter Monsalve, un administrador público que se lanzó a la Cámara en marzo y sacó casi tres mil votos, con lo que fue el candidato menos votado del Mira. Monsalve es de Ocaña pero lleva muchos años en Caquetá, y ha dirigido ese partido en varios municipios del departamento.

Ahora es el Gobierno quien tiene que revisar si la terna cumple con los requisitos para elegir el reemplazo de Ramírez. Y luego cendrá la discusión de su hay elecciones atípicas, que aún no han sido convocadas y frente a las cuales Ramírez se ha defendido con una estrategia inspirada en la de Gustavo Petro.

Lunes, Julio 28, 2014 - 11:50
0
1513

A finales de junio Rey Ariel Borbón terminó de sacar a los altos funcionarios que no llegaron con él al Incoder. Un mes después, el gerente de la entidad de tierras -que es clave en la transformación del campo que quiere impulsar el proceso de paz- sigue no sólo sin llenar esos cuatro cargos, sino que tiene un total de seis de sus puestos claves vacantes.

El día después de la reelección de Juan Manuel Santos, cuando se acabó la ley de garantías que tenía congelada la contratación, el gerente del Incoder le pidió -como contó La Silla- la carta de renuncia a dos subgerentes -el de adecuación y el de asuntos étnicos- y a dos directores técnicos, el de informática y la de promoción y seguimiento de asuntos étnicos.

Hoy, un mes después, ninguno de esos cuatro puestos ha sido llenado. En solo uno de ellos se ha nombrado una persona encargada: en la de adecuación de tierras donde está el abogado huilense César Patarroyo, que es asesor del despacho de Borbón y fue subgerente encargado de tierras. Patarroyo fue asesor y secretario general del Supersociedades Hernando Ruiz López, también huilense y tan cercano al senador conservador Hernán Andrade -el padrino de Borbón- que el senador conservador intentó colocarlo en el Incoder a finales del año pasado, y también trabajó con Borbón en la CAM huilense.

Esos no son, sin embargo, los únicos cargos que Borbón tiene vacantes: dos de los funcionarios a quienes le pedió la renuncia en enero, justo antes de que comenzara la ley de garantías, siguen sin un reemplazo en propiedad.

En la dirección de procesos agrarios -que estuvo en cabeza de Andrés Ocampo- lleva seis meses encargado Andrés Parra Cristancho. En la de baldíos -que es clave en todos los procesos de acumulación irregular de baldíos y que dirigía Alejandra Vega- lleva cuatro meses encargada Ruth Mireya Núñez. A eso se suma que otro cargo clave, la dirección de asuntos étnicos, lleva dos años vacante.

Todos son cargos claves en la transformación del campo que plantea el acuerdo agrario en La Habana.

¿Por qué el afán entonces de Borbón en dejar las vacantes, si no iba a nombrar a nadie?

Viernes, Julio 25, 2014 - 16:13
3
1978

El senador Roosvelt Rodríguez, cuya jefa política es la ex senadora del Valle Dilian Francisca Toro, quiere entrar a la que será la comisión más mediática de los próximos cuatro años en el Congreso: la Comisión Primera y para ello está empujando para que saquen de ahí a Carlos Enrique Soto, quien estuvo en esa célula el cuatrienio pasado pero obtuvo la última votación del Partido de La U y además fue señalado de ser uribista.

Una persona que está cerca al proceso de organización de las comisiones en la coalición santista le contó a La Silla que uno de los principales argumentos del senador Roosvelt Rodríguez son sus cien mil votos, que le heredó a la baronesa, actualmente investigada por presunto lavado de activos.

Por eso lo más probable es que el lunes a las 6 de la tarde, cuando se vuelvan a reunir los compromisarios para terminar de concretar lo de las comisiones, él entre a ocupar una de las cuatro sillas a las que tiene derecho La U en la Comisión Primera.

Los otros tres cupos de ese partido en la Comisión Primera serán para Armando Benedetti, Roy Barreras y Manuel Mesías Enríquez Rosero, que vienen de estar ahí.

Carlos Enrique Soto fue señalado de ser uribista porque participó en un homenaje al entonces candidato uribista a la Presidencia Óscar Iván Zuluaga, aunque después declaró que estaba de lleno en la campaña de Juan Manuel Santos.

Si lo sacan de la Primera, probablemente terminará en la Comisión Séptima en la que también estará el expresidente Álvaro Uribe.

Curiosamente, Dilian Francisca Toro siempre estuvo en la Séptima, trabajando en los temas de la salud, pero hoy su pupilo prefiere una célula legislativa que genere mayor exposición en los medios.

Páginas