Publicidad
Publicidad

Menú principal

Jueves Julio 02, 2015

Entre varios defensores de derechos humanos hay una profunda desilusión con el senador liberal Juan Manuel Galán por el rol que jugó en la aprobación de la ley de fuero penal militar. En particular, a varios ha ofendido que Galán, uno de los ponentes de la ley, hubiera desestimado los comentarios hechos por los relatores de la ONU y Human Rights Watch con el argumento de que “no hemos estado dando bandazos con los comentarios que hace una organización internacional, por importante que ella sea”. Sobretodo porque hace unas semanas, la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que condenó al Gobierno por las violaciones cometidas contra el periodista Richard Vélez y su familia recordó que ninguna violación de derechos humanos podía ser de competencia de la jurisdicción penal militar. "Siendo el senador Galán una de las víctimas más privilegiadas y consentidas de este país es doloroso ver su falta de solidaridad con el resto de las víctimas", dijo a la Silla uno de los defensores de derechos humanos.

Otros confidenciales recientes

Jueves, Julio 2, 2015 - 15:18
0
224

Aunque lleva meses punteando en las encuestas a Gobernación, el exmandatario liberal del Atlántico Eduardo Verano ha padecido días de zozobra en su campaña.

Las razones son la indecisión de su partido frente a darle el aval y el rechazo de los dos congresistas liberales del departamento, quienes muy temprano se alienaron con la aspiración del exfuncionario Jaime Pumarejo. Contrario a Verano, Pumarejo no ha sido un militante tradicional del trapo rojo. Pero es cuestión de días para que se le acabe la mala hora al exgobernador.

La Silla confirmó con cuatro fuentes muy enteradas y del nivel nacional, que el aval rojo en el Atlántico, uno de los avales sobre los que se ha creado más expectativa en el país, será para Eduardo Verano. El anuncio, según una de esas fuentes, se hará el fin de semana.

Aunque los únicos senador y representante liberales en el departamento, Álvaro Ashton y Mauricio Gómez, no querían, en esta movida fue decisivo el apoyo del senador Horacio Serpa a Verano.

La noticia ya la sabe la campaña del exmandatario y ha trascendido en la Barranquilla política, por lo que grupos poderosos como los Char -que estaban acompañando a Pumarejo- ya están considerando montarse al bus de Verano.

También confirmamos con una persona que conoce por dentro el proyecto de Pumarejo, que el exgerente del centro de eventos de Barranquilla está a punto de desmontar su aspiración, la cual nunca despegó en las encuestas.

Así las cosas, Verano ya no tendría que seguir recogiendo firmas a contrarreloj para presentarse con su movimiento ‘Colombia, país de regiones’, la estrategia que era su plan B, como lo contó La Silla.

Jueves, Julio 2, 2015 - 12:27
0
607

Ayer, la Procuraduría acusó formalmente a dos coroneles del Ejército por el puente quebrado de la carrera 11 en Bogotá. Uno de ellos, sin embargo, el coronel Segundo Raúl Huertas Ceballos, quien fuera el gerente del contrato con el que se construyó el puente, ya está en la cárcel.

Huertas Ceballos es uno de los cinco coroneles que se entregaron a la justicia el pasado mes de marzo por hacer parte de la cúpula del Batallón de ingenieros Pedro Nel Ospina de Medellín en una investigación por 71 casos de falsos positivos.

Entonces, Huertas Ceballos tenía el grado de mayor y era el oficial de operaciones a cargo del Batallón que estaba especializado en la construcción de obras civiles como puentes y alumbrado, pero que curiosamente, fue el batallón que produjo más muertes en combate en el año 2007, muchas de las cuales están siendo investigadas como falsos positivos.  

Por eso, Huertas Ceballos fue enviado a la cárcel sin beneficio de excarcelación imputado por el homicidio de 15 personas en casos de falsos positivos que están relacionados además con delitos de secuestro simple, falsedad en documento público y fraude procesal.

Ahora además, tendrá que afrontar los cargos que establezca la Procuraduría por las irregularidades en la contratación y la construcción del puente peatonal que se cayó en febrero en el norte de Bogotá.

Miércoles, Julio 1, 2015 - 19:10
1
518

Más verdes que de costumbre están algunos miembros de la Alianza Verde en la región Caribe. Los avales y apoyos entregados por ese partido, tienen a más de uno en Santa Marta, Cartagena y Barranquilla con rabia casi como Hulk, el personaje de Marvel Comics.

En Santa Marta hay inconformismo porque la Dirección Departamental verde decidió apoyar al exsecretario Rafael Martínez, carta del alcalde Carlos Caicedo a la Alcaldía y quien recoge firmas desde marzo pasado con el movimiento ‘Fuerza Ciudadana’.

Robinson Morelo, diputado del Magdalena por esa colectividad, dijo que Martínez nunca se inscribió como precandidato de Alianza Verde, por lo tanto la colectividad en ese departamento no está obligada a apoyarlo y anunció la impugnación a lo que calificó como una “decisión ilegal” del directorio departamental. Sin embargo, como lo había contado La Silla, la Dirección Nacional sí contemplaba irse en coalición con la candidatura de Martínez.

A dos horas, en la capital del Atlántico, no a todos los verdes les cayó bien que el avalado a la Gobernación fuera el exconcejal de Cambio Radical Alfredo Varela. Acompañado por el senador Antonio Navarro Wolff, Varela recibió ese respaldo el 25 de junio. El escritor Federico Santodomingo, uno de los precandidatos verdes a ese cargo, tuteló ese respaldo ante el Consejo de Estado porque, según él, se ignoró su militancia en el partido y se dio un apoyo oportunista a un candidato de ideología contraria a la Alianza.

El tercer round de esta pelea Hulk lo protagonizan los verdes de Cartagena con la dirección nacional en Bogotá. Un grupo de cartageneros quiere que el aval a la Gobernación le sea entregado al exjefe de impuestos distrital Rodrigo Arzuza. Sin embargo, el partido también estudia la hoja de vida de la exsecretaria de Educación Rosario Ricardo Bray, quien recoge firmas con el movimiento ‘Firme por Bolívar’. El nombre de Ricardo generó malestar porque cuando trabajó en la administración del fallecido Campo Elías Terán lo hizo como cuota de la cuestionada casa García - Zuccardi.

Páginas