Menú principal

Martes Octubre 21, 2014

Orlando Parada, el concejal de La U que lidera la oposición al alcalde Gustavo Petro, sumará una demanda más a las que ha interpuesto en contra del mandatario local. Parada le aseguró a La Silla que mañana jueves radicará ante un juez administrativo una demanda en contra del decreto que acaba de sacar Petro explicando su nuevo modelo de basuras, prohibiendo la salida a los operadores actuales y ordenando a los ciudadanos que reciclen para que puedan recibir el servicio de la recolección.

El concejal pedirá la suspensión provisional de dicho decreto, pues considera que con éste el alcalde está violando normas superiores, como la ley 142 de servicios públicos que establece la libre competencia como esquema para la recolección de basuras cuando no hay áreas de servicio exclusivo.

Parada había demandado la investidura de Petro como congresista antes de que éste llegara a la Alcaldía por su pasado en la guerrilla y, recientemente, demandó al Acueducto argumentando que esa empresa cambió su objeto social sin permiso del Concejo y además se autoadjudicó la recolección de las basuras.

Otros confidenciales recientes

Martes, Octubre 21, 2014 - 12:50
0
452

Si el ex ministro Alfonso Gómez Méndez quería poner a una ex congresista quemada al frente de la política de drogas, su sucesor Yesid Reyes se la va a jugar por un técnico que conoce bien el tema de cultivos ilícitos y cuyo padre es central en la relación de los militares con el proceso de paz.

Javier Flórez Henao -el actual director de cultivos ilícitos de la Unidad de Consolidación Territorial- será el nuevo director de política de drogas del Ministerio de Justicia y, desde ese cargo, liderará el revolcón que busca hacerla más integral y eficaz.

Esa dirección es clave porque desde allí se coordina buena parte de la política de drogas del país, a la que el propio presidente Juan Manuel Santos ha pedido darle un vuelco (cosa que en la práctica no ha sucedido) para pasar de un enfoque represivo a uno más alineado con preocupaciones de salud pública. Además manejará, dado el peso que ha venido ganando el tema, un presupuesto muchísimo más grande que el que tenía esa dirección hace cuatro años.

Pero sobre todo -si se firma un acuerdo final con las Farc- Flórez será crucial en el aterrizaje del acuerdo sobre cultivos ilícitos y el de desarrollo del campo, que es clave para que los campesinos que los cultivan tengan mejores alternativas económicas y se decidan a dejarlos.

Desde Consolidación ha estado encargado de ejecutar la política de sustitución de cultivos en las zonas donde ya no hay conflicto (y del 80 por ciento del presupuesto de esa entidad). Además conoce los acuerdos en detalle pues manejó dos programas cruciales para su eventual ejecución: el de desarrollo alternativo y, en una buena parte, el de desarrollo rural en las zonas bajo influencia de la guerrilla.

Flórez, un politólogo de la Universidad del Rosario con una maestría en relaciones internacionales de la Nacional, trabajó con Álvaro Balcázar en el Plan de Consolidación Integral de La Macarena en el 2009, cuando éste dependía del Ministerio de Defensa. Pasó a Consolidación con Balcázar y se convirtió en el número dos de esa entidad cuando pasó a dirigirla Germán Chamorro, justo cuando la entidad se estaba politizando y cuando los militares iban aumentando su influencia en ella.

De hecho, Flórez es cercano a los militares y se convirtió en el número dos de Chamorro por recomendación del Ministro Juan Carlos Pinzón. Su padre es el general Javier Flórez Aristizábal, el militar activo de más alto grado que ha estado en la mesa de negociaciones de La Habana y quien ocupará un cargo clave para el posconflicto, al pasar de ser jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares a liderar la subcomisión técnica que está asesorando a los negociadores del Gobierno en temas de desmovilización, dejación de armas y reintegración.

Lunes, Octubre 20, 2014 - 16:04
0
2781

La semana pasada el gobierno finalmente publicó la hoja de vida de Francisco Reyes Villamizar como nuevo Superintendente de Sociedades. Ese nombramiento estaba listo hace varias semanas pero justo antes de que se produjera su anuncio se postergó misteriosamente. Según dos fuentes del gobierno, el nombramiento se iba enredando porque el Fiscal General, Eduardo Montealegre, impulsaba otro candidato para la Superintendencia.

Aunque el nombre de Reyes pintaba firme, en buena medida porque ya fue Superintendente y es un abogado experto en sociedades (se inventó las SAS), Montealegre -según nuestras fuentes- impulsó el nombre de David Sotomonte, un abogado externadista como él e hijo de un profesor de toda la vida de Montealegre, también del Externado. Tras la sugerencia de Montealegre, el Ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, intercedió a favor de Sotomonte.

Sotomonte empezó su carrera en la SuperSociedades pero desde hace más de una década trabaja en la oficina de abogados que fundó su papá, con un interludio cuando fue magistrado auxiliar en la Corte Suprema. Aparte de eso, lleva más de una década como investigador y profesor de la Facultad de Derecho del Externado, siempre en derecho comercial y de sociedades, mientras que Montealegre ha hecho lo mismo pero en derecho penal.

Su papá, Saúl Sotomonte, es aún más del corazón del Externado, pues ha hecho toda su carrera ahí, ha dirigido el departamento de Derecho Comercial (y la respectiva especialización) y está en su Consejo Directivo. Como dijo un externadista, es uno de "los jefes de la tribu".

Los del Externado se suelen ayudar entre sí en la Rama Judicial pero normalmente la Supersociedades estaba fuera de su área de influencia.

"Ese es un tema del Presidente exclusivamente. El gobierno le preguntó a la Fiscalía informalmente sobre Sotomonte y la Fiscalía dijo que tenía excelentes calidades profesionales", dijo a través de su jefe de prensa a La Silla el vicefiscal Jorge Perdomo, quien negó que Montealegre le hubiera hecho lobby a su colega de universidad.

En todo caso, la recomendación -solicitada o dada por iniciativa propia- de Montealegre no fue tan fuerte como la que hizo de Reyes, Néstor Humberto Martínez, que fue superintendente bancario en su vida pasada. Al final, Reyes fue nombrado.

Lunes, Octubre 20, 2014 - 11:51
10
2736

Aunque falta un año para las elecciones, la carrera por la Alcaldía de Bogotá se está calentando. Y mientras a Rafael Pardo le podría aparecer esta semana un posible contendor dentro de la Unidad Nacional, algunos petristas están buscando reunirse con él para ofrecerle su apoyo.

La Silla supo que al candidato liberal se le han acercado personas de la cuerda de Petro para pedirle una reunión. Sin embargo, por ahora Pardo no los ha recibido porque no está buscando alianzas. La razón es que ya empezó a hacer campaña criticando los problemas de Bogotá, algo que le quedaría difícil de hacer si recibe el apoyo del petrismo.

“Si Pardo acepta el apoyo de Petro, pierde”, le dijo a La Silla un liberal que prefirió guardar su nombre. Otras dos personas del partido que tienen influencia en Bogotá concordaron con él.  Y uno de ellos, concejal de Bogotá, dijo que se alejaría de Pardo si él acepta el apoyo de Petro. 

Sin embargo, todavía no hay nada escrito. Faltará ver si en caso de necesitarlos, Pardo es capaz de rechazar los votos que le pueda poner Petro en la recta final, y si después de meses de criticar su gestión Petro se los quiera endosar (y si tiene la capacidad de hacerlo).

Páginas